user preferences

New Events

Argentina/Uruguay/Paraguay

no event posted in the last week

Ante el conflicto del campo en Argentina

category argentina/uruguay/paraguay | economía | portada author Wednesday April 09, 2008 11:57author by Red Libertaria Report this post to the editors

Frente al conflicto entre los empresarios agropecuarios, hoy en una inestable tregua, planteamos que este conflicto no es más que una puja entre burgueses dentro del modelo comenzado por Duhalde y continuado por los Kirchner y señalamos que los trabajadores seguiremos siendo los verdaderos perjudicados gane quien gane en tanto no nos organicemos y pongamos en pie de lucha por nuestras propias reivindicaciones y conquistas.

Red Libertaria de Buenos Aires (Argentina)

[ English ] [ Italiano ]

Desde la Red Libertaria planteamos que este conflicto no es más que una puja entre burgueses dentro del modelo comenzado por Duhalde y continuado por los Kirchner y señalamos que los trabajadores seguiremos siendo los verdaderos perjudicados gane quien gane en tanto no nos organicemos y pongamos en pie de lucha por nuestras propias reivindicaciones y conquistas.


Ante el conflicto del campo en Argentina


Desde la Red Libertaria planteamos que este conflicto no es más que una puja entre burgueses dentro del modelo comenzado por Duhalde y continuado por los Kirchner y señalamos que los trabajadores seguiremos siendo los verdaderos perjudicados gane quien gane en tanto no nos organicemos y pongamos en pie de lucha por nuestras propias reivindicaciones y conquistas.

El auge del campo y las retenciones

Con los precios internacionales por las nubes el campo no para de batir récords de cosechas y ganancias. Es por esto que se aguantaron las retenciones sin chistar desde 2002. Sabían que así pagaban el costo de sostener y fortalecer al gobierno para que nadie saque los pies del plato y poder hacer negocios tranquilos. Más les jodió que les pongan límites a las exportaciones o que les exijan que garanticen que no falten alimentos en las góndolas y que no traten de cobrárnoslos como si fuéramos yanquis, chinos o europeos. A esto respondieron reclamando compensaciones en la forma de subsidios (que reciben principalmente las más grandes empresas del sector, como Sancor y la Serenísima, Molino Cañuelas, Molinos Río de la Plata, Aceitera General Deheza, entre otras) y aumentos de precios que vienen imponiendo de hecho en los últimos años (al punto que algunos productos ya superan los precios en dólares que tenían en 2001). Así parar la olla se complica más y más y la carne, los lácteos, las verduras se vuelven lujos inaccesibles para los laburantes. A este problema del modelo de la nueva convertibilidad (uno de varios) el gobierno tiene que responder por el costo político que le trae y para hacerlo necesita guita. Guita que espera conseguir, en parte, con el aumento a las retenciones.

¿Quién sostiene el modelo? y ¿Quién paga los platos rotos?

Somos los trabajadores con los sueldos de hambre que nos pagan después de jornadas interminables (no sólo de los peones rurales, sino de todos los trabajadores), la clave de la competitividad que tanto festejan, y es con los impuestos a los fideos, el arroz y la polenta, al azúcar y el aceite, los impuestos como el IVA, del que salen más de un tercio de los ingresos del estado nacional (que van a parar a los empresarios en la forma de subsidios por miles de millones de pesos, entre ellos el del gasoil, y con la completa orientación de las políticas públicas a su servicio). Además, la falta de alimentos también golpea primero y más duro a los más pobres porque no hay con que pagar los precios inflados por especuladores, acaparadores y todo tipo de aprovechados, y porque muchos no pueden comprar en cantidad para tener reservas por vivir al día.

¿Quién está en los piquetes y quién en la mesa de negociaciones?

Está claro que en los piquetes están los dueños y arrendatarios de tierras pero también los peones y vecinos de los pueblos del interior por miedo a caer en la volteada (menos plata en la calle y pérdida de trabajos). Pero en la mesa de negociaciones ni pinchan ni cortan y de hecho son usados como forros por quienes tienen todas las de ganar. Son los grandes los que se sientan a negociar atentos a sus intereses por encima de todos a pesar de ser de ser los menos perjudicados (en cierto modo incluso beneficiados porque los chicos van a tener que salir a vender o arrendarles sus tierras).

La derecha acecha en las sombras

La derecha aprovecha el reclamo del campo para pegarle al gobierno y unirse no sólo como oposición sino como alternativa levantando sus demandas y empalmándolas con las propias. Sectores venidos del radicalismo con el casete de siempre sobre la corrupción y el autoritarismo (Carrió, López Murphy), los neoliberales (Macri, Fundación Libertad), grupos ligados al golpe del 76 y los carapintadas (Cecilia Pando, Breide Obeid), grupos marginales de fachos, empresarios insatisfechos, etc.

