user preferences

Entrevista con una feminista boliviana, Mujeres Creando-Asamblea Feminista

category bolivia / peru / ecuador / chile | género | entrevista author Sunday June 19, 2005 06:03author by José Antonio Gutiérrez D. - Anarkismo Report this post to the editors

Julieta Paredes habla sobre el feminismo anarquista boliviano y las luchas populares

Esta entrevista también forma parte de la serie realizada por la revista Hombre y Sociedad, publicación comunista anárquica chilena...

22a_julietaparedes3.jpg


ENTREVISTA A JULIETA PAREDES, MIEMBRO DE MUJERES CREANDO, ASAMBLEA FEMINISTA (LA PAZ, BOLIVIA, 21/08/04)



Cuéntanos Julieta, cómo nace la experiencia de Mujeres Creando, y cómo se desarrolla el anarco-feminismo en Bolivia desde que ustedes surgen.

Bien, en principio decirte que tenemos la identidad de Feminismo Anarquista. No anarco-feminismo, y esto respecto a que el lugar del que nacemos no es del anarquismo, sino nacemos desde el feminismo, y luego tomamos una posición política ante el Poder, que nos une a las luchas anarquistas acá en Bolivia, que se tuvieron más o menos entre los años 20 y 40. Tampoco nosotras hacemos militancia anarquista internacional, no la hacemos. Entonces, por eso somos feministas anarquistas, es decir, es del feminismo de donde nosotras empezamos a aportar. Y luego que en este momento tenemos una identidad, porque MC tiene dos vertientes claramente diferenciadas, una de ellas, es la nuestra que se llama MC de la Asamblea Feminista. Ya yo te voy a ir diciendo por qué esta división que hay entre nosotras. O sea, MC nace, fundamentalmente, lo que era la militancia nuestra dentro de la izquierda…

¿Qué año es esto?

El 90, empezamos con esta idea. Y yo no pretendo, a diferencia de otras compañeras que a través de los medios de comunicación permanentemente quieren aparecer como “fundadoras” de MC, yo no hablo de un hecho de fundación. Hablo de un proceso de iniciación del pensamiento feminista, porque una fundación implica el concepto de un grupo, de una linea, de partir de un piso ya, digamos, planteado políticamente, “hemos fundado MC”… !No! Hemos empezado a unir iniciativas. Hemos iniciado un proceso de teorización y construcción de lo que era el feminismo desde nuestro punto de vista, y que se comienza a llamar MC. Y a mí me parece esto muy importante, porque hablar de fundación, es totalmente raro, no es feminista, no es anarquista y no es histórico, y no responde a lo que ha hecho MC. Hemos iniciado todo un proceso de gestación que ha ido creciendo poco a poco, respondiendo a las diferentes coyunturas que se han presentado en nuestro país, pero también respondiendo a las coyunturas políticas internacionales que nos ha presentado el Banco Mundial a las mujeres en el contexto latinoamericano.

Y quiero decir otro hito ha sido el 95 con la Cuarta Conferencia Internacional de las Mujeres en Beijing. Esa es una coyuntura internacional que nos plantea. Entonces, en principio nosotras lo que criticamos es nuestra participación, y nuestra visualización por parte de los compañeros y las compañeras de la izquierda hacia lo que era la presencia de la mujer en esas luchas. Y obviamente, aparte del machismo, que es lo más evidente, están también errores de conceptualización de lo que es la Humanidad, lo que consituímos el ser hombre, el ser mujer, digamos, hay errores de concepción de hombre y de mujer en lo que es el pensamiento marxista, por lo menos, boliviano, y creo me atrevería a decir, también latinoamericano.

Luego, errores, respecto de lo que el trabajo, que lo ligan sólo a la cuestión productiva capitalista, y no hay tal. Y no saben donde poner el trabajo de las comunidades campesinas, de las mujeres. Entonces, no sólo es el machismo bruto y evidente “ay, pobrecitas las mujeres, su marido la han engañado, su pareja la ha dejado, el compañero de izquierda no la escucha”, que es. Pero tratan de peyorizar la presencia del feminismo, como si fuera una cuestión de defensa de nuestro sexo contra el otro sexo. Nosotras hemos empezado discutiendo todo estos elementos, críticas al indigenismo, crítica al concepto de “chacha-warmi”, que sería “hombre-mujer”, pero desde nuestro punto de vista, una adecuación patriarcal heterosexual de lo que es el chacha-warmi. No lo entendemos así, yo soy aymará y no lo entiendo así, lo entendemos de otra manera desde el feminismo que también abre la posibilidad de las parejas gays, de las parejas lésbicas. Bueno, una serie de reflexiones que hemos ido haciendo.

