user preferences

Se despenalizo por la lucha feminista

category venezuela / colombia | género | opinión / análisis author Wednesday February 23, 2022 07:12author by ViaLibre - 1 of Anarkismo Editorial Groupauthor email grupolibertariovialibre at gmail dot com Report this post to the editors

El pasado lunes 21 de febrero de 2022, la Corte Constitucional de Colombia, respondiendo a la demanda colectiva interpuesta por la campaña feminista Causa Justa, declaró, por estrecha mayoría, la legalidad de la interrupción voluntaria del embarazo en el país hasta la semana 24 de gestación (aproximadamente 5 meses y medio de embarazo). Con esta sentencia se ha logrado una gran victoria para todas las mujeres y personas con capacidad de gestar, que hoy celebramos.
despenalizacin_aborto_2022.jpg

Se despenalizo por la lucha feminista

El pasado lunes 21 de febrero de 2022, la Corte Constitucional de Colombia, respondiendo a la demanda colectiva interpuesta por la campaña feminista Causa Justa, declaró, por estrecha mayoría, la legalidad de la interrupción voluntaria del embarazo en el país hasta la semana 24 de gestación (aproximadamente 5 meses y medio de embarazo). Con esta sentencia se ha logrado una gran victoria para todas las mujeres y personas con capacidad de gestar, que hoy celebramos.

Desde 1970 el aborto legal es una demanda central del movimiento feminista en el país por el profundo impacto que tiene la maternidad obligatoria a la hora de limitar la autonomía personal y sexual de las mujeres y personas gestantes. Así, a finales de 1990, tras años de movilización del movimiento de mujeres y disidente, se consiguió un importante avance cuando en 2006, y tras el infame caso de parto forzado que condujo a la muerte de Marta Sulay Gonzales, la Corte despenalizó el aborto en tres casos: violación, riesgo para la salud física o mental de la madre y malformaciones graves del feto. De forma más reciente, la consolidación del movimiento feminista latinoamericano impactó positivamente en el país y se fortalecieron diversas iniciativas que, desde 2020, se articularon y lograron masificar las convocatorias por el aborto legal del 28 de septiembre.

La lucha pasa ahora por incorporar nuevas tareas como exigir la aplicación de esta práctica de manera segura, gratuita y eficaz, en un sistema de salud que hasta hoy impone fuertes e ilegales trabas burocráticas a los casos extremos de interrupción voluntaria del embarazo. Esto en un sector desigual, fragmentado y privatizado con Hospitales e Instituciones Prestadoras de Salud (IPS) quebradas y vaciadas de personal; con Entidades Promotoras de Salud (EPS) que restringen procedimientos y velan por un multimillonario negocio privado sobre la base de recursos públicos y donde sigue vigente el autoritarismo de las ordenes y sectas religiosas católicas, históricamente fuertes ante la ausencia de salud pública. Por eso, las futuras luchas por la aplicación de aborto en el actual sistema de salud se conectan con la pelea de un nuevo sistema público, laico, gratuito, financiado y de sensibilidad feminista.

Los nuevos campos de disputa no pueden llevarnos a olvidar la viejas tareas que pasan por la continuación de la pelea hasta la plena legalización del aborto sin restricciones, el desprocesamiento judicial y la reparación de todas las mujeres judicializadas por abortar y el fortalecimiento de los aún insuficientes esfuerzos por la educación sexual integral en todo los niveles educativos así como la garantía de medidas de anticoncepción y planificación gratuitas.

No podemos dejar de señalar que la estrategia de presión judicial, por lo que ha optado la mayoría del movimiento de mujeres y disidencias sexuales, ha mostrado logros y también importantes limitaciones. Sin embargo, parece bastante claro que muchos de los cambios legales solo surgieron después de años de movilización, lucha y propaganda, así como de avances en la organización autónoma y la capacidad de autogestión de las mujeres y las disidentes que empezaron a posicionar la demanda por el aborto en el debate político y en la opinión pública. El cambio que hoy vivimos no se explica porque las demandas judiciales del pasado hayan sido obra de malas abogadas y las actuales demandas lo hayan sido de buenas especialistas, sino porque la propia actividad independiente, de un creciente y activo movimiento de mujeres y disidencias de sexo y género, modificó el terreno cultural y político sobre el que operan las legislaciones.

El actual logro no debe hacernos perder la perspectiva de la situación general; las elites conservadoras de los poderes públicos siguen ahí, los sectores antiderechos mantienen su hegemonía sobre el poder económico, ejecutivo y legislativo a nivel nacional y regional, y los fundamentalistas religiosos son una fuerza política y cultural importante. La capacidad de los tradicionalistas para movilizarse en defensa del orden patriarcal sigue viva, como lo muestra el caso de su fuerte respuesta en 2016 ante la propuesta de educación sexual promovida por el Ministerio de Educación Nacional. Lo anterior, tras el proceso judicial surgido del infame caso de discriminación institucional, ejercido contra el estudiante libertario y disidente sexual, Sergio Urrego y que se concretó en una movilización clerical repleta de desinformación y odio a la diversidad, con la que la derecha religiosa logró tumbar los lineamientos en la calle y, con ella, a la ministra neoliberal Parody. Por eso, hoy resulta tan urgente la tarea de avanzar en una educación sexual integral y liberadora, desde adentro y desde afuera de las instituciones escolares.

Es tiempo de celebrar pero también de fortalecer el movimiento y continuar la lucha contra el patriarcado y el capitalismo.

¡Por el derecho a decidir y la despenalización total del aborto!
¡Arriba las que luchan!

Grupo Libertario Vía Libre

This page can be viewed in
English Italiano Deutsch
© 2005-2022 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]