user preferences

New Events

Bolivia / Peru / Ecuador / Chile

no event posted in the last week

La Izquierda

textLa Venganza de Salem 06:50 May 31 0 comments

textThe Family-Party-State Nexus in Nicaragua 03:06 May 10 0 comments

textHeyday for Nepali Communists 19:48 Jan 10 0 comments

imageRecuerdos en resistencia 20:57 Dec 02 0 comments

textDemocracia virtual 06:28 Nov 22 0 comments

more >>
Recent articles by Perspectiva Diagonal
This author has not submitted any other articles.
Recent Articles about Bolivia / Peru / Ecuador / Chile La Izquierda

La Venganza de Salem May 31 18 by Andrés Bianque Squadracci.

Bolivia ¿Empate técnico o catastrófico? Feb 24 16 by Rafael Bautista S.

La compañera kurda Melike Yasar visitó Valparaíso, Chile Nov 23 15 by Acción Libertaria

[Chile] 4 de agosto

category bolivia / peru / ecuador / chile | la izquierda | opinión / análisis author Wednesday August 29, 2012 10:25author by Perspectiva Diagonal Report this post to the editors

El 4 de agosto fue un día que quedará en la memoria colectiva y en la historia reciente de la movilización social. Cientos de palabras, desde las escandalizadas de los defensores de lo que existe, hasta las maximalistas y tan exaltadas como poco reflexivas de los que veían el hecho casi como una coyuntura pre-revolucionaria, fueron desparramadas durante esos días. Es claro, no dejó indiferente a nadie.
La Polar, objetivo de la ira popular el 4 de agosto de 2011
La Polar, objetivo de la ira popular el 4 de agosto de 2011

El 4 de agosto fue un día que quedará en la memoria colectiva y en la historia reciente de la movilización social. Cientos de palabras, desde las escandalizadas de los defensores de lo que existe, hasta las maximalistas y tan exaltadas como poco reflexivas de los que veían el hecho casi como una coyuntura pre-revolucionaria, fueron desparramadas durante esos días. Es claro, no dejó indiferente a nadie.

Y es que a pesar de que fue un hecho determinado, más bien espontáneo, en términos del movimiento estudiantil y de la movilización social en general, es posible verlo como un punto de inflexión. El 4 de agosto desplazó el límite de lo posible en cuanto a la batería de recursos que el movimiento popular tiene a la mano, derribando mitos, introduciendo un momento de ruptura en el (supuesto) orden tradicional de la democracia chilena, e instalando un momento en el que la violencia fue legitimada por gruesos sectores de la sociedad.

¿Qué es lo que hace a esta fecha, entonces, un momento tan relevante? Como ya mencionábamos más arriba, en relación al proceso de movilización social del año pasado, la jornada del 4 de agosto se constituyó en un punto de inflexión. No se trata de hacer del 4 de agosto una entelequia, se trata, de hecho, de observarlo en su contexto, tanto con sus elementos positivos como también con sus límites. Fue, entonces, un hecho que no sucedió por mera coincidencia, sino que puede ser explicado en un contexto determinado, en particular el movimiento estudiantil, donde el cruce de una serie de elementos permite comprender su ocurrencia. Y con respecto al movimiento estudiantil propiamente tal fue clave, puesto que permitió un “segundo tiempo” de las movilizaciones que hasta ese momento no aparecía como posible.

Pero más allá del movimiento estudiantil, este día tuvo una gran relevancia para la protesta popular en general, que hace necesario, más allá de la mera conmemoración, detenerse reflexivamente en él.

En primer lugar, nos permitió volver a poner en cuestión el tradicional mito del orden público en nuestro país. Ya decíamos que se trató de una irrupción, un quiebre radical en la imagen inercial del Chile ordenado. Las miles de cacerolas sonando y las barricadas en las calles se pusieron inmediatamente en tensión con la creencia de que la historia de Chile está marcada por el orden. Dentro de este punto encontramos, además, destacar dos elementos principales. El primero de ellos es la idea de la disputa por el control territoral y, con él, de la recuperación de lo público. Durante esa noche cientos de esquinas fueron tomadas por los manifestantes que hicieron de esos sectores espacios bajo su control. Pero además es interesante que ese control de los espacios se generó desde la confrontación directa con los aparatos represivos, confrontación en la que destaca la violencia como autodefensa encontró legitimación en lo social. No sólo todos estaban en la protesta (grandes, chicos, estudiantes, trabajadores, pobladores, etc.), sino que además la mayoría lo estaba a cara descubierta y, además, era respaldado desde los balcones, autos, micros, etc.. Todos estos elementos distintos a los que se dan en la tradicional violencia callejera de las protestas. De esta manera, hubo un momento de legitimación no sólo del fondo, sino que también de las formas de lucha, así como fue esa noche, en su radicalidad.

Ambos elementos -la disputa del control territorial y la violencia como autodefensa de masas- serán posteriormente unas de las caracterísiticas principales que tuvieron movilizaciones como, por ejemplo, la de Aysén. Si bien sería excesivo decir que el 4 de agosto explica la adopción de esas formas de lucha, sí podemos encontrar en esa jornada una recuperación de recursos de protestas, no utilizados de forma masiva hace años, y, principalmente, la recuperación de la legitimidad en lo social, en contextos determinados, en la utilización de esos recursos.

