user preferences

Apuntes para una Izquierda Libertaria a la altura del nuevo ciclo político

category bolivia / peru / ecuador / chile | movimiento anarquista | opinión / análisis author Monday March 03, 2014 10:38author by Sebastián Osorio Report this post to the editors

Desde un tiempo a esta parte, los 'libertarios' se han ganado un modesto pero merecido espacio en la izquierda chilena, de la mano de diversas luchas que, entre otras cosas, los ha llevado el 2014 a la presidencia de la federación estudiantil más importante del país.
Con todo, es preciso tener en cuenta que, si se toma al conjunto de las organizaciones que se definen como libertarias, se trata de una identidad relativamente joven y en proceso de construcción, en buena medida dispersa en lo orgánico y que -se puede reconocer sin mayor dramatismo- no constituye ni de lejos una fuerza a la altura de los desafíos que se plantea cualquier movimiento de intención revolucionaria.

dscf1153.jpg


Apuntes para una Izquierda Libertaria a la altura del nuevo ciclo político

Desde un tiempo a esta parte, los 'libertarios' se han ganado un modesto pero merecido espacio en la izquierda chilena, de la mano de diversas luchas que, entre otras cosas, los ha llevado el 2014 a la presidencia de la federación estudiantil más importante del país.

Con todo, es preciso tener en cuenta que, si se toma al conjunto de las organizaciones que se definen como libertarias, se trata de una identidad relativamente joven y en proceso de construcción, en buena medida dispersa en lo orgánico y que -se puede reconocer sin mayor dramatismo- no constituye ni de lejos una fuerza a la altura de los desafíos que se plantea cualquier movimiento de intención revolucionaria.

Puesto en la balanza, esto no debiera desalentar a nadie. Al contrario, debiese ser motivo de orgullo considerando los grandes pasos dados en pocos años, imposibles sin el trabajo abnegado y la mayor parte de las veces anónimo de numerosos militantes y activistas que desde sus respectivas trincheras han aportado a esta historia, a veces sin siquiera saberlo.

La idea de levantar una "Izquierda Libertaria" es en gran parte inspirada por estos logros, pero fundamentalmente por la necesidad de estar a la altura de los tiempos en que, como respuesta a una potente movilización popular sin orientaciones totalmente claras, se anuncia con cinismo la agonía del modelo que concibió la dictadura y que quiso administrar la Concertación mientras le fue posible.

El gobierno de Bachelet, tal como ha quedado claro en su programa, buscará implementar una serie de reformas tímidas y mojigatas, más buscando poner fin al ciclo de conflictividad y movilizaciones de masas y mantener la gobernabilidad que requiere el empresariado, que por un interés honesto en cambios sociales de envergadura. La desidia a la hora de hacer grandes reformas que demostrará tempranamente este bloque político, solo será evidente para franjas significativas de nuestra clase cuando la izquierda muestre ser una alternativa creíble, y comprometa con fuerza en las calles el oportunismo ramplón y las eternas excusas de la "centro izquierda".

Para que este escenario sea aprovechable como un punto de apoyo para consolidar el proceso de rearme del movimiento popular, parece ser una de las tareas básicas mantener abierto el ciclo de luchas para sostener la posibilidad de proyectarlo en términos intersectoriales, esto es, más allá de sus contenidos gremiales parciales. Estamos hablando de un objetivo realista siempre y cuando exista al menos cierto grado de unidad táctica entre las fuerzas existentes de izquierda. Esta unidad podrá perfectamente mostrar mayores rendimientos, como la eventual construcción de una "vanguardia compartida", pero ello no puede en ningún sentido asumirse de antemano tendiendo un cheque en blanco a compañeros por meras declaraciones de intenciones comunes sin haberlas puesto en marcha durante un tiempo razonable: la única forma de comprobar la voluntad y la disposición verdadera a determinada estrategia siempre será la práctica.

En particular, a los libertarios les cabe el deber de administrar sus logros y anclarse como un referente entre los trabajadores y trabajadoras, así como a nivel territorial, para lo cual urge profundizar con humildad su trabajo de base con principios y objetivos comunes. La Izquierda Libertaria podrá cumplir entonces un papel como espacio de convergencia, como un instrumento de lucha conjunta que apueste a un crecimiento del sector en términos de masas.

Como es de esperar, existen algunos requisitos para que una Izquierda Libertaria de estas características sea posible. El referente político deberá abrirse naturalmente a un debate fraterno, con reglas claras y sin exclusiones de temas ni opciones políticas a priori. También es preciso que las diferentes tendencias y organizaciones entre los libertarios abandonen cualquier pretensión de utilizar este proyecto como una correa de transmisión exclusiva y maleable de acuerdo a sus objetivos propios. En la misma línea, la conformación y la toma de decisiones deberá estar sujeta a las necesidades y la realidad objetiva de la militancia de base, que al final del día es el único pilar verdadero de cualquier proyecto político. Lo que se plantea es nada más y nada menos que hacer honor a la tradición de una izquierda con raíces anarquistas y totalmente ajena a las lógicas estalinistas y autoritarias que, de nuestro lado de la vereda pero con patentes déficits democráticos, arrastra una izquierda cuyo proyecto buscamos superar.