Cristina trata de polarizar a la población, dividir al campo y golpear con el aparato

El gobierno sale con los tapones de punta a hablar de piquetes 4 x 4 y de cacerolazos golpistas y dice que el aumento a las retenciones es para favorecer a los trabajadores (que no aumenten ni falten los alimentos), cuidar el medio ambiente (reducir el desmonte y desalojo de campesinos e indígenas, evitar la extrema sojización del campo) y otros versos muy lindos. La mejor muestra de que mienten descaradamente son sus casi 5 años de gobierno que los deschavan más allá de toda duda. Tratan de convencernos de que frente a esta movida hay que cerrar filas en torno suyo olvidando que su política es mantener los salarios por el suelo a tal punto que salen a maquillar las estadísticas oficiales tratando de que no se note tanto. Tratan de socavar las bases del lockout (los piquetes) con propuestas y promesas vagas e indefinidas que apuntarían a diferenciar (y por lo tanto dividir) a grandes y chicos como si unos fueran los malos y los otros los buenos de la película. Dan vía libre a los obsecuentes, al aparato, para que movilicen y enfrenten. Así lo vemos a Moyano con las patotas de camioneros amenazando con pasar por encima a quién se le ponga enfrente y a D`Elía desalojando de la plaza las protestas contra el gobierno. Son los mismos que salieron a pegarle a los estudiantes en la EMBA de Quilmes y Facultad de Medicina, a los trabajadores del Subte, de Dana, de la línea 60, a los grupos de derechos humanos que reclamaban la libertad de los presos políticos en Rosario en 2005.


Los anarquistas tenemos que plantear una posición sobre los temas de actualidad debatiendo contra el gobierno, los empresarios y medios de comunicación, hablándole a los jóvenes y a los trabajadores que se politizan en este proceso tratando de que no elijan bando entre sectores burgueses en disputa sino que desarrollen una perspectiva de clase y con independencia política en la lucha por sus reivindicaciones. Por todo esto desde la Red Libertaria decimos:

CONTRA LOS PIQUETES PATRONALES Y LAS PATOTAS OFICIALISTAS,
POR UNA PERSPECTIVA DE CLASE Y CON INDEPENDENCIA POLÍTICA,
CON EL HAMBRE DEL PUEBLO NO SE JODE.
¡ORGANIZACIÓN Y LUCHA!

Related Link: http://www.inventati.org/rlba
author by SV - ORApublication date Sat Apr 05, 2008 06:59author address author phone Report this post to the editors

Los Anarquistas Revolucionarios ante el Paro Agropecuario



Los anarquistas revolucionarios proponemos el reagrupamiento de la pequeño burguesía, los pequeños y medians productores del campo, el estudiantado, la intelectualidad y la Clase Obrera en un Frente Unico Antiimperialista que acabe con el saqueo del país...

Unidad del Campo y la Ciudad para vencer al entreguismo, el imperialismo y la oligarquía cipaya de CRA, SRA y CONINAGRO

Continúa el paroagropecuario; Amplios sectores medios de la ciudad han salido a apoyarlo... Pero es necesario que destapemos los enfrentamientos reales que se encuentran disfrazados por el gobierno (que habla mentirosamente de un conflicto entre el Estado y la Oligarquía) y por la oposición burguesa (que habla de un enfrentamiento entre el Campo y el Gobierno).


Los que se enfrentan realmente en esta lucha son dos modelos de país. El modelo económico pro-imperialista Kirchnerista de la devaluación favorece las exportaciones de la oligarquía y las multinacionales terratenientes que aprietan por mantener sus multimillonarias ganancias, en perjuicio de los peones rurales, que pierden cada vez más poder adquisitivo (a lo que se le suma que el 75% trabaja en negro).


Intenta presentarnos las retenciones a las exportaciones como una medida "redistributiva", en favor de los pobres pero esto es mentira ya que estas retenciones, que son las que garantizan el creciente superávit fiscal, se destinan al subsidio de las privatizadas y el transporte -que además imponen tarifazos y boletazos al pueblo-, a los pulpos petroleros como Repsol y la Pan American (a quien los Kirchner le renovaron en 2007 por 30 años! La concesión de los yacimientos en Santa Cruz) que llevaron a la crisis energética y a pagos de la también creciente deuda externa, todos destinados en última instancia, a favorecen la patria contratista de los Macri (que hoy gobierna la Ciudad) los Roggio, los Techint, los Perez Companc y las multinacionales imperialistas....


A esto se le suma el carácter distorsivo de las retenciones, que -al igual que el IVA- se aplica por igual a los pequeños productores y a los latifundistas agropecuarios... Se preparan así las condiciones para una mayor concentración de las tierras en el campo.


El actual modelo económico, que padece el pueblo con salarios de hambre, aumentos en los precios, tarifazos e impuestazos, apoya su balanza comercial principalmente en el monocultivo de la soja, que desplaza al resto de los cultivos y a la ganadería, para destinarse en aproximadamente un 90% a la exportación. Nuestra economía depende enteramente del imperialismo europeo y chino, que son nuestros principales importadores sojeros.


En beneficio de la burguesía entreguista y del imperialismo se arruinan nuestros suelos, se talan nuestros bosques y propician desastres ecológicos, se desplaza la industria nacional, perjudicando al pueblo trabajador. Las supuestas medidas "distribucionistas" del kirchnerismo no paran la inflación, porque la estructura económica del país está orientada por la exportación y no por el consumo interno, lo cual es responsabilidad de este gobierno, que profundizó el modelo agro-exportador y el remate de nuestros recursos, poniendole un tope al desarrollo industrial.


