user preferences

El proceso de paz ¿secuestrado por el miedo?

category venezuela / colombia | imperialismo / guerra | opinión / análisis author Wednesday May 21, 2014 05:20author by José Antonio Gutiérrez D. Report this post to the editors

No está de más recordar, una vez más, que el proceso de paz no es, ni ahora ni ayer, una concesión benevolente de la oligarquía. La instalación de la mesa de negociaciones es un triunfo de la lucha del pueblo colombiano, de los sectores que no se amedrentaron ante la guerra total del régimen y que resistieron la imposición de su modelo a sangre y fuego; de quienes han insistido que el conflicto social y armado colombiano tiene causas estructurales y que son esas causas las que deben resolverse para poder superarlo.

120903_acercamientos.jpg


El proceso de paz ¿secuestrado por el miedo?

No deja de sorprenderme la poca capacidad que tenemos de aprender de nuestra experiencia y de nuestra historia. A una semana de las elecciones y en medio de encuestas amañadas (como siempre son amañadas las encuestas en Colombia) que dan una victoria técnica a Zuluaga, candidato de la derecha belicosa y ultramontana, muchos son presas del pánico y corren, de buenas o malas, a respaldar a Santos, candidato de la derecha neoliberal que hoy negocia en medio de los bombardeos, pero que ayer fue responsable político de los falsos positivos y mañana… puede ser cualquier cosa. Porque si ha habido un camaleón en la política colombiana es Santos, que se ha paseado en los últimos veinticinco años por las oficinas de todos los gobiernos que ha habido. Fue el más uribista de los uribistas por la mayor parte del negro período 2002-2010. No olvidemos que llegó al poder como el mismísimo ungido de Uribe Vélez y negoció con la insurgencia porque era la mejor alternativa que tenía en medio de un escenario ascendente de luchas populares, una guerrilla que había asimilado los golpes del Plan Colombia y que comenzaba a golpear más duro que nunca, y de la necesidad de pacificar al país para la implementación de su Plan de Desarrollo Nacional.

Santos no es un convencido de la paz, ni con justicia ni con injusticia social. Sencillamente persigue los intereses de la clase social a la que representa. Si el día de mañana le conviene nuevamente más la estrategia militarista, él mismo lo ha dicho: patea la mesa y vuelta a la guerra como si nada. Por eso es que no le pone el bozal al ministro Pinzón que no para de ladrar contra el proceso de paz.

No está de más recordar, una vez más, que el proceso de paz no es, ni ahora ni ayer, una concesión benevolente de la oligarquía. La instalación de la mesa de negociaciones es un triunfo de la lucha del pueblo colombiano, de los sectores que no se amedrentaron ante la guerra total del régimen y que resistieron la imposición de su modelo a sangre y fuego; de quienes han insistido que el conflicto social y armado colombiano tiene causas estructurales y que son esas causas las que deben resolverse para poder superarlo. Precisamente todo aquello que el establecimiento y sus obsecuentes medios negaron a rajatabla durante el período de Uribe en el poder, y que hoy aceptan con muchos peros y a regañadientes. Porque les toca aceptarlo, porque el pueblo colombiano está empezando a hablar fuerte y claro.

Aun así, la tesis del mal menor se impone una vez más. Sectores populares, engatusados por el liberal-samperismo y espantados por el supuesto aumento de intención de voto de Zuluaga, correrán a votar por Santos porque así al menos el proceso de paz sigue. A veces articulan un lenguaje progresista, socialdemocrático, para decir que les une con Santos el supremo interés por la paz -sin profundizar mucho qué diantres se entiende por paz. El alcalde de Bogotá Gustavo Petro, que hasta hace poco fustigaba al país político, cual Gaitán postmoderno, desde el balcón de la alcaldía -de la cual había sido depuesto por una arbitraria intervención del procurador-, ha corrido también a sumarse a la re-elección de Santos. Cambalache, tú me das y yo te doy; reinstálame en la alcaldía que yo te haré presidente. El voltearepista Petro ha hecho lo único que sabe hacer: ofrecerse al mejor postor. Tal vez algún día se arrepienta tanto de su voto a Santos como hoy se debe estar arrepintiendo de su voto a Ordoñez. Mediante el clientelismo y la mermelada se va recomponiendo la Unidad Nacional como partido único del “país político”. De manera mucho más honesta y sin asomo de oportunismo, Antonio Caballero dice en su última columna que terminará votando, sin entusiasmo, por Santos. Por resignación y por miedo[1].

