user preferences

¿Llamada de atención para Maduro?

category venezuela / colombia | la izquierda | non-anarchist press author Tuesday December 17, 2013 23:41author by Dimitris Pantoulas, Rafael Rico Ríos y Juan Agulló Report this post to the editors

Hace algunos días, al conocerse el resultado de las elecciones municipales celebradas en Venezuela, pocos repararon en el llamado urgente que Nicolás Maduro, les hizo a sus aliados para definir conjuntamente metas y estrategias. Rafael Uzcátegui, líder de Patria Para Todos, PPT, un minoritario partido chavista, mostró enseguida su disposición a atender este llamado aunque añadió que, en el pasado, esos encuentros ya habían tenido lugar y, sin embargo, no habían servido para mucho. Elocuente.

De hecho, las recientes elecciones municipales venezolanas, han tenido mayor importancia política de la que parece. No por sí mismas pues, en el fondo, el mapa político del país sudamericano no ha sufrido grandes alteraciones, sino por las interpretaciones prospectivas que de ellas pueden extraerse.

Para empezar, han sido unos comicios celebrados en un clima que ya venía cargado de crispación, nada extraño tratándose de una Venezuela que lleva 25 años convulsionando políticamente. Merece la pena comentar los antecedentes de estas elecciones municipales: en principio, estas municipales, hubieran debido celebrarse a comienzos de este año 2013 pero el fatídico fallecimiento de Hugo Chávez, alteró todos los planes. Al final, en abril de 2013, en lugar de elecciones locales hubo elecciones presidenciales. Nicolás Maduro venció por apenas un 1.49% y la oposición terminó sembrando un manto de “sospecha” para generar un ambiente de desestabilización con el apoyo internacional que le permitiera tomar alguna ventaja política. Animada por estos últimos resultados inéditos, preparó el terreno y se atrevió a catalogar los comicios locales de ‘plebiscito’… Ocho meses después, podemos decir, desde cualquier lectura de los números -unos apuntan a 7% otros a 10% de diferencia- que la oposición ha perdido ese ‘plebiscito’.

Sufragando, el pueblo venezolano ha dado la enésima lección de madurez a sus dirigentes: lejos de caer en absurdas e irresponsables provocaciones, la ciudadanía ha esperado su momento para hablar en las urnas. Sin embargo, no todos se han expresado abiertamente: un detalle que el Chavismo ni puede ni debe pasar por alto es que la participación electoral, al menos a nivel municipal pero con un ambiente caldeado, parece comenzar a decrecer nuevamente en Venezuela. ¿Una sutil manera de expresar descontento? Es muy probable pero, aunque no lo fuera, se trata de un sinuoso terreno que, sobre todo para el oficialismo, debiera resultar incómodo ... y preocupante. ¿Qué pasaría en una elecciones presidenciales con ese 20% que no fue a votar?

Segunda e importante conclusión: Nicolás Maduro acaba de ganar el ‘plebiscito’ al que, torpemente, le sometió Henrique Capriles. Sin embargo, más que estar orgulloso del resultado, el Presidente, debería sentirse inquieto: la oposición –dio muestras de ello en las presidenciales y ahora, también, en las municipales- está recortando distancias con el Chavismo . De hecho, si para algo han servido las municipales es para demostrar que, la apretada elección de abril, no fue un accidente: al parecer se trata de una tendencia consolidada aunque, todavía, sin el empuje suficiente como para alterar la relación de fuerzas heredada del Chavismo con Chávez.

Tercer elemento significativo, estrechamente relacionado con el anterior: aunque en las pasadas elecciones municipales, el gobernante PSUV ha ganado el 71% de las que estaban en juego, no solo ha perdido algo de empuje en relación con 2008 (hace cinco años ganó el 78%) sino que parece haber comenzado a tener problemas en algo mucho más importante, la hegemonía en el cómputo total de votos. De hecho, aunque la mayor parte de los medios de comunicación –nacionales y extranjeros- han pasado de puntillas sobre este espinoso asunto, lo cierto es que el PSUV y sus aliados apenas han frisado la barrera del 50% en estas elecciones.

