user preferences

La reconstrucción y la oportunidad desaprovechada de refundar participativamente la ciudad

category bolivia / peru / ecuador / chile | community struggles | opinión / análisis author Thursday March 07, 2013 01:59author by Econonuestras Report this post to the editors

Se cumplen 3 años de lo que fue el terremoto y tsunami del 27 de febrero del año 2010. Luego del impactante episodio de la tierra remeciéndose y el mar escalando los afluentes, los damnificados se autoconvocaron a través de redes, primero reconstruyéndose a sí mismos en una catarsis social y luego dando a luz a maduras organizaciones de pobladores que, más allá de la vivienda, reclaman el derecho a la ciudad.

mnrj2300x265.jpg

Para conmemorar aquel hito de la historia reciente de Chile, Tusy Urra, pobladora de la Villa Olímpica y vocera del Movimiento Nacional por la Reconstrucción Justa (MNRJ), y Henry Herrera de Fundación Hábitat para la Humanidad (una de las organizaciones de apoyo al MNRJ), recién llegados de una gira nacional donde compartieron la situación de cada localidad, visitaron la radio www.lavozdelostrabajadores.cl y participaron en Econonuestras para realizar un diagnóstico sobre la situación de las familias y sus comunidades a tres años del sismo de 8,8 Mw.

Damnificados y organizados

El MNRJ es una red que se extiende desde Santiago hasta la VIII región. Apenas unos meses después del sismo, nació como una necesidad y con una fuerte carga de recomposición emocional… una reconstrucción profunda. Como nos cuenta Tusy: “los primeros encuentros fueron de llorar, de saber que no estábamos solos, que existían otras localidades en las mismas condiciones y a partir de esa catarsis decidimos comprometernos todas las localidades y trabajar juntos a través de asistencia técnica e informativa de nosotros mismos y buscando también el apoyo de otras organizaciones (Universidades, ONG´s)”.

Entre los hitos del MNRJ se hayan la invitación y gira que realizaron junto a la arquitecta y urbanista Raquel Rolnik, Relatora de la ONU por el derecho a la vivienda adecuada; la elaboración del Informe Alternativo para la ONU sobre la Reconstrucción; y además, grandes manifestaciones como el ‘dichatazo’, que han permitido notoriedad mediática y presión a las autoridades. Otro punto es la auditoría externa que hoy reclaman para analizar las cifras de manera responsable, debido a la divergencia de datos entre los pobladores y las autoridades. Por ejemplo, el MINVU en su último informe ha anunciado un 65% de avance, mientras según los damnificados organizados sólo el 44% de las viviendas estarían construidas y entregadas.

La percepción de quien ‘viene de afuera’ es que no ha habido reconstrucción, nos dice Tusy, y por ello “a nosotros, como damnificados, nos validan plenamente”.

Los ejes del diagnóstico tienen relación con la calidad de lo construido y la calidad de lo diseñado. Y es que la pertinencia de los diseños, la ubicación, el material utilizado, la adecuación al tipo de familias y sus oficios, entre otros, han dejado una sombra en torno a la sostenibilidad a mediano y largo plazo de lo que se está construyendo.

Participación

Pero además, Henry nos dice que el factor clave que se ignoró desde un principio es el de la participación: “mientras más participen las comunidades, mejor es el proceso de reconstrucción (…) mientras mejor se informe, mientras mejor pueda supervisar la propia comunidad, mejor es el proceso de reconstrucción”. Tusy remata: “(a este gobierno) no le conviene o no le interesa trabajar con el ciudadano en este sentido, con el poblador, porque ellos dicen que ya tienen solucionado el problema”.

El movimiento denuncia centralismo y soberbia en el proceso. Los resultados de un gobierno que no considera la participación de los pobladores de cada localidad, sumado al interés telúrico-mercantil de las inmobiliarias, han desembocado en ineficiencias que desaprovecharon absolutamente la ‘oportunidad’ que brindó la catástrofe para recuperar la ciudad.

