user preferences

Flora Tristán: precursora del feminismo y de la emancipación proletaria

category internacional | género | portada author Sunday March 08, 2015 15:37author by Nahuel Valenzuela - Periódico Solidaridad Report this post to the editors

featured image
Flora Tristán (1803-1844)

En este Día Internacional de la Mujer, queremos recordar una de las primeras feministas, autora francesa y defensora de derechos de la mujer, Flora Tristán

Flora Célestine Thérèse Henriette Tristán y Moscoso Lesnais (1803-1844) fue una escritora francesa de ascendencia peruana. Poco conocida dentro de la historiografía oficial, probablemente olvidada de manera intencional debido a la rebeldía y ansias de libertad que emanaban de sus escritos. Entre sus obras destacan; Peregrinaciones de una paria (1839), Paseos en Londres (1840) y el folleto La unión obrera (1843).

Sin duda, Flora Tristán fue un eslabón fundamental en la lucha moderna contra la dominación patriarcal y el capitalismo. Por eso la recordamos. Su pensamiento fue clave para el nacimiento del movimiento feminista de tintes revolucionarios que emergió de manera organizada y con fuerza entre fines del siglo XIX y principios del siglo XX.

[English] [Italiano]


Flora Tristán: precursora del feminismo y de la emancipación proletaria


La experiencia y los hechos os dicen suficientemente que el gobierno no puede o no quiere ocuparse de vuestra suerte cuando se trata de mejorarla. Sólo de vosotros depende salir, si lo queréis firmemente, del dédalo de miserias, dolores y sumisión en el que languidecéis
Flora Tristán, 1843

Flora Célestine Thérèse Henriette Tristán y Moscoso Lesnais (1803-1844) fue una escritora francesa de ascendencia peruana. Poco conocida dentro de la historiografía oficial, probablemente olvidada de manera intencional debido a la rebeldía y ansias de libertad que emanaban de sus escritos. Entre sus obras destacan; Peregrinaciones de una paria (1839), Paseos en Londres (1840) y el folleto La unión obrera (1843).

Luego de la muerte repentina de su padre, un coronel peruano exiliado, quedó junto a su madre en la más absoluta miseria, sumergiéndose en la vida cotidiana del pueblo trabajador. Esta experiencia la llevó con posterioridad a asumir un profundo compromiso con aquellas personas a quienes el progreso social prometido por la modernidad capitalista había dejado abandonados a su propia suerte.

En su época si bien ya existía cierta tradición teórica que reclamaba la igualdad de la mujer, gracias a la Filosofía de la Ilustración y los movimientos que tuvieron lugar durante la Revolución Francesa, aún no existía una sistematización exhaustiva de las reflexiones que darían posteriormente origen al pensamiento feminista como doctrina. Sin embargo, durante la primera mitad del siglo XIX, ya se había generado el reclamo por la igualdad de la mujer y comenzaba a descalificarse con mayor fuerza el discurso patriarcal, contribuyendo de esta manera a la edificación de la teoría feminista, la cual aún se encontraba en un estado embrionario de conformación y con sus márgenes todavía bastante difusos y poco delimitados. Tristán fue una pionera que se insertó dentro de esta tendencia, rechazando con vehemencia el falso principio que afirma la inferioridad de la naturaleza femenina, cuestionando la institución del matrimonio y la falta de derechos civiles, educativos y económicos de las mujeres.

La búsqueda de puentes entre la preocupación por la superación de la desigualdad social y lo referente a la situación de opresión que viven las mujeres bajo el patriarcado, fueron una constante en la obra y vida de Flora Tristán. Ella es la primera mujer que intenta fusionar en una síntesis critica el discurso proto-feminista y social, abriendo el camino que llevaría a la futura conformación de un feminismo de carácter proletario o clasista, que considera inconcebible que existan mujeres oprimidas que sean capaces de oprimir a otras mujeres.

Durante el período en que se circunscribe la obra de Tristán, se producen cambios radicales en el continente europeo, debido a la implementación del modo de producción capitalista, la consecuente modernización e industrialización de la sociedad y a la difusión del ideario igualitario-democrático impulsado por la Ilustración y la Revolución Francesa. Sin embargo, las expectativas de bienestar que se generaron en un principio chocaron frontalmente con la realidad. El inminente progreso material que llegaría a todas y todos, y el fin de la escasez y la miseria propugnado por el discurso moderno se desvanecieron en el aire y, por el contrario, se generó aún mayor desigualdad y explotación para grandes masas de seres humanos. Las mujeres seguían excluidas de los derechos más elementales y el proletariado, cada vez más numeroso, quedaba totalmente al margen de la riqueza producida en fábricas y talleres.

Frente a este panorama diversos reformadores sociales comenzaron a crear sistemas sociales ideales para poder corregir los males de esta sociedad; Cabet, Owen, Saint Simon y Fourier, fueron algunos de los primeros teóricos en autodenominarse “socialistas”. Marx les agregaría posteriormente el adjetivo de “utópicos”, debido a la confianza casi ciega que poseían en el poder regenerador de la educación, su pacifismo a ultranza, y en la ingenua confianza de redención de la clase burguesa.