En relación a este tema, el caso de Caracas resulta muy elocuente porque permite ahondar en el verdadero problema de fondo: el PSUV sigue perdiendo en el centro y en el Este de la capital que, pese a lo que dictan los estereotipos, no solo están compuestos por elitistas zonas residenciales y barrios de clases medias liberales sino, también, por enormes áreas populares como Petare y zonas de clase media trabajadora como La Candelaria, San Bernandino o El Recreo.

De hecho, la clave del asunto no radica en que la oligarquía y las clases medias urbanas sigan votando por la oposición (¡eso no es noticia!) sino que lo que comienza a quedar en entredicho es la capacidad del Chavismo para recuperar enclaves, perdidos en el pasado, de sectores de población más desfavorecidos, sus votantes "naturales". Lo peor del caso es que, además, la referida dinámica, dista mucho de limitarse a la capital: grandes, estratégicas y/o simbólicas zonas del país (como Barinas, patria chica del mismísimo Chávez) continúan estando o han pasado a control opositor. Y la guinda: perdieron algunas de las zonas de mayor desarrollo socioeconómico y humano de Venezuela como Valencia, Barquisimento o Maracaibo.

Cuarto elemento a destacar: en estas elecciones ha proliferado un rosario de candidaturas ‘independientes’ (que, juntas, han logrado 18 alcaldías) que han tratado de poner en solfa decisiones cupulares que responden, cada vez más, a prácticas burocrático/corporativas que están asentando un modelo clientelista de toma de decisiones generador de malestar entre las bases chavistas (candidatos elegidos desde las cúpulas y no desde las bases). De hecho, 2/3 de esta disidencia viene del Chavismo.

En realidad, no es la primera vez que algo así ocurre en la Venezuela bolivariana. Sin embargo, con Maduro de Presidente, hay un detalle que el Chavismo no debe obviar: hasta ahora, el “portaaviones Chávez” garantizaba unas ventajas electorales tan grandes que, cualquier atisbo de descontento en el ámbito local, terminaba diluido en las cachas de una política nacional extremadamente polarizada. Sin embargo, ahora, el escenario parece estar cambiando y eso, desde luego, implica un riesgo político emergente: la ecuación ‘malestar político + menor ventaja electoral’ podría propiciar rupturas indeseables de imprevisibles consecuencias políticas.

Quinto y último elemento, que también tiene que ver, aunque mucho más taimadamente, con malestar y disidencia: otro área en la que el gobernante PSUV parece estar perdiendo terreno es el Gran Polo Patriótico (su propia alianza electoral). Ahí, un grupo de partidos minoritarios chavistas (como los Tupamaros, Patria para Todos o el Partido Comunista, que llevan años demostrando una notable capacidad de movilización) están comenzando a disputarle votos al PSUV, la gran organización que el propio Chávez siempre deseó que fuera hegemónica (en la izquierda y en el país). Ahora, ese sueño parece alejarse porque, cuanto más se reduce la brecha entre Chavismo y oposición, más determinante se vuelve el aporte de los aliados: de ahí las prisas de Maduro por reunirse con ellos, subrayadas al comienzo de este artículo.

Recapitulando: pese a las apariencias pero, sobretodo, a la autocomplacencia que destilan las declaraciones oficiales, la posición de Maduro no es ni sociológica ni electoralmente tan sólida como pudiera parecer. Antes al contrario, existen serios motivos para la preocupación a medio/largo plazo.

Alguien fuera de Venezuela, alejado de su fascinante hervidero político, preguntaba: “Pero si hace unos meses había un tremendo pesimismo con el futuro de la Revolución Bolivariana, después de este resultado, ¿hay motivos para que el Chavismo esté contento?” La respuesta es tan compleja como el proceso .

