user preferences

New Events

Bolivia / Peru / Ecuador / Chile

no event posted in the last week

Chile: Declaración pública por asesinato del peñi Matias Catrileo (OCL Chile)

category bolivia / peru / ecuador / chile | luchas indígenas | comunicado de prensa author Friday January 04, 2008 11:45author by Organización Comunista Libertaria - Chile - OCL Chileauthor email ocl.chile at gmail dot com Report this post to the editors

Arriba los que luchan

DECLARACIÓN PÚBLICA FRENTE AL ASESINATO DEL PEÑI MATÍAS CATRILEO

OCL - Chile
OCL - Chile

Frente a la muerte del peñi Matías Catrileo Quezada, producto de la brutal represión de Carabineros en el fundo Santa Margarita, de propiedad del latifundista Jorge Luchsinger, en la Región de la Araucanía, nuestro partido viene en declarar lo siguiente:

1.- Que, se evidencia una vez más la salvaje persecución perpetrada por parte del Estado de Chile contra nuestro hermano pueblo mapuche. Este vil asesinato se agrega a la secuela de homicidios iniciada con el fusilamiento de Alex Lemún, en noviembre de 2003, bajo el orden criminal de los gobiernos de la concertación.

2.- Este asesinato se enmarca en el nuevo ciclo de recomposición de la lucha del pueblo mapuche; donde el bloque en el poder busca replegar a las expresiones combativas del movimiento popular mapuche y aislarlas a fin de aniquilar sus expresiones más despuntantes. En este orden de cosas, bloquean una salida política al problema de la militarización de Arauco y Malleco, como asimismo, desconocen la existencia de Presos Políticos Mapuche, problemas que han intentado ser instalados a través de la huelga de hambre sostenida hasta hoy de forma heroica, por la lagmién Patricia Troncoso; sin embargo estas justas demandas no han tenido eco alguno, a excepción del activo político de izquierda y de ciertos sectores de la iglesia.

3.- La receta aplicada al pueblo mapuche es la misma que nos están aplicando a los chilenos en el marco de la política de contrainsurgencia delineada desde el ministerio del interior. Esta receta se hace carne en la persecución a los pescadores que luchan contra el ducto de CELCO en Mehuín, a través de la acusación de asociación ilícita terrorista; se hace carne en los trabajadores subcontratados del cobre por medio de la cárcel y la aplicación de la Ley de Seguridad Interior de Estado, y en los forestales a través del asesinato, como lo fue el fusilamiento de Rodrigo Cisternas.

4.- La renuncia de Belisario Velasco a la cartera del interior, devela que cuando las fisuras en el bloque en el poder se agudizan producto de ajustes estratégicos, la represión ocupa rápidamente el lugar de la distensión; los dos hermanos muertos que carga sobre sus espaldas manifiesta la urgencia de enjuagar la imagen de estabilidad del orden democrático burgués; esto obliga a que el parásito dé un paso al costado en el escenario y vuelva a las bambalinas donde seguramente seguirá orquestando tranquilamente los mecanismos de represión, criminalización y control social del Estado.

5.- Es por estas razones que estos hechos deben llevar a la reflexión al movimiento popular mapuche y chileno, en orden a que esta nueva etapa en la lucha de nuestros pueblos, debe ser acompañada por una mayor capacidad de respuesta de masas y movilización solidaria, orientadas a construir la unidad estratégica para avanzar en la lucha soberana y popular de liberación contra nuestro enemigo común, el imperialismo y el Estado de Chile.

¡¡¡ Arriba los y las que luchan !!!

¡¡¡ Marichiwew !!!

¡¡¡ Venceremos !!!

ORGANIZACIÓN COMUNISTA LIBERTARIA DE CHILE

author by Andrés Carvajal - Mi hogarpublication date Fri Jan 04, 2008 23:09author email aljcarvajal at hotmail dot comauthor address author phone Report this post to the editors

Primero que todo...Me parece detestable que muera gente en forma no natural. Cualquiera sea la circunstancia.

