user preferences

Pueblo Wiwa y Derechos Humanos

category venezuela / colombia | luchas indígenas | non-anarchist press author Friday December 01, 2006 05:37author by ORGANIZACIÓN WIWA YUGUMAIUN BUNKUANARRUA TAYRONA - OWYBTauthor email pueblowiwa at gmail dot comauthor address Casa Indígena, Avenida Hurtado, Valledupar, Cesar, Colombiaauthor phone (0057)(095) 5737026 Report this post to the editors

¿DÓNDE ESTÁ LA VOLUNTAD POLÍTICA DEL GOBIERNO NACIONAL?

La Organización Wiwa Yugumaiun Bunkuanarrua Tayrona (OWYBT) en su esfuerzo por recoger, sistematizar y visibilizar los diferentes hechos de violencia que se cometen contra el pueblo Wiwa de la Sierra Nevada de Santa Marta, se permite poner en conocimiento de la opinión pública nacional e internacional las siguientes situaciones que se han presentado en las últimos meses y que constituyen violaciones a los derechos humanos, derecho internacional humanitario y colectivos de nuestro pueblo:

Para el pueblo Wiwa el Universo tuvo origen en el Espíritu que existe desde siempre, es infinito y dinámico, con base en el pensamiento “Urruama” y en el conocimiento, tomó conciencia de la existencia de la materia y según la utilidad que a ella le encontraba le dio diferentes nombres.



Los nombres de las cosas son la relación de lo que ellas son, de dónde provienen, cómo se formaron y cuál es su función en el Universo.



Esta norma general se aplica especialmente a la tierra como soporte de la vida vegetal y animal, como elemento que responde, según diferentes calidades, a la actividad del ser humano y producir así el alimento.



En el origen de las cosas y en el establecimiento de su función en el Universo se sustentan las normas para el comportamiento de las personas y de la sociedad en la relación entre los seres humanos y de estos con todos los elementos del Universo. Por eso para nosotros las normas no están en los códigos legales o en mandatos morales, sino en el origen del ser de las cosas de la naturaleza y la llamamos “ley de origen”.



Para nosotros el territorio tiene un orden desde la creación, las formas de uso y ocupación del espacio, así como la utilización y aprovechamiento de los recursos naturales están regidos y tienen su fundamento en la Ley de Origen (que establece las normas de conducta y el conocimiento propio para la intervención en el territorio). “... todo el territorio está fundamentado y expresado en el conocimiento de la Ley Tradicional Indígena...” Para la cultura Wiwa, la ley es una sola, la Ley de Origen, y la referencia a la ley para regular las relaciones entre las personas y el medio natural no tendrá otra referencia en su resolución que la misma Ley de Origen.



El cumplimiento personal es masculino y femenino. La práctica de nosotros es unificar lo femenino y lo masculino. Esa es nuestra fuerza. Bien claro lo muestra la Kankuruas o Nújue en todas nuestras comunidades: arriba varas y horcones, todo está unificado, abajo es grande y amplio, pero arriba está unificado. Así hay que tener unificado lo masculino y lo femenino. Unidos hay paz, unidos hay inteligencia, unidos hay poder, unidos viene la sabiduría, unidos se hace la fuerza.





Para que se mantenga el equilibrio en la tierra, se preserve la vida y haya una verdadera armonía entre el frío y el calor. El día y la noche, el invierno y el verano, la vida y la muerte, el hombre y la naturaleza y el hombre con el hombre, hay que cumplir con la ley de origen, principio y orden de todos los seres.



Para los Wiwa, la sierra es el origen, el comienzo y el centro del mundo, agrupado concéntricamente alrededor de ella.





“En la sierra están los padres y las madres de todo lo que existe y del cuidado que de ellos se tenga dependen la permanencia del mundo. Allí se encuentra el espíritu que es vida y pensamiento, se manifiesta en el agua de las cimas de la nevada como padre y del mar como madre y la de los ríos que comunican la nieve y el mar. Es el aire que respiran todos los seres vivos, la respiración universal. Es la luz y el calor del sol que es padre y la luna que es madre. Los pueblos de la sierra son los encargados de cuidarlas, de salvarlas conservando el territorio ancestral o línea negra libre de la invasión de los hermanitos menores”.