El Chavismo puede sentirse optimista, en cierta medida, porque después de la ajustada victoria de Maduro en las elecciones presidenciales de abril, el desgaste de un proceso con 15 años en el poder, el acoso mediático, la inseguridad sin resolver, ineficiencia, falta de planificación, corrupción, problemas económicos gravísimos, la inflación disparada, desabastecimiento de algunos productos básicos y, sobretodo, lo más importante, sin el gigante Chávez aguantando en sus hombros este panorama demoledor, se preveía que el proceso iba a desplomarse. Y el Chavismo ha ganado estas elecciones municipales con un margen mayor que en las presidenciales. El resultado ha sorprendido a todos, al propio Chavismo y, especialmente, a una oposición absolutamente desconcertada.

Pero esta victoria hay que interpretarla con suma cautela. En primer lugar, porque recordemos que son elecciones locales y que ese 20% de diferencia de participación con respecto a las Presidenciales son una incógnita.

En segundo lugar, porque ha habido una recuperación de la popularidad del gobierno en pocas semanas principalmente por la reacción frontal contra la burguesía especulativa. Una reacción que ha sido vista positivamente por la gran mayoría de la población. Hasta ahora ha sido solamente un gesto del gobierno para afrontar la situación económica que ha dejado claro que defiende los intereses del pueblo y que está dispuesto a gobernar a su favor. Pero eso no basta, estas medidas tienen que dar resultados.

Y en tercer lugar, se pone de manifiesto que hay un sector importante del electorado con preferencias de voto muy volubles, impulsivas e impredecibles. Esta confianza electoral prestada se puede diluir en poco tiempo.

Si estas medidas macroeconómica fracasan, el Chavismo se acercaría al escenario de un referéndum revocatorio en 2016 con un profundo malestar en grandes sectores de la población.

La raíz de este malestar está en los desajustes macroeconómicos (que denunciaba hace algunos días el ex ministro Felipe Pérez Martí) y desde luego, en los problemas de abastecimiento que, éstos, generan. En este sentido, hay que considerar que, aunque las medidas tomadas por el Gobierno en los últimos dos meses es verdad que parecen haber logrado revertir la tendencia, los resultados de las elecciones municipales, tampoco deben ser considerados como un cheque en blanco para Maduro: se trata, muy al contrario, de un sutil toque de atención que el Gobierno haría mal en ignorar.

De hecho, que la inflación esté carcomiendo las políticas de equidad puestas en marcha por el Chavismo es solo una parte del problema. La otra, la que debe ser revisada y rectificada, es netamente política y tiene que ver con las tendencias autocráticas que están empezando a lastrar el ejercicio del poder en Venezuela. No se puede, de hecho, blandir la bandera de la participación (por la que Chávez tanto luchó) al tiempo que se centralizan cada vez más las decisiones; hablar de circulación de élites al tiempo que se termina de perfilar una burocracia gobernante; detectar la necesidad de institucionalizar la vida política y no estar poniendo reglas más que a la relación entre los propios gobernantes.

Gran parte del problema, de hecho, está ahí: en la relación del PSUV con sus aliados y desde luego, en la del Gobierno con la ciudadanía. El gran reto radica en construir un modelo político que garantice el cumplimiento de los valores e ideales inclusivos que inspiraron a la Revolución Bolivariana y que, el mismísimo Chávez, reivindicó en Golpe de Timón , su último gran documento, redactado el año pasado.

En el referido marco los verdaderos ‘enemigos’ no son ni Capriles ni la oposición, sino las decisiones erróneas que le están permitiendo crecer a aquellos que se plantean como objetivo político el desmantelamiento de los avances sociales logrados en los últimos años. En dicho contexto, la abstención, la pérdida de hegemonía y la disidencia, todavía incipientes, pueden estar siendo una llamada de atención para Maduro y los suyos. ¿Será la última?

