user preferences

New Events

América Central / Caribe

no event posted in the last week

La reunión de los “amigos” de Haití en Canadá… así, ¿quién necesita enemigos?

category américa central / caribe | imperialismo / guerra | opinión / análisis author Friday January 29, 2010 00:58author by José Antonio Gutiérrez D. Report this post to the editors

¿Qué es lo que ofrecen los “amigos” de Haití? Más militarización, más deuda, más del “desarrollo” económico de las maquilas, nuevos barrios miseria y más marginalidad social. [English]
El orden propuesto por los "amigos" de Haití...
El orden propuesto por los "amigos" de Haití...


La reunión de los “amigos” de Haití en Canadá… así, ¿quién necesita enemigos?

“La exclusión de los pobres de aquellas decisiones que les afectan, explican por qué los más recientes de los esfuerzos de la comunidad internacional para ayudar a Haití se centraron en el aumento del número de maquiladoras –o fábricas- que pagan impuestos irrisorios y donde los haitianos, si tienen suerte, ganan sueldos apenas para sobrevivir. Explica por qué la mayor parte de la ayuda internacional se gasta en burocracias de las ONGs y el poco dinero que llega al pueblo haitiano genera más dependencia en vez de autosuficiencia. Explica también por qué una misión de paz de la ONU, la cual es considerada un éxito tanto en Nueva York como en Washington, es detestada en Haití. Y explica, en parte, por qué el futuro de cientos de miles de haitianos es tan incierto”
(Reed Lindsay, “Spirit and strength will pull Haiti’s people through”, The Guardian, 24 de Enero, 2010)

I.

El lunes 25 de Enero se reunieron los “amigos” de Haití: Francia, EEUU, Brasil, Canadá y varios otros países, entre los cuales encontramos a prominentes gobiernos que participan de la ocupación haitiana como Chile, Argentina y Perú. Es decir, los “amigos” son aquellos países que de una u otra manera han participado en la ruina haitiana durante los últimos siglos. También estuvo presente, casi por cortesía, el primer ministro haitiano Jean Max Bellerive. En esta reunión, realizada completamente a espaldas del pueblo haitiano se supone que tendrían que discutirse los lineamientos estratégicos de lo que sería la “reconstrucción” de Haití, pero en realidad funcionó más bien como un foro para derramar lágrimas de cocodrilo, lucir ante el mundo ciertas donaciones para fondos de emergencia (supuestamente, prueba irrefutable del “compromiso” de la “comunidad internacional” con Haití) y para hacer preguntas filosóficas vacías sobre el pasado y destino de Haití como “¿por qué tantos esfuerzos [ie. de la “comunidad internacional”] no condujeron al desarrollo de Haití?”[1].

Resulta evidente la respuesta a esta sesuda pregunta hecha por el primer ministro haitiano y no era necesario organizar un encuentro internacional para encontrar esa respuesta. De hecho, la respuesta a esa pregunta la saben perfectamente los “amigos” de Haití y la conoce también cualquier lector medianamente informado de la historia haitiana. Intentar responder a esta pregunta sin referencia a las sanciones sufridas por la naciente República de Haití desde su propia génesis en 1804, sin referencia a la ocupación militar norteamericana de 1915-1934, sin referencia al modelo de Estado prebendario y mercantilista impuesto por la oligarquía, sin referencia a la dictadura duvalierista respaldada por Francia y EEUU, sin referencia a la deuda criminal que Haití tuvo que pagar de 1825 a 1947 como precio por su independencia a Francia y que devoró hasta el 80% de su presupuesto, sin referencia a las múltiples dictaduras, golpes de Estado, programas de ajuste estructural, sanciones y embargos sufridos desde los ’90 en medio de la lucha por la democratización de Haití y sin referencia a la ocupación a manos de la ONU (MINUSTAH) desde el 2004, es un ejercicio vacío e inconducente, hasta diría que ocioso.

