user preferences

New Events

Argentina/Uruguay/Paraguay

no event posted in the last week

COVID-19: Una mirada desde el Anarquismo Organizado

category argentina/uruguay/paraguay | movimiento anarquista | news report author Monday April 13, 2020 12:23author by ORA - Organización Resistencia Anarquista Report this post to the editors

La Organización Resistencia Anarquista difunde su nota titulada: COVID-19: Una mirada desde el Anarquismo Organizado.
"Creemos que el anarquismo tiene mucho que aportar en este contexto. Las expresiones de solidaridad y apoyo mutuo son ciertamente las herramientas históricas que están mostrando la plena vigencia de las ideas libertarias. Allí donde el individualismo y la meritocracia generan muerte el apoyo mutuo y la solidaridad dan esperanza"
Además en la nota se encuentran los apartados:
▪️COVID-19 en el mundo y en la Argentina.
▪️El Estado no somos todxs.
▪️La Burguesía principal aliado del virus para quebrar la cuarentena.
▪️Las dos caras del aislamiento social preventivo y obligatorio.
▪️Aportes del Anarquismo Organizado. Si queres leer la nota completa clickea en
https://www.facebook.com/notes/organizaci%C3%B3n-resistencia-anarquista/covid-19-una-mirada-desde-el-anarquismo-organizado/561001024537105/
covid19__una_mirada_desde_el_anarquismo_organizado_3.png

COVID-19: Una mirada desde el Anarquismo Organizado

El COVID-19 en el mundo y en la Argentina

A fines del 2019 en Wuhan la ciudad capital de la provincia de Hubei en China se empezaron a notificar casos de neumonía grave que activaron las alertas del ministerio de Salud local y después de idas y venidas encontró su nexo epidemiológico en un mercado de productos de animales vivos. Las condiciones de hacinamiento e insalubridad de dichos espacios, donde diferentes especies animales que en otras situaciones no interactuarían con esa intensidad sumadas al contexto de pobreza extrema de la población que trabaja allí, sin ningún tipo de derecho laboral ni condiciones sanitarias adecuadas fue el escenario de una nueva mutación vírica que posteriormente se propagaría por todo el mundo.

De lxs pacientes se pudo aislar un virus que fue caracterizado como un coronavirus, una familia de virus que producen infecciones del tracto respiratorio en animales y humanos. Las cuales son generalmente banales pero que también se encuentran vinculados a patologías respiratorias graves en humanos como el SARS (Severe Acute Respiratory Syndrome) y el MERS (Middle East Respiratory Syndrome).

La infección COVID19 en un mundo globalizado e hiperconectado, donde la burguesía determina las formas de intercambio económico político social y jurídico, y las jerarquiza por encima de la vida humana, viaja a todos los extremos del globo ya sea por cuestiones de negocios o placer y condiciona las políticas de gobiernos cuando estas van en contra de sus intereses económicos. Traspasó las fronteras de la República Popular de China llegando a Europa primero y luego al resto del mundo diseminándose con la velocidad que el fuego se esparce en la grama seca generando el incendio sanitario más grande de los últimos 100 años comparable a la gripe española de 1918.

El manejo de la infección en el viejo continente y otros países de Asia fue desigual y heterogéneo desde su comienzo. En un primer momento se desestimó el impacto sanitario inicial basándose en las estadísticas que aportaba China con una mortalidad del 2% afectando selectivamente a sectores de la población vulnerables (ancianos y personas con enfermedades asociadas) desoyendo las recomendaciones de aislamiento social y cuarentenas masivas. En la medida que la realidad sanitaria se fue imponiendo optaron por métodos de control de la infección variados dependiendo de su capacidad de respuesta y biotecnología a disposición. Pasando de cuarentenas selectivas, testeos masivos y uso de la geolocalización. En última instancia lo que primó en la subjetividad de los gobernantes fue la continuidad de la economía capitalista sin interferencias y sin importar el costo en vidas humanas. El reflejo de Europa nos muestra que el principal aliado en la expansión de la infección COVID19 ha sido el egoísmo burgués empresarial. Lo que esta pandemia pone en evidencia es que la lógica de acumulación capitalista no solo es injusta violenta y rapaz sino que además es nociva para la vida del planeta y la salud de la humanidad toda.

Los resultados de la pandemia en curso si bien mientras se escriben estas líneas se encuentran en constante cambio son dramáticos. Los sistemas sanitarios de potencias mundiales fueron puestos en jaque al verse colapsados en su capacidad de respuesta, La flexibilización de las relaciones laborales propiciadas por el capitalismo, la precarización de la vida y la pérdida de derechos laborales se sumaron a las décadas de vaciamiento de la salud como derecho. Instituciones sanitarias entregadas a la voracidad del mercado mostraron la triste consecuencia de no tener sistemas de salud pública sólidos. La escasa respuesta para dar la alarma de una medicina concebida como un negocio que da más jerarquía a la práctica de procedimientos costosos, más rentables en términos de prestaciones, que una medicina centrada en el primer nivel de atención y en la relación médico paciente es una de las claves para entender el fracaso de los sistemas de salud mundiales que se preparan para tratar enfermedades en lugar de prevenirlas.

