user preferences

New Events

Bolivia / Peru / Ecuador / Chile

no event posted in the last week

Cultura

imageCine, Mujeres y Acuerdo de Paz 22:38 Nov 12 0 comments

textLA BICICLETTA, LA RIVOLTA E LA NOSTALGIA 23:21 Oct 01 0 comments

textMarx e l'omofobia 22:53 Feb 25 0 comments

textIN RICORDO DI IVAN DELLA MEA 00:59 Jan 15 1 comments

textRiflessioni sul Capodanno 01:12 Jan 04 0 comments

more >>

"El 2011 abrió un terreno fértil para el campo popular, que hay que seguir regando y fortaleciendo"

category bolivia / peru / ecuador / chile | cultura | entrevista author Tuesday June 11, 2013 03:27author by Espartaco Gatti - Periódico Solidaridadauthor email publicacion.solidaridad at gmail dot com Report this post to the editors

Conversación con Subverso

“Subverso” o Vicente Durán, es indiscutiblemente uno de los referentes más importantes de lo que se ha autodenominado como “Rap Combativo”. Hijo de chileno exiliado, al volver al país se involucró rápidamente en la urgente tarea de reconstrucción del movimiento popular destruido por la Dictadura y por la posterior “transición”. Fue uno de los fundadores y principales animadores de HipHopLogía y miembro del grupo de rap Conspirazión. Vicente partió de Chile por motivos familiares en marzo del 2011. Hoy vive junto a su compañera e hijos, en la ciudad de Detroit (Estado de Michigan), Estados Unidos, en el barrio latino del “South West”.

De visita express en Chile, desde el Periódico Solidaridad conversamos con él durante un recital organizado por el “Colectivo Lumpen Crew”, en donde compartió escenario con hiphoperos de la talla de Raza Humana, Portavoz, Fluido Mental, entre otros. Hablamos de muchos temas; su visión de la reactivación y el rearme del movimiento popular chileno, del movimiento Hip Hop Organizado, de la coyuntura en Venezuela, etc. Lo que salió de aquella amena conversa, lo presentamos a continuación.
subv2.jpg

¿Cuál es tu visión del avance del movimiento popular en Chile desde el 2011? ¿Cómo se vio desde fuera (del país) dicho desarrollo?

A mí me tocó irme justo en marzo del 2011. Yo creo que si me hubiese quedado uno o dos meses más no me hubiese ido, porque obviamente lo que pasó en Chile ese año, viéndolo desde afuera y conversando con las compañeras y compañeros de acá, creo que fue un momento histórico, que significó un avance importante en la conciencia, en la organización y la voluntad de movilizarse. Creo que todos sabemos que hubo un cambio en la forma de mirarse a sí mismo, especialmente de la juventud, pero también del pueblo. Siendo la juventud la que impulsó este proceso, se contagió el ambiente de la alegría de luchar, de la seriedad de la demanda y de lo fuerte de la presión que surgía desde abajo y no desde arriba, como usualmente sucede. Siempre se ve todo desde los gobernantes, los legisladores, desde la democracia formal, desde el sistema político y no desde el movimiento social: ese cambio que hubo ahí fue hermoso. Eso que yo vi más bien desde lejos, a partir de lo que hago yo, el hip-hop, el arte y el rol de comunicador social, traté de expresarlo en el tema “Rap al despertar”, el cual sintetiza un poco lo que pienso sobre el tema.

Además, hilando más fino, hay cosas que podemos ir rescatando como experiencia; por ejemplo, el hecho de que se hayan dado muchas batallas sucesivas. Han venido olas y olas de movimiento estudiantil que cada vez están más conscientes de su rol y tienen mayor claridad política y manejo. A pesar de esto, el movimiento aún no ha sido capaz de romper la muralla que impide lo principal que son transformaciones reales en la educación. Obviamente transformar la educación en Chile significa cuestionar las bases del modelo; cuando se cuestiona el lucro, se está cuestionando el capitalismo y cuando se cuestiona el capitalismo, estamos poniendo en cuestión el funcionamiento del Estado, la sociedad, los medios de comunicación y un largo etcétera. Aunque se ha crecido mucho, falta mucho más aún por crecer. Lo que abrió el 2011 fue un terreno fértil para el campo popular, que hay que seguir regando y fortaleciendo.

¿Qué opinas del proceso social venezolano en general y en particular de su actual momento, tomando en cuenta la alta conflictividad social, que ya cobró la vida de 8 militantes de izquierda a mano de grupos “caprilistas”?

