user preferences

Other Press

Crime Prison and Punishment

textLa Cárcel Es La Muerte Social 18:44 Oct 29 0 comments

textCelda Colombia 22:09 Jun 10 0 comments

textCali: ¿Una guerra ajena? Ejecuciones y política estatal 05:27 Apr 01 0 comments

textBelarus speaking tour in Britain 23:04 Feb 16 0 comments

imageSe señalan 22:48 Jan 10 0 comments

more >>

El día en que la cárcel ardió

category bolivia / peru / ecuador / chile | crime prison and punishment | opinión / análisis author Monday December 31, 2012 20:29author by Juan Rojas - Periódico Solidaridad Report this post to the editors

A dos años de la masacre en la cárcel de San Miguel

El 8 de diciembre del 2010, cerca de las 05:00 de la madrugada en la torre 5, ubicada en el cuarto piso de la cárcel de San Miguel, en medio un clima de gran indiferencia, se produjo un incendio que terminaría con la vida de 81 presos. Posteriormente, este hecho sería considerado, en palabras del propio Mañalich (Ministro de Salud), como la masacre carcelaria más grande ocurrida en Chile.

sanmiguel.jpg

El 8 de diciembre del 2010, cerca de las 05:00 de la madrugada en la torre 5, ubicada en el cuarto piso de la cárcel de San Miguel, en medio un clima de gran indiferencia, se produjo un incendio que terminaría con la vida de 81 presos. Posteriormente, este hecho sería considerado, en palabras del propio Mañalich (Ministro de Salud), como la masacre carcelaria más grande ocurrida en Chile.

En un primer momento la prensa burguesa hizo hincapié en que el incendio había sido causado por los propios presos, en una especie de motín o riña entre ellos mismos. De esta manera lograron disfrazar en cierta medida, lo brutal del hecho que estaba ocurriendo: ¡81 personas se quemaban vivas al interior de una cárcel en la más absoluta indiferencia! Hoy, ya no cabe ninguna duda acerca de la negligencia de los gendarmes del penal, quienes debido a su reacción “tardía”, dejaron morir quemados a 81 presos. En ningún momento se priorizó la vida de estos seres humanos, sino que por el contrario, en todo momento se intentó acallar lo que estaba ocurriendo y se hizo lo posible para mantener encerrados a los presos, bajo el pretexto de que no intentaran “escapar”.

El argumento que se usa comúnmente a favor de las cárceles, tiene relación con la idea de que éstas cumplen una función de readaptación de los individuos, mediante la privación de libertad. Se nos dice además, que los individuos que están en la cárcel, están ahí porque violaron la ley y por lo tanto merecen un castigo, a fin de que escarmienten: solo cumpliendo con su condena podrán recuperar su “libertad”. Así, se dice, que no volverán a cometer más delitos o no realizarán actos que atenten contra la “sociedad”, debido a que en la cárcel fueron “reeducados” para “reinsertarse” en la vida social. Claramente, la “reinserción” oculta silenciosamente, la idea que tiene el Estado de crear sujetos sumisos y dóciles, que no cuestionen la propiedad privada, y que en ningún momento pongan en tela de juicio la autoridad y el orden existente, es decir, la desigualdad social, la miseria y la injusticia.

La masacre ocurrida en la Cárcel de San Miguel solo da cuenta de las injusticias propias del capitalismo, puesto que quienes murieron en dicho lugar, tenían una característica en común: ser pobres. La marginalidad, el hacinamiento, el trato indigno y vejatorio en que viven miles de presos a lo largo y ancho de este territorio llamado Chile, y el hecho de que los penales estén llenos de pobres no es una mera casualidad; muy por el contrario, esto es una consecuencia lógica de una sociedad que segrega y empuja al total abandono a miles de personas.

Mientras tanto, los empresarios acumulan cada vez más riquezas, explotando a miles de trabajadores y trabajadoras, pagándoles sueldos miserables o incluso enriqueciéndose al construir cárceles que el propio Estado subsidia (las llamadas “cárceles concesionadas”).

La cárcel no es, ni puede ser nunca una solución, puesto que es la propia economía capitalista la que engendra la miseria, la desigualdad y los problemas sociales como “la delincuencia”. Mientras no caiga este sistema, no dejarán de existir dichas problemáticas que tienen como raíz central la desigualdad económica, piedra angular en que se sustenta el mundo que nos ha tocado vivir.

Juan Rojas

Publicado en el n° 14 del periódico libertario "Solidaridad"

Related Link: http://periodico-solidaridad.blogspot.com/
This page can be viewed in
English Italiano Deutsch
Revolutionary Trade Unionism: The Road to Workers’ Freedom

Press Releases

Sorry, no press releases matched your search, maybe try again with different settings.
© 2005-2014 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]