Mientras por un lado los trabajadores del campo son superexplotados y los pequeños productores padecen un modelo que favorece a la oligarquía del Campo, los trabajadores y la clase media de la ciudad sufren los aumentos generalizados de precios y los desabastecimientos. Frente a esto, es necesaria una Reforma Agraria financiada por los superavits fiscales, que expropie y nacionalice a los pools sojeros y a los grandes terratenientes del campo bajo control de los trabajadores rurales, los pequeños y medianos productores , para imponer la planificación social de la producción en beneficio del pueblo y de nuestro desarrollo industrial. La única forma de lograr este objetivo, es la unidad de los trabajadores del campo y la ciudad, los pequeños y medianos productores agropecuarios, el estudiantado y la clase media contra la oligarquía que debasta y saquea al campo, la patria contratista y la burguesía martillera que los Kirchner defienden, respondiendo en su conjunto al imperialismo.

¡Por una Reforma Agraria que nacionalice la producción agropecuaria bajo control de los trabajadores del campo, los pequeños y medianos productores!

¡Por la recuperación bajo control de trabajadores y usuarios de las industrias clave rematadas al imperialismo por el golpe y la democracia de los patrones, la re-industrialización del país y la independencia económica!

¡Construyamos un Frente Único Anti-Imperialista!

Comite por la Construcción de una Organización Revolucionaria Anarquista
http://www.cembakunin.galeon.com
resistencia_ora@yahoo.com.ar

author by Javierpublication date Sat Apr 12, 2008 05:36author address author phone Report this post to the editors

Salud a los/las compañeros/as que proponen un frente único antiimperialista. Desde mi punto de vista, un chacarero con 100 hectareas no es un pequeño productor, es un burgués que en unos años podrá vivir de rentas. En el campo, los del corte no eran los pequeños campesinos de la rusia del 17 o de la españa del 36, eran explotadores, en mayor o menor medida.
personalmente no soy etapista. No creo que primero se deba hacer un frente contra el imperialismo, llegar al desarrollo de un estado burgués para luego hacer la revolución socialista (libertaria, espero). Creo uqe la lucha contra la burguesía es una sola y la revolución social se debe hacer sin importar quien sea el explotador.
En que cambia si el país está o no industrializado si el pueblo no puede comer debido a las ganancias del burgués (o pequeño burgués... ¿"santo remedio"?).

Compañeros, estar a favor del campo no y pedir la reforma agraria no es beneficiar a la clase trabajadora, es beneficiar al explotador (al pequeño explotador si lo desean asi).

Salud y espero que acepten mi crítica.

author by Juan Carlospublication date Mon Apr 14, 2008 03:31author address author phone Report this post to the editors

Comparto tus postulados Javier.

No se puede sacrificar la lucha anticapitalista y socialista por una coyuntura o "estrategia" antiimperialista.

Para nosotros -los comunistas libertarios- el capitalismo es el sistema que favorece y afianza el poder hegemonico de la burguesía en todas sus expresiones.

No negamos el papel del imperialismo y su injerencia en los pueblos de Latinoamerica y el mundo. No negamos que en la arremetida del Imperio, muchos sectores afectados pueden unirse bajo puntos en común. Como en el caso del Perú, cuando el TLC afectaba a los pequeños empresarios.

Dentro de estos sectores, pueden estar la pequeña burguesía, que ve amenazada sus intereses frente al gran capital.

Pero es nuestro deber tener cuidado con la dirección de las luchas, no perder el sentido de una verdadera lucha por el socialismo y la libertad que no degenere en un simple populismo o reformismo que "luche" contra el capital extranjero y afiance la burguesía nacional de cada país.

Para nosotros, el imperialismo solo es un rostro más del capitalismo mundial.

Tampoco podemos dejar pasar de lado tópicos como "liberación nacional" o luchas autonomistas, pero igual, es nuestro deber introducir ideas autenticamente revolucionarias, internacionalistas y anticapitalistas en todos los frentes, solo así avanzaremos a una liberación popular real.

A los compañeros de la ORA, si relamente mantienen postulados anarquistas, pienso que deben enfocar y practiar la autentica linea libertaria de lucha anticapitalista y antiestatista. Dejemos de lado la retorica leninista de las alianzas con quien sea. Si hablamos de alianzas y unidades, no pueden ser a cualquier precio, sino respetando las consignas de la luchas contra el enemgio de clase y por la libertad.

Salud y anarquía!

author by alpublication date Thu Apr 24, 2008 09:11author address author phone Report this post to the editors

compañeros,

No soy de ORA, pero no puedo dejar de pensar que existe quizá una limitante ideológica en el planteamiento que ustedes hacen.

Me parece que parten de significar a una clase por su capacidad adquisitiva y no por su posición en el sistema y de ahí, solo de ahí, su conformación subjetiva.

En el debate sucitado en indymedia argentina, algunos reivindicados anarcos argumentaban que los pequeños y medianos productores eran reaccionarios por tener una 4x4!!

Con todo respeto, una afirmación de ese tipo es todo menos una afirmación seria.

Si suponen que, hablar de una alianza de nosotros los trabajadores con la pequeñoburguesía es leninista, les sugiero volver a repasar el exelente documento "Federalismo, Socialismo y antiteologismo" donde el buen compañero bakunin señala:

"Es preciso decirlo bien, la pequeña burguesía, el pequeño comercio y la pequeña industria comienzan a sufrir hoy casi tanto como las clases obreras y si las cosas continúan así, esa mayoría burguesa respetable podría, por su posición económica, confundirse bien pronto con el proletariado. El gran comercio, la gran industria y sobre todo la grande y deshonesta especulación la aplastan, la devoran y la empujan al abismo. La situación de la pequeña burguesía se vuelve, pues, más y más revolucionaria, y sus ideas demasiado tiempo reaccionarias, iluminándose hoy gracias a las terribles lecciones, deberán tomar necesariamente una dirección opuesta. Los más inteligentes comienzan a comprender que no queda otra salvación para la honesta burguesía que la alianza con el pueblo -y que la cuestión social le interesa tanto y del mismo modo que al pueblo.

