user preferences

New Events

América Central / Caribe

no event posted in the last week

¿Insurrección en Honduras?

category américa central / caribe | imperialismo / guerra | opinión / análisis author Friday July 24, 2009 08:01author by José Antonio Gutiérrez D. Report this post to the editors

El quiebre de las negociaciones de San José de Costa Rica para buscar una salida "negociada" que fuera favorable a los Gorilas de Honduras, debilita y aisla a la dictadura, a la vez que abre la posibilidad para que el pueblo pueda avanzar en su consolidacion como un actor político en derecho propio y pueda abrirse paso, mediante la resistencia, a una victoria desde abajo. Este quiebre, da mayores posibilidades a una victoria popular mediante la acción directa, que tendrá por resultado a un pueblo fortalecido, con mayor experiencia y con mayor conciencia de sus capacidades. A su vez, este escenario representaría una importante derrota a los sectores más arcaicos de la oligarquía. En este sentido, es que nuestra solidaridad debe expresarse con mayor fuerza en este punto crítico en que el pueblo puede pasar a la ofensiva y en que, probablemente, la represion también se agudizará.

460_0___30_0_0_0_0_0_hon5.jpg


¿Insurrección en Honduras?

“Kote y'ap plimen poul, kodenn pa ri”
(Donde se despluma al pollo, el pavo no se ríe. Proverbio Haitiano)


En dos artículos anteriores[1] en que hemos analizado la situación planteada en Honduras desde el derrocamiento del presidente Manuel Zelaya el 28 de Junio mediante un Golpe Militar, hemos sostenido que el objetivo primordial de este Golpe es forzar al sector liderado por Zelaya a desistir de reformas incómodas, incluida un eventual proceso de Asamblea Constituyente, así como desmoralizar, desgastar y disuadir al movimiento popular parta que renuncie a presionar por transformaciones más radicales. El medio para alcanzar este fin, decíamos, sería lograr una negociación según el “modelo haitiano” (1991-1994) en la cual se garantizaría, por un lado, un “compromiso” que dejara intacto el status quo y que fortaleciera la hegemonía de los sectores más retrógrados de la oligarquía y el ejército, mientras por otra parte, se desarticularía al movimiento popular para impedir que se convirtiera en un actor político a corto o mediano plazo.

Efectivamente, el curso tomado por las negociaciones y su posterior rompimiento dejan, nuevamente, al descubierto las intenciones de los Gorilas así como el pésimo cálculo político que han hecho en esta coyuntura crítica, en la cual subestimaron, por un lado, el peso de los actores populares y, por otro, jamás contaron con una condena internacional tan categórica como la que recibieron, lo cual hace insostenible esta aventura militar a mediano plazo. A raíz del rompimiento de las negociaciones, se abre un escenario incierto en el cual es muy probable que el conflicto de clase que se encuentra detrás del problema del “estado de derecho” pase a primer plano. También en este escenario, la solución a la crisis queda en manos de la movilización popular, agotándose la iniciativa de la oligarquía conservadora, la cual se está auto-infringiendo una derrota por su propio anquilosamiento político.

Las negociaciones en San José de Costa Rica: de espalda al pueblo y contra éste

Aunque desde el comienzo era evidente que los golpistas no podrían aferrarse al poder por un período prolongado, los primeros signos de que los Golpistas comenzarían a jugar la carta de la “negociación” se dieron el 7 de Julio, mediante declaraciones de la Secretaria de Estado norteamericana Hillary Clinton y del presidente de Costa Rica, Óscar Arias. También en esa ocasión la Corte Suprema comenzó a barajar la posibilidad de una “amnistía” política a Zelaya, de la cual no se hizo cargo y desplazó esta responsabilidad al Legislativo[2].

Los EEUU han favorecido el modelo haitiano de negociación pues con él pueden controlar un proceso político que no es de su agrado, a la vez que evitan la prolongación de una situación que podría escapar al control de sus aliados en Honduras. Este interés fue expresado de manera particularmente clara por una editorial del periódico Los Angeles Times que planteó:

“Zelaya debiera renunciar a su propuesta de referéndum que interfiere con la Constitución y a su idea de extender el período presidencial, a cambio de que Micheletti renuncie a la presidencia. Al parecer, ambos bandos necesitarán de una amnistía. Si ese es el costo de una solución negociada, pues que así sea. Pero el fracaso de volver al orden constitucional enviaría al resto de América Latina la señal de que, nuevamente, los problemas políticos pueden resolverse mediante el viejo recurso al Golpe. Y para Honduras, esto significaría un conflicto social prolongado, la erosión de la legitimidad de las instituciones de gobierno y, muy probablemente, el surgimiento de demandas para una asamblea constituyente, que es lo que la elite precisamente trató de prevenir con este Golpe”[3].

La responsabilidad de mediar entre las partes y de plantear una “salida” negociada a la crisis, la cual fuera aceptable para la “comunidad internacional” (ie. EEUU) y que, por consiguiente, diera la iniciativa política a los golpistas, que sacara del escenario a los hondureños “de abajo” y descartara la posibilidad de cambios políticos o sociales, fue entregada a Óscar Arias, quien ya tenía sobrada experiencia, con los procesos de paz centroamericanos, en servir a la política hemisférica de los “halcones” norteamericanos en la región[4]. Una de las bases de esta negociación fue considerar a ambas partes como “equivalentes” obviando las flagrantes violaciones a los derechos humanos cometidas durante la dictadura de Goriletti, así como el hecho “trivial” de que el dictador ha sido impuesto mediante un Golpe de Estado.