Ahora bién. Hay que dejar en claro que no existen los robos pacíficos......Si lo que quieren los señores mapuches es que les devuelvan sus tierra, creo que el camino más corto (ya que estamos en una economía de libre mercado), es que compren las tierras a sus dueños (que no es el estado). El estado se debe preocupar de garantizar que todos disfrutemos de los beneficios de tener una legislación que se aplique por igual. Lo que necesitan los pueblos originarios es mejor educación, para salir de la pobreza en donde germinan las semillas del resentimiento, Antivalor del que profitan varios por ahí. (Como unos vampiros).

author by Felipepublication date Sat Jan 05, 2008 03:46author address author phone Report this post to the editors

los mapuches no estan haciendo bien las cosas.
puede quemar camiones, casas, y todo esto a manos armadas, y por la muerte de un mapuche en enfrentamientos, hacen un llamado a mas lucha.
con esto solo estancan al pais, y quedamos todos mal para el resto.
personalmente he visto como muchos mapuches ni siquiera trabajan las tierras q tienen heredadas desde hace miles de años, y otras q se les han dado.
al parecer, mucho anarkistas de la capital y provincias, lo hacen mas por diversion q por otra causa. una verguenza.

author by José Antonio Gutiérrez D.publication date Sat Jan 05, 2008 08:10author address author phone Report this post to the editors

Bueno, los dos comentarios anteriores no hacen sino reflejar los prejuicios, los malentendidos y las distorsiones con que el Estado chileno y todos los medios de prensa, serviles todos a un modelo que nos ha convertido en uno de los países con la peor desigualdad en el mundo, nos bombardean a diario. Daremos respuesta a estos prejuicios, pues no creo que debamos dejarlos pasar por alto.

Sobre el "robo" de tierras: las dos personas que han comentado más arriba parece que sufren de una grave amnesia. Creen que la sociedad que tenemos ahora en Chile ha existido de siempre! Para hablar de robo hay que hacerlo refrescando un poco la memoria.

En el año 1492 llegaron unos piratas a las costas americanas, unos piratas procedentes de España. En los pocos años que siguieron a ese fatal encuentro, se dedicaron a explotar, a matar, a torturar y a robar las tierras de los pueblos que originalmente habitaban este continente. Entre esos pueblos estaban, por supuesto, los mapuche. Para esta campaña de robo y muerte no utilizaron más argumento ni más derecho que la fuerza bruta, perpetrando el peor genocidio que recuerda la historia de la humanidad -la muerte de decenas de millones de seres humanos en tan sólo un par de décadas. Cuesta imaginar la magnitud real de esta tragedia.

Pero en un territorio austral llamado el Wajmapu, habitaba un pueblo que no pudieron someter los piratas españoles, ni con toda su fuerza. Ese pueblo son los mapuche. Al no poder someterlos, la corona española se vio forzada a pactar la paz con ellos y desde mediados del siglo XVII se estableció una frontera en el río Bío Bío que posteriores tratados pactados durante parlamentos entre las autoridades coloniales y las comunidades mapuche reconocieron explícitamente.

Llegada la Independencia hacia 1820, el Estado chileno reconoció esa frontera y la soberanía mapuche en el territorio del Wajmapu. Un parlamento celebrado en 1825 reconoce esta situación.

Sin embargo, llegado 1880, el Estado chileno comienza una guerra sucia contra el pueblo-nación mapuche, en coordinación con el Estado argentino que también se encontraba en ese mismo momento dando la batalla a los mapuche. La razón para esta actitud expansiva que arrebataba su territorio a los mapuche era la misma que había utilizado un año antes, en 1879, para expandirse hacia el norte, arrebatando su territorio a Perú y Bolivia: las necesidades de una economía capitalista en expansión. No hay más razón que esta. Mas bien, no hubo ninguna razón expuesta, siendo el único argumento la fuerza, pues solamente mediante la fuerza pudo expandirse semejante sistema que reducía (y sigue reduciendo) al ser humano a un mero factor productivo para que así mientras los muchos sudan los pocos puedan vivir a sus anchas.