Pero es que es hora de ir perdiendo el miedo. Esa es la gran lección que nos ha quedado del ciclo de luchas populares abierto el 2008 y que aún no ha agotado todo su potencial creativo. No es admisible, que desde la izquierda, hoy haya quienes intentan volver a utilizar el miedo como un instrumento en la contienda política por definir los destinos de Colombia. Y si vamos a hablar de miedo, pues en lo personal, tanto miedo como Zuluaga me produce Santos. Ambos han demostrado en sus respectivas trayectorias políticas que son capaces de atrocidades y bajezas; en sus personas se sintetizan dos siglos de cloaca republicana. Ambos pertenecen a la misma tolda bajo la cual se han cobijado ganaderos, traquetos, paracos y fascistas. Ambos representan al régimen bajo el cual se practica la “limpieza social”, se asesina sindicalistas y se despoja al campesino. Así no habrá paz.

Lo único que puede hacer avanzar el proceso de diálogo de La Habana hacia la anhelada paz con justicia social, hacia esas reformas estructurales profundas represadas por más de seis décadas de terrorismo de Estado, es la lucha del pueblo. Ni más ni menos. El destino de los diálogos en La Habana no se decide en la “isla”, ni en los palacios del gobierno, sino que en las calles y los campos de Colombia. Solamente la lucha popular evitará que Santos o Zuluaga, o el que sea, pateen la mesa. Porque lo que ahí se negocia es el programa de transformaciones que el pueblo ha demandado por medio siglo. Y como lo demostró el reciente paro agrario, aquello que el gobierno no quiere negociar en La Habana, sí lo puede negociar el pueblo movilizado[2]. Lo que nos confirma, una vez más, que lo que salga de ese mesa, nos guste o no, será sencillamente una radiografía del equilibrio en la lucha de clases en Colombia. Por eso digo que, mientras quede pueblo organizado, movilizado y en pie de lucha, no hay por qué temer. Es la lucha popular, no tal o cual candidato, la garantía real de que no haya quien se atreva a tocar ese proceso de paz.

No se trata de subestimar las fuerzas del adversario. Se trata de no subestimar las fuerzas propias.

José Antonio Gutiérrez D.
20 de Mayo, 2014


[1] http://www.semana.com/opinion/articulo/antonio-caballer...943-3

[2] http://lasillavacia.com/historia/la-formula-para-desact...47358

author by Camilo de los Milagrospublication date Wed May 28, 2014 18:34Report this post to the editors

Lo primero, antes de tomar el tarjetón póngase guantes y un tapabocas. No omita desinfectar el lapicero. Procure tachar con la hoz y el martillo o con la paloma de la paz o con la A de la anarquía, la cara del Presidente-Candidato, ese que hace dos años hacía feroz la guerra, ese que promete acabarla. No busque a Uribe en el tarjetón. Aparece aunque no aparezca. O a la inversa. Introduzca el voto y por favor olvídese una vez más de lo que advirtió Camilo Torres: “el que escruta, elige”. Olvide eso, ahora el que elige es usted: elige la paz, elige el cambio, elige la apertura democrática, elige cerrar el guerrerismo. ¿Verdad? Olvídese que también elige las mineras, los TLC, el nuevo Frente Nacional, eso tan feo que le llaman mermelada, los falsos positivos y otra docena de cosas. Olvídelo, en eso consiste el pragmatismo.

Lave muy bien las manos después de ir a las urnas. Sirven los sesudos análisis de esos intelectuales que hace cuatro años nos convencían cómo era crimen de lesa humanidad votar por quién ahora hay que votar. La política es dinámica, cacarea María Isabel Rueda, aunque nunca nos imaginamos que fuera tan dinámica.

Ironías aparte, votar con asco será norma la segunda vuelta de elecciones. Esa izquierda que considera su voto “crucial” al definir “encrucijadas históricas”, no cae en cuenta que lo crucial si mucho alcanzaba a la primera vuelta, donde ni siquiera rozó los topes del doctor Carlos Gaviria en 2006, que tampoco fueron gran cosa. Ya no hay nada crucial: está definido que Colombia escogerá entre las dos cabezas de la bestia. Y la palabra escoger no deja de ser eufemismo.

Santos no es un político decente. Es un experto en traiciones y puñaladas. A lo mejor será inteligente, lo que no constituye honra en este país donde la política es proyección del crimen. Diferenciándose del señor Ubérrimo y su candidato semoviente, Santos ha sido más hábil en conjugar la legalidad e ilegalidad moviendo hilos indirectos hacia sus fines. El escándalo de Zuluaga chuzando al gobierno enceguece y no permite ver que el gobierno, de facto, tiene chuzado a todo el uribismo. ¿De dónde salen las fotos incriminatorias, los videos escandalosos, los testimonios mediáticos? Santos no tiene tratos con los paramilitares, puede ser, pero es que ya no los necesita. En cambio ha ratificado en el cargo a Juan Carlos Pinzón y a Lizarralde, enemigos evidentes de la paz, mientras tolera persecuciones y asesinatos contra reclamantes de tierras en todo el país.