La Sierra es pensamiento, es realidad, es la tarea principal de existencia de los Wiwa, es cuidar y velar para que ésta permanezca. Para lograrlo se “paga”, “se trabaja” tradicionalmente.



El gobierno de nuestras comunidades se realiza de acuerdo con el recorrido del sol durante el año. En el solsticio de junio se reúne los Mamo, Saga y Autoridades en los Ezwamas mayores y en diciembre en los menores. Todos los Mamos, Sagas y Autoridades de las comunidades de común acuerdo con el Gobernador del Cabildo participan para orientar las comunidades en función de la conveniencia colectiva que determinan sus consultas y decisiones.



Cada comunidad tiene un orden local de Mamos, Sagas y Autoridades Tradicionales; que se encarga de organizar y dirigir la comunidad para mantener colectivamente el orden territorial y el personal. En este contexto se acuerdan y evalúan las actividades colectivas de acuerdo con el orden de la Ley Se. Cada comunidad tiene un Mamo Mayor, Una Saga, Un Comisario y dos Autoridades auxiliares (cabos).



Los Mamos, Sagas y Autoridades emplean distintos procedimientos tradicionales para conocer los mandatos de la Ley Se : los llamamos Zhátukua, Kashivítukua, Kuina y Aluna, entre otros.



“Los Mamo son calor. El sol nunca dice a esta culebra no le voy a dar calor, a ese asesino no le doy calor; nunca dice así el sol, siempre está dando calor a asesino, culebra, tigre, quien sea; entonces un Mamo tiene que ser igual como el sol. Cuidado matar culebra, porque un Mamo verdadero no puede matar culebra, cuidado matar tigre. Un Mamo no puede matar árboles. No puede matar. Por eso el compromiso de Mamo y Saga es muy sagrado, muy fuerte, muy profundo.



Para mantener el orden tradicional, los Mamos, Sagas y las Autoridades también deben tener un conocimiento profundo del orden en la naturaleza. Qué es una hormiguita, qué es cada animalito, quién es del aire, quién es de la tierra. Ellos saben qué hace funcionar a las personas, saben cuáles son los tributos que hay que hacer. Qué hay que cumplir, qué no hay que cumplir. Qué puedo aceptar, qué no debo aceptar y qué trabajos internos son necesarios para recibir las cosas materiales.



Cuántos animales, cuántos árboles y quebradas necesitan su sustento, por eso el compromiso de los Mamas todos los días es compensar espiritualmente en los sitios sagrados lo que tomamos de la naturaleza, los animales, la comida, los árboles, el agua.



La Autoridad es la base fundamental del Gobierno Propio. Su función es mantener el control territorial, social y político de acuerdo a los mandatos del pueblo y en cumplimiento de la Ley de Origen.



Autoridad tradicional la ejercen los mayores conocedores de la tradición, los cuales aplican sus saberes y conocimientos sobre la Ley de Origen, para el bienestar de nuestro pueblo.



Corresponde a las autoridades de cada lugar, representadas en los Mayores, la construcción de normas para la resolución de los conflictos y el control social.





Apenas nacemos nos entregan nuestro primer sewá. Luego, cuando recibimos el poporo, nos entregan el segundo sewá, y éste es el que nos da responsabilidad, nos muestra el camino, es la guía para poder tener contacto con la Madre y el Padre espiritual. Igualmente, para poder ejercer los trabajos desde tumbar un árbol hasta llegar a las tareas más complejas que realizan nuestros Mamo y Saga, se reciben los respectivos sewá que nos permiten cumplir con nuestra misión.



Sewá nos coloca en lo material las leyes entregadas en el principio, las leyes de Sé, aquellas que desde la época de la oscuridad nos trazaron el camino para cuidar lo que nos encomendaron nuestros padres Cuidar a la Sierra Nevada de Santa Marta, como CONCEJO de MAMA nuestra preocupación ha se mantiene desde que nuestra madre la han invado y la miran con la visión de explotarle todo los Recursos Naturales Renovable y no Renovable por medio de los diferente Megaproyectos que tienen los hermanitos menores planificados para ejecutarlo dentro de nuestro hogar, con lo cual no estamos de acuerdo.

