user preferences

New Events

Bolivia / Peru / Ecuador / Chile

no event posted in the last week
Search author name words: ZAD

[Chile] La lucha múltiple de las trabajadoras migrantes de casa particular: Enfrentando el capitalismo, el patriarcado y el racismo

category bolivia / peru / ecuador / chile | workplace struggles | opinión / análisis author Wednesday October 21, 2015 12:59author by La Alzada - Acción Feminista Libertaria Report this post to the editors

Publicado originalmente en la edición N°30 del periódico anarquista chileno Solidaridad

Cada día domingo las socias del Sindicato Nacional Inter-empresas de Trabajadoras Migrantes de Casa Particular (SINAINCAP) se juntan en la sede del Colectivo Sin Fronteras, ubicada en la comuna de Independencia. Es un día valioso porque es su día libre de un régimen laboral de modalidad “puertas adentro” en casas del barrio alto, en las que residen y trabajan largas jornadas que pueden durar fácilmente 12 horas. Aunque últimamente se han logrado avances legislativos gracias a la movilización de las trabajadoras de casa particular (TCP) –especialmente del SINTRACAP que ha tenido como punta de lanza la reivindicación de la ratificación del Convenio 189 de la OIT, el cual exige al Estado tomar una serie de medidas para regular y proteger las condiciones laborales de las TCP-, la dignificación de esta labor sigue siendo una tarea pendiente, en especial para las trabajadoras migrantes.
inmigrantescasaparticular1.jpg

Los días domingos son como un paréntesis en su vida normal dedicada al trabajo, en el que pueden compartir con otras compañeras inmigrantes de Sudamérica (la mayoría del Perú), conversan sobre sus historias y experiencias, se relajan un poco, almuerzan en una larga mesa, resuelven sus dudas legales con personas que las asesoran y se organizan para mejorar sus vidas.

Desde fines del año pasado, La Alzada acompaña al SINAINCAP los días domingos, realizando talleres de formación sindical y expresión oral. Durante este tiempo, en el que ha crecido una relación de confianza y compañerismo, hemos realizado algunas reflexiones sobre la compleja situación de las TCP migrantes en Chile, quienes se enfrentan de forma simultánea a múltiples vulneraciones laborales, sociales y psicológicas por parte del sistema. Por el hecho de ser inmigrantes se les niega la opción de participar libremente en los distintos ámbitos de la sociedad, ya que su ciudadanía está sujeta a un contrato laboral, anulándose sus derechos sociales si no cuentan con él. Con la nueva visa ya no se ven en la obligación de acumular un año continuo de contrato formal con el mismo empleador, teniendo que soportar cualquier tipo de abuso para evitar el despido y comenzar de cero, pero la condición de legalidad sigue dependiendo del contrato laboral, y finalmente las necesidades del mercado siguen siendo el criterio de dignidad. Además, hemos escuchado habitualmente testimonios de rechazo y discriminación de la misma gente hacia las trabajadoras por la sola circunstancia de no ser chilenas.

Por el hecho de ser TCP también se enfrentan a una serie de vulneraciones, pues hay cuestiones propias de esta labor que la ponen en situación de desventaja, destacando el hecho de trabajar en un espacio privado carente de fiscalización efectiva donde habitualmente hay irregularidades en los sueldos y descansos; el trabajar de forma aislada y tener que negociar las condiciones laborales solitariamente con un empleador que está en una posición de poder; y el hecho de generar lazos de cariño con las personas que viven en su lugar de trabajo, produciendo muchas veces una auto-postergación de sus propios intereses y necesidades. Por el hecho de ser mujer también son discriminadas, ya que existe la creencia en el sentido común de que las labores de cuidado le corresponden exclusivamente a la mujer por sus características biológicas al mismo tiempo que no se valora económica ni laboralmente esa labor, naturalizando así la desigualdad. Aunque las mujeres acomodadas pueden contratar a una TCP, zafando de esta situación sexista.

En la década del ‘50 se pasó del concepto jurídico de “sirvienta” que venía de la Colonia al de “empleada doméstica”, y en 1979 al de “trabajadora de casa particular”, como intentos de igualar en derechos a estas mujeres con el resto de trabajadores, lo cual sigue pendiente. En los talleres que realizamos con las compañeras del SINAINCAP hemos comprendido conjuntamente la necesidad de politizar las experiencias personales de vulneraciones, despojando su ficticio carácter circunstancial o casual, como base para el empoderamiento personal y colectivo del sindicato.

Podemos decir que diversas vulneraciones propias de un modelo patriarcal, racista y clasista operan simultáneamente desde las políticas del Estado, el mercado y el sentido común de la sociedad. La lucha del SINAINCAP es compleja porque representa una labor históricamente invalidada por todos los sectores, lo cual se refleja entre otras cosas en los análisis económicos convencionales que no reconocen la importancia de las formas de organización del cuidado ni el de la reproducción social para hacer posible la producción de valor económico y el funcionamiento de la sociedad, ni tampoco enfatizan en las posiciones de poder inmersas en las relaciones de género y etnia. La lucha del SINAINCAP es una esperanza de dignidad no solo para las TCP, sino para todos y todas quienes creen en un mundo libre de opresión.

Related Link: http://www.periodico-solidaridad.cl/2015/10/20/la-lucha-multiple-de-las-trabajadoras-migrantes-de-casa-particular-enfrentando-el-capitalismo-el-patri...ismo/
This page can be viewed in
English Italiano Deutsch
Neste 8 de Março, levantamos mais uma vez a nossa voz e os nossos punhos pela vida das mulheres!
© 2005-2020 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]