Pero obviamente, nada de esto sería tocado. Ni tampoco se tocarían asuntos espinudos relativos a cómo superar ese pesado legado de miseria y explotación: reparación económica de las grandes potencias, anulación incondicional de la deuda, estrategia de desarrollo urbano y rural que corte con las medidas de ajuste estructural neoliberales impuesta por el FMI-USAID, recomposición del campesinado, término de las intervenciones militares, etc.

II.

Tuvieron que llegar otros actores a plantear algunos de estos temas; así llegó un comunicado firmado por más de 200 redes, organizaciones, movimientos e individualidades de una veintena de países demandado la anulación incondicional de la deuda externa haitiana, así como exigiendo terminar con la estrategia de militarización de los problemas sociales de Haití [Ver comunicado íntegro al final de este artículo]. Es de destacar que este llamado no viene de la nada: se han hecho eco de él incluso varios gobiernos europeos, latinoamericanos y diferentes representantes de la llamada “sociedad civil”, pareciendo surgir una especie de consenso sobre la necesidad de eliminar completamente la deuda externa haitiana, por extorsionista, injusta e ilegítima (fue adquirida mayoritariamente por la dictadura de los Duvalier y el grueso de este dinero fue derecho a sus cuentas bancarias, un hecho sabido por los prestamistas).

Quizás esto no será la solución última a los problemas de Haití, que tienen raíces muchísimo más profundas, clavadas en la realidad misma del modelo impuesto y que precisa de transformaciones sociales y económicas llevadas a efecto por la mayoría oprimida y explotada. Pero es indudable que esta medida, de concretarse, eliminará una onerosa cadena que pesa sobre el cuello del pueblo haitiano. Esta medida resultaba bastante incómoda para los “amigos” de Haití, en momentos en que se llenaban la boca hablando de manera altruista sobre su compromiso con Haití. Pero ahí llegó el propio primer ministro haitiano a sacarlos de “apuros” al minimizar el impacto de una eventual cancelación de la deuda haitiana, para acto seguido, insistir en que la clave de la “reconstrucción” recae sencillamente en la llegada de más “inversionistas”, sin especificar qué clase de inversiones ni nada. Pero no solamente minimizó el impacto de la cancelación de la deuda: contra toda evidencia, planteó que Haití puede seguir asumiendo el compromiso de su deuda[2]. Este planteamiento no es ni más ni más que una animalada, un acto criminal en contra de un pueblo que no tiene siquiera como alimentarse ni cubrirse de las necesidades más básicas.

Es necesario detenernos no solamente en sus palabras, sino que en la naturaleza de quien las expresa. No Bellerive como individuo, sino como representante de Estado. ¿En qué condición habló el primer ministro Bellerive? –él habló como representante de un gobierno títere, heredero de un régimen golpista (Latortue-Boniface, 2004-2006) y consolidado mediante elecciones vigiladas en las cuales se ha excluido a alternativas, como por ejemplo, el partido Fanmi Lavalas del derrocado Jean Bertrand Aristide. Gobierno que funciona desde una obscura estación de policía mientras las ruinas del Palacio Presidencial de Puerto Príncipe son ocupadas por los US Marines, junto a aeropuertos y puertos, control de los cuales fue cedido por el gobierno capitaneado por Preval. Gobierno que no solamente cedió a los EEUU el control de las vías medulares de comunicación haitianas y que autorizó una nueva ocupación militar de ese país, sino que además, un gobierno que cedió el control de la “reconstrucción” de Haití derechamente a un grupo informal de grandes capitalistas haitianos: los Baker, los Apaid, los Mev, etc.[3] Es decir, un gobierno que ya ni siquiera tiene pretensiones de ser la “fachada” de la dominación de clase de la oligarquía makoute sino que ha entregado abiertamente a ellos y a sus patrones imperiales todas sus funciones.

