user preferences

Un caos ordenado

category venezuela / colombia | antifascismo | non-anarchist press author Friday October 03, 2008 06:41author by Rodolfo Arango - El Espectador Report this post to the editors

OLGA MARINA VERGARA, FEMINISta y líder de la Ruta Pacífica de las Mujeres, cae cobardemente asesinada, junto con su nieto de cinco años y otros familiares, en Medellín.

Las autoridades relacionan el hecho con un supuesto decomiso al hijo de licor adulterado. Decenas de jóvenes de Soacha y otros centros urbanos del país son encontrados sin vida en fosas anónimas, “dados de baja” por el Ejército corto tiempo después de su desaparecimiento. Los mandos militares y de policía informan que muchos de ellos, de todas formas, tenían antecedentes penales. Mientras tanto, el Gobierno acusa a los huelguistas de la caña de tener vínculos con la guerrilla y soporta la parálisis de la Rama Judicial por no cumplir con lo establecido por la ley en materia salarial. La presunta migración voluntaria en el país, según José Obdulio, contrasta con las cifras de Codhes que muestran un crecimiento del desplazamiento forzado de 41% en el primer semestre de 2008 en relación con igual período del año anterior. Las respuestas oficiales se parecen a las dadas en el exterior sobre las muertes de sindicalistas: muchas de ellas obedecen a “líos de faldas”, según el Gobierno.

Si buscamos un patrón en el estado de cosas descrito, surgen varias hipótesis no excluyentes entre sí. Una pone el énfasis en el subdesarrollo, en la plaga del narcotráfico y en el poder corruptor del dinero fácil. Otros, más píos, atribuyen la realidad social y la decadencia del mundo a la naturaleza pecadora del ser humano. Los menos perciben en la estela de sangre y de sufrimiento inconmensurable un caos ordenado. El caos que vivimos es intencional y organizado. Tiene como función enlodar para trivializar; descalificar para tergiversar; confundir para invisibilizar. El caos ordenado sirve a los beneficiarios del régimen: apropiadores de tierras a sangre y fuego; lavadores de dinero ilícito; latifundistas y palmicultores; políticos clientelistas y contratistas con privilegiado acceso al poder. El caos ordenado ayuda a difuminar y a escamotear la responsabilidad por el mal ejercicio del poder público. Ejemplos sobran. Si no, preguntemos al Fiscal por los errores que tienen libres al ex director del DAS, al honorable “primo” Mario Uribe, al hermano del Presidente y a su vecino, el abogado de Tasmania. Al listado de “hechos accidentales” se suman los vínculos del abogado Abelardo de la Espriella con el joven multiplicador de dinero y faraón de DMG —David Murcia Guzmán—; con los ex congresistas presos por la parapolítica; con su amigo el mismísimo Fiscal General de la Nación; con el empresario, ganadero de Córdoba y amigo del presidente —William Vélez Sierra—, adjudicatario de la remodelación de El Dorado, negocio por el cual el mismo Abelardo de la Espriella ganó una jugosa comisión. A las coincidencias se añade la lista de funcionarios con fugaz vida diplomática, nombrados por el Ejecutivo y luego retirados ante las investigaciones criminales en su contra.

¿Cómo no ver en este caos un patrón u orden establecido? Por fortuna, esta opinión puede ser contrastada. Basta leer para ello a algunos columnistas del diario de la familia del Vicepresidente y del Ministro de Defensa. Por mi parte, considero más sólida la hipótesis del caos ordenado que la del subdesarrollo económico o la de la maldad humana. Los que sacan provecho del desorden logran, con su irresponsabilidad política, asegurar la impunidad y el mantenimiento del orden actual. Mientras los criminales que ejecutan los asesinatos son responsables penalmente, los servidores públicos respectivos son responsables políticamente por el fracaso en sus funciones y todos los colombianos somos moral y políticamente responsables por apoyarlos y por aceptar como inevitable el caos que beneficia a pocos y nos afecta a todos.

~~~

¿Evadirán también su responsabilidad banqueros y directores de fondos de pensiones que especulan y llevan a la pérdida de los ahorros de los trabajadores colombianos?

Related Link: http://www.elespectador.com/columna-un-caos-ordenado
This page can be viewed in
English Italiano Deutsch
Employees at the Zarfati Garage in Mishur Adumim vote to strike on July 22, 2014. (Photo courtesy of Ma’an workers union)

Front page

SAFTU: The tragedy and (hopefully not) the farce

Anarchism, Ethics and Justice: The Michael Schmidt Case

Land, law and decades of devastating douchebaggery

Democracia direta já! Barrar as reformas nas ruas e construir o Poder Popular!

Reseña del libro de José Luis Carretero Miramar “Eduardo Barriobero: Las Luchas de un Jabalí” (Queimada Ediciones, 2017)

Análise da crise política do início da queda do governo Temer

Dès maintenant, passons de la défiance à la résistance sociale !

17 maggio, giornata internazionale contro l’omofobia.

Los Mártires de Chicago: historia de un crimen de clase en la tierra de la “democracia y la libertad”

Strike in Cachoeirinha

(Bielorrusia) ¡Libertad inmediata a nuestro compañero Mikola Dziadok!

DAF’ın Referandum Üzerine Birinci Bildirisi:

Cajamarca, Tolima: consulta popular y disputa por el territorio

Statement on the Schmidt Case and Proposed Commission of Inquiry

Aodhan Ó Ríordáin: Playing The Big Man in America

Nós anarquistas saudamos o 8 de março: dia internacional de luta e resistência das mulheres!

Özgürlüğümüz Mücadelemizdedir

IWD 2017: Celebrating a new revolution

Solidarité avec Théo et toutes les victimes des violences policières ! Non à la loi « Sécurité Publique » !

Solidaridad y Defensa de las Comunidades Frente al Avance del Paramilitarismo en el Cauca

A Conservative Threat Offers New Opportunities for Working Class Feminism

De las colectivizaciones al 15M: 80 años de lucha por la autogestión en España

False hope, broken promises: Obama’s belligerent legacy

Primer encuentro feminista Solidaridad – Federación Comunista Libertaria

© 2005-2017 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]