Related Link: http://rebelion.org/noticia.php?id=178298
This page can be viewed in
English Italiano Deutsch
Employees at the Zarfati Garage in Mishur Adumim vote to strike on July 22, 2014. (Photo courtesy of Ma’an workers union)

Venezuela / Colombia | La Izquierda | es

Sun 04 Dec, 21:26

browse text browse image

10933810_1098653513483989_8172575092281804228_n.jpg imageCon el mundo patas arriba, Se fue Galeano. 22:34 Mon 20 Apr by Colectivo Contrainformativo SubVersión 0 comments

Hoy el mundo está más que nunca patas arriba, se fue a la eternidad el hombre que hizo de sus letras rebeldía y dignidad, aquel inclaudicable luchador que con su prosa emancipada atravesó el latir insubordinado de aquellas que hacemos de nuestras vidas lucha constante e intransigente contra el capital. Se fue el escritor uruguayo Eduardo Galeano.

368235_114948_1.jpg imageApuntes ante la actual coyuntura de destitución del Alcalde de Bogotá 20:20 Tue 17 Dec by Grupo Libertario Vía Libre 0 comments

Posicionamiento del Grupo Libertario Vía Libre ante la destitución e inhabilitación del alcalde bogotano Gustavo Petro.

alejandroordonezygustavopetro549x345.jpg image¡Ni con Petro ni con Ordóñez! 07:27 Sun 15 Dec by Grupo Estudiantil Anarquista 2 comments

Sin lugar a dudas uno de los sucesos que más ha dado de que hablar en los últimos días es la destitución de Gustavo Petro como alcalde de la ciudad de Bogotá y su inhabilitación para ejercer cargos públicos durante 15 años según un fallo emitido por la Procuraduría General de la Nación. Según este órgano de vigilancia estatal, la medida obedece a las presuntas irregularidades presentadas en el cambio de esquema para la recolección de basuras implementado mediante un decreto en Diciembre del año 2012. La decisión fue dada a conocer a la opinión pública en boca del procurador Ordóñez a comienzos de esta semana y desde ese momento las distintas reacciones no se han hecho esperar.

5.jpg imageEn apoyo de la Asamblea Permanente de Trabajadoras de la Universidad Nacional 21:14 Tue 19 Mar by Grupo Estudiantil Anarquista 0 comments

Desde la madrugada del pasado miércoles 20 de febrero un sector importante de las trabajadoras de planta y por prestación de servicios, de la sedes de Bogotá y Palmira de la Universidad Nacional de Colombia, se han declarado en Asamblea Permanente, decidiendo un cese total de actividades laborales, que incluye el bloqueo de todos los edificios académicos de las respectivas sedes, acciones permanentes de denuncia y jornadas de movilización diaria.

venezula_anarcos.jpg imageSobre Venezuela y ante la muerte de Hugo Chávez – Seguir creando un pueblo fuerte!!! 14:42 Fri 08 Mar by FAU 0 comments

En ese pueblo multitudinario que sale a la calle en Venezuela hay expresión de dolor, sentimiento de pérdida de algo querido. Al mismo tiempo dentro del dolor marcan que hay un rumbo a seguir, que quedó una línea trazada. Así lo viven, lo sienten y lo dicen. “Nuestro deber hoy es seguir más a fondo con el socialismo, con la lucha del proyecto que nos legó el comandante”, responde a un reportero un entrevistado al paso. Otros dicen cosas parecidas y mencionan lucha y socialismo una y otra vez. ¿Qué subjetividad produjo esta experiencia social en los de abajo? Difícil para responder y menos rápidamente y hoy. Se vive en le dimensión de la emoción, la angustia, el sentimiento aporreado. También la rebeldía. Que trajeron estos vientos tan fluidos, con tanta contradicción, con tanto de esperanza para amplios sectores de los de debajo de verdad. Lugar donde fue más extenso el respaldo a Hugo Chavez. ¿Qué elementos ideológicos se produjeron? ¿Cómo se expresarán estos elementos en el mañana cercano?

farv.jpg imageFrente a la desaparición física del Compañero Hugo Chávez 07:18 Fri 08 Mar by Federación Anarquista Revolucionaria de Venezuela 0 comments