Luego viene, lo que te decía, el proceso de Beijing, que con grandes, y con inmensas cantidades de dinero, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, y también el grupo de los 7, internacionalmente, desarrollan una estrategia de incorporación de las mujeres al patriarcado neoliberal. Y eso es lo que es Beijing. Y por ejemplo, ahí te puedes dar cuenta las políticas diferenciadas que tienen estas hegemonías dominantes con respecto a las mujeres europeas, a las mujeres norteamericanas, y por ejemplo, respecto a las mujeres latinoamericanas. Sé poco de las africanas, sé poco de las asiáticas, te voy a hablar de esta relación norte-sur. Las europeas tienen abiertos los temas respecto a plantear sus temáticas en Beijing, pueden hacer su documento como quieran, no hay ningún tipo de requerimientos que pueda haber lanzado esta comisión internacional. Las norteamericanas, tampoco. Pero a las latinoamericanas nos ponen cuatro temas. Así, qué somos tontitas, bobitas, no, es un claro elemento de manipulación. Uno de esos era la violencia doméstica: no hablar de la violencia del Estado que estaba ejerciendo sobre nosotras, sino centrarse en la violencia doméstica. La ciudadanía: no hablar de la participación política directa de las mujeres en el manejo, por ejemplo, de nuestras sociedades latinoamericanas. No, sino hablar del tema de la ciudadanía, que es más bien referido a la carnetización, a los derechos ciudadanos, no. Al voto, qué sé yo, la carnetización, la identificación para votar. No de la participación política de las mujeres. No hablar de la despenalización del aborto, sino de derechos reproductivos: no del conjunto de los elementos para cuidar la vida y salud de las mujeres, que uno de los principales motivos de muerte a nivel internacional es el aborto. Pero no, se tiene que hablar de derechos reproductivos, para no tener a la Iglesia en contra nuestra. Ahorita no recuerdo el otro punto. Pero era una serie de puntos manipulados. Pero por otro lado, hay una ingerencia económica porque empiezan a dar un dinero a la embajada norteamericana, y aquí la embajada norteamericana tiene toda una cuenta pendiente con los úteros de las mujeres aymaras, de las mujeres indígenas, de las mujeres de las naciones originarias. En los años 60, ha hecho esterilización con la Alianza para el Progreso. Entonces, mientras la ayuda norteamericana, internacionalmente, no denuncie este hecho, no pida sólo perdón, sino que haya indemnización, por la esterilización forzada. Así una serie de denuncias que hemos hecho en el camino a Beijing, y que eso nos ha significado una acumulación política internacional latinoamericana muy importante, de las MC como propuesta. Después otras luchas así te diría la de los pequeños prestatarios, la cuestión de los derechos sexuales y el respeto a las opciones sexuales, bueno, una infinidad de luchas y de propuestas que hemos ido presentando.

Yo te diría que lo que hace MC, es abrir un proceso de reflexión y de propuesta desde las mujeres, con una autonomía y que empieza a encontrar unas formas de comunicación, porque forma y contenido son una misma cosa, esa unión es la ética, la coherencia que puede tener un mensaje, un discurso, un proyecto político. No puedes hablar de paz con fusiles. Tiene que haber coherencia entre las formas de decir un mensaje. Entonces, hemos ido trabajando mucho en la estética, pero no en la estética como arte, sino como forma de decir nuestro pensamiento. Y por ejemplo, hemos utilizado los graffitis, las paredes, hemos utilizado lo que son las acciones político-feministas en las calles, que van más allá de lo que son los discursos. Un discurso si, pero un discurso poético, acompañado de simbolizaciones que se iba haciendo. Hemos llegado a la televisión, como una necesidad que tenía la televisión de mostrar lo que pasaba en las calles, lo que iba pasando en la cotidaneidad que nos tenía a las MC ahí en las calles activando. Entonces, la televisión mas bien tenía necesidad de nosotras, más que nosotras de la televisión. Cosa que, por ejemplo, en este momento, con la figura de María Galindo es al revés; ella tiene necesidad de la televisión, y la televisión no tiene necesidad de ella. Bueno, creo que se complementan, no, creo que el sensacionalismo morboso, el amarillismo, por supuesto que tiene necesidad de la vertiente de la Galindo.

Pero en MC, como pensamiento, hasta que hemos estado juntas, se plantea… de hecho, Carlos Mesa, que en este momento es presidente de la república, pero que también es dueño de un canal, nos llama y nos ofrece una franja en su canal, que además es uno de los canales más fuertes de Bolivia, de cadena nacional. Entonces, nosotras aceptamos eso, pero con la condición de que no haya ningún tipo de censura. Y de hecho, no ha habido censura, hemos pasado lo que hemos querido. Y estas cosas me parecen importantes, porque es a través de un trabajo en las calles, un trabajo de comunicación, de un trabajo, también, de propuesta política, que los espacios comunicacionales, mediáticos, tienen que abrir sus puertas, sus pantallas, sus periódicos, sus radios, a la voz de un feminismo que no era el de la tecnocraica de género. Y aquí, bueno, me voy a dar unos minutos para explicar lo que, para nosotras, es la diferencia entre feminismo y tecnocracia de género.

Y vuelvo al principio, te decía que hay una óptica de arrinconarnos a las mujeres a defender al cuerpo de la mujer, respecto al cuerpo del varón y a quejarnos, digamos, del machismo de los varones. Y yo creo que ese es el espacio político, filosófico donde se comienzan a centrar las políticas de género. El género es una categoría parida por el feminismo, lo mismo que el concepto de clase, como categoría, es decir, ordenadora del pensamiento, es una categoría parida por el marxismo. Entonces, no es una mera descripción: es una denuncia que hace Marx de los proletarios, respecto a los burgueses. No es descriptiva. No dice, “ah, existen clases”, como decir existe el blanco, existe el negro, existe el beige, el verde. Es una categoría socio-política, que denuncia relaciones injustas, y relaciones jerárquicas de privilegio de uno respecto al otro, y plantea, a partir de ese develamiento filosófico y político que se hace, la necesidad de construir un movimiento social que sea capaz de superar esas clases sociales, que sea capaz de destruir esas clases. Es de la misma manera el género. El género no es “existen hombres, existen mujeres. Los hombres no lloran, las mujeres lloran mucho”. No es una cuestión descriptiva, es una denuncia política y filosófica. Las europeas, las norteamericanas, no siempre lo manejan así, esta categoría de género en el sentido en que lo manejamos en MC. Pero nosotras le hemos dado este sentido. El género es, para nosotros una categoría de denuncia. Entonces, no puede haber, pues, equidad de género, como tampoco puede haber equidad de clases. El momento en que hay equidad de clases, se destruyen las clases, porque el burgués existe porque tiene privilegios respecto al proletario. Al rato que haya equidad, ya no hay clases sociales; entonces, es lo mismo con el género. Al rato que haya equidad de género, ya no hay la construcción de la discriminación de la mujer y de los privilegios del varón. Entonces, es un eufemismo que usa el Banco Mundial, que usa el sistema, para decir que las mujeres tenemos que empezar a equipararnos a los varones. ?Por qué te decía al principio que es un ardid de parte del Banco Mundial, del Fondo Monetario Internacional para incorporar a las mujeres dentro del patriarcado neoliberal? Porque, precisamente, nos plantea que no va a cambiar el concepto de la sociedad erigida en términos patriarcales, sino lo que hay que hacer es que este patriarcado ahora tiene presencia de mujeres patriarcales. Si hasta un momento, eran fundamentalmente varones, y algunas pocas mujeres, pero supeditadas, ahora las mujeres podían estar en un 30%, en un 40%, hasta en un 50%, manejando el simbólico del modelo patriarcal neoliberal. Y ahí hemos confundido las luchas.

