user preferences

No se necesitan cartas, se necesitan Pierre Dubois

category bolivia / peru / ecuador / chile | religión | opinión / análisis author Friday October 05, 2012 04:08author by Econonuestras Report this post to the editors

Hace más de tres décadas que el Neoliberalismo se volvió en la iglesia fundamentalista del poder nacional, tanto para los agentes de la dictadura como para el empresariado local.

pierredubois.jpg

El día jueves 27 de septiembre, la Conferencia Episcopal de Chile emitió la carta titulada “Humanizar y compartir con equidad el desarrollo de Chile”. En ella, se dedicó un capítulo completo al diagnóstico de los estados de ánimo del colectivo chileno. En particular, en el subcapítulo ‘hechos que crean malestares’, el documento aborda los síntomas de otra religión en crisis: el Neoliberalismo. Desde el foco en el crecimiento hasta la desigualdad, desde el individualismo hasta el ‘lucro desregulado’, la carta de la Iglesia más que oportuna, luce oportunista.

Hace más de tres décadas que el Neoliberalismo se volvió en la iglesia fundamentalista del poder nacional, tanto para los agentes de la dictadura como para el empresariado local. Y desde entonces también que sus efectos se han hecho sentir: en la precarización laboral, en la atomización de la sociedad, en el consumismo y el endeudamiento, en un país cada vez más desigual. Aún así, sólo a raíz del malestar en las movilizaciones sociales del 2011, es que los rectores de lo bueno y lo malo se han manifestado de manera oficial, como diciendo ‘falta nuestra palabra’. El asunto es que no falta su palabra, al menos no se necesitó para comenzar a decir ‘basta!’.

No se necesitan cartas, se necesitan Pierre Dubois

Al día siguiente de la difusión de la misiva falleció Pierre Dubois, nueve días después de una nueva conmemoración del asesinato del cura obrero Joan Alsina. Ambos representan la acción, el compromiso y la resistencia, el de los curas de la población en dictadura y el de los curas obreros, también llamados ‘curas rojos’ por los neoliberales del séptimo día, y es que asumieron un rol activo frente al descaro de la muerte, la tortura y la desaparición a manos de los católicos Pinochet y compañía.

Dubois tomó posición también frente a la imposición de una economía elitista, un modo de producción abusivo y enajenante. Su diagnóstico de la realidad de millones de chilenos no era desde la intelectualidad o de una posición superior, provenía de las conversaciones cotidianas, de los lazos directos… y sin haberlo conocido, me atrevería a aseverar que el territorio terminó evangelizándolo a él al final de sus 40 años de lucha.

Para algunos la opinión de la Iglesia en este documento ha sido valiente y desafiante, pero si alguna vez la iglesia católica tuvo algo de valor, este ha ido muriendo de a poco, junto con quienes lucharon y continuaron tomando posición, aquellos que saben que fueron viendo que no bastaba con rezar.

Pierre Dubois hoy parecería escindido de la imagen de la iglesia que busca comandar la moral y que esta vez llegó tarde en su afán de conducir el malestar social. La crisis neoliberal no es ni la primera ni tampoco apareció de la nada, y durante los últimos 30 años sus lineamientos han sido aplicados y profundizados, primero por los Apóstoles de Chicago y luego por la Diócesis de los Renovados. Por ello, el silencio y – otras veces – la tibiedad de la iglesia católica al respecto, pareciera que coincidiera en que el Neoliberalismo es la Verdad, aunque no sea ni justo ni necesario.

No tengáis miedo de criticarlo a él

La búsqueda del protagonismo no es nueva ni local. En octubre del 2011, el Vaticano se pronunció respecto de la crisis internacional y su solución fue un tecnócrata llamado a una autoridad única en materia política y la sugerencia de la creación de un banco central mundial. Y si bien la crítica al FMI fue certera, cuesta darle credibilidad al tipo de globalización propuesto por las máximas autoridades católicas, debido a que el tejido social que podría configurar tal nivel de organización fue deshecho, entre otros, por el rol corrosivo de la misma iglesia.