Si bien rechazamos la mitología de la democracia “representativa” según la cual el pueblo es representado por boca de su gobierno, en este caso esta mitología es aún más falaz y equívoca, pues este gobierno está completamente blindado a la iniciativa o a las demandas populares. Su “representatividad” es absolutamente nula. Es muy difícil pensar, por otra parte, que el gobierno de Preval tiene autonomía de ninguna clase. Es muy difícil pensar, por tanto, que las palabras salidas de boca de este primer ministro no hayan sido otra cosa que el libreto facilitado por los “amigos de Haití”, incluido, claro está, EEUU, Francia, Canadá y sus tentáculos financieros internacionales (Club de París, FMI, Banco Mundial, etc.)

III.

En fin, ¿qué se sacó en limpio de esta reunión? No mucho.

EEUU, Francia y Brasil tuvieron la ocasión de limar sus asperezas, evidenciadas por la ineficiente administración de EEUU del aeropuerto de Puerto Príncipe y la prioridad que dieron a sus vuelos militares por sobre la ayuda humanitaria. En realidad, estas asperezas, aunque evidenciadas por la crisis humanitaria y la manera criminal en que EEUU retrasó ayuda de emergencia preciosa que podría haber salvado miles de vidas, reflejan las tensiones generadas entre diferentes buitres que tratan de ganar una mejor tajada de la carroña. Tras años de ocupación militar de la ONU y de consenso entre EEUU y Francia respecto al control neo-colonialista de Haití, la hegemonía declarada de EEUU ciertamente incomodó a quienes ahora se verán relegados a un rol más bien secundario. Los EEUU ahora son los que están directamente a cargo de la ocupación[4], la cual juega muy bien en las prioridades de Obama de aumentar la presencia militar en América Latina (Colombia, Plan Mérida, IV Flota)[5].

También nos quedó claro que los esfuerzos de reconstrucción de Haití se convertirán en otro gran negocio como hace un par de años lo fue la reconstrucción de Irak. De él tratarán de sacar el mejor provecho posible no solamente los “amigos” de Haití, sino los ya mencionados miembros de la oligarquía duvalierista local que coordinarán muchos de estos esfuerzos y que se encargarán de que el “nuevo Haití” se parezca lo más posible al “viejo Haití”: es decir, un enclave económicamente atrofiado, donde ellos podrán sacar jugosos dividendos del control del comercio y de la rudimentaria producción industrial de maquiladoras. El fetiche de “la inversión extranjera” que agita el primer ministro haitiano jugará como la fundamentación ideológica para esta “reconstrucción” de la miseria.

También nos quedó claro que el tema de la anulación incondicional de la deuda será relegado de la agenda de los “amigos” y de las instituciones financieras internacionales, gracias a que su títere Bellerive con su intervención les ahorró la vergüenza de reconocer abiertamente que no existe la voluntad política de hacerlo –seguramente se plantearán mecanismos de préstamos sin intereses por un tiempo ilimitado, eliminación limitada de intereses, o condicionalidad política y económica. Ahora podrán decir que si no eliminan esta deuda fraudulenta e ilegítima es porque los “amigos” en Haití les han dicho, de motu propio, que tal cosa no es prioridad. ¡Qué conveniente!

En resumen, ¿qué es lo que ofrecen los “amigos” de Haití? Más militarización, más deuda, más del “desarrollo” económico de las maquilas, nuevos barrios miseria y más marginalidad social.

Con amigos así… ¿Quién necesita enemigos?

José Antonio Gutiérrez D.
28 de Enero, 2010



[1] “La reconstrucción de Haití tras el seísmo busca abrir el camino a su desarrollo”, AFP Noticias, 25 de Enero, 2010.
[2] Ibid.
[3] “Haiti’s elite hold nation’s future in their hands”, Tracy Wilkinson, Los Angeles Times, 21 de Enero, 2010.
[4] “Haiti earthquake, France criticises US ‘occupation’” The Telegraph, 18 de Enero, 2010
[5] “The forest behind the trees: what’s behind the US occupation of Haiti?” José Antonio Gutiérrez D., 23 de Enero, 2010. Ver http://www.anarkismo.net/article/15636


Ante la reunión en Montreal por Haití

ORGANIZACIONES SOCIALES EXIGEN LA ANULACIÓN DE LA DEUDA Y EL RECHAZO A LA MILITARIZACIÓN

Lunes 25 de enero de 2010

Líderes de más de 20 países y organizaciones internacionales están reunidos en Montrealcon el objetivo de trazar prioridades en el proceso de reconstrucción de Haití.