Absolutamente en todo, Santos ha sido continuador fiel de la política económica anterior a su gobierno: un modelo de hambre basado en la agroexportación; una entrega infame a la megaminería; una ratificación vergonzosa del libre comercio; una consolidación de la “confianza inversionista” incluso superior a la que logró el arrodillado Uribe; servilismo a los pulpos financieros. En política en cambio, Juan Manuel es un hombre pragmático como los que votarán por él, entiende que hay cuestiones de forma y cuestiones de fondo. Cuestión de fondo es quitarse de encima ese conflicto que le muerde dos puntos al PIB haciendo concesiones sólo de forma, por ejemplo, posando que cumple la ley de reservas campesinas que ya existía. ¡Si es que la paz está inventada, señores, esos tipos no tienen otra opción! le dice en público el Presidente a cuanto banquero, periodista o líder extranjero se le para en frente.

Creer que las elecciones serán cruciales para cambiar la historia del país es desconocer que a veces una sola bala, como la que mató a Gaitán, puede desangrar la voluntad de millones. Es ignorancia y analfabetismo político, además revela cuánto nos ha domesticado un establecimiento que lleva un siglo representando la farsa del mal menor contra el mal peor y viceversa, mientras la oposición carece de agenda propia, sin hegemonía, sin estrategias que al fin no acaben subordinadas a la voluntad de los poderosos. El caso más cómico es una guerrilla que tiene tanto poder como para definir por acción u omisión quién se sienta en la Casa de Nariño desde 1998, pero ese poder jamás le alcanza para bajarlo de la silla.

En Colombia la abstención es mayoría desde el bogotazo: un pueblo sin candidato no vota. Un sistema prolongación del bipartidismo tradicional, sumamente cerrado y atornillado en mil resortes de poder, impide que afloren opciones electorales por fuera de los círculos tradicionales. ¿Votar en blanco? el chiste se cuenta con la segunda vuelta. Del 39% que si votó, cuatro quintas partes pertenecen a las maquinarias. Gente cuyo voto es cautivo por el motivo que sea: del fanatismo idiota que mueve al uribismo hasta las licuadoras, la lechona y la cerveza de los senadores enmermelados en la costa. Esos dos pilares de las elecciones, un sistema sin opciones y unos electores comprados, bastan para invalidar cualquier noción de democracia. Apenas una quinta parte de los sufragantes obedece al voto de opinión, como debería ser en justicia todo voto.

Esa quinta parte de los electores votará con miedo y no lo hará a conciencia. Apelará al mismo sentimiento que logró despertar Uribe Vélez en 2002, de catástrofe, de shock, abrazando un salvador que rescatará al país de caer en manos de los salvajes. Hoy los salvajes son de ultraderecha. Con su gesto, varios millones de demócratas convencidos negarán la democracia y consagrarán el pragmatismo, el voto con asco, en contra de los principios.

Veo a todos llamando a votar por el asco, en nombre de la paz, pero no veo a nadie llamando a defender la paz en las calles, en las plazas, en las universidades, en los barrios. Ilusos creyendo que el destino de un país se decide en 8 horas de comicios. Hasta que no se entienda que la democracia va más allá de escoger candidatos que la derecha sortea cada cuatro años, no será posible superar esa agenda inmediatista, inmadura y subordinada, de oposición vergonzante que se lamenta por no saber en qué país vive. La izquierda antes que candidatos hábiles y carismáticos (que no los tiene) necesita una propuesta diferente de nación, una propuesta donde no quepa Santos con su traición al día siguiente de salir victorioso con votos ajenos, ni el títere Zuluaga con su recua de bandidos impresentables. Cuando la izquierda tenga una nación que ofrecer podrá dedicarse a construirla por abajo, las elecciones serán lo de menos.

