user preferences

New Events

Argentina/Uruguay/Paraguay

no event posted in the last week

Education

textProgettifici e dittatori scolastici 23:09 Jul 05 0 comments

textLa Buona Scuola 02:50 Oct 05 0 comments

textLa Buona Scuola 16:04 Sep 09 0 comments

textEducar para la bobada 07:32 Jan 08 0 comments

textAteismo diventa materia scolastica in Irlanda 17:59 Sep 27 0 comments

more >>

Argentina: Un balance sobre la organización de los secundarios

category argentina/uruguay/paraguay | education | opinión / análisis author Monday November 05, 2012 01:32author by Frente de Estudiantes Libertarios de Argentina - FEL Report this post to the editors

Forjando el temple de la espada (procuremos que tenga cabeza)

El siguiente texto intenta ser un balance de la lucha que vienen librando en la región de Mar del Plata los estudiantes secundarios y en menor medida terciarios y universitarios, respecto de la obtención del boleto estudiantil entre otras reivindicaciones. De esta manera, el objetivo del mismo es intentar sacar las conclusiones pertinentes del conflicto, entender cuáles fueron los aciertos y los errores, para poder continuar por un camino que nos permita ir obteniendo cada vez más derechos y desarrollar nuestras herramientas organizativas, en especial los Centros de Estudiantes y la reafirmación de la Coordinadora -que ha dado en llamarse Unidad Central de Centros de Estudiantes- que intente agruparlos para darle mayor efectividad en la lucha.
colegiosmardel.jpeg

Antes que nada creemos importante explicar, someramente, quienes y qué somos aquellos que escribimos estas líneas. Nuestra agrupación, el Frente de Estudiantes Libertarios (FeL), es una organización estudiantil político-social con intención revolucionaria. Como tal busca construir, en el camino de una transformación social profunda, las bases que puedan llegar a brindar la posibilidad de generar otra sociedad. En este sentido creemos que la forma para ir generando ese tipo de organización implica, al hoy, construir poder estudiantil; entendemos que la forma de forjar esto es la organización en Centros de Estudiantes en pos de la obtención de cada vez más derechos que, de antemano sabemos, jamás van a poder satisfacerse de forma integral por las propias contradicciones inherentes que tiene este régimen social en el que vivimos. Ahora bien, aceptar que la forma en que está organizada la sociedad es un limitante para el disfrute de nuestros plenos derechos no nos puede llevar a anteponer nuestros objetivos a la obtención de la reivindicación cualquiera sea. Es decir, nuestra militancia no es egoísta en tanto busca mejorar las cosas al hoy, por ello negamos el axioma de muchas organizaciones que entiende que “cuanto peor mejor”.

Particularidades del sujeto: el estudiante secundario

La organización de los estudiantes secundarios no es nueva. En nuestro país tiene una larga y rica tradición. Esto es de mucha utilidad, ya que nos permite comprender en buena medida la dinámica que adoptan los estudiantes y que cuestiones tener en cuenta a la hora de organizarnos como tales (desde ya no como un bis ingenuo). Una de las particularidades es que nuestro desarrollo es limitado por una cuestión temporal, es decir a diferencia de los trabajadores, nuestro rol en la organización es transitorio porque en un periodo relativamente breve debemos abandonar nuestro espacio de estudio ya que nos recibimos (por otro lado tenemos una ventaja en comparación con los trabajadores: la vigilancia en los puestos de trabajo es mucho mayor y se suelen tomar mayores represalias, como es la posibilidad de perder la fuente de trabajo). Por ello, uno de los objetivos centrales que deben tener los estudiantes secundarios es el de generar tal grado de organización que permita tener una continuidad en el tiempo. La forma de materializar esto, creemos, tiene que ver con la organización en Centros de Estudiantes abiertos, que estimulen la participación masiva en asambleas generales, asambleas por cursos y comisiones de debate, donde se discutan todas aquellas cuestiones pertinentes a los estudiantes para mejorar las condiciones de estudio.