En articulación con organizaciones de Quebéc un conjunto importante de redes, movimientos y organizaciones sociales a nivel global, regional y nacional entregarán a los presentes en dicha reunión una Carta donde expresan el rechazo a la militarización en Haití como una falsa respuesta al desastre reciente y exigen además a los gobiernos y organizaciones internacionales que anulen de manera inmediata e incondicional la deuda externa reclamada a Haití.

Asimismo, las organizaciones firmantes demandan que los recursos direccionados a la ayuda y la reconstrucción de Haití no deben generar nuevo endeudamiento, ni que sean utilizados para imponer nuevos condicionamientos, como es la práctica de las instituciones financieras internacionales tales como el Banco Mundial, el BID, el FMI, y los llamados países "donantes".

De la misma forma rechazan que las empresas privadas transnacionales aprovechen esta tragedia para obtener negocios multimillonarios en la reconstrucción del país, como ocurre con Iraq, explotando más la obra barata y aprovechándose de los recursos naturales.

En conclusión, las organizaciones y redes alertan que estarán "atentos siguiendo los acontecimiento y en diálogo con las organizaciones haitianas para que la cooperación internacional se dé sobre bases solidarias, respetando la soberanía del pueblo haitiano y y no repitiendo las políticas equivocadas del pasado"

Bajo la presidencia del Ministro de Comercio Extranjero de Canadá, Lawrece Canon, la reunión cuenta con la presencia de gobernantes del "Grupo de Países Amigos de Haití", integrado por países miembros de las Naciones Unidas (Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Costa Rica, España Estados Unidos, Francia, Japón, México, Perú, Uruguay, y la República Dominicana) y por los organismos de la ONU, la Unión Europea, la Organización de Estados Americanos, el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo, el Fono Monetario Internacional y diversas organizaciones.

Para más información:
Haiti: Camille Chalmers( Jubileo Sur -PAPDA)
+50938371899 / +50934611455

Brasil: Sandra Quintela (Jubileo Sur/Américas) +55 21 8242 64 72

Brasil: Miriam Nobre (Marcha Mundial de las Mujeres) + 55 11 91 522740

Argentina: Beverly Keene (coordinación Jubileo Sur Global) +54 911 5569 0140

A los gobiernos y organizaciones reunidas en Montreal ante la situación en Haití

La reciente tragedia de Haití conmovió a los pueblos del mundo entero por su impacto destructivo, las consecuencias ambientales y sociales y sobre todo por la pérdida de vidas humanas. Lamentablemente, los desastres naturales no son una novedad en ese país caribeño, que fue impactado en el año 2008 por los huracanes Hanna e Ike.

Tampoco es la primera vez que observamos a la comunidad internacional hacer promesas de cooperación y auxilio a Haití. Nos preocupa, como organizaciones y movimientos sociales sociales y sobre la base del contacto permanente y consulta con nuestras contrapartes en Haití, que la respuesta internacional no sea coordinada sobre la base del respeto por la soberanía y en pleno acuerdo con las necesidades y demandas del pueblo haitiano.

Este es el momento para que los gobiernos que componen la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (MINUSTAH), las Naciones Unidas y especialmente Estados Unidos, Canadá y Francia, revean las equivocadas políticas que han implementado en Haití. La condición de vulnerabilidad del país a los desastres naturales - en gran parte causado por la devastación del medio ambiente, la falta de infraestructura básica y la débil capacidad de acción social del Estado - no está desligada de esas políticas, que históricamente socavaron la soberanía del pueblo y su país. Así se generó una deuda histórica, social, ambiental y cultural en la cual estos países e instituciones tuvieron una gran cuota de responsabilidad. Deben repararse esas deudas con el pueblo haitiano, más aún frente a la situación que está atravesando.