“No hay una política real (…) es una base de experimento. Se perdió una gran oportunidad de haber aplicado políticas reales de vivienda”, comenta Tusy. Aunque también, la desidia de las autoridades ha provocado positivas consecuencias, además de la organización y el reconocimiento de sus derechos como pobladores: se ha abierto un proceso de autoformación respecto a temas técnicos que permite ponerse de igual a igual ante el poder para debatir estrategias de reconstrucción y desmentir la información oficial.

Derecho a la ciudad

“Es necesario mirar el territorio de una forma estratégica”, nos comenta Henry. La mercantilización sobre las cosas inhibe los derechos sobre las mismas y, en el caso del espacio, éste se somete a ¿quién es el dueño de la ciudad?. “El derecho a la ciudad tiene que ver con que colectivamente pensemos el territorio y, por lo tanto, planifiquemos el territorio”, continúa.

La reconstrucción planteó “una oportunidad desaprovechada, pero no perdida” puesto que el proceso de las organizaciones sociales levantadas en los últimos tres años ha llevado a cuestionamientos que se salen del techo y las cuatro paredes y convergen en el ‘derecho a la ciudad’. Henry argumenta: “porque el derecho a la ciudad apunta en la dirección de buscar justicia en las relaciones sociales en un espacio determinado, y que las personas tengan una incidencia en la construcción y el diseño futuro de ese espacio… tiene que ver con pensar en los hijos, en los nietos”.

Y es que la participación tiene una tremenda carga positiva: “refundar el barrio”, reconstruir la ciudad, recuperar la vida… y en eso ya van avanzando los pobladores organizados.

El programa puede escucharse en el siguiente enlace:

Related Link: http://econonuestras.cl/55-capitulo-de-econonuestras-25...2013/
This page can be viewed in
English Italiano Deutsch
Employees at the Zarfati Garage in Mishur Adumim vote to strike on July 22, 2014. (Photo courtesy of Ma’an workers union)

Front page

ANARCHISM, ETHICS AND JUSTICE: THE MICHAEL SCHMIDT CASE

Land, law and decades of devastating douchebaggery

Democracia direta já! Barrar as reformas nas ruas e construir o Poder Popular!

Reseña del libro de José Luis Carretero Miramar “Eduardo Barriobero: Las Luchas de un Jabalí” (Queimada Ediciones, 2017)

Análise da crise política do início da queda do governo Temer

Dès maintenant, passons de la défiance à la résistance sociale !

17 maggio, giornata internazionale contro l’omofobia.

Los Mártires de Chicago: historia de un crimen de clase en la tierra de la “democracia y la libertad”

Strike in Cachoeirinha

(Bielorrusia) ¡Libertad inmediata a nuestro compañero Mikola Dziadok!

DAF’ın Referandum Üzerine Birinci Bildirisi:

Cajamarca, Tolima: consulta popular y disputa por el territorio

Statement on the Schmidt Case and Proposed Commission of Inquiry

Aodhan Ó Ríordáin: Playing The Big Man in America

Nós anarquistas saudamos o 8 de março: dia internacional de luta e resistência das mulheres!

Özgürlüğümüz Mücadelemizdedir

IWD 2017: Celebrating a new revolution

Solidarité avec Théo et toutes les victimes des violences policières ! Non à la loi « Sécurité Publique » !

Solidaridad y Defensa de las Comunidades Frente al Avance del Paramilitarismo en el Cauca

A Conservative Threat Offers New Opportunities for Working Class Feminism

De las colectivizaciones al 15M: 80 años de lucha por la autogestión en España

False hope, broken promises: Obama’s belligerent legacy

Primer encuentro feminista Solidaridad – Federación Comunista Libertaria

Devrimci Anarşist Tutsak Umut Fırat Süvarioğulları Açlık Grevinin 39 Gününde

© 2005-2017 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]