La Organización Wiwa Yugumaiun Bunkuanarrua Tayrona (OWYBT) en su esfuerzo por recoger, sistematizar y visibilizar los diferentes hechos de violencia que se cometen contra el pueblo Wiwa de la Sierra Nevada de Santa Marta, se permite poner en conocimiento de la opinión pública nacional e internacional las siguientes situaciones que se han presentado en las últimos meses y que constituyen violaciones a los derechos humanos, derecho internacional humanitario y colectivos de nuestro pueblo:



1. Yajaira Cristina Nieves Oñate, originaria de Potrerito, comunidad localizada en jurisdicción de San Juan del Cesar ( La Guajira ), quien contaba con 25 años de edad y se encontraba con 6 meses de embarazo, fue muerta el 7 de marzo de 2006 por tropas del Batallón Rondón en área rural de Villanueva ( La Guajira ) en límites de la Serranía del Perijá. Esta muerte fue oficialmente reportada por las tropas del Batallón Rondón como producto de un enfrentamiento armado con las FARC-EP.



Cabe señalar que al momento de su muerte Yajaira Cristina Nieves Oñate se encontraba junto a tres de sus cuatro hijos, todos ellos menores de tres años, e incluso una de sus hijas Betsy Cristina Nieves Oñate, de dos años de edad, resultó herida de bala en su pie derecho. Estos tres niños fueron entregados por el Batallón Rondón al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), localizado en Fonseca ( La Guajira ), donde permanecieron por varios meses hasta que fue localizada la abuela materna a quien se los entregaron.



Autoridades y líderes Wiwa de las comunidades de la región han expresado que tienen serias dudas sobre las circunstancias reales en que fue muerta Yajaira Cristina Nieves Oñate y en que fue herida Betsy Cristina Nieves Oñate, y han elevado cuestionamientos a las versiones castrenses que hablan de enfrentamiento armado, por cuanto no es usual que una mujer Wiwa con un avanzado estado de embarazo y con tres pequeños hijos se encuentre combatiendo.



Pese a que Betsy Cristina Nieves Oñate al momento de ser herida de bala fue atendida por la Décima Brigada , donde estuvo varias semanas en tratamiento, actualmente presenta problemas de movilidad en su pie derecho, que de no hacerse nada derivará en una incapacidad permanente.



2. Román Luís Vega Nieves, indígena Wiwa residenciado en La Loma del Potrero, comunidad localizada en jurisdicción de San Juan del Cesar ( La Guajira ), el 2 de agosto de 2006 se encontraba trabajando en una parcela de la finca La Mina ubicada muy cerca de donde se llevan a cabo las obras de construcción de la Represa Ranchería , cuando hacia las 9:00 AM, según diversos testimonios de personas de la región, hombres armados que portaban uniformes militares y armas largas se lo llevaron.



El 3 de agosto de 2006 fuentes militares reportaban que en combates con la guerrilla ocurridos en la Serranía del Perijá en límites rurales del municipio de La Jagua del Pilar, había sido “dado de baja” un guerrillero de las FARC-EP, el cual había sido enterrado allí como N.N.



Los familiares de Román Vega Nieves, quienes desde el mismo 2 de agosto informaron a las autoridades competentes sobre el hecho, emprendieron una búsqueda incesante en toda la región que los llevó hasta indagar sobre la identidad del muerto reportado por las fuentes castrenses. Fue así como con el apoyo del Ministerio Público y a partir de una fotografía aportada por el CTI de la Fiscalía , el 4 de agosto de los corrientes, los familiares pudieron constatar estupefactos que el “muerto en combate” no era otro que la persona que estaban buscando. En la fotografía que les fue mostrada observan que el cadáver tenía una camiseta de color verde oliva y junto al cuerpo aparecía una granada y un revólver.



3. Alcides Martínez Daza, de 22 años de edad, miembro de la comunidad Wiwa que se encuentra en situación de desplazamiento en El Molino ( La Guajira ) y quien se encontraba prestando su servicio militar adscrito al Batallón Rondón, desapareció de esas instalaciones militares, localizadas en el corregimiento de Buenavista de Distracción ( La Guajira ), hacia las 7:00 PM del 11 de septiembre de 2006.