¿Tú por modelo patriarcal estás, básicamente, entendiendo un modelo que se fundamenta sobre la opresión?

Para nosotras, patriarcado no es la presencia del varón. Es el concepto de la opresión, es la raíz de la opresión. Y no tiene sólo que ver con EL Patriarca: tiene que ver con una forma de pensar fundada hace muchos años, en base a la discriminación, violencia, opresión hacia las mujeres. O sea, el patriarcado, es mucho más antiguo que la lucha de clases, mucho más antiguo que el esclavismo. Para nosotras, ha habido patriarcado esclavista, patriarcado feudal, patriarcado capitalista incipiente, patriarcado neoliberal, etc. y ahora se está fortaleciendo un patriarcado post-neoliberal, que no sé que vendrá…

En el que participarían mujeres, pero desde la misma lógica de opresión….

Claro. Por supuesto, es un tema largo.

Pero esta opresión, afectaría también a los varones.

Por supuesto, pero siempre el varón está privilegiado con respecto a quien sufre la misma opresión. Por ejemplo, un maricón y una lesbiana, ambos si sufren discriminación por sus opciones sexuales, el maricón es el mejor puesto, que la lesbiana. Y eso tú te puedes dar cuenta, por ejemplo, a nivel de lo que es el marketing internacional. Los gay ahorita son un poder económico, son dos hombres, solteros, no tienen guaguas, reciben sueldos de hombres, que van triplicando, cuadruplicando sus ganancias, y son un poder. Ahorita la Heineken, Nike, tienen cosas especiales para los gays varones.

Pero un hombre heterosexual, ¿también sería víctima del patriarcado?

Un campesino, por ejemplo, un compañero de nación originaria, es respecto a otro hombre, y respecto a una mujer blanca de la ciudad. Pero él, respecto a su compañera, campesina, de su misma comunidad, él tiene privilegios. Entonces, por eso, el patriarcado es un análisis que viene del feminismo que enriquece la visión de las sociedades. No la cierra, que “ay, que mujeres contra varones”.

Entonces, el patriarcado neoliberal, se concentra en este asunto de trabajar sobre la cuestión de las políticas de género. Y a eso, nosotras le llamamos tecnocracia de género, que está al servicio del patriarcado neoliberal. El feminismo no es eso. El feminismo va construyendo desde los espacios de las mujeres autónomas. ¿Qué significa autónomas? Que ni agarran a su marido, ni agarran a su compañero para pensar. Piensan a través sí mismas. Y para eso, hay que tener una propuesta política, un método de pensamiento. Entonces, estamos ahora, por ejemplo, dentro de la Asamblea Feminista, trabajando fuertemente sobre toda esta construcción que dentro de MC la hemos venido plantenado. Nosotras, por ejemplo, no planteamos vivir en familias, sino planteamos vivir en comunidades. Y creemos que la comunidad feminista, es el espacio de la cotidaneidad y de la historia. Porque en la vida cotidiana vamos plantando los cimientos, las raíces, de lo que luego ha de ser la sociedad que soñamos y queremos.

Muchas veces, desde el marxismo, lo privado no era susceptible de politización, son cuestiones de cocina, son cuestiones privadas. Para nosotras, como feministas, desde la cama, desde la cocina, desde cómo limpiamos y gestionamos en la vida cotidiana, si realmente somos capaces de ser personas, no solamente solidarias, sino si ensucias un lugar, lo limpias. Si en un espacio se está trabajando por algo, si tú estás ahí, entonces tienes que trabajar. Apoyar en las cosas que están haciendo. Entonces, las relaciones en la cotidaneidad, no pueden ser jerárquicas, no pueden ser violentas. En la cotidaneidad, probamos, comprobamos y agarramos fuerza para la lucha. Y las 24 horas del día vivimos, respiramos y discutimos, las ideas por las cuales soñamos. Esa es otra propuesta interesante la de la comunidad. Ahora más que nada, estamos abocadas a la construcción de la Asamblea Feminista, con otras compañeras que no son de MC, porque creemos que MC hace ya dos años y medio que estamos en esta ruptura, en esta división con el otro sector, se ha ido convirtiendo en un grupo, y la imagen que se va planteando a partir de los medios de comunicación, nacionales e internacionales, es la de un grupo, con una jefa, con una fundadora, y eso es lo que habla María Galindo.

¿Cuáles han sido los hitos de esta ruptura?

Fundamentalmente, respecto al fortalecimiento mediático de una de las compañeras, María Galindo, que es una persona prepotente, en ciertos momentos hasta fascista. Y voy a decir por qué fascista. El periódico Mujer Pública era el periódico de MC, yo era quien diagramaba. El concepto del periódico es un espacio de discusión, plural, como era MC. Cuando yo escribo un artículo denunciando la crisis interna y las diferencias políticas que iban aflorando, el artículo no me lo publican en MI periódico, y no lo digo como propiedad, sino lo digo como parte de. No lo publican. Y eso en la prensa burguesa de acá, es un hecho contra la libertad de expresión, porque si yo quiero hablar u opinar sobre algo, tengo toda la libertad de decir lo que quiera, pero la otra persona que he aludido, tiene el derecho a la réplica. Y mucho más, cuando es un periódico de un feminismo anarquista, donde todo se tiene que recibir. Y eso es una posición fascista, la censura es una posición fascista. La doble moral, muy capa la compañera en señalar con el dedo, a través de los medios de comunicación, el fascismo del gobierno, el fascismo de los medios de comunicación, pero ella al interior del grupo, hace lo mismo. Prohibir la publicación de tus ideas.

