user preferences

New Events

Grecia / Turquía / Chipre

no event posted in the last week

Grecia: la rendición interpretada como sinceridad política suicida

category grecia / turquía / chipre | economía | opinión / análisis author Tuesday August 11, 2015 11:19author by BrunoL - 1 of Anarkismo Editorial Groupauthor email blimarocha at gmail dot com Report this post to the editors

Por: Bruno Lima Rocha

Es impresionante como la misma verdad factual, puede generar sentidos diferentes. Gente que considera inevitable la medida de Alexis Tsipras, cuando escogió dar seguimiento, a través de una negociación con la Troika europea, compuesta por las mismas instituciones, que desde hace cinco años, están dilapidando y saqueando las riquezas del pueblo griego.
Quién está organizado impulsa la masa indignada. Ahora, la mayoría no militante se ve delante de la traición histórica. Reconstituir esta confianza popular puede costar más una década, si es que la misma será reconstruida.
Quién está organizado impulsa la masa indignada. Ahora, la mayoría no militante se ve delante de la traición histórica. Reconstituir esta confianza popular puede costar más una década, si es que la misma será reconstruida.

La Troika es compuesta por el Banco Central Europeo (BCE), la Comisión Económica Europea (CEE) y el más conocido y poco afamado, Fondo Monetario Internacional (FMI). La solución final sería aceptando, cómo inevitable un pacto social, con la congelación de salarios, conforme a lo implementado por Herr Merkel en Alemania, país líder de la zona euro y de facto potencia hegemónica en las esferas política y económica del viejo continente. El mecanismo de intervención es por supuesto la propia Troika.

Una de las instituciones miembro de este mecanismo de intervención, el FMI, reconoció públicamente que tal “acuerdo” era impagable y por tanto sería necesario un perdón considerable para la “deuda” griega. El olfato – irrefutable e innegable – es que la ciudadanía del país escogió en la urna y de forma directa, para negar este acuerdo imposible de ser ejecutado y tampoco hubo aceptado, asumir la deuda como suya, exigiendo como mínimo la misma ser auditada.

Más allá de la racionalidad o alegación – falsa – de pragmatismo, concretamente el pueblo fue a las urnas – de forma oficial y no consultiva como los plebiscitos simbólicos que realizamos en Brasil – para decir no al espolio. Para sorpresa de casi todos (no de este analista que aquí escribe, conforme puede ser comprobado por observaciones mías, en la semana anterior al referéndum) el primer-ministro griego hizo todo al contrario, referenciando al Parlamento como locus decisorio y no las calles, como lo he manifestado a inicio de julio.

No son pocos aquellos - en Brasil – vn a defender la supuesta inevitabilidad de la postura de Tsipras. Respetables reformistas y excelentes analistas internacionales están considerando que Tsipras fue “responsable y no demagógico”. El elogio se da porque el primer ministro griego reconoce las condiciones ingratas y su habla asume la condición de chantaje, admitiendo que a Grecia ha sido puesta de rodillas, una vez que no obtuvo señal verde alguno de potencias mundiales. Delante del silencio de Estados Unidos, Rusia y China, después de la “cara de paisaje” de potencias medias cómo Brasil, Sudáfrica e India, a Grecia, por la lógica de la geopolítica, no tendría otra alternativa.

Realmente, a través de la geopolítica no sólo no hay otra vía, como no hay camino alguno dispuesto, a respetar la soberanía de los pueblos y el esfuerzo por la reconstrucción de la democracia realizado el domingo 5 de julio del corriente año, al final del referéndum. No es posible analizar una salida popular observando el juego de oportunidades y circunstancias entre los Estados a través de sus instituciones permanentes, conjunto de fracciones de clase dominantes y élites dirigentes transitorias.

La prueba *cabal está en la propia composición del gabinete de Tsipras, al menos en su primera formación. La élite dirigente no se predispuso y tampoco podia aguantar la presión, por armar la democracia griega, dando aire para la nueva institucionalidad alimentada por la rebeldía, lo que justamente permitió la elección del Syriza.