Según las versiones oficiales entregadas por el Comandante del Batallón Rondón el soldado Alcides Martínez Daza desertó en compañía de una reinsertada de la guerrilla de las FARC-EP, conocida como Isabel.



Los familiares, al igual que autoridades Wiwa de esta comunidad desplazada, no le dan crédito a la versión castrense que refiere una deserción y en ese sentido han elevado denuncias por desaparición forzada ante el Cuerpo Técnico Judicial de la Fiscalía General de la Nación ubicado en San Juan del Cesar ( La Guajira ) y ante la Personería Municipal de El Molino ( La Guajira ).



Para ellos la desaparición forzada de Alcides Martínez Daza aparece asociada al hecho ocurrido el 25 de julio de 2004 cuando Robinson Francisco Daza, Pedro Enrique Daza y Manuel Enrique Flores Daza --dos tíos y un primo de él-- fueron muertos por tropas del Batallón Rondón en el lugar conocido como Copo de Nieve, jurisdicción de El Molino en área rural de la Serranía del Perijá, en un hecho que ha venido siendo denunciado por las autoridades Wiwa como ejecuciones extrajudiciales por cuanto los tres hombres Wiwa fueron previamente sacados de las parcelas donde se encontraban trabajando y posteriormente fueron reportados como “guerrilleros dados de baja en combate” por fuentes militares.



Según los familiares, tiempo antes de su desaparición Alcides Martínez Daza les había mencionado que había obtenido información sobre las circunstancias en que sus parientes habían sido muertos por hombres adscritos al Batallón Rondón en Copo de Nieve. En la denuncia formulada por los familiares ante la Personería Municipal , el 9 de octubre de 2006, se lee textualmente:



“(…) ha sido de gran preocupación para nosotros la forma como mi hijo ha desaparecido de esta forma tan extraña, en meses anteriores mi hijo (…) había hecho unos comentarios a la familia de que se había enterado o había descubierto la muerte de dos tíos y un primo que murieron por parte del Ejército Nacional los cuales se dedicaban al campo en la zona rural de El Molino y aparecieron muertos como guerrilleros por parte del Batallón Rondón de Buenavista y que había un soldado que le había dicho que él como familiar podía hacer gestión para que le pagaran los familiares muertos (…)”



4. Alejandro Nieves Nieves, comisario y profesor de la comunidad Wiwa que se encuentra en situación de desplazamiento en el corregimiento de La Junta en San Juan del Cesar ( La Guajira ), desde el 10 de septiembre de 2006 ha venido recibiendo frecuentemente llamadas telefónicas a su casa en donde bajo amenazas lo instan a que se quede callado y desista de organizar a la población Wiwa desplazada.



Estas amenazas han causado temor y zozobra no sólo en Alejandro Nieves Nieves y su familia, sino que en razón a su condición de autoridad el temor se ha generalizado a toda la comunidad Wiwa desplazada a la cual pertenece.



5. Tropas del Batallón Rondón que se encuentran acantonadas en el corregimiento de La Junta en el municipio de San Juan del Cesar ( La Guajira ), en diversos hechos y circunstancias ocurridos a lo largo de los meses de septiembre y octubre de 2006, han pretendido obstaculizar la entrega de alimentos que una organización internacional de ayuda humanitaria está llevando hacia Potrerito y Sabana Grande, ubicadas en jurisdicción de este municipio, ambas con procesos de retorno voluntario en marcha, argumentando que esos víveres tienen como destino final la guerrilla de las FARC-EP.



Las estigmatizaciones contra las comunidades de Potrerito, Sabana Grande y la población Wiwa en situación de desplazamiento en La Junta , han sido reiteradas y han ocasionado temor entre los Wiwa de la región.



6. El 21 de septiembre de 2006 tres hombres quienes se transportaban en dos bicicleta todo terreno y portando armas cortas estuvieron, alrededor de tres horas, rondando la sede de la OWYBY ubicada en la Casa Indígena de Valledupar. Uno de estos hombres, al que se le alcanzaba a ver el arma que intentaba ocultar, dado que la oficina se encontraba cerrada ingresó hasta el área de habitación preguntando reiteradamente por el número telefónico de la organización. Como no obtuvo respuesta de nadie de los que allí se encontraban y manifestando que regresarían, salió del recinto para encontrarse con los otros hombres. Los tres hombres cruzaron la calle y se apostaron frente a la oficina por un largo rato.