Luego, a nivel internacional, llegan invitaciones a nombre de MC, y empieza a ir ella, y a mandar a las que ella señala. Entonces, eso no es correcto, porque somos un grupo, y se tienen que discutir dentro del grupo. Ahora, también hay responsabilidades en la gente de afuera, porque les encanta el sensacionalismo, entonces, aparece la Galindo con su cabeza rapada, y eso le gusta. Luego, el otro tema, tiene que ver con la violencia también. O sea, compañeras que han lastimado a una compañera argentina, no en la discusión política, sino a patadas. María Galindo y Ana Brígida Sagredo que es la abogada de los deudores, la patean a la compañera. Entonces, son temas que van más allá de lo que pueda ser una diferencia de opinión. Ya hacen a la ética, a la coherencia política, de los que nosotras estamos buscando y haciendo.

Otro momento importante, es cuando ella para filmar su serie de televisión, “Mi mamá no me lo dijo”, agarra a compañeros deudores, que inclusive no sabían castellano, solamente quechua, los desviste y les pinta el pene en San Francisco. Los toman presos, y eran compañeros que en la lucha que habíamos tenido de apoyo a los y las deudores, confiaban en nosotras, porque en un momento de su necesidad, de su desamparo, las MC los y las habíamos apoyado. Entonces, en esta base de afecto y agradecimiento que tiene el pueblo cuando alguien le ha hecho un favor, y ahorita tú mismo que estás viendo como es nuestro pueblo de cariñoso, de agradecido, te das cuenta… o sea, utiliza esa apertura psicológica, afectiva, de confianza, y los compañeros se desvisten, los pinta y les pinta el pene. Tienes que ver, yo en su momento hice la denuncia. Algunas pocas hermanas, compañeras, compañeros nos escucharon, a los medios de comunicación no les interesaba; les interesaba a ellos mostrar los penes de estos compañeros y a la Galindo gritando y la policía viniendo y pegándoles, han hecho de la Galindo supuestamente una heorína, una rompedora, porque ha pintado penes en el Obelisco. Yo quisiera que en algún momento, hagan un analisis de deconstrucción simbólica, en cuanto a la imagen, de lo que ha sido la cárcel de Abu Ghraib, en Irak, que está la soldado esta, señalando los penes de los iraquíes y estos con su capucha. El día que apareció esa foto, alguna gente me llamó, y me dijo “Julieta, tenías razón”. Era eso lo que estaba denunciando. Eso era hembrismo, porque usa el cuerpo del varón; nuestro enemigo no es el cuerpo del varón por tener pene, ni es el pene. Son las relaciones de poder, jerárquicas, de privilegio, que acompañan a ese cuerpo, no porque tenga pene, puede tener vagina y hay una relación jerárquica. De hecho, la relación que ella tuvo con el pene de estos compañeros, es una relación jerárquica y de poder. Es patriarcal y es hembrista, esas son las mujeres del patriarcado. Entonces, eso que están haciendo no es feminismo, es hembrismo.

Hemos discutido, y hay algunas compañeras que les emputa y quieren ir a encararla a esta ñata. Pero yo no soy de la idea de que vayamos a pelearle en los mismos términos, es decir, en los términos de los medios de comunicación, ahora entrevísteneme a mí, no. Yo creo que es un trabajo que lo vamos a ir haciendo, un trabajo de hormiga, la construcción de la Asamblea Feminista, de nuestros sueños, y tampoco darle tanto valor a lo mediático. Ahora, internacionalmente, ese es el problema, lo mediático media.

En Octubre también está la otra diferencia, que ni ellas ni nosotras, y en este sentido las dos vertientes, no estábamos ocupadas del tema del ALCA, ni del tema del Gas. Hace más de un año antes de Octubre, año, año y medio, las compañeras de El Alto, por ejemplo, Eulogia Tapia, que ahora está en la Asamblea Feminista, venían criticándome, “ya, pues Julieta, pero ustedes no tienen posición ante el ALCA”, “Si, claro que estamos contra el ALCA, el 97, hemos dado luchas en Chile, cuando la Cumbre de los Pueblos” Y es verdad, los hemos denunciado y todo, pero nadie nos ha tirado pelota. Nosotras ya hemos denunciado en ese momento, cuando la Cumbre de los Pueblos, donde los de Derechos Humanos, los ecologistas, gente del MAS que ahora están aquí, inclusive la gente feminista, etc. estaba ahí aplaudiendo a un documento conjunto, diciendo más o menos que el ALCA no era tan malo, y que ni modo, el ALCA se iba a aprobar, y lo que habías que buscar era un ALCA con perspectiva de género, un ALCA con ecología, un ALCA que defienda algo a los trabajadores, un ALCA con cuestiones generacionales, ¿cachas? Y dijimos nosotras “!Pero cómo!”. Fuimos el único grupo entre las mujeres, el único espacio de discusión, que llevó dos documentos. Porque dijimos, nosotros no vamos a ir a consensuar con la idea que tienen ustedes de que hay dejar que el ALCA pase. Nosotros decimos hay que evitar que el ALCA pase, es un principio, y no irle a adornar. En los otros grupos de trabajo, el de DDHH, de ecología, todos han consensuado, y la han cagado, porque era “vamos a pedir un poquito más, un poquito menos”. Y es ahí donde paramos nuestra lucha contra el ALCA. Entonces, yo le comentaba a esta compañera, “si, pero no es suficiente, porque ahora estamos…”, “Ya, ya, ya, nosotras estábamos en otra cosa”. Ellas estaban en la filmación de “Mi mamá no me lo dijo”.