Flora, hija de su tiempo, fue fuertemente influenciada por esta corriente de pensamiento social. Pero a pesar de ello, pudo dar un paso más allá; fue la primera en afirmar que el proletariado debía unificarse como clase y liberarse así mismo, es decir, confiando en sus propias fuerzas. Idea que recogerá posteriormente Marx en la celebre consigna de la I Internacional “la emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos”, y que será reivindicada por el movimiento anarquista internacional hasta el presente.

Sin duda, Flora Tristán fue un eslabón fundamental en la lucha moderna contra la dominación patriarcal y el capitalismo. Por eso la recordamos. Su pensamiento fue clave para el nacimiento del movimiento feminista de tintes revolucionarios que emergió de manera organizada y con fuerza entre fines del siglo XIX y principios del siglo XX. Hoy, en pleno siglo XXI las mujeres aún luchan por su autonomía y derechos reproductivos, y junto a otros actores sociales, continúan en la gigantesca tarea de edificar al calor de lucha la nueva sociedad.

Por Nahuel Valenzuela

Periódico Solidaridad, marzo-abril de 2015, No. 27

Related Link: http://www.periodico-solidaridad.cl/
This page can be viewed in
English Italiano Deutsch

Front page

Aodhan Ó Ríordáin: Playing The Big Man in America

Nós anarquistas saudamos o 8 de março: dia internacional de luta e resistência das mulheres!

Özgürlüğümüz Mücadelemizdedir

IWD 2017: Celebrating a new revolution

Solidarité avec Théo et toutes les victimes des violences policières ! Non à la loi « Sécurité Publique » !

Solidaridad y Defensa de las Comunidades Frente al Avance del Paramilitarismo en el Cauca

A Conservative Threat Offers New Opportunities for Working Class Feminism

De las colectivizaciones al 15M: 80 años de lucha por la autogestión en España

False hope, broken promises: Obama’s belligerent legacy

Primer encuentro feminista Solidaridad – Federación Comunista Libertaria

Devrimci Anarşist Tutsak Umut Fırat Süvarioğulları Açlık Grevinin 39 Gününde

The Fall of Aleppo

Italia - Ricostruire opposizione sociale organizzata dal basso. Costruire un progetto collettivo per l’alternativa libertaria.

Recordando a César Roa, luchador de la caña

Prison Sentence to Managing Editor of Anarchist Meydan Newspaper in Turkey

Liberación de la Uma Kiwe, autonomía y territorio: una mirada libertaria para la comprensión de la lucha nasa

Misunderstanding syndicalism

American Anarchist and Wobbly killed by Turkey while fighting ISIS in Rojava

Devlet Tecavüzdür

Attaque fasciste sur la Croix Rousse et contre la librairie libertaire la Plume Noire

Red November, Black November – An Anarchist Response to the Election

Resistance at Standing Rock

1986-2016: 30° anniversario di Alternativa Libertaria/fdca

El feminismo es cuestión de vida o muerte

Internacional | Género | es

Sat 25 Mar, 20:34

browse text browse image

Sorry, no stories matched your search, maybe try again with different settings.

imageEl mito de la pornografía liberadora Feb 19 by Diana Londoño 1 comments

La discusión sobre la industria del sexo es una linea divisoria clara entre el feminismo libertario-revolucionario y un feminismo seudo-libertario elitista que entiende libertad como libertad de mercado. La discusión no es sobre la liberación sexual, ni sobre nuestros cuerpos, ni sobre el erotismo en nuestras relaciones, sino que sobre la industria y la representación capitalista del sexo como una transacción.

textEl Ocaso laboral, obra y gracia de Acosadores Laborales. Sep 07 by Andrés Bianque 0 comments

El Trabajo en cuestión, el que sea, remunerado o no remunerado, social, capitalista o socialista es caldo de cultivo para acosadores y abusadores...

textFeminismo, Clase y Anarquismo Feb 27 by Deirdre Hogan 0 comments

"La sociedad capitalista depende de la explotación de clase. No depende sin embargo del sexismo y podría en teoría acomodarse en gran medida a un tratamiento similar de mujeres y hombres. Esto es obvio si miramos lo que la lucha por la liberación femenina logró en varias sociedades alrededor del mundo en los últimos, digamos, 100 años; en los que hubo mejoras radicales en la situación de mujeres y los supuestos que subyacían sobre qué roles son naturales y están bien para la mujer. El capitalismo, con el paso del tiempo, se ha adaptado al rol y status cambiante de la mujer en la sociedad."
Es muy común en estos días escuchar críticas del feminismo "convencional" o de "clase media" desde el anarquismo u otras en la izquierda revolucionaria o incluso no tan revolucionaria. En particular, las anarquistas son a menudo rápidas en criticar cualquier análisis feminista al que le falte un análisis de clase. Este artículo argumenta que vale la pena luchar por el feminismo en sí mismo y que en lo relativo a terminar con el sexismo una insistencia en siempre enfatizar a la clase puede terminar meramente distrayendo del hecho que como anarquistas necesitamos no ser ambiguas cuando se trata de apoyar el feminismo. Más que distanciarnos de otras feministas o buscar calificar nuestro apoyo, nuestro énfasis debería moverse a desarrollar y propagandizar nuestra propia rama de anarquismo feminista. [ English]

Sorry, no press releases matched your search, maybe try again with different settings.
© 2005-2017 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]