Este cambio progresivo en la opinión de la pequeña burguesía de Europa es un hecho tan consolador como incontestable. Pero no debemos hacernos ilusiones: la iniciativa del nuevo desenvolvimiento no le pertenecerá a ella, sino al pueblo en Occidente, a los obreros de las fábricas y de las ciudades; entre nosotros, en Rusia y en Polonia y en la mayoría de los países eslavos, a los campesinos. La pequeña burguesía se ha vuelto demasiado medrosa, demasiado tímida, demasiado escéptica para tomar por sí misma una iniciativa cualquiera; se dejará arrastrar, pero no arrastrará a nadie; porque al mismo tiempo que es pobre de ideas, le faltan la fe y la pasión. Esa pasión que rompe los obstáculos y que crea mundos nuevos se encuentra exclusivamente en el pueblo. Por consiguiente pertenecerá al pueblo, sin duda alguna, la iniciativa del nuevo movimiento. "

Ahora bien, como descartamos que Bakunin era leninista, me gustaría profundizar lo dicho por el.

La cuestión parte de la clase. Me parece que es claro que, como anarquistas, partimos de ella por ser miembros de ella, enarbolar el programa de ella y luchar por la victoria de ella.

¿Que sucede con los demás sectores?

Arrastrarlos al programa proletario o dejar que sean arrastrados al rpograma de la reacción. Esta es la cuestión central en este tema.

Quien afirma que no es posible arrastarlos, dificilmente podrá hablarnos entonces del por qué hacer esfuerzos en el frente estudiantil....

Dejar que la burguesía arrastre a las clases medias es situar a una subclase como la pequeñoburguesía, en ocaciones más expoliada y miserable que el proletariado (sobre todo en nuestra america donde ser obrero es un lujo mientras la mayor parte vamos de trabajadores en negro, sin contratos, prestaciones, etc recogiendo basura, arreglando cosas, viviendo al día, etc) para que los explotadores la utilizen de carne de cañon contra el pueblo.

Es cierto, no podemos negarlo, hay pequeño propietarios y pequeño campesinos con tierras y personal asalariado, pero la mayor parte de aquellos no ganan lo suficiente, viven similar a nuestra clase o peor.

A ellos es el llamado, a esos sectores a quienes calaramente se les llama a abrazar el programa proletario contra el Capital/Imperialismo y el Estado.

Por esto es necesario llamar a estudiantes, a campesinos, a pequeño productores y comerciantes, a comerciantes "piratas" "ilegales" etc, por que en su posición de clase tambien generan contradicciones con la alta burguesía nacional y extranjera, así como con la clase burocrático-estatal dominante y las demás sub clases opresoras y explotadoras.

Pensar en terminos maniqueos, de burgueses y proletarios nada más, es bastante más parecido al leninismo que lo planteado por la ORA, quienes desarrollan un analisis de los estractos de clases y subgrupos, y buscan ganarlos al programa de la revolución proletaria....

tengo que irme...
saludos

author by javier (otro javier)publication date Fri Apr 25, 2008 22:11author address author phone Report this post to the editors

El comunicado dice:

"Está claro que en los piquetes están los dueños y arrendatarios de tierras pero también los peones y vecinos de los pueblos del interior por miedo a caer en la volteada (menos plata en la calle y pérdida de trabajos). Pero en la mesa de negociaciones ni pinchan ni cortan y de hecho son usados como forros por quienes tienen todas las de ganar. Son los grandes los que se sientan a negociar atentos a sus intereses por encima de todos a pesar de ser de ser los menos perjudicados (en cierto modo incluso beneficiados porque los chicos van a tener que salir a vender o arrendarles sus tierras). "

Se señala brevemente (como todo el comunicado) que sí, que en este conflicto están movilizándose contra las retenciones distintos sectores (algunos de ellos proletarios, otros de ellos medios y claro está la alta burguesía) pero también, que en la mesa de negociaciones priman los intereses de la gran burguesía que con o sin retenciones va a hacer bosta al resto.

No por nada los de la ORA arrancan diciendo que "Los que se enfrentan realmente en esta lucha son dos modelos de país" y luego denuncian al modelo heredado del duhaldismo y sostenido por el kirchnerismo pero a la hora de hablar del otro modelo no dicen nada, se olvidan. Estamos hablando de una puja reaccionaria en la que lo que se demanda son mayores ganancias para un sector burgés que está siendo expropiado en beneficio de otro (bancar la nueva convertibilidad del 3 a 1, subsidios a varias de las más grandes empresas, etc). Claramente de todos modos el mayor perjudicado por ambos es el pueblo, explotado y además bancando una mayor proporción del peso fiscal con el iva y demás.