Vino Octubre, y son las compañeras, fundamentalmente las mujeres de El Alto, que tenían pues información, viejo, habían estado trabajando un año y medio en saber qué cosa era boca de pozo, qué cosa era el gas metano, el etano, el butano, y cuánto se necesita, cuánto se estaban llevando las trasnacionales, cuánto quedaba para Bolivia, cómo habían hecho los consorcios, sabían todo. Entonces, viene Octubre, y muchas compañeras, mucha gente escuchamos con la boca abierta, fundamentalmente por la cadena Erbol, pero por otros medios de comunicación también, la denuncia que empiezan a hacer las compañeras desde El Alto, y por qué de esa lucha. Porque fue una lucha que empezó con un tema, y empezó a agarrar, agarrar, agarrar otros temas, che, y al final se concentró en la defensa de los recursos naturales. Que es eso: el gas es para las y los bolivianos. Inclusive, este tema pasó porque “no por Chile, los chilenos desgraciados”, “Por Perú, no, tampoco por Perú”. Tuvo un desarrollo, fue un proceso de reflexión de la gente, desde las bases, desde los barrios, fue un proceso bien interesante. Pero en un momento determinado, !chin! apareció la claridad. Que ya no era, si por Chile o por Perú, sino que lo fundamental era recuperar los recursos naturales para las y los bolivianos. Eso fue. Y ahí nos empezamos a meter. Entonces, en ese momento, la claridad que era conjunta, y no pasaba por los caudillos y los lideres, comienza a cercar, y ahí era todo el pueblo movilizado con la fuerza provocadora que estaba en El Alto. Entonces, en el análisis, nosotras decimos “¿qué es lo que ahorita tenemos que hacer? Tenemos que subir a El Alto, tenemos que hablar con las compañeras que han estado trabajando en esto y decirles: ‘compañeras, ¿en qué quieren que les apoyemos?’” Y es lo que hemos hecho. Y alrededor de eso, se ha creado un grupo de reflexión, que en medio de las balas, de los gases y de todo, buscábamos dos horas al día, para sentarnos, informarnos de lo que estaba pasando, pero además rápidamente hacer un análisis y una propuesta qué había que hacer, planificar cómo seguir adelante.

Fue lindo, porque en cierto momento, los líderes brillaban por su ausencia, algunos perseguidos, otros ocultos porque querían, pero no había una dirección, y en algún momento este espacio logró conjuncionar diferentes ideas, propuestas, y pudo alumbrar, pudo orientar, ciertas ideas que estaban presentes en el pueblo, no era una dirección, pero estaba dispuesto este espacio a ir más allá de la información que sólo traía la gente. Fue interesante ese espacio. Luego, a partir de esa idea que tuvimos entre nosotras de reunirnos, nosotras empezamos a activar también en nuestros propios barrios. Aquí en Villa Fátima, porque la Ollada tardaba en moverse. Empezamos a superar a los propios presidentes de las juntas vecinales, y por ejemplo, Las Delicias se movilizó. En conclusión, lo que nosotras planteábamos era estar con las mujeres de nuestro pueblo, y con nuestro pueblo, en lo que ellas y ellos necesitaran. Aprendiendo de ellas y ellos, y aportando lo más que pudiéramos. E inmediatamente, aparece la Galindo con cuatro compañeras ahí llamando a una Huelga de Hambre, o sea, queriendo sacar la cara como que ellas eran las mujeres que están luchando desde las propias mujeres… cuando la mayoría de las movilizaciones eran hechas por mujeres. Y lanzan una estupidez. Primero, van a la Defensoría del Pueblo, que está abajo, en la zona sur; las luchas estaban siendo de San Francisco para arriba, y van y toman la oficina del Defensor del Pueblo, y las sacan, con la policía, y les meten una noche a la cárcel. Entonces, mandan e-mails por todo el mundo “María Galindo está presa!”, y claro, desde afuera, como estaban matando aquí, “Es tan capa y tan valiente esa compañera, que está presa”. !Estaba presa por una huevada! Ha ido a ocupar una oficina vacía, y el dueño de esa oficina, la ha hecho caer con la policía, porque se ha entrado a su casa. No era una lucha, nada. Pero pucha, toda la prensa internacional han empezado a mandar.

A mí me daba verguenza, porque ese mismo día, en El Alto han muerto 11 personas, sin nombre, y la pelotuda hizo una verguenza internacional, que yo no sé cómo puede seguir esa ñata… !su nombre ocupando la solidaridad internacional, cuando en ese momento había que denunciar la muerte con nombre y apellido de Mamanis, Condoris, Quispes, de El Alto, aque habían muerto y no por una pelotudez de ir buscando protagonismo de ir a una oficina vacía!!! !Esas son cosas indignantes! Esas cosas nos separan. Y después de eso, sale de la cárcel, y se va a hacer una huelga de hambre. La huelga de hambre, ha sido en términos de la clase media, la posibilidad política que se han abierto ellos, ante la arremtida y la gran fuerza insurreccional del pueblo. La fuerza insurreccional del pueblo había acaparado todo. En San Francisco, éramos marchas que ya nos bloqueábamos entre marchas de tanta gente que salíamos a marchar. Estaba ocupada toda la ciudad por nosotras y nosotros.

Entonces, la clase media, que le ha sostenido ideológicamente, políticamente, simbólicamente, afectivamente, económicamente, socialmente a Gonzalo Sánchez de Lozada y el neoliberalismo, es la misma que entra a la huelga de hambre. Y claro, la Galindo y su grupito, entran también en la huelga de hambre, coincidiendo. Ahora, ellas quieren ser “No, no, la idea de la huelga de hambre ha sido nuestra”. Es una idea de clase haber entrado a la huelga de hambre, diciendo además que es una medida pacífica… !cómo si la que hemos estado haciendo nosotros, no fuera pacífica! Han sido marchas pacíficas. Ha venido a balearnos el ejército, y hemos tenido que defendernos con palos, con piedras o hacer molotovs, pero para defensa, no han sido un ataque. Entonces, han sido las manifestaciones pacíficas. !Cómo diablos viene la clase media y dice “aquí hay una lucha pacífica”! Entonces, al estigmatizar como violencia a toda la lucha que había tenido el pueblo, cambia, la clase media, incluída la Galindo, no, porque ella es burguesa, cambia la consigna, la lucha y la claridad. Estábamos luchando por la recuperación de los recursos naturales para el pueblo. La huelga de hambre, la de la Galindo también, entra y dice “Que se vaya Goni”. Entonces, ahí se cambia la perspectiva de la lucha, y entonces, se empieza a confundir a través de los medios de comunicación, y partes del pueblo también empiezan a hablar de que Goni, si… El objetivo no era Goni, Goni es uno más. Y de hecho viene Mesa, que no es lo mismo, pero es igual. Eran los recursos naturales.