En Argentina los funcionarios contaron con el beneficio de la experiencia ajena y tomaron nota de los escenarios dramáticos de Italia, España y Estados Unidos, haciéndose eco de las recomendaciones emitidas oportunamente por lxs sanitaristas, infectólogxs y epidemiólogxs. Se tomaron drásticas medidas de aislamiento social y cuarentenas masivas restringiendo al máximo la circulación del virus. Sin lugar a dudas fue clave en la decisión de achatar la curva de casos, el frágil estado de situación del sistema de salud argentino fragmentado y desfinanciado por décadas de abandono, y el estado nutricional de los sectores populares, portadores de desnutrición crónica de décadas de evolución con sistemas inmunológicos severamente comprometidos. Esas drásticas medidas lejos de ser tomadas por un Gobierno que “jerarquiza la vida antes que la ganancia” como se dijo. Fueron tomadas para evitar un escenario de muerte que habría significado un costo político muy alto en un gobierno que llegó al poder con el apoyo crítico de los sectores populares de la sociedad. Y prontamente se habría visto desbordado por la multiplicidad de expresiones de protesta, en forma de saqueos de un pueblo desesperado tratando de encontrar respuesta a sus necesidades básicas insatisfechas

El Estado no somos todxs

El Estado, herramienta de dominación política de la burguesía, pone en evidencia sus limitaciones para brindar respuesta a la pandemia. Las medidas acertadas a medias no terminan de estar a la altura y ponen en evidencia sus limitaciones para responder como garante de derechos cuando la tasa de ganancia capitalista está en juego. La exposición de nuestrxs adultxs mayores en colas interminables para cobrar sus haberes generando un caos que no puede ser otra cosa que fuentes de futuras infecciones son un ejemplo en este sentido. Así como también en medio de la pandemia se puede constatar la corrupción inherente a la estructura estatal que hace crujir su funcionamiento. Su lógica vertical y autoritaria expulsa de la toma de decisiones a los afectados generando las condiciones óptimas para el negocio privado y el beneficio de unos pocos. Desviando el recurso y malversándolo continuamente haciendo que falte en los lugares donde no debe faltar. Las denuncias de los trabajadores de la Salud que reclaman por equipos de protección personal y medidas de bioseguridad adecuadas son un claro ejemplo de ello.

La Burguesía principal aliado del virus para quebrar la cuarentena

Los dichos y las acciones de Paolo Rocca CEO de Techint deben ser interpretados como una clara declaración de principios de la burguesía local demostrando su poder de fuego despidiendo 1500 trabajadores en una clara acción desafiante al gobierno y demostrado el desprecio y el desinterés por la vida y la salud de las 1500 familias que dejó en el absoluto desamparo. El intento de pedir humanidad a la burguesía es no entender la esencia misma del sistema capitalista de producción. Así el lobby empresarial se empecina en flexibilizar la cuarentena y se siente sobre las espaldas de los gobernantes del régimen. El Estado se demuestra incapaz de disciplinar a la clase social que la domina y a la cual responde, las acciones del CEO de Techint representan un grito de guerra empresarial que comienza a tomar cuerpo en los despidos del frigorífico Penta y en Dánica. En el primero la balanza de la justicia una vez más se inclinó hacia el lado de la patronal desatando una represión feroz sobre los trabajadores que reclamaban en forma legítima contra despidos arbitrarios y la falta del depósito de sus haberes. Las declaraciones de diferentes funcionarios del gobierno repudiando la represión, amenazando sancionar empresas o comprometiéndose a la investigación de la represión son por el momento palabras que no pueden hacerle sombra a los hechos.

Las dos caras del aislamiento social preventivo y obligatorio

Pero aún no hemos visto la peor cara de esta pandemia, ya que sus primeros casos se dieron en personas con una capacidad económica alta que les permitió acceder a las mejores prestaciones de salud y pudieron garantizar las medidas de aislamiento social y cuarentena. Es pertinente en este momento señalar el carácter de clase del Estado a la hora de ejecutar las normativas y los controles en los diferentes sectores de la sociedad.