La verdad, un programa para arrastrar a estos sectores a la causa del pueblo no tenemos pero ¿puede haberlo? O es ambiguo y trata de engañarlos o les hace concesiones porque el socialismo lo único que puede ofrecerles es ser un trabajador más, igual entre iguales. Está claro que con esto los sectores más acomodados salen pediendo desde un punto de vista individualista, avaro y mezquino. Programa agrario tampoco lo formulamos aunque haya habido algunas discusiones informales (cosas como las formas de la colectivización y como avanzar hacia la socialización, etc).

Las consignas transicionales de la ORA no creo que vayan a arrastrar a ningún sector de la burguesía por lo siguiente:

"¡Por una Reforma Agraria que nacionalice la producción agropecuaria bajo control de los trabajadores del campo, los pequeños y medianos productores!"

"¡Por la recuperación bajo control de trabajadores y usuarios de las industrias clave rematadas al imperialismo por el golpe y la democracia de los patrones, la re-industrialización del país y la independencia económica! "

Que este bajo su control pero luego decir que esto va a ser usado para industrializar al país es decir que claramente van a seguir "subsidiando a la ciudad" que es de lo que se quejan prácticamente anula toda capacidad de movilizar a esos sectores. A un burgués en la mejor coyuntura económica en decádas ofrecerle ser un trabajador más en provecho del bien común (encima una propuesta totalmente fuera de nuestro alcance) no le mueve un pelo. Hagámosla pero no esperemos la más mínima colaboración que si llega a darse será sólo una excepción. Hablemósle a los que tienen algo que ganar con el socialismo, a los trabajadores, a los minifundistas, a los expulsados del campo, a los sectores pequeño brugueses en proceso de proletarización, no a los que están ascendiendo mejorando su status social. Señalemóselo y ganemóslos para la lucha por el socialismo y la libertad pero no nos engañemos en cuento a creer que esto va a funcionar con sectores que atraviesan una bonanza. A eso se refiere Bakunin en la cita y vos también pero no te das cuenta de que estás hablando de tipos que en vez de caer están subiendo... Veamos las cosas como son, y a partir de ahí hagamos política y enriquezcamos y corrijamos nuestra teoría, no al réves.

author by alpublication date Tue Apr 29, 2008 07:14author address author phone Report this post to the editors

“El "boom sojero" se desarrolla en un país donde la concentración de tierras es impresionante. Según datos del Censo Agropecuario 2001, los 936 terratenientes más poderosos tienen 35.515.000 hectáreas, y en el otro extremo 137.021 agricultores poseen solamente 2.288.000.
A partir de 2002, con la suba de los precios internacionales, los grandes latifundistas fueron los principales beneficiarios. A pesar de la baja de precios registrada en 2004, los arriendos que se pagan en la región pampeana siguen siendo alrededor del 40% de lo cosechado. En las tierras más fértiles se ha llegado a abonar hasta 15 quintales fijos de soja por hectárea.
Según datos del INTA Y otras instituciones estatales y privadas que publica el Instituto Agrario de Asistencia Jurídica y Contable del Distrito VI de Federación Agraria Argentina, el 75% de la producción de granos es realizada por arrendatarios.
El Instituto Agrario, basándose en datos oficiales, difunde los resultados de la campaña 2002-2003 de los cuatro cultivos: soja, trigo, maíz y girasol. Las cifras dan cuenta de que se sembraron 24.416.000 hectáreas, con una producción de 66.100.000 toneladas por un valor de 33.544,5 millones de pesos. De este total, el 75% -21.158,4 millones de pesos-, es producido por contratistas. Si éstos pagan a los propietarios, como mínimo, el 40% de la cosecha, se llega a la siguiente conclusión: los dueños de la tierra recibieron 10.063,5 millones de pesos sólo por el hecho de poseer los títulos de propiedad.
Son conocidas con el nombre de pooles de siembra. Entre los más poderosos se encuentran El Tejar o grupos como el de Gustavo Grobocopatel -que se auto denomina irónicamente un "sin tierra"- que en 2004 arrendaba 173.000 hectáreas.”
Pagina 12


Me parece que de nuevo se cae en la totalización. No se toma en cuenta que el campo se reparte entre oligarcas y pequeños y medianos productores.

Las retenciones fiscales no afectan tanto a la oligarquia como si al pequeño propietario, y eso, afin de cuentas termina siendo en beneficio de los acaparadores de tierra, quienes al quebrar la pequeña propiedad, pasaran a poseerla y en ultima instancia a recuperar con su propiedad lo retenido por el gobierno de K.

Creo que este tipo de contradicciones entre subgrupos o sectores de las clases, deben de ser aprovechados claramente por los anarquistas revolucionarios.

La solo existencia de la oligarquía constituye en sí una amenaza al pequeño pripietario, más cuando en Argentina no ha habido una reducción fundamental de la oligarquía en los últimos 70 años, lo que nos habla de la pauperización creciente de los sectores menores en beneficio de Monsanto, los pooles sojeros, etc...

Y que es un problema que a su vez se interrelaciona con el poder que el FMI y el BM, agentes del imperialismo, han cedido a las oligarquías y transnacionales de los alimentos en nuestros países dependientes y semidependientes.

El desabasto en Argentina, aún presentado en forma distinta, es consecuencia de una situación mayor que tambien produjó el desabasto de arroz en EEUU la semana pasada, y responde a la crisis sistémica de un capitalismo agotado y que los trabajadores debemos de terminar de quebrar en los próximos años que se nos presentaran las oportunidades.