En ese sentido, rechazamos la militarización del país como una falsa respuesta al reciente desastre y a la medida unilateral de Estados Unidos de enviar más de 20.000 soldados a resguardar sus intereses económicos y geopolíticos. La ocupación de las tropas en los últimos seis años, mediante la MINUSTAH, no contribuyó efectivamente a la estabilización ni a la provisión de infraestructura y bienes públicos, y nada indica que el mantenimiento de estas políticas sea efectivo de aquí en adelante.

Exigimos a los gobiernos y las organizaciones internacionales la anulación inmediata e incondicional de la deuda externa reclamada a Haití, cuyo pago afecta millones de vidas humanas. Igualmente, exigimos que los recursos destinados para el auxilio y la reconstrucción no generen nuevo endeudamiento, ni que sean impuestas condicionalidades o cualquier otra forma de imposición externa que desvirtúe ese objetivo, como es práctica de las Instituciones Financieras Internacionales, como el Banco Mundial, el BID o el FMI y los llamados "países donantes”. Asimismo rechazamos que las empresas privadas multinacionales aprovechen esta tragedia para encarar multimillonarios negocios mediante la reconstrucción del país, como sucedió en Irak, o explotar la mano de obra barata y aprovecharse de los recursos naturales.

La sociedad haitiana, sus organizaciones, movimientos sociales y representantes estatales deben ser los agentes protagonistas en el esfuerzo internacional de reconstruir su país: los primeros en ser escuchados y con la decisión final y soberana sobre su destino. El pueblo haitiano se ha levantado en tantas ocasiones a partir de su propia voluntad, con la fuerza y la convicción de su ejemplo histórico de ser el primer pueblo libre de América. Cualquier cooperación sólo puede ser efectiva si cuenta con este compromiso y la plena participación popular.

Estamos atentos, siguiendo los acontecimientos en diálogo con las organizaciones haitianas para que la cooperación internacional se de sobre esas bases solidarias y no se repita una vez más los errores de las políticas del pasado. ¡Por un Haití libre y soberano!

25 de enero de 2010

SIGNATARIOS:

Redes y organizaciones globales y regionals

Jubileo Sur/Jubilee South - Marcha Mundial de Mujeres/World March of Women – Via Campesina - Amigos de la Tierra Internacional/Friends of the Earth International - Alianza de Pueblos del Sur Acreedores de Deuda Ecológica/ Southern Peoples’ Ecological Debt Creditors Alliance – LDC Watch -Alianza Internacional de Habitantes (IAI), Coordinación Regional de America Latina - Confederación Sindical de Trabajadores y Trabajadoras de las Americas (CSA) / Trade Union Confederation of the Americas - Alianza Social Continental / Hemispheric Social Alliance – Jubileo Sur/Américas / Jubilee South/Americas - Confederación Latinoamericana de Organizaciones del Campo (CLOC) – COMPA - Programa de Incidencia sobre Deuda Ilegítima de la Federación Luterana Mundial / Program on Illegitimate Debt of the Lutheran World Federation - Réseau CADTM mondial / CADTM International Network – Red Latinoamericana Mujeres Transformando la Economía (REMTE) /Latin American Network of Women Transforming the Economy - Latindadd – CEAAL, Presidenta Nélida Cespedes Rossel - Kairos Europa- Africa Jubilee South - CADTM Afrique - Caribbean Policy Development Centre - Grito de los/las Excluidos Mesoamérica – Jubilee South Asia-Pacific Movement on Debt and Developmnt APMDD - CADTM South Asia Network