7. Elsy María Cote, de 25 años de edad y miembro de la comunidad de La Laguna , localizada en jurisdicción de Riohacha ( La Guajira ), el 6 de octubre de 2006 y mientras se encontraba junto a sus tres hijos menores de edad lavando ropa en las aguas del río Ranchería, fue víctima de un intento de violación por parte de un soldado adscrito al Batallón de Alta Montaña. Ante el intento fallido de violación por cuanto los llantos de los niños llamaron la atención de algunos Wiwa que se encontraban cerca, el soldado le lanzó una gran cantidad de improperios y la escupió en el rostro.



8. El 14 de octubre de 2006 en horas de la mañana varios hombres armados, al parecer pertenecientes a las FARC-EP, hicieron presencia en la comunidad de Tezhumake, localizada en jurisdicción de Valledupar (Cesar), donde golpearon a una mujer Kággaba (Kogui), mientras preguntaban con insistencia por el paradero de otra mujer también Kággaba y por varios líderes y autoridades Wiwa y Kággaba de la Organización Wiwa Yugumaiun Bunkuanarrua Tayrona (OWYBT).



Como producto de esta arremetida violenta, la mujer Kággaba golpeada al igual que la que buscaban y los hijos de ellas, un total de seis personas aproximadamente, abandonaron la comunidad y hoy se encuentran en situación de desplazamiento en la cabecera municipal de Valledupar (Cesar).



9. Plácido Enrique Armenta Villazón, profesor de la comunidad de La Laguna , ubicada en jurisdicción de Riohacha ( La Guajira ), el 16 de octubre de 2006 fue agredido verbalmente y maltratado psicológicamente por un soldado adscrito al Batallón de Alta Montaña, quien le recriminó por supuestamente esconderse cuando la tropa estaba llegando cerca de la escuela.



Plácido Enrique Armenta Nieves es hermano de un Wiwa que actualmente se encuentra detenido por rebelión en Barranquilla; adicionalmente otro hermano suyo estuvo también varios meses detenido de manera a todas luces injusta. Las autoridades Wiwa de la comunidad no creen que sea mera coincidencia que precisamente haya sido a él a quien agredieron y maltrataron.



10. Hacia mediados de junio de 2006 las autoridades de la comunidad de La Laguna , localizada en jurisdicción de Riohacha ( La Guajira ), se percataron sorprendidas que una piedra de tamaño mediano, de un inestimable valor espiritual y simbólico como quiera que en ella se encontraban unos antiguos petroglifos de importancia ritual para los Mamos y Sagas, había sido removida y hurtada del sitio donde se encontraba.



Precisamente en el lugar donde se encontraba esta piedra sagrada, durante varios meses tropas del Batallón Cartagena habían establecido un campamento provisional y su base de operaciones, con lo que de hecho se restringió a los Mamos y Sagas el acceso a ese importante lugar; tanto así que sólo después que las tropas abandonaron la comunidad y las autoridades nuevamente pudieron visitar el lugar, se hizo evidente la ausencia de esa apreciada pieza arqueológica.



Como fueron muchos los meses que las tropas del Batallón Cartagena permanecieron ocupando ese lugar, no hay información sobre la fecha exacta en que la piedra sagrada fue removida y hurtada. Sin embargo por las circunstancias que se dieron se supone que fue alguien adscrito a ese batallón que se la llevó tal vez con la intención de venderla a algún guaquero o coleccionista.



11. Las comunidades de La Laguna y El Limón, localizadas en jurisdicción de Riohacha ( La Guajira ) y la de Potrerito, ubicada en área San Juan del Cesar ( La Guajira ), se encuentran altamente preocupadas y molestas porque desde el 6 y 7 de octubre de 2005, cuando recibieron una visita interinstitucional en las que se programaron con toda la parafernalia gubernamental los respectivos retornos, nada han vuelto a saber sobre el estado en que se encuentran dichos procesos, los cuales ven cada vez más distantes. Incluso un programa de vivienda que fue aprobado para la comunidad de Potrerito hoy se encuentra atascado en la Gobernación de La Guajira en medio de trámites burocráticos, que amenazan con que los recursos que le asignó el Banco Agrario sean retirados y canalizados hacia otras iniciativas.