El pequeño y mediano productor son víctimas del gobierno, oligarquía y monopolios transnacionales, puesto que estos, retención o no retención, apuntan a saquear los recursos (dentro de los cuales incluyen al propio ser humano) nacionales.

Llamar al pequeño propietario a secundar una reforma agararia en un país en donde la tierra: “Tomando como base los Establecimientos Agropecuarios Productivos (EAP) de más de 5.000 hectáreas, observamos que en el Censo Agropecuario de 1913, 5.300 terratenientes eran dueños del 48% de las tierras, y en el Censo 2001, algo más de 6.000 son propietarios de casi el 50% de las mismas.” (pagina 12) no me parece ni absurdo ni ridiculo, ni mucho menos en beneficio de la alta burguesía nacional o extranjera, sino a una buena estrategia para polarizar la lucha del campo y unificar esfuerzos entre los jornaleros y pequeños campesinos amenazados por el capital/imperialismo, vía retenciones y quiebre, o vía incapacidad de competir y quiebre, en contra de oligarcas y el estado por igual.

Sin embargo, los análisis limitados que llaman a por "el todo" (vease el volante de un grupo denominado El Refractario) lejos de llegar al sentido mismo del problema simplemente sirven al propio juego mental de lucho de quienes lo producen, sin la menor influencia en la clase.

Si por otro lado, se realizan llamados a la no intervención del proletariado en esta o similares coyunturas (tipo RL o el PO y demás) me parece que el termino proletariado (y consecuentamente el de clase) se deforman en perjuicio no solo de los trabajadores de la ciudad afectados por el desabasto y los altos precios, sino tambien a los trabajadores agrícolas y pequeños productores a merced de oligarcas y del Estado.

Lo que a su vez se traduce en la continuidad de la emigración del campo a la ciudad, en la clara capitalución del campo ante el imperialismo y la oligarquia (lo que es tener la puerta trasera abierta a nuevos golpes y en el mejor de los casos nuevos desabastos), el crecimiento del paro y la miseria e incluso, como sucede en mi país, el aumento vertiginoso de la migración a EEUU o a Europa, volviendo a nuestros países mayores dependientes de la remesas y engordando la bolsa de los banqueros y usureros.

Los desabastos que se vienen (por que apenas comienzan) seguiran enfrentando los "dos modelos" de nación que tenemos que decidir los trabajadores en el subcontinente.

El modelo del Capital/Imperialismo, que en última instancia es tanto de oligarcas como del Estado burgues, y el otro modelo, (que no se dice explicitamente, es cierto) el modelo la soberanía nacional, de la patria de los obreros y campesinos de nuestros países.

Este modelo es el que debemos de imponer, y al ser verdaderamente antiimperialista es consecuentemente internacionalista y revolucionario, por que el antiimperialismo de los trabajadores y los oprimidos no es nunca el nacionalismo caduco que dice profesar la burguesía y el Estado.

La renacionalización de las industrias privatizadas en beneficio de la alta burguesía (bacional o extranjera) se impone como eje de aglutinamiento de diversos sectores hoy afectados por el modelo del Capital/Imperialismo.

La oposición al modelo del monocultivo sojero en la Argentina, no responde en sí a un fetichismo de la industrialización per se, sino a la oposición a la estrategia imperialista que agudiza el saqueo de los recursos de los países dependientes en beneficio de la alta burguesía y los países centrales.

En esta contradicción periferia-centro, debemos de estar presentes en las luchas contra la avanzada antipopular, y no deslindarnos en favor del imperialismo.

La defensa del campo argentino (en contra del Estado y los oligarcas), es la lucha contra el monopolio y el desabasto en Ahití, contra los TLC´s por toda américa latina, contra la privatización de PEMEX en México, contra el Plan Puebla-Panama, contra la generalización del Plan Colombia por todo el continente, etc..

En el marco de la guerra economica contra los capitalistas, los sectores tambien afectados por estos últimos, lo menos que deben de hacer es tambien sumarse a la clase trabajadora en beneficio de las mayorías.


continuamos...

saludos!

author by Javierpublication date Sun May 11, 2008 01:08author address author phone Report this post to the editors

Sos de Méjico cumpa?

Mira, no hablamos de un campesino sembrando maíz con metódos artesanales o un tractorcito destartalado. La soja se cultiva con un paquete tecnológico que sólo se vuelve rentable a gran escala. Esto implica continuidad de las tierras en cultivo y que sean trabajadas como una única unidad productiva con mucha maquinaria valiosísima. Hablamos de propietarios de algunas de las tierras más fértiles del mundo y cuando dicen pequeños hablar de 300 hectareas, no de 3.

Te tiro un par de datos de la wikipedia:

"En 2008, un arrendamiento de 300 hectáreas para el ciclo sojero está valuado en 180.000 dólares,[12] mientras que el capital con el que cuenta un propietario de 100 hectáreas en el sur de Santa Fe, supera el millón de dólares"

No hay una oposición de intereses entre los pequeños y medianos propietarios de tierras. No se trata de chacareros arrendando tierras de latifundistas para producir (a la grito de alcorta) sino de pequeños y medianos dueños de tierra arrendandole a pooles de siembra para que produzcan a cambio de una muy importante renta. Estos tipos protestan porque los mayores costos vana a significar que baje esta renta, no porque vayan a perder nada. Ese es el 75% de arrendamiento que dice por ahí, arrendamientos a pooles de siembra.