Redes y organizaciones nacionales y locales

Argentina
Asamblea Permanente por los Derechos Humanos - ATTAC - Central de los Trabajadores de la Argentina (CTA), Secretarías de Relaciones Internacionales y Derechos Humanos - Centro Cultural la Muralla - Centro de Políticas Públicas para el Socialismo (CEPPAS)- Comisión Justicia y Paz Misioneros Claretianos- Congregación La Santa Unión de los Sagrados Corazones - Dialogo 2000- Equipo de Educación Popular Pañuelos en Rebeldía- Espacio Ecuménico – Estudiantes Haitianos en Argentina - Frente Democrático para la liberación de Palestina - Fuerza Obrera Socialista FOS - Fundación para la defensa del ambiente- El Grito Argentino - Grupo Ecológico 9 de Julio Valles del Carmen - Iglesia de Fátima de Isla Maciel - Iglesia Evangélica del Río de la Plata- Instituto de Relaciones Ecuménicas (IRE) - Liga Argentina por los Derechos del Hombre - MOCASE-V.C - Movimiento de Víctimas de crímenes de Estado en Colombia, Capit. Arg. - Movimiento por la Paz, la Soberanía y la Solidaridad entre los Pueblos (Mopassol)- Movimiento por la Soberanía y la Integración de los Pueblos MoSIP - Movimiento Social Misiones- Multisectorial de Solidaridad con Cuba- Organización Feministas - Parroquía de Santa Cruz - Partido Comunista - Partido Humanista - Plataforma Interamericana de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo Capit. Arg Programa de Incidencia sobre Deuda Externa Ilegítima de la Federación Luterana Mundial- Red por el Uso Responsable del Agua de Traslasierra- Revista "La Resistencia- Servicio Paz y Justicia - Bachillerato UST - Vecinos Autoconvocados de Villa de las Rosas Bangladesh EquityBD - Coastal Association for Social Tranformation Trust Belgium/Bélgica Centre Tricontinental - CADTM Bolivia Capitulo Boliviano de Derechos Humanos (CBDHDD) Brasil Rede Jubileu Sul – PACS - Central Unica dos Trabalhadores (CUT) Brasil - Comitê Pró-Haiti Brasil – CONLUTAS - Auditoria Ciudadana de la Deuda - Centro de Pesquisa e Assessoria – Grito de los Excluídos - Pastoral da Mulher Marginalizada, Regional Norte- Casa da Mulher Oito de Março - Organização Feminista do Tocantins- Red Brasileira por la Integración de los Pueblos - Rede Social de Justica e Direitos Humanos- Rede Brasil sobre Instituições Financeiras Multilaterais Canadá – Québec Federation de Femmes de Québec - Public Service Alliance of Canada / Alliance de la fonction publique du Canada - Common Frontiers - Canadians for Action on Climate Change - The Social Justice Committee of Montreal – Council of Canadians – Simple Living (Burlington, ON) Cataluyna Asociación Ciudadana anti-SIDA- Educació per a l'Acció Crítica- Observatorio de la Deuda en la Globalización - Veterinarios sin fronteras - Comité Óscar Romero de Santa Margarida de Montbui- Colectivo RETS: Respuestas a las empresas transnacionales - ARAGUAIA amb el bisbe Casaldàliga Chile Amigas de Los Vilos- Movimiento Teología de la Liberación- Internacional Bandera de los Niños- Enrique Orellana, Somos Iglesia Colombia Red Colombiana de Acción frente al Libre Comercio (RECALCA) - CADTM Colombia- Campaña Colombiana "En Deuda con los Derechos” -FENASIBANCOL- Fundau Puica- Mesa Mujeres y Economía - UNEB Colombia- Proceso de Comunidades Negras- PCN Cuba Centro Memorial Dr. Martin Luther King, Jr.- Movimiento por la Paz Ecuador Acción Ecológica- CADTM- Centro de Derechos Económicos y Sociales (Cdes) - Colectivo Feminista- FEDAEPS - Movimiento Tohalli - Centro de Documentación en Derechos Humanos “Segundo Montes Mozo S.J.” (CSMM) El Salvador Colectivo de Comunicadores y Estudiantes Roque Dalton Francia Confédération paysanne - Attac - Europe solidaire sans frontières (ESSF) - Committee for the Abolition of Third World Debt Guatemala Pastoral Social, Diócesis de San Marcos Haití Plateforme Haïtienne de Plaidoyer pour un Développement Alternatif (PAPDA) - Plate forme des Organisations Haïtiennes des Droits Humains (POHDH) – Solidarite Fanm Ayisyèn (SOFA) India Vikas Adhyayan Kendra/Cadtm Irlanda Debt and Development Coalition - Latin America Solidarity Centre (LASC) Italia Campagna per la Riforma della Banca Mondiale / Mani Tese - Observatorio sobre Latinoamerica SELVAS Mali Comité pour la Abolition de la Dette México Red Mexicana de Acción frente al Libre Comercio- Observatorio Latinoamericano de Geopolítica Morocco/Marruecos Attac Nicaragua Ecumenical Committee of English Speaking Church Personnel in Nicaragua (CEPRHI) Paraguay Foro de Mujeres del Mercosur Capítulo Paraguay - Servicio Paz y Justicia Perú Grupo Red de Economía Solidaria del Perú (GRESP)- Jubileo Perú- Museo Afroperuano Puerto Rico Comité Pro Niñez Dominico Haitiana - Grito de las/os Excluidas/os - Proyecto Caribeño de Justicia y Paz República Dominicana Consejo de Desarrollo Comunitario de La Caleta – CODECOC - Unión Pro Desarrollo de Brisas del Este Scotland/Escocia Jubilee Scotland Spanish State/Estado Español Coordinadora Estatal de Solidaridad con Cuba Madrid- ATTAC - Colectivo de Solidaridad por la Justicia y Dignidad de los Pueblos - Ecologistas en Acción- Plataforma Simón Bolívar de Granada- Proyecto Cultura Y Solidaridad- Sotermun- Campaña ¿Quién debe a Quién?- Centro de acción Internacional- Asociación canaria de economía alternativa y de alternativa antimilitarista.moc de Canarias - Colectivo de Solidaridad por la Justicia y Dignidad de los Pueblos (COLICHE), La Rioja -Switzerland/Suiza Solidarité Suisse Trinidad y Tobago Federation of Independent Trade Unions and NGOs (FITUN) UK/Reino Unido Haiti Support Group – Jubilee Debt Campaign – No Sweat – Kyoto2, Oliver Trickell USA/Estados Unidos United Methodist Church, General Board of Church and Society -Gender Action - New Rules for Global Finance - Institute for Justice & Democracy in Haiti - Maryknoll Office for Global Concerns - Quixote Center - Foreign Policy In Focus - Office of the Americas (Los Angeles) - St. Louis Inter-Faith Committee on Latin America - Just Foreign Policy (Robert Naiman, Policy Director) - Committee in Solidarity with the People of El Salvador - Puerto Rican Studies Association – Committee in Solidarity with Honduras (Boston) Uruguay REDES/Amigos de la Tierra Venezuela Red Venezolana contra la Deuda – CADTM Venezuela