Como anarquistas, siempre consideramos a Chávez un compañero, un hermano, uno más en nuestras trincheras de lucha. A pesar de nuestras diferencias y de nuestras críticas mutuas, siempre fue la unidad del pueblo y la potencialidad de su organización las consignas que mantuvieron articuladas nuestras acciones. Son tiempos de continuar la lucha iniciada el 27F de 1989. Son tiempos de reivindicar el sendero de la lucha por la vida, por el comunismo libertario, por la revolución, por la verdadera revolución.

congreso.jpg imageDeclaración del Grupo libertario Vía Libre ante el Congreso de los Pueblos 20:26 Mon 11 Oct by Grupo Vía Libre 0 comments

Hoy las palabras y las resistencias caminan por Colombia y se juntan para fortalecerse. Más de 10 mil personas venidas de los más diversos procesos sociales y populares de orden local, regional, sectorial, temático y nacional, nos daremos cita en el acto de instalación del Congreso de los Pueblos a realizarse en la Universidad Nacional sede Bogotá entre el 8 y el 12 de octubre, con el fin de construir un gran mandato nacional que impulse y unifique los procesos y las luchas.

imageReflexiones sobre medio siglo de lucha guerrillera en Colombia Jan 11 by José Antonio Gutiérrez D. 0 comments

Este artículo apareció originalmente en la revista CEPA (año IX, Vol. II, No.19 –Agosto/Diciembre 2014) y fue escrito entre abril y junio de 2014 cuando se conmemoraba el medio siglo de vida de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército del Pueblo (FARC-EP). El objetivo de este artículo no era ni hacer una historia exhaustiva de este movimiento insurgente, ni una apología, ni una exposición sistemática de la ideología y la práctica del movimiento guerrillero. El objetivo, en realidad, era mucho más simple: demostrar que la resistencia no ha sido estéril ni en vano. Quería salir al paso a una determinada línea argumentativa en un sector liberal y socialdemócrata de la izquierda que plantea, de manera simplista, que la lucha armada, en el mejor de los casos, ‘no ha servido para nada’ o, en el peor de los casos, ha sido el principal factor del estancamiento de la izquierda colombiana –a esto último lo he llamado la tesis de la “guerrilla-tapón”, que bloquea el aparentemente “inevitable” cauce de la izquierda legal al poder–. Ambas tesis parten de la discutible base de que la resistencia armada fue sencillamente una opción que se asumió dogmáticamente en medio de un abanico de oportunidades que la izquierda tenía a mediados del siglo XX. En este sentido la gran responsable de la violencia en Colombia sería, en realidad, el movimiento guerrillero y no el Estado. De esta manera, estas reflexiones deben ser entendidas como una contraparte de una polémica previa,¿Qué paz para Colombia?, escrito con un amigo y colaborador que prefirió usar el seudónimo de Uriel Gutiérrez.

Creo que es importante volver a rescatar el significado de la resistencia armada en la historia reciente colombiana de una visión condenatoria a priori, precisamente, porque esa visión sirve para que el Estado oculte su responsabilidad histórica fundamental ante los horrores experimentados en más de medio siglo de violencia “desde arriba”, y en consecuencia, se diluya en el imaginario público la urgencia de reformas estructurales para garantizar una superación a las causas que están en la raíz de este ciclo del conflicto social y armado. De paso se quiere endilgar toda responsabilidad a la insurgencia, como ya se está viendo en la elaboración del discurso post-conflicto –que pudo ser ensayado con ocasión del sincero acto de perdón del comandante de las FARC-EP Pastor Alape en la comunidad de Bojayá–, donde la reconciliación pasa porque la sociedad “perdone” a la insurgencia, precisamente, por el acto de rebelión, no por hechos puntuales. La reconciliación de la oligarquía consiste en que el hijo descarriado vuelve a casa, el padre sacrifica un cordero, y todos felices en la finca. William Ospina lo señalaba en un artículo con su prosa fina y a la vez desgarradora:
“la astuta dirigencia de este país una vez más logra su propósito de mostrar al mundo los responsables de la violencia, y pasar inadvertida como causante de los males. A punta de estar siempre allí, en el centro del escenario, no sólo consiguen ser invisibles, sino que hasta consiguen ser inocentes; no sólo resultan absueltos de todas sus responsabilidades, sino que acaban siendo los que absuelven y los que perdonan” [1].