Como incitación al debate, que por cierto ya comenzó hace rato, parece clave dilucidar las posibilidades y límites reales que puede tener la generación de una eventual crisis que derive en algún tipo de ruptura con la institucionalidad pinochetista, atendiendo al poder objetivo del movimiento popular, pero también a las características tanto del bloque en el poder como de la burguesía en Chile. Asimismo se tiene que definir con claridad el carácter y los alcances de las reformas urgentes que el movimiento de masas debe conquistar para continuar fortaleciéndose, y el modo de acompañarlas de una apuesta revolucionaria genuina de largo plazo.

Las luchas y demandas de necesidad inmediata, el modo en que estas pueden materializarse como producto de la lucha de clases en el país, y los organismos y frentes de masas (existentes o por fundarse) llamados a materializarlas, se tienen que definir mediante un diálogo sereno, que pondere las distintas variables que abre el escenario nacional sin apresuramientos arrogantes e irresponsables que nos podrían llevar, por una estúpida falta de reflexión, a una derrota o un retroceso que no nos podemos permitir.

Por ejemplo, la "tesis" de ruptura democrática (de la que he visto tantas definiciones que no me atrevería a utilizar una en particular) puede perfectamente tener una aplicación útil, pero siempre de acuerdo a cómo se desenvuelva el escenario y los pasos que dará el bloque en el poder, que a contrapelo de lo que afirman los profetas del fin del neoliberalismo, es bastante plausible que ceda importantes cuotas de reformas incluso estructurales si se ve acorralado por un nivel de movilización importante. Por ello necesariamente se debe concebir un arsenal táctico de luchas mucho más amplio que se adecue defensiva u ofensivamente a sus movimientos, evitando ser sorprendidos por un inmovilismo fundado en supuestos teóricos rígidos; nada más ajeno a la muchas veces pregonada "heterodoxia" de los libertarios.

Por último, asumiendo con responsabilidad y altura de miras las legítimas diferencias políticas que existen entre diferentes organizaciones y tendencias del sector (al menos aquellas que resulten no irreconciliables), un espacio como la Izquierda Libertaria deberá ser capaz de aceptar la existencia de tácticas diferentes de haberlas, siempre y cuando estas sean complementarias y no contradictorias entre sí.

Si somos capaces de ponernos de acuerdo en estos simples aspectos, estaremos en un excelente pie para conformar referentes mayores de lucha junto con el resto de la izquierda y los movimientos sociales que aspiren a transformaciones estructurales en perspectiva revolucionaria, planteando una vía propia hacia el socialismo y la libertad. Por el contrario, si la idea de una izquierda libertaria acaba siendo un reducto de camarillas sectarias y sueños juveniles de política de masas sin un anclaje social real, jamás pasará de ser solo una ilusión desechable en el basurero de la historia.

author by comunista libertariopublication date Tue Mar 04, 2014 05:35Report this post to the editors

Tu dices que existen muchas versiones respecto a ruptura democrática. Yo solo conozco una. ¿me podrías indicas cuales serían esas versiones? Lo digo de muy buena fe, es que me gustaría saber si la que conozco es la correcta o es "una más". Saludos

 
This page can be viewed in
English Italiano Deutsch
Employees at the Zarfati Garage in Mishur Adumim vote to strike on July 22, 2014. (Photo courtesy of Ma’an workers union)

Front page

Reseña del libro de José Luis Carretero Miramar “Eduardo Barriobero: Las Luchas de un Jabalí” (Queimada Ediciones, 2017)

Análise da crise política do início da queda do governo Temer

Dès maintenant, passons de la défiance à la résistance sociale !

17 maggio, giornata internazionale contro l’omofobia.

Los Mártires de Chicago: historia de un crimen de clase en la tierra de la “democracia y la libertad”

Strike in Cachoeirinha

(Bielorrusia) ¡Libertad inmediata a nuestro compañero Mikola Dziadok!

DAF’ın Referandum Üzerine Birinci Bildirisi:

Cajamarca, Tolima: consulta popular y disputa por el territorio

Statement on the Schmidt Case and Proposed Commission of Inquiry

Aodhan Ó Ríordáin: Playing The Big Man in America

Nós anarquistas saudamos o 8 de março: dia internacional de luta e resistência das mulheres!

Özgürlüğümüz Mücadelemizdedir

IWD 2017: Celebrating a new revolution

Solidarité avec Théo et toutes les victimes des violences policières ! Non à la loi « Sécurité Publique » !

Solidaridad y Defensa de las Comunidades Frente al Avance del Paramilitarismo en el Cauca

A Conservative Threat Offers New Opportunities for Working Class Feminism

De las colectivizaciones al 15M: 80 años de lucha por la autogestión en España

False hope, broken promises: Obama’s belligerent legacy

Primer encuentro feminista Solidaridad – Federación Comunista Libertaria

Devrimci Anarşist Tutsak Umut Fırat Süvarioğulları Açlık Grevinin 39 Gününde

The Fall of Aleppo

Italia - Ricostruire opposizione sociale organizzata dal basso. Costruire un progetto collettivo per l’alternativa libertaria.

Recordando a César Roa, luchador de la caña

© 2005-2017 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]