Individuales

Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz - Nora Cortiñas, Madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora - Professor Norman Girvan, University of the West Indies - Anibal Quijano - Raúl Zibechi - Enrique Leff- Alicia Villolde de Botana- ANAHIT AHARONIAN- - Antonio Gustavo Gomez- Carlos Walter Porto-Gonçalcves- Cecilia Fernandez- Catherine Walsh - Cesar Garcia Garcia-Conde- Cristina Arnulphi- Denise Comanne- Dolores Soto- Domènec Haro Muñoz - Dragutin Lauric - Eduardo D. Polo- Fernando Coronil - Flor Nayeli Grajales Martínez- Francisco A. Scarano- Graciela Ferrario- James B. Luken- Jesus Muñoz Pastor - Kelvin Santiago - María Isabel Magallón- María Estela Ríos González- Mary García Bravo- Miguel Esquirol- Nayla Azzinnari-Obed Juan Vizcaíno Nájera- Oscar Revilla Alguacil- Patricia Cahill- Rodrigo Ibáñez- Ruben Elías- Silvia Martinez- Susana Aparicio- Walter Mignolo

This page can be viewed in
English Italiano Deutsch
Neste 8 de Março, levantamos mais uma vez a nossa voz e os nossos punhos pela vida das mulheres!
© 2005-2020 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]