En tal sentido, es necesario abordar el problema de conjunto, es decir buscar dar la lucha en el terreno de la educación pública y no aislarnos al interior de cada colegio, ya que la magnitud de la institución escuela es tal que requiere, para ser transformada, una organización que nuclee a buena parte del estudiantado. Es aquí cuando se hace evidente la necesidad de confluir en una Coordinadora (que ya existe y hay que seguir construyendo), que articule las luchas, de insumos para crear o profundizar la organización de los Centros de Estudiantes, y que elabore los programas con los cuales va a luchar el movimiento estudiantil. Sin embargo, es importante tener en cuenta que tenemos que bregar porque cada representante de un Centro de Estudiantes sea verdaderamente representativo y lleve el mandato de sus compañeros de establecimiento.

Por último es necesario entender cuál debe ser nuestro norte estratégico para no luchar en vano; para nosotros el mismo consta de entender que la sociedad, grosso modo, tiene dos polos sociales que pueden materializar un proyecto de sociedad (clase empresarial y clase trabajadora) y una clase intermedia que se denomina pequeña burguesía o clase media, que es aquella que genera la mayoría de los cuadros (técnicos, políticos, etc.) pero que por sus propios medios no puede dirigir, como clase con un proyecto propio, la sociedad. Como estudiantes de escuelas públicas que somos nuestra raigambre de clase proviene en su mayoría de la clase trabajadora y la pequeña burguesía, por consiguiente tenemos que tener presente, insistimos como norte estratégico, un proyecto de sociedad antagónico al presente, que parta de la autogestión social que necesariamente debe ser encarnado por la clase trabajadora y apoyado, a su proyecto de sociedad, por la pequeña burguesía.

Cómo venimos

La primera e importante movilización por el boleto fue el día 28 de septiembre. En ella confluimos numerosos estudiantes y en menor medida docentes, además de las siempre presentes organizaciones de izquierda. La masividad de esta marcha logró arrancarle al gobierno municipal un compromiso y una próxima reunión para resolver el problema planteado, a saber: la universalización del boleto estudiantil y la extensión a docentes y auxiliares¹. El resultado de esto no fue producto del mero espontaneísmo estudiantil, sino más bien porque los estudiantes secundarios (y no solo ellos) fuimos recorriendo los distintos establecimientos educativos, convocando a reuniones y a nuevas marchas. En este marco de organización se pudo llegar al 25 de octubre, fecha en que el Concejo Deliberante iba a tratar y aprobar el boleto universal para estudiantes, docentes y auxiliares; así, los estudiantes, marchamos masivamente para corroborar que se consume el hecho. Debido a que el municipio, en primera instancia, sólo recibió a estudiantes kirchneristas, comenzó a vislumbrarse un malestar importante entre aquellos que nos manifestábamos que condujo al enfrentamiento con la policía. En este sentido, minutos antes del enfrentamiento, los representantes estudiantiles estaban ingresando al Palacio Municipal; luego, comienza el forcejeo que termina con la dispersión por parte de la policía empleando balas de goma. Es importante hacer una aclaración al respecto, aquella organización que lleva adelante la masiva movilización tiene la obligación de encarar las medidas de seguridad pertinentes, tratando de mantener y respetar lo acordado; es importante, en caso de que vengan otras organizaciones, comunicarles lo resuelto en esta materia ya que de lo contrario la inorganicidad (conciente o inconciente) puede llevar a efectos nocivos para la consecución del fin perseguido.Volviendo con el relato, tras los efectos disruptivos causados por la escaramuza con la policía sobre aquellos que protestábamos, nos reagrupamos y tuvimos una asamblea. En esta asamblea pudimos vislumbrar algunos problemas a la hora de dar prioridad a los objetivos de la movilización. Además del problema de la dispersión que hubo tras el enfrentamiento, en la cual el precario nivel de organización no permitió dar una solución satisfactoria, distintos compañeros en las asambleas buscaron más los puntos ciegos que los puntos de encuentro; en el terreno de la estrategia esto es un gran problema si de vencer se trata, ya que en lugar de buscar mantener la cohesión, salir fortalecidos colectivamente, evidenciar los hechos tal como fueron y balancear quien está de cada lado para profundizar la organización en miras al largo plazo, se buscó “delimitarse” con los compañeros que “transaron” (vaya uno a saber que cosa), en lugar de buscar la forma de que los representantes pudieran entrar al recinto y dar la batalla (respaldados por la movilización afuera) para la cual se habían preparado. Con esto no queremos decir que no haya que dar la discusión con aquellos sectores que hacen cosas que nos parecen que esten mal, pero no podemos hacer de ello el motivo para llevar (conciente o inconcientemente) a la derrota a los estudiantes².