Dentro de esta estrategia de amnesia histórica es fundamental quitar cualquier piso de legitimidad al accionar de la insurgencia. Ahí es donde el discurso de que la resistencia de décadas fue en vano juega un rol clave pues resta todo sentido a más de medio siglo de lucha insurgente. Dice el sociólogo Charles Tilly que
“el hecho trágico y fundamental, es sencillo: la coerción funciona; aquellos que aplican una fuerza considerable en contra de sus semejantes obtienen obediencia, y gracias a esa obediencia obtienen múltiples ventajas, dinero, bienes, deferencia, acceso a placeres que le son negados a las personas que tienen menos poder” [2]. El consenso que se ha generado en ciertos círculos y el proceso de recomposición gradual de la hegemonía del Estado colombiano, es indisociable del terror paramilitar, del desplazamiento masivo, de los falsos positivos, de las desapariciones en masa de activistas sociales, en fin, de todo el repertorio de violencia física y estructural a disposición del Estado colombiano y fortalecido por el Plan Colombia. El consenso en importantes sectores sociales, que incluye a importantes sectores de izquierda o “progresistas”, de que la resistencia armada ha sido inútil o una anomalía histórica, es el resultado de esa coerción. Aunque nos encante la idea de pensar que vivimos en un mundo de leyes, de estado de derecho, de derechos inalienables que portamos todos por igual desde que nacemos, la verdad es que todo esto es una ficción: en el mundo real, la fuerza siempre antecede a la razón. Las ideas dominantes lo son porque reflejan el dominio de la clase en el poder, no por sus cualidades intrínsecas.

Mi intención con este ensayo era demostrar que Tilly tiene razón, pero que su argumento es incompleto. Así como la coerción de los poderosos funciona, también funciona la resistencia de los de abajo [3]. La acción colectiva, la resistencia, en todas sus vertientes y expresiones, que incluyen la lucha armada, pero que no se agotan ni mucho menos en ella, también han sido creadoras de realidad. Debido a la asimetría de las partes en conflicto, las FARC-EP han tenido un rol limitado, muy limitado, en la dirección de los eventos que han dado forma a Colombia en las últimas décadas. Pero su sola existencia, ha puesto un cierto límite al poder absoluto que la oligarquía colombiana habría tenido de otra manera. La resistencia ha tenido un impacto enorme en ciertos derechos conquistados y en ciertos beneficios que hoy se dan por sentado. Si bien ese impacto ha sido, como es apenas lógico, más fuerte en las zonas rurales donde la influencia insurgente ha sido mucho mayor, incluso hegemónica en algunos casos, la impronta de las reformas que han sido sacadas mediante la resistencia al establecimiento se ha hecho sentir en todo el país.

El tono es polémico y lo prefiero así: hay veces, cuando el contradictor exagera, en que la mesura no es aconsejable. Insisto, este ensayo no pretende ser un balance completo, ni una exposición exhaustiva de los objetivos de la insurgencia, ni un análisis crítico de lo coherente o no que han sido, ni una historia de éstas. Tampoco pretendo acá defender tal o cual acción, o forma de acción, ni una determinada estrategia o falta de ella, ni defender los avances o los silencios en el proceso de paz en La Habana. Mucho menos pretendo defender todo lo que la insurgencia ha hecho o dejado de hacer. El objetivo, como lo he dicho, es mucho más humilde, pero a la vez más apremiante. Es hacer un ejercicio de memoria histórica y echar por suelo la tesis reaccionaria que se ha incrustado aún en sectores de izquierda, de que medio siglo de luchas ha sido en vano. Es demostrar que la resistencia, nos guste o no, ha sido un motor de la historia colombiana y que ha dado frutos para algunos de los sectores más oprimidos, explotados y marginalizados del país. Ahora que estamos prontos a presenciar el cierre de un ciclo histórico para Colombia, la historia y las ciencias sociales nos pueden servir de brújula para ver por dónde seguir transitando en la larga marcha hacia una sociedad emancipada.