En segundo lugar también nos mostró contra qué se enfrenta un movimiento popular que radicaliza sus demandas y sus formas. Si bien el 2011 en general estuvo marcado por los altos niveles de violencia en las calles, los niveles de violencia alcanzado esa noche fueron superlativos. El volumen de los elementos de disuación utilizados, el tremendo despliegue numérico de uniformados y la detención ilegal fue parte de la batería de recursos utilizados por los aparatos de orden público y que mostró todo su potencial represivo a la hora de enfrentar coyunturas más radicales.

Ahora, como decíamos al comienzo, acá queremos rescatar los elementos importantes de la fecha, mas no hacer una apología de ésta, y por lo tanto el análisis debe ser capaz también de evitar la autocomplacencia y observar los límites y falencias de la jornada. En ese sentido, podemos ver los principales límites del 4 de agosto en el carácter espontáneo de la protesta. No se trató de una acción concertada a priori, sino que fue la suma de situaciones (movimiento estudiantil, extrema violencia policial de las últimas movilizaciones, prohibición de protestar ese día, etc.) la que gatilló ese hecho, que fue más bien la manifestación espontánea de un estallido, una ruptura.

Conocemos bien lo inocuo de los procesos cuyo sustento está en la explotación de la espontaneidad. Fue de hecho, esta misma característica la que nos lleva a que estemos hablando de esa jornada como un hito, como una interrupción y no como un proceso.

Por último, es relevante que la forma cómo se significa el 4 de agosto se encuentra estrechamente relacionada con el modo como se proyecta el movimiento popular hacia el futuro. Ya se pueden observar, por ejemplo, los intentos, tanto desde el bloque dominante, como desde las expresiones ciudadanistas, de vaciar de contenido la fecha, dotándola, de esta forma, de significados acordes a intereses particulares. Es interesante observar, por ejemplo, cómo la retórica ciudadanista comienza poco a poco a caracterizar ese día, para la posteridad, como el día de los “movimientos sociales”, “del despertar ciudadano” y de otra serie de conceptos que encajan sin problemas en la institucionalidad vigente. Pero no, no fue “lo ciudadano” lo que despertó esa noche, ni se trató de un tema de movimientos sociales, fue más bien una explosión espontánea que mezcló tanto la movilización estudiantil, con el descontento frente a la represión, pero también con una recuperación de todo aquello que durante veinte años de democracia fue barrido, pero que al parecer, sólo quedó alojado bajo la alfombra.

Es en ese sentido entonces que se hace necesario rescatar la fecha y disputar su significación. En ella no sólo nos acordamos de mejor o peor manera de un hecho histórico determinado, sino que en su recuperación se muestran los proyectos políticos mismos. Esto en la medida en que la interpretación de esta jornada se asocia directamente con la construcción de un sujeto político y social particular (sujeto ciudadano/sujeto de clase), cada uno de los cuales se asocia un determinado proyecto político y a distintas direcciones en la construcción.

Perspectiva Diagonal

Related Link: http://www.perspectivadiagonal.org
This page can be viewed in
English Italiano Deutsch
Rojava: Mensaje urgente de un compañero anarquista en Afrin

Front page

[Colombia] Perspectivas sobre la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Colombia 2018

Call for Solidarity with our Russian Comrades!

8 reasons anarchists are voting Yes to Repeal the hated 8th

Comunicado de CGT sobre la Nakba, 70 años de dolores para el Pueblo Palestino

[ZAD] Les expulsions ont commencé, la zad appelle à se mobiliser

Assassinato Político, Terrorismo de Estado: Marielle Franco, Presente!

La Huelga General del 8 de Marzo, un hito histórico

A intervenção federal no Rio de Janeiro e o xadrez da classe dominante

Halklarla Savaşan Devletler Kaybedecek

Σχετικά με τον εμπρησμό

Ciao, Donato!

[Uruguay] Ante el homicidio de un militante sindical: Marcelo Silvera

[Argentina] Terrorista es el Estado: Comunicado ante el Informe Titulado "RAM"

[Catalunya] Continuisme o ruptura. Sobre les eleccions del 21D

Reconnaissance par Trump de Jérusalem comme capitale d'Israël : de l'huile sur le feu qui brûle la Palestine

Noi comunisti anarchici/libertari nella lotta di classe, nell'Europa del capitale

Luttons contre le harcèlement et toutes les violences patriarcales !

The Old Man and the Coup

Hands off the anarchist movement ! Solidarity with the FAG and the anarchists in Brazil !

URGENTE! Contra A Criminalização, Rodear De Solidariedade Aos Que Lutam!

¡Santiago Maldonado Vive!

Catalunya como oportunidad (para el resto del estado)

La sangre de Llorente, Tumaco: masacre e infamia

Triem Lluitar, El 3 D’octubre Totes I Tots A La Vaga General

© 2005-2018 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]