Recordemos que mientras la implementación del Neoliberalismo salía desde Chile al mundo, paralelamente – entre los años 1981 y 2005 – el actual Papa Benedicto XVI fue ‘Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe’ quien, mandatado por su antecesor en el Pontificado: Juan Pablo II, tuvo la labor de censurar las voces de los teologistas de la liberación, quienes desde el sur y desde abajo aplicaban y teorizaban la solidaridad en desmedro de la caridad paternalista, y realizaban un trabajo social honesto más allá de la imposición moral como giro principal de la religión.

"La justicia que no se ejerce cuando corresponde, ya es injusta"

Todas las críticas al modelo son bienvenidas. Las oportunistas, no. Si hasta el gobierno, de la mano de Andrés Pío Bernardino Chadwick Piñera (Neoliberal y Católico, UDI (Ex-MAPU), ex Verbo Divino y ex Presidente designado de la FEUC) se alineó con la iglesia hasta los límites de la conveniencia.

En momentos en que los pilares de la ‘república’ (estado, partidos políticos, FF.AA., empresarios y las iglesias, en especial la católica) están bajo un creciente cuestionamiento, la idea no es interpelar a la institución religiosa, sino aprovechar de construir nuestra propia moral, y dejar de darle la importancia (aunque paradójicamente inspire este artículo) que hace tiempo debió perder como dueños de la moral, y quedarnos con el testimonio de la acción (u ‘obra’ como les gusta llamarlo) de personas como Mariano Puga, ‘Pepe’ Aldunate y Pierre Dubois, entre otros, quienes serán recordados por su justicia y valentía en un vínculo directo con el pueblo, por sobre su pertenencia a una iglesia lejana, moderada y por lo mismo injusta. Ya lo dijo Pierre Dubois, casi como una respuesta a la carta de Conferencia Episcopal: ”la justicia que no se ejerce cuando corresponde, ya es injusta”.

Editorial de Econonuestras.cl

Related Link: http://econonuestras.cl/no-se-necesitan-cartas-se-neces...bois/
This page can be viewed in
English Italiano Deutsch
Employees at the Zarfati Garage in Mishur Adumim vote to strike on July 22, 2014. (Photo courtesy of Ma’an workers union)

Front page

ANARCHISM, ETHICS AND JUSTICE: THE MICHAEL SCHMIDT CASE

Land, law and decades of devastating douchebaggery

Democracia direta já! Barrar as reformas nas ruas e construir o Poder Popular!

Reseña del libro de José Luis Carretero Miramar “Eduardo Barriobero: Las Luchas de un Jabalí” (Queimada Ediciones, 2017)

Análise da crise política do início da queda do governo Temer

Dès maintenant, passons de la défiance à la résistance sociale !

17 maggio, giornata internazionale contro l’omofobia.

Los Mártires de Chicago: historia de un crimen de clase en la tierra de la “democracia y la libertad”

Strike in Cachoeirinha

(Bielorrusia) ¡Libertad inmediata a nuestro compañero Mikola Dziadok!

DAF’ın Referandum Üzerine Birinci Bildirisi:

Cajamarca, Tolima: consulta popular y disputa por el territorio

Statement on the Schmidt Case and Proposed Commission of Inquiry

Aodhan Ó Ríordáin: Playing The Big Man in America

Nós anarquistas saudamos o 8 de março: dia internacional de luta e resistência das mulheres!

Özgürlüğümüz Mücadelemizdedir

IWD 2017: Celebrating a new revolution

Solidarité avec Théo et toutes les victimes des violences policières ! Non à la loi « Sécurité Publique » !

Solidaridad y Defensa de las Comunidades Frente al Avance del Paramilitarismo en el Cauca

A Conservative Threat Offers New Opportunities for Working Class Feminism

De las colectivizaciones al 15M: 80 años de lucha por la autogestión en España

False hope, broken promises: Obama’s belligerent legacy

Primer encuentro feminista Solidaridad – Federación Comunista Libertaria

Devrimci Anarşist Tutsak Umut Fırat Süvarioğulları Açlık Grevinin 39 Gününde

© 2005-2017 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]