Así, por la fuerza, entre 1880-1881 el pueblo mapuche fue violentamente despojado de sus tierras, las cuales fueron robadas sin más argumento que la artillería del milico carnicero Cornelio Saavedra. Como si esto fuera poco, los mapuche fueron "reducidos" a unas cuantas comunidades con tierras insuficientes para su sostenimiento. Mientras tanto, las tierras que les habían sido robadas por el Estado chileno eran entregadas a "colonos" italianos y alemanes que supuestamente vendrían a "mejorar la raza" (cosa que se decía abiertamente entonces, para que se vea que el racismo no es cosa nueva en nuestro país, aunque antes por lo menos el Estado era más honesto y lo decía abiertamente, mientras hoy dice una cosa y hace otra).

Así fueron incorporados, violentamente, a la sociedad de "mercado" que tanto alaba el caballero del primer comentario. Desde el comienzo, sumergidos en la pobreza fruto del saqueo y en desventaja ante los colonos extranjeros a los que el Estado ayudaba con dinero, préstamos y créditos. Como si fuera poco, las décadas que siguieron a la "colonización" vieron gran violencia por parte de los colonos extranjeros, principalmente alemanes, contra el pueblo nación mapuche. Esta violencia se dirigía a seguir quitando tierras a las reducciones y por todos los mecanismos, incluída la violencia, las amenazas, el asesinato y el engaño, estos colonos extranjeros siguieron arrebatando territorio a los originarios (puede revisarse el excelente libro de José Bengoa "Historia del Pueblo Mapuche", un libro que debiera ser enseñado en todas las escuelas, pero el cual el Estado racista no divulga ni por asomo).

El latifundista alemán patrón del fundo Santa Margarita es descendiente de esos ladrones; Matías Catrileo es descendiente de aquellos que fueron expulsados de sus tierras, de aquellos que fueron víctimas del robo. Con qué derecho vienen ahora a hablar de "robo" de tierras por parte de los mapuche? Tan olvidadizos son que pueden echarse al bolsillo toda esta historia de robo y muerte?

Tales acusaciones son expresión del mismo travestismo ideológico con que los yanquis, después de invadir a Irak culpan a aquellos iraquíes que defienden legítimamente su territorio de "violentos". El opresor siempre se asegura de que la ley, el derecho, la "justicia", estén de su lado. Estas acusaciones ponen al ladrón detrás del juez, estas acusaciones convierten al victimizador en víctima. Es igual que los Pinochet diciendo que ellos son "perseguidos políticos". Tal mundo patas para arriba solamente puede existir en Chile, donde la fuerza es la razón y el argumento definitivo.

Señor Carvajal, le hago una preguntita: si a usted le roban su billetera y la policía encuentra al ladrón. Aceptaría que éste le cobrara una indemnización para devolvérsela? Le pagaría usted a quien le robó para que le devolvieran aquello que legítimamente le pertenece? Y que diría si la policía, en lugar de ayudarle a obtener lo que es suyo, le golpeara, le matara a su hijo y luego lo encarcelara por negarse a pagarle al ladrón y por tratar de recuperar lo que es suyo? Pienso en eso y luego piense cómo se siente ser mapuche y vivir a diario semejante injusticia.

Los únicos que tienen derecho a esas tierras, a la integridad de su territorio on los mapuche. No podemos dejar que la violencia se "naturalice" y que lo que se conquistó por la ley de la selva se muestre como el "derecho supremo". No olvidemos esta historia, no olvidemos la expulsión tan reciente (poco más de un siglo) y que se reconozca el derecho que el pueblo mapuche tiene a su territorio.