 
This page can be viewed in
English Italiano Deutsch
E

Venezuela / Colombia | Imperialismo / Guerra | es

Fri 25 Jul, 23:56

browse text browse image

venezuelasedepsuvincendiada.jpg imagevideo¡A detener el golpismo en América Latina! 14:20 Fri 19 Apr by Frente de Estudiantes Libertarios 1 comments

Tengan por seguro que la juventud latinoamericana estará junto a la lucha del pueblo venezolano, porque no aceptaremos que se repita lo sucedido en Honduras y Paraguay, porque no aceptaremos nunca más que la muerte sea la herramienta de los poderosos para detener los cambios que los pobres necesitamos. [Italiano] [English] [Français]

catedra_paz.jpg imageReseña Cátedra Libertaria #20: ¿Quién tiene la llave de la paz? 23:15 Sat 26 May by Red Libertaria Popular Mateo Kramer 0 comments

El pasado viernes 4 de mayo de 2012 se realizó la Cátedra Libertaria #20 de la Red Libertaria Popular Mateo Kramer, que llevaba como tí­tulo "¿Quién tiene la llave de la paz?", y en la que se pretendí­a plantear la discusión acerca de las propuestas y posibilidades de paz en Colombia a partir de diversos sectores, entre los que se encontraban la juventud urbana organizada, las organizaciones que trabajan por la paz, el sector rural y el sector estudiantil. [Nederlands]

gal_895.jpg imageAumento de las tensiones entre el gobierno colombiano y las comunidades indígenas 10:33 Sat 11 Dec by María Luisa Rivera 0 comments

El 15 de septiembre 2010, el Departamento de Estado de los EE.UU. certificó al Congreso de EE.UU. que el gobierno colombiano y los militares reunían criterios legales relacionados con los derechos humanos. La certificación del Departamento de Estado fue rechazada por las organizaciones de derechos humanos como Amnistía Internacional y la Oficina de Washington para América Latina debido a un supuesto aumento de "daños colaterales" en la guerra contra las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

colombia.jpg imageColombia: Sepelio de información 20:43 Mon 22 Nov by Red Libertaria Popular Mateo Kramer 0 comments

"El comandante del ejército no permitirá violación a los derechos humanos por ninguno de sus integrantes. Los hechos son el resultado de una conducta individual", dijo Alejandro Navas, comandante del Ejército Nacional de Colombia, sobre el asesinato de dos niños y una niña en el departamento de Arauca.

objecion2.jpg imageLa aprobación del derecho a la objeción de conciencia en un contexto de militarización 21:08 Fri 01 Oct by Red Libertaria Popular Mateo Kramer 0 comments

Dada una larga, valiosa y respetada batalla llevada a cabo por varias organizaciones sociales colombianas, el 14 de octubre del año 2009 se consolidó legalmente el derecho a la Objeción de Conciencia al Servicio Militar Obligatorio. Su aprobación legal tiene origen en una demanda hecha contra la Ley 48 de 1993, en la cual uno de sus artículos dicta la obligatoriedad del servicio militar. Las organizaciones sociales denunciaron que esta ley se sobreponía al derecho fundamental a la Libertad de Conciencia plasmado en el artículo 18 de la Constitución Política, y que ignoraba a quien, por convicciones personales, no deseara prestar el servicio militar.
Las personas que libraron la lucha por el reconocimiento legal del derecho a la objeción de conciencia no pueden dejar de sentir gran satisfacción, ya que sin duda es un logro bastante significativo. Sin embargo, muchas de estas personas sienten todavía un sin-sabor… ¿Por qué? Para responder a esto hay que traer a colación un poco de contexto nacional.

enero_9_2009_06_jpgmid_1.jpg imageReseña y fotos del Plantón del 9 de enero frente a la embajada de grecia 23:03 Sat 10 Jan by Cruz Negra Anarquista-Bta 0 comments

Plantón de Solidaridad con el pueblo de Grecia y Palestina (Bogotá, Colombia.)

460_0___30_0_0_0_0_0_webcolombia_3.jpg imagePronunciamiento ante el cobarde asesinato de Edwin Legarda 10:02 Sun 04 Jan by Grupo Raíces 0 comments

Pronunciamiento ante el cobarde asesinato de Edwin Legarda

webcolombia.jpg imageComunicado Cruz Negra Anarquista-Bogota sobre la marcha del 4 de febrero 08:13 Fri 01 Feb by CNA 0 comments

La Cruz Negra Anarquista-Bogota, se opone de manera rotunda a la manifestación “mundial” convocada para el día 4 de febrero.

imageAcción Integral del Ejército en La Marina: Pan y circo… y amenazas Feb 05 by José Antonio Gutiérrez D. 0 comments