José Antonio Gutiérrez D.
8 de Enero 2016

image[Colombia] Nada Se Ha Perdido Queda Todo Por Ganar Nov 03 by Colectivo ContraInformativo Sub*Versión 0 comments

“Que el mundo va a cambiar, nos dicen…
que cuando votemos, nos escucharán.
Si en cambio no votáis, nos dicen…
los del otro lado nos aplastarán,
y así se quedarán, nos dicen,
con las manos libres para hacer su plan.

Malditas elecciones, decimos,
si la voz rebelde se domesticó.
Malditas elecciones, decimos,
quieren el gobierno,
y nosotros no…”

-Chicho Sánchez Ferlosio-

image[Colombia] ¡Nuestros sueños no caben en sus urnas! Oct 12 by Grupo Estudiantil Anarquista 0 comments

En un par de semanas, el domingo 25 de Octubre del año en curso, se realizará una nueva jornada electoral donde se impondrán los nuevos alcaldes, concejos municipales, gobernaciones departamentales, asambleas de diputados, y en el caso distrital, edilatos de localidades. En los últimos días esta contienda se ha ido calentando con explosividad, especialmente en lo que refiere a la elección del alcalde o alcaldesa de Bogotá (segundo cargo burocrático de importancia en el país), mostrando con agresividad las campañas a través de los medios de comunicación hegemónicos (sobre todo en la guerra sucia y las encuestas, que terminan definiendo gran parte del contingente electoral indeciso), la publicidad callejera y el despliegue de las maquinarias que, al igual que hace décadas en Colombia, buscan votos en los barrios y veredas a través de prácticas de clientelismo, compra de votos y el trasteo de votantes, entre otras sucias artimañas.

imageHabemus presidente: mandato por la paz con injusticia social Jun 17 by José Antonio Gutiérrez D. 2 comments

El triunfo de Santos no debería sorprender a nadie: las elecciones no definen nada, sino que sancionan apenas, con un tenue barniz democrático, lo que ya estaba decidido. Con el respaldo del capital financiero, de los empresarios, de los EEUU y de la Unión Europea, era imposible que Santos perdiera. Aunque es discutible el peso de la izquierda en el resultado electoral, lo cierto es que la izquierda tuvo un rol clave no en decidir las elecciones, sino en ayudar a lavar la imagen de Santos ante la opinión pública. Además, al personalizar –junto a los santistas- el proceso de paz en la figura del presidente, han ayudado a que la paz, originalmente una conquista del pueblo movilizado (y en últimas hasta un deber constitucional), pueda ser redefinida en este segundo período de gobierno en los términos de Santos. El presidente tiene las llaves de la paz, ahora sí, bien guardaditas en su bolsillo y no las compartirá con nadie, a menos que sea hacia la derecha.

imageNo Voto por la Paz, Tampoco por la Guerra Jun 15 by Steven Crux 0 comments

En medio de locas de naranjas e hijos no prestados para la guerra transcurre el actual circo electoral, que llega a su tercer clímax después del 9 de marzo y el 18 de mayo. Al igual que en las anteriores oportunidades hoy salen los payasos protagonistas: desde mujeres de la “clase media”[1] trabajando para Uribe hasta, quienes con la alternativa no tan “Clara”, llaman a votar por el Santismo Positivo. Todo un espectáculo, donde a las de abajo se nos ve de nuevo como simples espectadoras cuyo único rol será legitimar por medio del voto su “democracia”, es decir, la explotación y la miseria durante por lo menos 4 años más.