Las comunidades de La Laguna , El Limón y Potrerito, que como se sabe fueron destruidas por la barbarie paramilitar hacia el 2002, no comprenden como transcurrido más de un año desde que las instituciones gubernamentales adquirieron el compromiso de su retorno, sigan en la misma situación de desplazamiento.



Los casos de La Laguna , El Limón y Potrerito son emblemáticos no solo de la protuberante incapacidad de las instituciones gubernamentales responsables de los retornos, sino sobre todo de la falta de voluntad política que existe para dar salidas oportunas y pertinentes a la problemática del desplazamiento de las comunidades del pueblo Wiwa.



12. Las cuatro familias Wiwa de apellidos Borbón Nieves, compuestas por trece personas, quienes se encuentran sobreviviendo en condiciones socioeconómicas muy precarias en Machiques, Estado de Zulia (Venezuela), siguen esperando la intervención de la institucionalidad pública colombiana y venezolana para que sean repatriados en condiciones dignas y seguras a algún lugar del Resguardo Kogui, Malayo y Arhuaco.



Pese a que estas cuatro familias llevan casi un año de vivir en Venezuela la atención que han recibido ha sido insuficiente, por lo que han optado por regresar a su país de origen.



13. Continúa el drama silencioso de los Wiwa que se encuentran detenidos y recluidos en diferentes cárceles y centros penitenciarios de Barranquilla, Montería, Valledupar, Santa Marta y Ciénaga, soportando un doble extrañamiento, lejos de su territorio y de su universo cultural, e inmersos en realidades ajenas que les son totalmente hostiles.



Llama la atención que de los veintiún Wiwa que actualmente se encuentran privados de la libertad, diecinueve lo están por delitos asociados a la rebelión. Ocho de estos Wiwa ya han sido condenados, seis de ellos por su supuesta pertenencia a grupos guerrilleros, en tanto que los trece restantes aún están a la espera de que se les defina su situación jurídica, lo que puede durar varios meses e incluso años.



La inmensa mayoría de estos Wiwa fueron detenidos con base en frágiles pruebas y testimonios poco creíbles aportados por reinsertados y desmovilizados de los grupos guerrilleros que haciendo ahora parte de la red de informantes y cooperantes están interesados en realizar señalamientos y elevar acusaciones a toda costa para hacerse acreedores a beneficios jurídicos, sociales y económicos.



Como se ha dicho veintiuno son los Wiwa que están actualmente detenidos, sin embargo la lista de Wiwa que han sido capturados y han pasado a detención por períodos de tiempo más o menos largos, antes de ser dejados en libertad por falta de pruebas, es interminable. Por cuenta de falsos testimonios y ficticias pruebas han estado detenidos en distintos momentos y por diferentes períodos de tiempo comisarios, maestros, promotores de salud, líderes, artesanos o simples gunamayina… Las privaciones de la libertad han afectado enormemente al pueblo Wiwa.



14. Los derechos colectivos de nuestro pueblo están en alto riesgo, ahora más que nunca a causa de una serie de megaproyectos que están avanzando vertiginosamente sobre territorio Wiwa.



A pasos agigantados se construye la represa sobre el río Ranchería en un área que reviste una significación especial para el pueblo Wiwa como quiera que allí se localizan varios lugares sagrados y en ella se había proyectado desde años atrás la ampliación del Resguardo Kogui-Malayo-Arhuaco. Los daños ecológicos y las afectaciones a nuestra identidad cultural derivados de una obra de esta naturaleza serán inconmensurables.



De otro lado, también sobre territorio Wiwa, en jurisdicción de Dibulla ( La Guajira ), firmemente se adelantan las obras de construcción del Puerto Multipropósito Brisa, una obra que ha sido duramente cuestionada por los impactos ambientales negativos que causará en los ecosistemas frágiles donde se piensa hacer y porque destruirá varios lugares sagrados para los Wiwa y Kággaba.