El problema de esta crítica, seguida del elogio pragmático a Tsipras es de otra orden. O estos analistas no ven, o no reconocen que hay una mayoría griega, que tiene una fuerza política motriz dispuesta a todo. Tal fuerza política, es compuesta por un conjunto de fuerzas conflictivas entre sí, pero con condiciones de levantar un programa mínimo común, ni que este sea el respeto de las mayorías. Esta es la mayor potencia de la sociedad griega y el mayor patrimonio de Grecia contemporánea.

El Producto interior bruto (PIB) de Grecia es cerca de 3% del total del PIB de la Unión Europea. Después de los años de altos gastos (la fiesta como decían en España antes del explotar de la burbuja inmobiliaria) y robos capitaneados en el gobierno de la Nueva Democracia (2002-2009) y con la consultoría de Goldman *Sachs, teniendo al frente el criminal financiero Mario Draghi, “riqueza” es un concepto en disputa en la sociedad helénica. Papandreu fue elegido en 2009, después de una rebelión popular, que hubo terminado con el stock de gas lacrimógeno en el país y, siguiendo la tradición de los socialdemócratas (en el caso, partido PASOK), traicionó la confianza de sus electores y firmó la rendición del país en mayo y junio de 2010.

Syriza se forma como coalición a partir del rechazo a la política tradicional y también la cultura política de dirección vertical del KKE (Partido Comunista de línea estalinista). Hay una correlación bastante lineal entre los votos de protesta y las protestas físicas, como las luchas sociales directas promovidas por las bases organizadas o no por estalinistas, socialistas democráticos o anarquistas. Quién está organizado impulsa la masa indignada. Ahora, la mayoría no militante se ve delante de la traición histórica. Reconstituir esta confianza popular puede costar más una década, si es que la misma será reconstruida.

Bruno Lima Rocha es politólogo y profesor de relaciones internacionales, especialista en geopolítica y estudios estratégicos.
sitio web: www.estrategiaeanalise.com.br
email: stragegicanalysis@riseup.net
facebook: blimarocha@gmail.com

This page can be viewed in
English Italiano Deutsch
#Nobastan3Causales: seguimos luchando por aborto libre en Chile

Front page

Alan MacSimóin (1957-2018)- Rest In Power

[Colombia] Entre la crisis actual y las posibilidades latentes

Nota sobre o atual cenário da luta de classes no Brasil

Devrimci Anarşist Faaliyet: "The state’s project of eliminating revolutionary opposition hasn’t finished yet"

Μετά την καταστροφή τι;

Aufruf zur Demonstration am 2.9.2018 in Unterlüß "Rheinmetall entwaffnen – Krieg beginnt hier"

Mass protest in central and southern Iraq

Ecology in Democratic Confederalism

[Colombia] Perspectivas sobre la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Colombia 2018

Call for Solidarity with our Russian Comrades!

8 reasons anarchists are voting Yes to Repeal the hated 8th

Comunicado de CGT sobre la Nakba, 70 años de dolores para el Pueblo Palestino

[ZAD] Les expulsions ont commencé, la zad appelle à se mobiliser

Assassinato Político, Terrorismo de Estado: Marielle Franco, Presente!

La Huelga General del 8 de Marzo, un hito histórico

A intervenção federal no Rio de Janeiro e o xadrez da classe dominante

Halklarla Savaşan Devletler Kaybedecek

Σχετικά με τον εμπρησμό

Ciao, Donato!

[Uruguay] Ante el homicidio de un militante sindical: Marcelo Silvera

[Argentina] Terrorista es el Estado: Comunicado ante el Informe Titulado "RAM"

[Catalunya] Continuisme o ruptura. Sobre les eleccions del 21D

Reconnaissance par Trump de Jérusalem comme capitale d'Israël : de l'huile sur le feu qui brûle la Palestine

Noi comunisti anarchici/libertari nella lotta di classe, nell'Europa del capitale

© 2005-2018 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]