Este articulo pretende analizar brevemente este panorama, pero también proponer líneas de acción y elementos con los cuales podamos romper este guion ya escrito, escapar de él para ser nosotras mismas –las históricamente excluidas- quienes llevemos las riendas de nuestras vidas y nuestras comunidades, barriendo hoy con el bochornoso espectáculo de derechas peleándose e izquierdas tibias cargándole ladrillos al enemigo.

more >>

imageApuntes ante la actual coyuntura de destitución del Alcalde de Bogotá Dec 17 0 comments

Posicionamiento del Grupo Libertario Vía Libre ante la destitución e inhabilitación del alcalde bogotano Gustavo Petro.

image¡Ni con Petro ni con Ordóñez! Dec 15 Grupo Estudiantil Anarquista 2 comments

Sin lugar a dudas uno de los sucesos que más ha dado de que hablar en los últimos días es la destitución de Gustavo Petro como alcalde de la ciudad de Bogotá y su inhabilitación para ejercer cargos públicos durante 15 años según un fallo emitido por la Procuraduría General de la Nación. Según este órgano de vigilancia estatal, la medida obedece a las presuntas irregularidades presentadas en el cambio de esquema para la recolección de basuras implementado mediante un decreto en Diciembre del año 2012. La decisión fue dada a conocer a la opinión pública en boca del procurador Ordóñez a comienzos de esta semana y desde ese momento las distintas reacciones no se han hecho esperar.

imageEn apoyo de la Asamblea Permanente de Trabajadoras de la Universidad Nacional Mar 19 Bogotá 0 comments

Desde la madrugada del pasado miércoles 20 de febrero un sector importante de las trabajadoras de planta y por prestación de servicios, de la sedes de Bogotá y Palmira de la Universidad Nacional de Colombia, se han declarado en Asamblea Permanente, decidiendo un cese total de actividades laborales, que incluye el bloqueo de todos los edificios académicos de las respectivas sedes, acciones permanentes de denuncia y jornadas de movilización diaria.

imageSobre Venezuela y ante la muerte de Hugo Chávez – Seguir creando un pueblo fuerte!!! Mar 08 Federación Anarquista Uruguaya 0 comments

En ese pueblo multitudinario que sale a la calle en Venezuela hay expresión de dolor, sentimiento de pérdida de algo querido. Al mismo tiempo dentro del dolor marcan que hay un rumbo a seguir, que quedó una línea trazada. Así lo viven, lo sienten y lo dicen. “Nuestro deber hoy es seguir más a fondo con el socialismo, con la lucha del proyecto que nos legó el comandante”, responde a un reportero un entrevistado al paso. Otros dicen cosas parecidas y mencionan lucha y socialismo una y otra vez. ¿Qué subjetividad produjo esta experiencia social en los de abajo? Difícil para responder y menos rápidamente y hoy. Se vive en le dimensión de la emoción, la angustia, el sentimiento aporreado. También la rebeldía. Que trajeron estos vientos tan fluidos, con tanta contradicción, con tanto de esperanza para amplios sectores de los de debajo de verdad. Lugar donde fue más extenso el respaldo a Hugo Chavez. ¿Qué elementos ideológicos se produjeron? ¿Cómo se expresarán estos elementos en el mañana cercano?

imageFrente a la desaparición física del Compañero Hugo Chávez Mar 08 FARV 0 comments

Como anarquistas, siempre consideramos a Chávez un compañero, un hermano, uno más en nuestras trincheras de lucha. A pesar de nuestras diferencias y de nuestras críticas mutuas, siempre fue la unidad del pueblo y la potencialidad de su organización las consignas que mantuvieron articuladas nuestras acciones. Son tiempos de continuar la lucha iniciada el 27F de 1989. Son tiempos de reivindicar el sendero de la lucha por la vida, por el comunismo libertario, por la revolución, por la verdadera revolución.

more >>
© 2005-2016 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]