Y como si la represa sobre el Ranchería fuera insuficiente para saciar la sedienta voracidad que despierta el negocio del agua, ya los círculos de poder económico y político de la región están hablando de la necesidad de construir lo antes posible la represa sobre el río Tapias, también sobre territorio Wiwa, en jurisdicción de Dibulla ( La Guajira ).



Hay que aclarar que las autoridades del pueblo Wiwa no han sido consultadas sobre estos proyectos, los cuales se están construyendo no sólo a espaldas del querer y sentir de nuestro pueblo sino desconociendo flagrantemente derechos y principios como la consulta previa y el consentimiento libre e informado contemplados en instrumentos internacionales.



Según el conocimiento profundo que sobre la naturaleza y el territorio tienen los Mamos y Sagas en el área donde se están levantando las obras de la represa del Ranchería queda un lugar sagrado donde es necesario periódicamente pagarle tributo al trueno y a la tormenta para amainarlos y evitar que su fuerza se desborde. Como desde que empezaron las obras, en enero de 2006, ha sido imposible hacer los pagamentos que ordena la tradición Wiwa, ya se han reportado dos muertes de personas y varios incidentes a causa de los rayos que están cayendo incontrolablemente.



Para el pueblo Wiwa estas muertes aparentemente causadas por “accidentes de la naturaleza” son también violaciones a los derechos humanos, puesto que están originadas en intervenciones humanas indebidas que violentan a nuestra Madre Tierra. Seguramente estas muertes “accidentales” por rayos continuarán, así como las enfermedades se propagarán con facilidad por toda la Sierra Nevada de Santa Marta debido a que los Mamos y Sagas de nuestro pueblo no podrán seguir haciendo los pagamentos a la madre de las enfermedades en los puntos de la Línea Negra ubicados en el mar porque el Puerto Multipropósito Brisa los destruirá, ello porque nuestra visión del mundo pareciera no importarle a los que están detrás de estos megaproyectos.



15. El Gobierno Nacional no ha demostrado la más mínima voluntad política para sentarse a concertar de manera seria y coherente las medidas cautelares otorgadas al pueblo Wiwa por parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH); contrariamente se ha llenado de excusas para aplazar largamente las reuniones que se han programado y evitar así responder a las demandas planteadas por las autoridades Wiwa.



Excusas tan banales como que se iba a dar un cambio en el gabinete de la Gobernación de La Guajira --como si fuera responsabilidad de esta entidad territorial este tema de las medidas cautelares-- han servido para posponer indefinidamente las reuniones de concertación.



Mientras el proceso de concertación se encuentra entrabado por la falta de disposición evidenciada por el Gobierno Nacional, persisten las violaciones a los derechos humanos y colectivos del pueblo Wiwa. Las reuniones de concertación se aplazan, pero desafortunadamente las violaciones a los derechos humanos no.



En mérito de lo anterior, la Organización Wiwa Yugumaiun Bunkuanarrua Tayrona (OWYBT), eleva las siguientes



DEMANDAS Y EXIGENCIAS:



1. A la Agencia Presidencial para la Acción Social y la Cooperación Internacional para que antes de finalizar 2006 convoque a una reunión interinstitucional de alto nivel para que en concertación con las autoridades y representantes políticos del pueblo Wiwa se defina una agenda precisa con tiempos, responsables, recursos disponibles a fin de garantizar plenamente el derecho al retorno de las comunidades de La Laguna , El Limón, Potrerito, así como para concretar alternativas de solución a la problemática de la población Wiwa que se encuentra en situación de desplazamiento en distintas áreas de los municipios de El Molino, San Juan del Cesar, Dibulla y Riohacha.



2. Al Ministerio de Relaciones Exteriores para que adelante ante su homólogo en Venezuela las gestiones conducentes a la repatriación digna y segura de las familias Wiwa que se encuentran refugiadas en el vecino país.



3. Al Instituto Colombiano de Desarrollo Rural (INCODER), para que defina una ruta de trabajo que desemboque en la dotación de tierras y constitución de un resguardo con destino a la población Wiwa que se encuentra en situación de desplazamiento en jurisdicción de El Molino.



4. A la Procuraduría General de la Nación para que nombre una agencia especial encargada de revisar detalladamente los procesos jurídicos de los veintiún Wiwa que se encuentran detenidos, tanto los que han sido condenados como los que están a la espera que se les defina su situación jurídica.