Cómo estamos

Lo concreto es que al día de la fecha esta quedando un saldo organizativo que deberá ser reafirmado y potencializado tanto a la interna como a la externa; esto, creemos, implica dotar a la UCCE (Unidad Central de Centros de Estudiantes) de un estatuto que logre estructurar y dar contención a los Centros de Estudiantes que logre abrazar. En este sentido es importante saber analizar la coyuntura y proyectar cómo seguimos. Para nosotros es menester que la Coordinadora elabore una estrategia, una vez discutido sobre el terreno que interviene y con qué herramientas cuenta; para incentivar mayor participación estudiantil en los Centros que ya funcionan, que se creen nuevos con la misma intención y, aquellos que no están al servicio de la lucha, intentar ayudar a los compañeros que son oposición a la conducción a que conquisten su herramienta gremial. Al respecto es crucial tener en claro lo siguiente: es fundamental el trabajo de base entre los compañeros ya que no sirve de nada poseer una herramienta gremial y no despertar interés entre los estudiantes.

Conclusiones (o hacia dónde vamos)

En un periodo corto de tiempo se lograron muchas cosas. En primer lugar la obtención de la reivindicación central: el boleto universalizado³. En segundo lugar el saldo organizativo y los cimientos para empezar a construir la coordinadora que necesitamos; hoy la UCCE cuenta con aproximadamente 10 centros de estudiantes y un terciario. Este buen piso de construcción nos tiene que llevar a doblegar los esfuerzos para seguir sumando Centros de Estudiantes a la Coordinadora y ayudar a aquellos compañeros a pie a que creen su Centro de Estudiantes o impongan una conducción de lucha.

Las lecciones de batalla evidenciaron el precario nivel de organización con el que contamos; esto no debe asustarnos, todo lo contrario, es natural que una construcción tan reciente tenga tales limitaciones, por consiguiente es necesario, para proximas peleas, saber definir bien nuestros objetivos, qué método de trabajo nos vamos a dar y cual va a ser la estrategia a llevar adelante. En este sentido es importante tener presente que el sujeto debe ser el estudiante y como tal no puede ser reemplazado en sus acciones por otro; en todo caso, hay que intentar coordinar para ver si sirve o no para nuestros objetivos la solidaridad de un sector y en tal caso cómo se lleva adelante.

Como dijimos más arriba nuestra construcción, como estudiantes, tiene sus limitaciones, ya que si vamos a fondo con la misma no nos vamos a poder desarrollar plenamente ya que necesitamos de una fuerza social mayor para vencer. En este sentido es importante entender que los que luchamos no lo hacemos a título personal sino como parte de un sujeto, en este caso el estudiante, que a su vez es parte, como aclaramos más arriba, de una clase social, y que para realizar nuestros objetivos vamos a requerir no sólo organizarnos muchisimo mas nosotros, sino también que se organicen, y porqué no ayudando de afuera y en un futuro de adentro, los trabajadores. La mejor forma de organizar y de construir poder estudiantil, obrero y popular es haciéndonos fuertes al interior de nuestros espacios de arraigo; es decir, generando poder en los lugares de trabajo y de estudio. Esto no quiere decir que no busquemos articular con otros sectores, todo lo contrario; lo que intentamos resaltar es que la prioridad hoy, dado el bajo nivel de movilización y participación reinante en la sociedad, es construirse en los espacios de base.