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/cash/17-3460-2008-04-21.html

Decís: "La defensa del campo argentino (en contra del Estado y los oligarcas), es la lucha contra el monopolio y el desabasto en Ahití, contra los TLC´s por toda américa latina, contra la privatización de PEMEX en México, contra el Plan Puebla-Panama, contra la generalización del Plan Colombia por todo el continente, etc."

Pero la verdad no entiendo como la defensa de las elevadas rentas de los propietarios rurales pueda significar todo eso. Te doy un dato más, el FMI se opone a las retenciones, el mayor empresario agrario de este país grobonoseque) también. Sinceramente no creo que haya nada de antiimperialista, antimonopólico, contra el monocultivo o el saqueo de los recursos nacionales en esta protesta.

author by Pascual Manera - Hombre Librepublication date Wed Jun 11, 2008 13:19author address author phone Report this post to the editors

Pascual Manera [Nací en 1899 y estoy muy sano y fuerte aún.] 109 años [] | 2008-06-10 20:51:16Ta mismo:///// REVOLUCIÓN ANARQUISTA CONTRA EL GOLPE CHACARERO Y FASCISTA, para hacer yá la VERDADERA REFORMA AGRARIA: Socialización de todo: tierras, maquinarias, plantas de almacenamiento, transporte, con explotación comunitaria de esos bienes sociales sin intervención del estado ladrón y asesino. No pagar indemnización alguna a los criminales asaltantes de las rutas y meterlos en la cárcel de por vida por atentar contra las Libertades Públicas e Individuales. Formar en cada pueblo, Tribunales de obreros rurales y campesinos para juzgar a los chupasangre explotadores, con PENA DE MUERTE a los culpables de esos delitos de lesa humanidad. ¡LA ACCIÓN DIRECTA ES LA ÚNICA SOLUCIÓN SIN ESTADO Y SIN PATRONES!

author by Lautaro - Ninguna aúnpublication date Sat Jun 28, 2008 13:16author email quintoradan at gmail dot comauthor address author phone Report this post to the editors

Hola, soy un integrante de la comunidad de Neuquen capital, y llegue hace poco a las costas libertarias. Escribi esto como una nececidad de llevar al papel mis opiniones, espero aporten algo.