Hay mucho debate entre la gente de izquierda revolucionaria y la gente que quiere transformaciones radicales acerca del tema de Venezuela, de cómo se construye ese proceso. Se debate mucho sobre el chavismo, y sobre la figura de Chávez, si es que él hizo todo bien o todo mal, o si tuvo aciertos o desaciertos. Pero más allá de toda esa discusión necesaria, es innegable que hoy día el pueblo venezolano está en un proceso de defender su revolución, con sus altos y bajos. Un proceso que para el pueblo ha significado tomar el protagonismo y su destino en sus manos. Transformar la sociedad es un camino largo, no se cambia todo de la noche a la mañana, la revolución no es un momento, sino un largo caminar.

El pueblo venezolano está hoy en un período clave, donde perdió lo que fue durante más de una década su mayor fortaleza, que fue la figura de Chávez. Hoy tienen que hacer la revolución sin esa figura, aunque Maduro puede ser un líder más en ese camino, ahora el que toma la batuta es el pueblo venezolano y ojalá que con eso venga una profundización de los cambios y no un retroceso, o una tentativa más bien de conciliar. Eso está por verse. El pueblo de Venezuela tiene todo el derecho a determinar su propio camino y nosotros, o muchos latinoamericanos, nos sentimos identificados con la defensa de lo que ellos han conquistado y con la defensa de lo que ellos tienen por conquistar. Sí ellos conquistan más y sí ellos avanzan más, obviamente nos ayuda a nuestro caminar, porque vamos viendo otras posibilidades que se abren para soñar, para ver que se pueden conseguir cambios reales y que se pueden controlar no solamente pequeños espacios liberados, sino que territorios grandes y poderes grandes, recursos naturales, instituciones de Poder Popular. Todo esto obviamente, visto no acríticamente. Por eso, toda las solidaridad para ellos en este momento.

¿Qué lectura haces acerca del movimiento “Hip Hop Combativo” chileno, desde tus inicios con HipHopLogía (H2L) hasta nuestros días?

Creció la semilla. Creo que el Hip Hop en Chile y en otras partes también, está en un lindo proceso. Hoy estuve en una universidad en paro y había una tocata rapera con varios grupos jóvenes que yo no conocía y quedé muy impresionado y orgulloso del nivel musical, pero sobretodo del contenido que se está tirando. La otra patita que es bien fuerte es la vinculación con la organización popular, que viene desde H2L, la RH2A (Red de Hip Hop Activista) y todas esas historias que hoy continúan en otras organizaciones. Todo esto tiene que ver con usar el Hip Hop no sólo como una herramienta de comunicación popular, sino además como una herramienta de movilización social y de articulación de un sector de la juventud o sector de la sociedad, con las luchas reales y concretas del pueblo por educación, trabajo, salud, o en el ámbito que sea. Con toda la solidaridad y la voluntad de unificar y tener un discurso que sirve para interpretar la realidad y transformarla. Para mí el Hip Hop hoy en día en un orgullo, que hay que seguir fortaleciendo. Hay que seguir creyendo que el Hip Hop es un actor relevante, no apartado, sino que va de la mano con el movimiento social

¿Qué se siente estar de nuevo en Chile, aunque sea por poquísimo tiempo, tocando en vivo con muchos viejos y nuevos compañeros y compañeras? ¿Qué has hecho a nivel político-social en Detroit?

Yo estaba allá medio oxidado. No he tocado mucho, he estado igual construyendo con algunos cabros a nivel local, con un pequeño colectivo que se llama “RaízUp” (juego de palabras entre “levántate” o “álzate” –rise up- y “raíces para arriba”). Detroit en una ciudad mayoritariamente afroamericana y pobre, con una población latina muy fuerte, en el barrio de “South West”, que es donde vivo yo. Con el colectivo hacemos cosas en el parque, muy de la onda de los orígenes del Hip Hop, sacando las tornamesas y los parlantes a la calle, rapeando y freestaleando. Hay poca experiencia en el Hip Hop organizado allá, pero en general yo veo una situación política y social bien fuerte en Detroit, porque existe una fuerte arremetida privatizadora que está atacando los colegios, los servicios públicos como el agua y la electricidad, y cosas que ya hemos visto en otros lados, pero que ahora están viviendo los estadounidenses.

Respecto a mi visita a Chile, me siento bacán. Por suerte pude venir una semana (por un motivo nada que ver) y aprovechar todo el tiempo para juntarme con gente, compartir, ver que está pasando a nivel de organizaciones sociales, a nivel estudiantil, poblacional y de trabajadores. Estuve en un foro con gente mapuche en Valparaíso, vamos a estar en las actividades de difusión del asesinato de Juan Pablo Jiménez. Todo esto me tiene muy contento, estoy muy alegre de encontrarme con tantos compañeros de antaño y gente nueva.

Related Link: http://periodico-solidaridad.blogspot.com/2013/06/conversacion-con-subverso-lo-que-abrio.html
This page can be viewed in
English Italiano Deutsch
Neste 8 de Março, levantamos mais uma vez a nossa voz e os nossos punhos pela vida das mulheres!
© 2005-2019 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]