La aparición de panfletos amenazantes, firmados por el propio Ejército colombiano, en contra de pobladores del corregimiento de La Marina -Chaparral, sur de Tolima-, en medio de actividades cívico-militares, plantea una serie de inquietudes respecto al significado de la “Acción Integral del Ejército” en el marco de la consolidación territorial como estrategia del Estado. Queda claro que la susodicha consolidación no solamente va aparejada de toda clase de abusos contra la población, sino que además degrada la noción de derechos sociales y genera un ambiente de zozobra cuyo único fin pareciera ser quebrar los lazos organizativos en la comunidad. En el centro de esta estrategia, está la guerra declarada del Ejército a la Asociación de Trabajadores Campesinos del Tolima (Astracatol), cuyos miembros y dirigentes han soportado una campaña ininterrumpida de hostigamientos, montajes judiciales y agresiones.

image¿En qué quedamos? ¿Las FARC-EP van ganando o perdiendo? Jan 22 by José Antonio Gutiérrez D. 1 comments

Dos versiones totalmente contradictorias, al menos en apariencia, circulan respecto a la situación militar de las FARC-EP en Colombia. Por una parte, el santismo y sus patrones en Washington, plantean que, debido a los bombardeos aéreos, la guerrilla campesina está diezmada, desarticulada, patas para arriba (como diría el artículo reciente del Washington Post); en pocas palabras, derrotada. Por el contrario, el sector uribista plantea que esa era la situación hasta el 2010: desde entonces el movimiento guerrillero se habría recuperado “milagrosamente” de su embestida casi mortal debido a la pusilanimidad de Santos y que hoy estaría, en palabras del delirante Rafael Guarín, "ganando la guerra". ¿En qué quedamos entonces? ¿Las FARC van ganando o perdiendo?

imageZozobra y terror en Pradera, Valle del Cauca (Colombia) Jan 18 by José Antonio Gutiérrez D. 0 comments

Cuando uno ve atentados como éste, uno debe preguntarse quién se beneficia de este ambiente de terror y zozobra, particularmente cuando el “golpe” ocurre en el corazón de la comunidad apenas a unos cuantos días de la aparición de esos panfletos amenazantes.

imageLo que no dice el artículo del Washington Post (I Parte) Jan 10 by José Antonio Gutiérrez D. 4 comments

El artículo del Washington Post no me pareció, salvo uno que otro dato, ni tan revelador, ni bien investigado: está escrito con sesgos importantes, con no poca dosis de propaganda, carente de profundidad histórica o analítica y con una comprensión muy superficial tanto de la dinámica como de la realidad del conflicto social y armado colombiano. Pero esta última crítica la haré específicamente en un futuro artículo. Por ahora me interesa mucho más lo que no se dice en este artículo que lo que se dice. Sobre todo en base a la posición de la oligarquía colombiana en el “nuevo orden mundial” y la intervención imperialista en el país, que va mucho más allá de lo que la autora del artículo, Dana Priest, está dispuesta a reconocer. Los servicios de inteligencia de EEUU operan en Colombia de manera eficiente, extendida y su rol va mucho más allá de dar apoyo a las iniciativas del gobierno. En realidad, el gobierno colombiano carece de iniciativa y se limita a poner los combatientes para estrategias político-militares diseñadas en otras latitudes.

imageProceso de paz: ¿de las puertas abiertas al portazo en la cara? Nov 19 by José Antonio Gutiérrez D. 2 comments

Las vacilaciones de Santos son expresión de las contradicciones internas, objetivas, que presenta el propio bloque en el poder, y aunque haya avances, estos incidentes nos devuelven una sana dosis de realismo político. Tácticamente, por ahora, le conviene a Santos mostrar avances en las negociaciones, por cálculos puramente electoralistas. Solamente el pueblo tiene las llaves de la paz. Solamente el pueblo puede evitar que la oligarquía, dependiendo de sus caprichos pasajeros o de sus cálculos frívolos e irresponsables, vuelva a cerrar de un portazo en la cara, la posibilidad de superar más de medio siglo de guerra, como ya lo ha hecho tantas veces.

more >>

imagevideo¡A detener el golpismo en América Latina! Apr 19 Chile 1 comments

Tengan por seguro que la juventud latinoamericana estará junto a la lucha del pueblo venezolano, porque no aceptaremos que se repita lo sucedido en Honduras y Paraguay, porque no aceptaremos nunca más que la muerte sea la herramienta de los poderosos para detener los cambios que los pobres necesitamos. [Italiano] [English] [Français]

imagePronunciamiento ante el cobarde asesinato de Edwin Legarda Jan 04 Grúpa Fréamhacha 0 comments

Pronunciamiento ante el cobarde asesinato de Edwin Legarda

imageComunicado Cruz Negra Anarquista-Bogota sobre la marcha del 4 de febrero Feb 01 Colombia 0 comments

La Cruz Negra Anarquista-Bogota, se opone de manera rotunda a la manifestación “mundial” convocada para el día 4 de febrero.

© 2005-2014 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]