Para empezar, el conflicto, es un conflicto de intereses capitalistas, porque el productor no es un peón, acá no hablamos de ellos (ellos que son los que, la mayoría, trabajan en negro). Y por otro lado el gobierno, es, primero, un poder que el anarquismo siempre rechazó por ser naturalmente corrompedor y sometedor de la gente y su libertad, y segundo, en este momento, parece estar más interesado en acumular poder (o no perderlo), y hacer negocios con las empresas, que en buscar el bienestar de todos. Entonces, defender ciegamente o ideológicamente a cualquiera de los dos “lados”, sería una contradicción. Pero vivimos en una sociedad moderna, compleja, y los anarquistas debemos pensar no solo en las metas finales (como abolir los medios de autoridad y de capitalismo, cuyo exponente principal es el Estado), si no también en los hechos más directos que van a afectar a nuestra sociedad, para facilitar su evolución hacia lo que creemos más justo. O sea, nuestra metas finales no pueden cegarnos ahora, no podemos pretender abolir el Estado ahora, si es en realidad la sociedad la que conscientemente debe abolirlo, y sabemos que las bases morales e intelectuales del mundo no son ahora las adecuadas para que se de esta situación (que dicho sea de paso es inverosímil en tal contexto). Entonces, el hecho directo que veo yo, cuando analizo el difícil conflicto de las retenciones al campo es el siguiente: El gobierno esta siendo autoritario, e incoherente. ¿Por qué? Primero, este gobierno, así como TODOS, repito, TODOS, se jacta de ser democrático. Yo, primero, no considero democrático el hecho de elegir a un representante y dejar que después haga lo que se le ocurra solo porque yo me sentí en un momento más “representado ideológicamente” (aclaro que yo no la voté, ¡no voté!). Hoy escuche en las noticias a un funcionario hablar sobre el tema, pues se esta decidiendo que se hace con las retenciones en el Congreso: “Hay que acompañar al Parlamento” dice. ¿¡Acompañar cómo!? Me pregunto, si no podemos decidir nada, ¡si nada de eso esta a nuestro alcance de manera legal!... Luego, agrega, refiriéndose a unas actividades en las que se da información sobre el conflicto, el rol del Estado, y demás, que se hacían este mismo día, y el anterior, en unas carpas del gobierno: “Hay que fortalecer la democracia con contenido popular”. ¿Fortalecer la democracia? ¡Por el Dulce de Batata!, ¿qué locura es esa, si solo le lavan la cabeza a la gente, para convencerla de que todo esta bien en manos del gobierno... ¡Eso no es democracia!
Ahora, sin irnos de tema, hablemos de la incoherencia del gobierno. Respecto a las negociaciones, es sabido que las veces que han negociado el gobierno con el campo, no han negociado, el gobierno entrega un paquete cerrado con La Propuesta, y le da la opción al campo de decir que si, o que no. Acá esta la parte complicada. Ustedes dirán que tampoco podemos defender a los capitalistas del campo que solo piensan en ellos. Lo último es verdad a medias, hay grosos que agarran bocha de plata de las exportaciones, y otros que apenas llegan a cubrir las plantaciones (o sea, comprar los fertilizantes, mantener las maquinas, y demás). Pero si analizamos, ¡el gobierno no ha dado ninguna propuesta que aliente la producción de cereales, el ganado, etc.! ¿No son ellos quienes quieren eliminar el monocultivo? Entonces la pregunta es: ¿Por qué carambolas no planean retenciones altas solo para la soja, y para la exportación, y realizan planes para incentivar las otras actividades? ¿POR QUÉ? Seguramente porque ni les interesa. Si lo pensáramos desde una perspectiva mundial, podríamos decir que al imperialismo le conviene, como antaño, que Latinoamérica no sea independiente, que cada país entregue un o dos productos clave, quizá. La soja es un producto base para la alimentación de los animales en China, por ejemplo. ¿Qué pasaría si en realidad fuera la presidenta la que prefiere el monocultivo, y las retenciones son una excusa peronista para dejarnos contentos con su “Justicia social”?. Y en el caso de que esta hipótesis fuera falsa, ¡Esta haciendo mal las cosas igual!. Entonces, o hay algún plan en base a una hipótesis como la mía, o son unos pelotudos e hicieron mal las cosas sin querer dar un paso atrás (o algo más que escape a mi imaginación, lo que daría un grotesco indicio de que esta bosta de sistema no es democracia, ni lo fue, ni lo será). Entonces, ¿qué esta sucediendo? ¡Le mienten a la gente! Aníbal Fernández salió diciendo en el programa “La Liga”, que ellos no habían desalojado a los del campo, y después contestando, a las preguntas del locutor, dijo, casi textualmente: “los agarramos, y los corrimos a un lado de la ruta, para que dejaran pasar”. ¡Por lo menos se coherente, infeliz! O cuando le preguntaban porque no dijeron desde un comienzo como iba a ser el tema de las retenciones, y respondió que “por temor a que hubiera una mala reacción”... ¿Acaso tenemos que tomar eso como un acto pelotudo e inmaduro, o como que nos están mintiendo?
Pero cabe aclarar, que no estoy de acuerdo con las criticas de algunos grupos socialistas leninistas o trotskistas, maoístas, pero en especial socialdemócratas, que critican al gobierno y defienden a los pequeños y medianos productores (pongo énfasis en la palabra productores) como si fueran peones de campo (porque, por más que trabajen duro, son patrones, patrones capitalistas), o que critican a Cristina Fernández diciendo que la plata de las retenciones no va a ser usada en los servicios, porque es usada actualmente en la deuda y la financiación de las empresas (como saben, si todavía no paso el tiempo para aplicar lo dicho, y tampoco ganan nada tapando el agujero de las retenciones, Por favor!!!). Y obviamente tampoco estoy de acuerdo con las criticas de los hediondos burgueses que idolatran a infelices neoliberales como Macri, y que sólo dicen “Esta yegua esta hundiendo el país” sin dar fundamentos, más que los indicios de fascismo inconsciente que da su discurso (porque ni para consciente les da a la mayoría). Y sostengo esto aunque quizá algunas de esas críticas tengan algo de verdad. Yo no transo con ideas boludas (campo = me olvide que son patrones, y Cristina = ninguna retención, por las dudas), o con gente de mierda (los señores “vivo en barrio privado y quiero meter a todos a la cárcel antes de que me sigan robando”), para criticar algo.
Ahora viene la parte más anarquista. Yo no creo en el populismo de Cristina, ni en el de Chávez, porque creo que idiotiza a la gente, que sostiene el mismo sistema viciado e injusto, aunque este más pintado de rosa. Tampoco defiendo el rol del Estado (en este caso “retener” dinero para uso del país), como algo necesario, que es el discurso conservador del común de la gente, que cree que sin un “Papa” (papa jefe, mama constitución, papa Estado), es imposible la vida. Pero creo que hay momentos en que los anarquistas debemos ser estratégicos. Porque si tenemos un país hecho mierda en todo sentido, no podremos divulgar nuestro plan e ideal, por más oprimido que este el pueblo. Por otro lado, yo digo que no defiendo a ninguno de los dos grupos, pero las retenciones son algo que va a acontecer si o sí, y tampoco podemos analizarlo como un hecho desconectado del contexto (o sea, decir, “rechacemos las retenciones por que son una herramienta del Estado”), y digo esto, porque por más que no se apliquen retenciones, el funcionamiento capitalista, individualista y neoliberal del sistema económico va a seguir funcionando, y quizá de manera más grotesca aun. Entonces la pregunta sería ¿Qué es mejor ahora? Sin embargo, analizar esto, no quiere decir que uno no pueda aclarar cual es la posición ideológica de uno, y seguir poniendo la energía y el tiempo en otros planes. El poder “organizativo” del Estado no sería necesario si la gente estuviera dispuesta a autogestionar su economía, su trabajo, sus necesidades, en base a principios morales de solidaridad, de igualdad, de respeto, de incentivo, y allí hay que apuntar.
Espero críticas constructivas de otros anarquistas. Saludos.


La gente no necesita leyes para ser buena. ¡Debe serlo y ya esta!

(¡Aun queda mucho que aprender, mucho por hacer!)

Number of comments per page
  
 
This page can be viewed in
English Italiano Deutsch
George Floyd: one death too many in the “land of the free”
© 2005-2020 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]