En aquel momento debimos haber ocupado la plaza, juntar a los parlamentarios, y aprueban aquí y ahora, primero, la derogación del decreto 4.806, de la Ley de Hidrocarburos, incluso la Ley de Capitalización, y se pone el primer punto de la Ley de Hidrocarburos que los recursos naturales son soberanía y propiedad del pueblo boliviano. Hecho eso, nos íbamos anuestra casa. Pero la huelga de hambre, ha agarrado el caudal revolucionario, y lo ha llevado por el lado del cambio de gobierno. Entonces, es una traición para el pueblo, una traición para la lucha. Y yo la denuncio a ella, como parte de eso de que ha hecho posible que suba Mesa, y que las cosas sigan igual, es parte de la misma traición. No, no lo llamemos traición, sino del propio ardid y la manipulación que ha hecho la clase media, para poder montarse sobre la lucha del pueblo y, boludos nosotros, que no hemos sido capaz de remontar ese montarse que ha tenido la clase media sobre nosotros. Entonces, son diferencias políticas profundas, no es simplemente que me ha mirado, que no me ha mirado, no me gusta tu cara, no es eso.

Y encima, entran a hacer su huelga de hambre, cuando ya eran como veinte días que la gente que subia y bajaba de El Alto, por ejemplo, estaba sin comer. Porque mucha de la gente que está arriba en El Alto vive de una economía diaria. Es decir, en la mañana compra algo, por decir, limones, galletas, pito , lo que sea, va, lo vende en el día y esa plata es ganancia para su transporte, plata para su comida. No vende, no come. Entonces, eran quince días de movilizaciones en El Alto, donde tú no podías vender nada, o muy poco, digamos, un ratito que en medio de la lucha podíamos tomar un refresco, pero, a un señor que vendía pito, por ejemplo, lo han baleado. Tal vez ya estaba al colmo de su economía y ha salido a vender. Entonces, un hambre cotidiana, la mayoría de la gente estaba en huelga de hambre, las guaguas también, y ellas entran con una ridiculez de huelga de hambre, cuando quince días, ya había estado el pueblo, no sólo en huelga de hambre, sino bajando y subiendo, a pie, porque no había transporte, marchando y sufriendo los gases. Pues, totalmente ridículo por parte de la clase media, no. Pero, bueno, yo creo que uno de los objetivos para los movimientos sociales tienen que ser los medios de comunicación. Objetivo en el sentido de tomar en cuenta cómo destruyen, cómo son capaces en cierto momento de condicionar el pensamiento, y cómo podemos en principio resistirnos a eso, y cómo poder usar eso en favor de las luchas populares. Porque ahí ha sido una cosa bien jodida, la cadena Erbol se vio, a partir del viernes, ya irse a los piquetes de huelga, los primeros días era 100% de las movilizaciones, y luego empezó un 10% de otros lugares, otras opiniones, y después empezó el miércoles un 60% de las huelgas de hambre, y un 40% de las movilizaciones populares. Para el jueves ya era un 80%, y las movilizaciones eran nada. Entonces, creo que tenemos que tomar un posicionamiento y tener una estrategia mediática.

¿O sea, el feminismo de Asamblea Feminista ustedes lo plantean como algo intrínsecamente ligado a las luchas populares?

Claro. O sea, nosotras somos hijas del pueblo. Nosotras somos hijas de la revolución. Nosotras somos hijas de lo que ha sido la lucha contra la dictadura. Nosotras somos hijas de la utopía de las sociedades sin clases y sin privilegios. Nosotras somos hermanas de la libertad. Nosotras somos hermanas de la felicidad. ¿Y por qué te digo hermanas y por qué te digo hijas? Porque la utopía nos ha ido viniendo, como una herencia, que nos han ido dejando otras hermanas y otros hermanos también que hemos ido conociendo en el camino. Pero hermanas de la libertad, porque ahora queremos ser libres, no estamos esperando allá. Ahora queremos ser felices, ahora, no sólo cuando llegue no sé. La revolución se empieza ahora, aquí, por eso planteamos el vivir en comunidades.

¿Cuándo nace y quiénes componen la Asamblea Feminista (AF)?

Nosotras, dentro de MC, a raíz de la crisis que tenemos, no, necesitamos a pensar en un espacio más allá de MC. Porque con la figura de la Galindo, jodiendo en la televisión, la gente todavía no logra diferenciar “qué MC, que hay otras MC”. Además, a nosotras no nos interesan los medios de comunicación como tal. Entonces, hemos ido viendo que necesitamos poner un espacio que pueda ir convocando, que nos pueda proyectar en cuanto al feminismo, pero no necesariamente que la gente tenga que entrar a MC, porque lo fundamental no es MC, lo fundamental es transformar la sociedad. Y si en un momento el nombre de MC pueda ser un impedimento para tener una lucha conjunta con otras hermanas que pensamos más o menos lo mismo, o que partimos de una base de ética, política y de conceptulización de la sociedad más o menos parecida, y si MC va a ser un impedimento como nombre, entonces, busquemos otro espacio, porque a nosotras no nos interesa quedar en la historia como MC, nos interesa transformar la sociedad. Y por eso la AF surge como una necesidad de un espacio más amplio, no así llamado “AF”.