Para finalizar, vemos que la construcción de una educación pública, gratuita y de calidad no es un imposible, pero dependerá de la capacidad de organización que tengamos para plasmar dicho proyecto. Los estudiantes de las escuelas públicas son en su mayoría hijos de trabajadores o de clase media y esto es algo que para nuestra construcción nos tiene que atravesar, porque en el fondo lo que está en juego es qué educación recibe la clase trabajadora y qué educación está recibiendo la clase capitalista. No creemos iluminar a nadie si decimos que esta última se reserva la mejor educación (privada) para ella y al resto nos deja una educación cada vez más alejada de nuestras necesidades.

Frente de Estudiantes Libertarios


1. También, en el trayecto de la lucha, hemos ido luchando por otras cuestiones, como fue el corte en Av.Colón frente al Consejo Escolar para reclamar por las viandas en los colegios, la falta de pago a los docentes, el estado decadente edilicio de los establecimientos, etc.

2. Este no es un problema sólo de la izquierda local, al respecto nuestra organización discutió en su momento con otras fuerzas sobre cómo desarrollar el conflicto de los secundarios en donde hubo casi 60 colegios tomados. Para consultar el documento en cuestión ver en http://www.fel-arg.org/2012/10/02/sobre-la-lucha-de-los...inar/

3. Según fuentes extraoficiales nos informaron que Pulti obtuvo un subsidio de $2.000 por unidad de transporte y que llegando el verano el boleto plano se iría a alrededor de $3.00 (estrategia que vimos ya empleó el municipio la última vez que aumentó el boleto).

Related Link: http://www.fel-arg.org
This page can be viewed in
English Italiano Deutsch
¿Què està passant a Catalunya?

Front page

Hands off the anarchist movement ! Solidarity with the FAG and the anarchists in Brazil !

URGENTE! Contra A Criminalização, Rodear De Solidariedade Aos Que Lutam!

¡Santiago Maldonado Vive!

Catalunya como oportunidad (para el resto del estado)

La sangre de Llorente, Tumaco: masacre e infamia

Triem Lluitar, El 3 D’octubre Totes I Tots A La Vaga General

¿Què està passant a Catalunya?

Loi travail 2017 : Tout le pouvoir aux patrons !

En Allemagne et ailleurs, la répression ne nous fera pas taire !

El acuerdo en preparacion entre la Union Europea y Libia es un crimen de lesa humanidad

Mourn the Dead, Fight Like Hell for the Living

SAFTU: The tragedy and (hopefully not) the farce

Anarchism, Ethics and Justice: The Michael Schmidt Case

Land, law and decades of devastating douchebaggery

Democracia direta já! Barrar as reformas nas ruas e construir o Poder Popular!

Reseña del libro de José Luis Carretero Miramar “Eduardo Barriobero: Las Luchas de un Jabalí” (Queimada Ediciones, 2017)

Análise da crise política do início da queda do governo Temer

Dès maintenant, passons de la défiance à la résistance sociale !

17 maggio, giornata internazionale contro l’omofobia.

Los Mártires de Chicago: historia de un crimen de clase en la tierra de la “democracia y la libertad”

Strike in Cachoeirinha

(Bielorrusia) ¡Libertad inmediata a nuestro compañero Mikola Dziadok!

DAF’ın Referandum Üzerine Birinci Bildirisi:

Cajamarca, Tolima: consulta popular y disputa por el territorio

© 2005-2017 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]