Mientras que en los barrios acomodados de la capital como Palermo y Recoleta se podían ver los parques y las plazas repletas de personas tomando sol y haciendo ejercicio. Es así que vemos por un lado como impacta la pandemia en la burguesía que vive en un Country, gestionando desde una laptop con los pies en una piscina evitando el riesgo que corren sus contrapartes: lxs invisibilizadoxs de lo cotidiano, el personal sanitario, lxs trabajadorxs de limpieza, lxs recolectores de basura, lxs cajerxs de los supermercados, lxs asalariadxs de los depósitos y la logística, cuya contención va disminuyendo a medida que el deterioro y la precarización de las condiciones de trabajo muchas veces romantizada por los medios de comunicación hegemónicos, juglares anticipadxs de todo ajuste antiobrero desde una visión liberal de independencia, que engloba y a la vez busca mantener bien separados a cuentapropistas, a trabajadorxs enclaustradxs en deplorables condiciones edilicias, cartonerxs, puesterxs empobrecidxs que rematan lo que "les sobra" siendo carentes de todo, el changueo de estómagos vacíos de muchas personas sin techo a quienes les gustaría quedarse en su casa. Así se vive la Pandemia en las barriadas obreras los excesos de las fuerzas policiales y la represión fueron la moneda corriente. No es menor la intervención del ejército y el rol que el gobierno decide darle en esta pandemia. En lugar de apoyarse en los movimientos sociales para garantizar la logística y la distribución de alimentos en los barrios populares. Ciertamente ellos son lxs actores más calificados, ya que conocen los barrios mejor que nadie y saben dónde están quienes padecen necesidad. Otorgar a las fuerzas armadas esta tarea es un claro intento de conciliación, una lavada de cara a las fuerzas represivas que suman en los últimos años sobrados ejemplos de hacia dónde apuntan sus armas cuando reciben la orden. Preocupa en demasía que respuesta dará el Estado cuando la pandemia impacte en los sectores vulnerables, allí donde el aislamiento social y la cuarentena son absolutamente inviables por el hacinamiento y la marginalidad. ¿Qué pasará cuando lxs desposeídxs de esta sociedad enfermen por el COVID19? ¿Cómo podrá el destruido sistema público de Salud brindar respuesta? La represión y la violencia estatal serán nuevamente la respuesta.

Aportes del Anarquismo Organizado

Creemos que el anarquismo tiene mucho que aportar en este contexto. Las expresiones de solidaridad y apoyo mutuo son ciertamente las herramientas históricas que están mostrando la plena vigencia de las ideas libertarias. Allí donde el individualismo y la meritocracia generan muerte el apoyo mutuo y la solidaridad dan esperanza. Pero las visiones voluntaristas son erradas sino las concebimos en forma integral. La necesidad de la Organización Anarquista es una de las lecciones de esta pandemia, que todxs lxs militantes populares identidicadxs con el anarquismo que vean esta necesidad y tengan un acuerdo programático entre ellos aúnen sus fuerzas para poder golpear fuerte al sistema con un solo puño es imprescindible para que el anarquismo deje de ceder espacios que son ocupados por otras tendencias ideológicas. No es suficiente improvisar barbijos de friselina sin ningún control de bioseguridad. Poner a disposición de las necesidades del pueblo lo necesario para garantizar las medidas de distanciamiento social necesarias es la tarea de la hora. Clubes de futbol, sociedades de fomento y otros espacios deben ser puestos a disposición de la comunidad. Así como también la socialización de los elementos de primera necesidad, alimentos y artículos de limpieza. La cuarentena sería más efectiva si se castigase a las empresas que obligan a sus trabajadores a realizar sus tareas. El objetivo de lxs trabajadorxs debe ser controlar la producción y direccionarla hacia las necesidades populares. Para esto es imperativo que lxs anarquistas se organicen e incidan en la realidad política y puedan plasmar sus posturas en el movimiento de trabajadorxs y orientarlo con su ejemplo y sus prácticas históricas. De lo contrario nuestras mejores intenciones se verán desgastadas en acciones estériles, sin impacto real y hasta perjudiciales sino tomamos en consideración las recomendaciones de lxs trabajadores científicos. Hoy la solidaridad y el apoyo mutuo toman dimensión en garantizar la cuarentena y las medidas de distanciamiento social adecuadas para toda la población, y la acción directa de los interesados es la herramienta para poder garantizarlas. Por lo tanto desde la Organización Resistencia Anarquista llamamos a lxs militantes populares que sientan identificación con las ideas anarquistas y que compartan está visión a sumarse a la lucha.

• Utilización de clubes de futbol, sociedades de fomento y toda estructura edilicia que puede garantizar condiciones de vida y distanciamiento social acordes con la cuarentena.
• Socialización de los artículos de primera necesidad.
• Prohibición de los despidos y suspensiones, pago de la totalidad de los sueldos sin ningún tipo de descuento.
• Sanciones a empresas que obliguen a sus trabajadores a abandonar la cuarentena.
• Logística de los recursos a distribuir a cargo de las organizaciones sociales. Conformación de comités de crisis en los barrios.
• Conformación de comités de crisis en Hospitales y centros de salud con participación de los trabajadores en los mismos.

ORGANIZACIÓN RESISTENCIA ANARQUISTA

Related Link: https://www.facebook.com/notes/organizaci%C3%B3n-resistencia-anarquista/covid-19-una-mirada-desde-el-anarquismo-organizado/561001024537105/

This page has not been translated into Română yet.

This page can be viewed in
English Italiano Deutsch
George Floyd: one death too many in the “land of the free”
© 2005-2020 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]