Esto surge en el taller que tuvimos el año pasado en Oruro. Se da Octubre, y el pueblo nos muestra cómo se podía dar eso. Y nos ha mostrado que habían asambleas zonales. Todo se iba discutiendo en las asambleas zonales y en las vigilas. Y en la acción política en la calle, porque eran la vigilias en la noche, las asambleas zonales en la mañana, las marchas a partir de las 11 de la mañana, ?cachas?. Entonces, es eso. Y entonces, emepzamos a trabajar alrededor de la idea de la asamblea, como un espacio de conjunción, de unidad de diversos y diversas, pero también un lugar de propuesta. Eso una cosa. No como un espacio centralista, por si acaso. Sino, como un espacio más bien de convergencia de tantas ideas. En nuestra idea de la asamblea, tiene que estar gente que está en la calle, porque eso fue octubre. Es de una vez uniremos los grupos que están actuando por todos lados, y sin tener un apoyo, o una visión o una conjunción con otros grupos. Juntaremos grupos, espacios de lucha y de reflexión. Bueno, eso uno. Y AF a partir de que no nos interesa que sea una asamblea de mujeres así no más, porque hay mujeres patriarcales, porque hay mujeres hembristas, porque hay mujeres opresoras, porque hay mujeres fascistas. Nos interesa una visión política desde las mujeres, y en ese sentido, creemos que es el feminismo. Ahora, es un feminismo no occidentalizado, es otro feminismo, que estamos construyendo.

Ahorita, están participando mujeres que vienen de distintos sectores: actividad política, movimientos sin tierra, gremialistas, juntas vecinales, jóvenes que tienen trabajo dentro de la universidad, pero también dentro de las juntas vecinales, también está una compañera argentina aportando en este momento… porque la Argentina ha sido un excelente espacio de apoyo para lo que ha sido Octubre. Tenían unas marchas ahí en la Plaza de Mayo de muchas personas. Entonces, es importante también la ligazón con Argentina. Eso.

¿Qué aporte crees tú que la AF va a hacer al conjunto del movimiento popular boliviano?

Esta tarde, precisamente, tenemos una reunión, porque ahorita están en huelga de hambre los compañeros del MST . Están en un rollo bien jodido, un poco turbio ahí. Ha habido el asesinato de Ayo Ayo , uno de los dirigentes del Movimiento Sin Tierra que tomó Collana, una de las tierras, aparece en varias filmaciones, hablando de justicia comunitaria antes de que lo maten a este alcalde, y en este momento está en la cárcel este compañero Claudio Pinto. Está preso, y bueno, lo acusan a él del asesinato. Pero fundamentalmente, se está mezclando un hecho delictivo, con la persecusión que hay hacia los Sin Tierra por tomar las tierras. Entonces, hemos hablado con los compañeros que hay que diferenciar, hay que separar, una estrategia mediática, una estrategia ante los medios de comunicación, que, claramente, plantée la posición ante lo que es el asesinato, venga de donde venga. Pero también planteando una burla y un desenmascaramiento de cómo es la justicia boliviana, que hay un asesino comprobado internacionalmente, que no hay necesidad de probarlo a nivel judicial, que todos sabemos que es un asesino, Gonzalo Sánchez de Lozada, que ha huído, que está en Estados Unidos, un asesino, de cuello blanco, pero un asesino que ha matado a más de cien personas aquí, y ni siquiera se le ha empezado el juicio de responsabilidades. Y a este compañero, acusado de asesinato, que todavía no se sabe si es o no es, tiene que hacerse una investigación, que es dirigente del Movimiento Sin Tierra, rapidito ya lo han metido a la cárcel. Entonces, en ese sentido, por ejemplo, nosotras planteábamos a los compañeros, y no una posición bien machista “no, no, yo le creo a él. Él tiene la razón y punto”, como está saliendo ahorita el Ángel Durán en los medios de comunicación. Entonces, ¿cómo va a aportar? Por un lado, en cosas muy concretas de llamar la atención a los compañeros y tratar que en ciertos momentos reflexionen. Ayer hablamos con Roberto de la Cruz y Ángel Durán, por ejemplo, respecto a los caudillismos y a que todos quieren ser los peines, o sea, las estrellas del cine, cuando ha cambiado el país y ellos no cambian. Por ejemplo eso.

Pero más importante para mí, es el aporte que va a venir desde las mujeres, porque las mujeres tenemos otras concepciones respecto a la política, y esas concepciones siempre han estado presentes en las luchas políticas, en las luchas reivindicativas, en la historia de los movimientos sociales, pero han estado formando parte de la cotidaneidad histórica, pero no aparecen en los documentos, o en muy pocas ocasiones aparecen, pero es algo de lo que la Humanidad se ha ido beneficiando. Porque no es ahorita que empezamos las mujeres a pensar por nosotras mismas, a aportar por nosotras mismas, y a subvertir la manera de hacer política por parte del patriarcado, no, el machismo, no es de ahorita, es de antes. Y esto ha sido una contemporaneidad de las mujeres actuando aquí, en Europa, en todos lados, aún sin saber de la existencia unas de las otras. Porque yo no creo en las colonizaciones de los pensamientos; tenemos otra forma de concebir el nacimiento de los pensamientos sociales. Como mujeres tenemos otra visión. Y esa visión, el rato que hacemos movimiento feminista, que aparece mundialmente, y esto aparece en el norte, que empieza a plantear cosas como la libertad sexual, etc. empieza a ser tomado en cuenta como pensamiento político-social, pero todavía muy circunscrito a la cuestión de la mujer respecto al varón. O sea, la denuncia del machismo.