5. A la Fiscalía General de la Nación para que informe adecuadamente a las autoridades del pueblo Wiwa sobre el estado actual en que se encuentran los procesos jurídicos que se adelantan contra los veintiún Wiwa que están detenidos a fin de definir concertadamente procedimientos para agilizar estos procesos y entregarlos a la competencia de la Jurisdicción Especial Indígena (JEI).



6. A la Fiscalía General de la Nación y a la Procuraduría General de la Nación para que investiguen oportuna y exhaustivamente e informen apropiadamente a las autoridades del pueblo Wiwa sobre las muertes y desapariciones de Wiwa a manos de la fuerza pública. Especial seguimiento se le debe dar a las denuncias que se han venido haciendo sobre los hechos que configuran ejecuciones extrajudiciales o ejecuciones sumarias.



7. Al Ministerio del Interior y de Justicia para que en concertación tanto con nuestras autoridades como con los Wiwa directamente concernidos que se encuentran amenazados por los distintos actores armados, se elaboren estrategias, procedimientos y mecanismos de protección individuales adecuados al contexto cultural y social en que viven.



8. Al Ministerio del Interior y de Justicia al igual que al Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, para que informen amplia y adecuadamente en una asamblea de autoridades del pueblo Wiwa sobre los procesos de consulta que se adelantaron en relación con la Represa Ranchería y Puerto Multipropósito Brisa, así como sobre las condiciones en que fueron entregadas las licencias ambientales para adelantar dichas obras.



9. Al Ministerio de Relaciones Exteriores para que convoque, antes de finalizar el 2006, a una reunión interinstitucional de alto nivel, en la que con una adecuada participación de autoridades y representantes políticos del pueblo Wiwa, se defina con meridiana claridad una agenda de reuniones, con tiempos, responsables y recursos disponibles, que destrabe el proceso de concertación de las medidas cautelares otorgadas a nuestro pueblo por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).



La presente declaración se suscribe en Valledupar (Cesar) a los dos (2) días del mes de noviembre del años dos mil seis (20006).





OWYBT

ORGANIZACIÓN WIWA YUGUMAIUN BUNKUANARRUA TAYRONA





1

Casa Indígena, Avenida Hurtado. Telefax: (095) 5737026. Valledupar – Cesar – Colombia

E-mail: pueblowiwa@gmail.com

This page has not been translated into 中文 yet.

This page can be viewed in
English Italiano Deutsch

Front page

Comunicado sobre el Paro Nacional y las Jornadas de Protesta en Colombia

The Broken Promises of Vietnam

Premier Mai : Un coup porté contre l’un·e d’entre nous est un coup porté contre nous tou·tes

Federasyon’a Çağırıyoruz!

Piştgirîye Daxuyanîya Çapemenî ji bo Êrîşek Hatîye li ser Xanîyê Mezopotamya

Les attaques fascistes ne nous arrêteront pas !

Les victoires de l'avenir naîtront des luttes du passé. Vive la Commune de Paris !

Contra la opresión patriarcal y la explotación capitalista: ¡Ninguna está sola!

100 Years Since the Kronstadt Uprising: To Remember Means to Fight!

El Rei està nu. La deriva autoritària de l’estat espanyol

Agroecology and Organized Anarchism: An Interview With the Anarchist Federation of Rio de Janeiro (FARJ)

Es Ley por la Lucha de Las de Abajo

Covid19 Değil Akp19 Yasakları: 14 Maddede Akp19 Krizi

Declaración conjunta internacionalista por la libertad de las y los presos politicos de la revuelta social de la región chilena

[Perú] Crónica de una vacancia anunciada o disputa interburguesa en Perú

Nigeria and the Hope of the #EndSARS Protests

How Do We Stop a Coup?

Aλληλεγγύη στους 51 αντιφασίστες της Θεσσαλονίκης

No war on China

Women under lockdown all around the world

Solidarity with the Struggle of North American People!

A libertarian socialist view of the capitalist and health crisis in the Americas

Para las Clases Populares del Mundo, Pandemia, Crisis, Todos los Tiempos son de Lucha

كل التضامن مع روج آفا

© 2005-2021 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]