Los mapuche no están haciendo bien las cosas: Y cómo quieren que las haga, si el Estado de siempre ha sido cómplice de esta historia criminal? Si los tribunales también han sido cómplices, y cuando el gobierno de turno no han respondido con represión a las justas demandas mapuche, lo ha hecho con indiferencia. Si supieran algo de los mapuche, sabrían que desde hace mucho tiempo que han formado diferentes organizaciones para defender sus derechos (como la Sociedad Caupolicán, fundada en 1910) y esto no ha servido para nada. Han tratado de acutar conforme al "estado de derecho" impuesto por quienes los han saqueado, han actuado pacíficamente y solamente han recibido burlas. Ellos tienen derecho a reclamar su teritorio por la vía de los hechos, pues de ninguna otra manera tienen esperanza de recuperar aquellos que les usurparon y que tiene toda la razón en recuperar. Piense, señor Carvajal en el ejemplo de la billetera.

Sobre la educación: a qué llama educación? Al indoctrinamiento racista que se enseña en nuestras escuelas, que borra la historia del pueblo mapuche de los libros de historia y que comienza la historia de Chile con la llegada del ladrón Diego de Almagro? Qué historia? La que niega los saberes tradicionales del pueblo mapuche y nos indoctrina con una conciencia alienada, importada de los mismos centros que nos asfixian con la deuda externa? Qué educación? La que nos enseña la sumisión ante el poderoso, a callar ante la autoridad y al que es rico, le enseña a pisotear al resto para abrirse un camnio en la vida? Qué educación? Cuándo falta el pan, cuándo el frío se cuela por la casa de material ligero, cuando, como decía el viejo refrán musicalizado por los Prisioneros, la única perspectiva es quedar pateando piedras? Y por último, de qué sirve la educación, si al final el derecho igual está siempre del lado del que tiene el dinero pues son ellos los que han inventado las leyes que rigen a nuestro país y que, encima, las interpretan según su acomodo?

Que los mapuche no trabajan sus tierras: aquel Felipe que ha dicho esto no tiene la más remota idea, obviamente, de la realidad del pueblo mapuche. O si la tiene, miente deliberadamente pues quizás representa a los mismos intereses económicos de los latifundistas, los lecheros y los forestales que se encargan de transmitir esta mentira una y otra vez. Tal afirmación, aifrmación sin fundamentos e ignorante, no es más que la misma vieja cantilena racista que repiten una y otra vez los medios de información, las escuelas y los personeros de gobierno.

Primero que nada, sabe Felipe sobre lo reducido y fragmentado de la tierra de los mapuche? Sabe que las reducciones no dan abasto y ni el mejor rendimiento del mundo puede hacerlas bastarse para sostener a las familias con lo básico siquiera? Sabe que, además, estas comunidades se encuentran muchas veces rodeadas de plantaciones forestales y de eucalipto que degradan el suelo, que aumentan su acidez y que secan los cursos de aguas, dejandolas carentes de irrigación? O no sabe nada de esto, o miente deliberadamente. Los mapuche trabajan sus tierras, lo hacen colectivamente, y su intención es poder sostener a sus familias pues en su visión, el trabajo y la "economía" deben estar al servicio de las personas y no a la inversa (a lo mejor los "chilenos" tendrían algo que aprender de eso, no cree? A lo mejor así mejora la pésima calidad de vida del chileno promedio).

Y en última instancia, aunque así fuera, LAS TIERRAS SON DE ELLOS Y SON LIBRES DE HACER EN ELLAS LO QUE SE LES DE LA GANA. Qué diría usted Felipe si yo visitara su casa y le dijera que está muy desordenada y usando esto como argumento, lo sacara a patadas en el culo de ella y me quedara yo con su casa? Qué diría si los argentinos dijeran que Chile es un país de flojos y con ese argumento nos invadieran y nos corrieran de nuestro territorio? Le gustaría? Creo que no. Con qué derecho entonces se siente usted para venir a dar tan burda justifiación para la injusticia que sufre el pueblo mapuche? Lo único que puedo decir es que se necesita ser bien caradura para afirmar semejante tarugada.

 
This page can be viewed in
English Italiano Deutsch
© 2005-2023 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]