Creo que ahora desde el feminismo latinoamericano, con MC y todos estos 14 años de lucha que tenemos, es más bien un otro aporte. Porque nosotras somos mujeres del sur, mujeres de los países colonizados, saqueados, encubiertos, invisibilizados, de la lengua no respetada, del pensamiento no respetado, del trabajo usurpado, no. Entonces, nuestra forma de pensar no es la misma que de una compañera que viva en el norte, sí, que puede sufrir el patriarcalismo, que puede sufrir el machismo, pero no es la misma situación. Por eso es que yo tengo mucha confianza en todo lo que hemos ido produciendo políticamente, teóricamente, pero también en lo organizativo, que es MC. Y si bien me ha animado de una vez romper, es precisamente, porque creo que es tiempo que la Humanidad escuche de manera contundente, y no estoy viendo la violencia, sino contundente en el sentido de ¿qué me tienes para decir?. Y donde vamos, dejamos con la boca abierta, porque no es un pensamiento de lucha vagina versus pene, es un otro pensamiento. Recién las propias mujeres y los propios varones, están viendo la riqueza filosófica, política, organizativa, que tiene el feminismo. Mucho más cuando además junta con el anarquismo. Porque el feminismo, en su desarrollo, sí, tenemos una posición ante el poder. Pero quienes desde el patriarcado machista han reaccionado ante el poder, han sido los anarquista, y me refiero a los varones anarquistas, pero siguen siendo machistas y siguen siendo patriarcales los varones anarquistas, no se cuestionan. Porque no basta lo que se dice, hay que ver los hechos, como son los compañeros y son patriarcales y son machistas. Pero hay una discusión muy rica, respecto al autoritarismo, respecto a la libertad individual y su relación con la libertad comunitaria, y su posicionamiento ante el poder. Entonces, es el tiempo de tomar ese pensamiento, esa acción política, ese sueño también que viene desde los compañeros y, filosóficamente, incorporarlo dentro de nuestro pensamiento. Por eso nosotras somos feministas anarquistas, porque agarramos, pero venimos del feminismo, porque la base social, la raíz, la estructura es el feminismo, donde un tema sobre el poder, es el en que coincidimos con el anarquismo, y nos encanta, nos fascina, y es porque también somos anarquistas y libertarias, no.

¿Tienes algunas palabras finales para los compañeros, las compañeras en Chile?

A mí me gustaría, si esto escuchan las compañeras Cloras , o compañeras que hayamos compartido encuentros, lo que sea, que no se trata de figuras, o la María o la Julieta, se trata de posiciones políticas, y si quieren, están dispuestas y si tienen ganas de escribirnos, bueno, escríbanos, empezaremos a retomar el contacto y a unirnos. Y el mensaje a las compañeras, en el sentido de correo a través de la grabadora, a las compañeras que no nos conocemos, vengan del anarquismo, vengan del feminismo, o no vengan de estos lados, pero sientan la necesidad de organizarse como mujeres, bueno, igual nos empezaremos a contactar. Estamos cerca, no estamos tan lejos con Chile, mucho más en este momento que a través del gas, de las oligarquías del país Chile, han empezado a atacar los intereses de algunos pueblos, como por ejemplo, toda la frontera con Potosí, las aguas del Silala, etc. el problema del gas, y los intereses que puedan tener las oligarquías allá en Chile o acá en Bolivia. Y más allá de eso, creo que podemos comunicarnos y discutir lo que es el problema del agua, el problema del gas, el problema del mar. No en el sentido de la demagogía, “que Bolivia necesita mar”, Bolivia no necesitaría mar, si tuviera hermanas y hermanos en Chile, en Perú, que compartimos. Que hay relaciones justas. Para mí el problema no es tener o no tener mar, si habría las relaciones entre pueblos que, por ejemplo, no te tratan mal en la frontera, no te suben los precios, porque este ha sido siempre otro de los problemas, para sacar los productos. No es un problema de la propiedad de un territorio. Yo creo que si en este momento se plantea el problema de tener la propiedad sobre una franja, es porque las relaciones éticas entre quienes viven en el norte de Chile, en el sur del Perú, en relación a los productos bolivianos, no son relaciones éticas, son relaciones de aprovechamiento. De sacar lo más que se pueda, porque estos cojudos no van a poder salir al mar si no es a través de nosotros. Entonces, yo creo que es empezar, más bien, a discutir por otro lado y evitarnos de violencias, xenofobias, o de actitudes racistas que nos hacen mucho daño.

author by sovietpop - wsmpublication date Mon Jun 20, 2005 23:34author email sovietpop at hotmail dot comReport this post to the editors

would someone be able to translate it to english?

 
This page can be viewed in
English Italiano Deutsch
Employees at the Zarfati Garage in Mishur Adumim vote to strike on July 22, 2014. (Photo courtesy of Ma’an workers union)

Front page

ANARCHISM, ETHICS AND JUSTICE: THE MICHAEL SCHMIDT CASE

Land, law and decades of devastating douchebaggery

Democracia direta já! Barrar as reformas nas ruas e construir o Poder Popular!

Reseña del libro de José Luis Carretero Miramar “Eduardo Barriobero: Las Luchas de un Jabalí” (Queimada Ediciones, 2017)

Análise da crise política do início da queda do governo Temer

Dès maintenant, passons de la défiance à la résistance sociale !

17 maggio, giornata internazionale contro l’omofobia.

Los Mártires de Chicago: historia de un crimen de clase en la tierra de la “democracia y la libertad”

Strike in Cachoeirinha

(Bielorrusia) ¡Libertad inmediata a nuestro compañero Mikola Dziadok!

DAF’ın Referandum Üzerine Birinci Bildirisi:

Cajamarca, Tolima: consulta popular y disputa por el territorio

Statement on the Schmidt Case and Proposed Commission of Inquiry

Aodhan Ó Ríordáin: Playing The Big Man in America

Nós anarquistas saudamos o 8 de março: dia internacional de luta e resistência das mulheres!

Özgürlüğümüz Mücadelemizdedir

IWD 2017: Celebrating a new revolution

Solidarité avec Théo et toutes les victimes des violences policières ! Non à la loi « Sécurité Publique » !

Solidaridad y Defensa de las Comunidades Frente al Avance del Paramilitarismo en el Cauca

A Conservative Threat Offers New Opportunities for Working Class Feminism

De las colectivizaciones al 15M: 80 años de lucha por la autogestión en España

False hope, broken promises: Obama’s belligerent legacy

Primer encuentro feminista Solidaridad – Federación Comunista Libertaria

Devrimci Anarşist Tutsak Umut Fırat Süvarioğulları Açlık Grevinin 39 Gününde

© 2005-2017 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]