La primera ronda de negociaciones, celebrada apenas unos días después de estas declaraciones, el 10 de Julio, terminó con escasos resultados concretos, pero permitió corroborar el interés de Arias y de los EEUU en una solución que atara de manos al sector liberal de Zelaya y que resultara favorable para los golpistas, quienes enfrentan condiciones adversas a todo nivel. Un dirigente popular hondureño decía al respecto, al cierre de las negociaciones, que lo único que se veía claro era el interés de maniobrar para mantener a los Gorilas en el poder, mientras se desgastaba al movimiento popular[5]. Por otro lado, se constató que el pueblo se ha convertido en un actor de peso y que no puede ser ignorado en las negociaciones: su presencia en San José, mediante las organizaciones agrupadas en el Frente de Resistencia Popular, sin lugar a dudas, se convirtió en un importante factor de presión[6].

Negociando a la medida de los golpistas

Pero, ¿Cuáles son concretamente los temas que estaban sobre la mesa de negociaciones y que son los temas que realmente importan a la oligarquía hondureña? Podemos decir que el Plan de 7 puntos de Arias puede reducirse a lo siguiente:

  • La restauración de Zelaya y la instauración de un gobierno de unidad nacional, que garantice el futuro político de los sectores golpistas y que constituya una camisa de fuerza a cualquier intento reformista;

  • La amnistía a los crímenes políticos cometidos “antes y después” del Golpe –con esta medida se pretende equiparar las acciones imaginarias de Zelaya de “traición a la patria” con los asesinatos y actos de represión practicados por los Gorilas;

  • Que Zelaya renuncie a la pretensión de reformar la Constitución;

  • Garantizar la permanencia del Ejército en la arena política, como un cuarto poder, garantizando así las bases del Estado de Contra-Insurgencia sacralizadas mediante la Constitución de 1982 –Esta permanencia estaría ejemplificada por el control que se les concedería del Tribunal Supremo Electoral de cara a las próximas elecciones[7].

    Es importante señalar para evitar ilusiones en las negociaciones en manos del reformismo que, aún cuando estas propuestas son inaceptables, fueron íntegramente aceptadas por la comisión negociadora de Zelaya; es por ello, y no por un celo ideológico caprichoso, que sostenemos que solamente la presión popular puede garantizar una salida que favorezca los intereses de los de abajo. Todo era negociable para el equipo de Zelaya, menos su retorno al poder. Las organizaciones populares agrupadas en torno al Frente de Resistencia, con mucho mejor olfato, plantearon su posición de rechazo a la propuesta de Arias (salvo en el punto de la restauración de Zelaya, punto en el que no ceden pero al cual no se limitan) aduciendo que con esta propuesta se garantizaría la impunidad, se premiaría a los golpistas dándoles un rol político inmerecido, se facilitaría un fraude electoral con el ejército fiscalizando el Tribunal Supremo Electoral y se impedía al pueblo construir procesos propios de participación y reforma social (revisión del rol del ejército, asamblea constituyente, etc.).[8]

    El mal cálculo de los Gorilas rompe las negociaciones hechas a “su medida”

    Pero aún cuando la comisión de Zelaya aceptó íntegramente el plan de Arias, esta ronda de negociaciones fracasó debido, más bien, a un nuevo mal cálculo del gobierno golpista[9], que dio nuevamente pruebas de su absoluta incapacidad para aceptar cualquier clase de concesión:

  • Siguen rechazando la restitución de Zelaya, aunque aceptan la idea de un gobierno de unidad nacional y de elecciones anticipadas;

  • Se oponen a la amnistía, pensando que de esta manera pueden entrampar a Zelaya en una actitud defensiva ante cargos de “traición a la patria”;

  • Buscan limitar el rol de la comunidad internacional, particularmente de la OEA, en cualquier instancia investigadora que pudiera surgir en torno a los sucesos que llevaron al Golpe;

  • Buscan ampliar el período en que las Fuerzas Armadas encabezarían el Tribunal Supremo Electoral[10];

    La posición del equipo negociador de los golpistas respecto al punto del retorno de Zelaya al poder (condición sine qua non para resolver la crisis según la OEA y la mayoría de los países del continente, de la UE y de la ONU), los llevó a una situación en que se entramparon aún cuando todo podía marchar a su favor. Pensaban, tal vez, que oponiéndose en las primeras fases de la negociación a la reinstalación de Zelaya tendrían una última carta que ceder para evitar tener que hacer concesiones en cualquiera de los otros objetivos políticos que persiguen: frenar procesos constituyentes que puedan alterar aunque más no sea mínimamente el status quo, frenar procesos políticos que puedan amenazar el marco institucional hondureño, garantizar su permanencia como árbitros “supremos” en la política hondureña y que su aventura militar quede en la impunidad.

    Pero fue precisamente por la inflexibilidad de los Gorilas en este punto que, unas negociaciones que hubieran podido resultar extremadamente favorables para ellos, fracasaron. Zelaya no aceptaría nada menos que su restitución como presidente: las propuestas de los golpistas en relación a la elección de un “tercer actor” (mediante elecciones anticipadas u otros mecanismos) que asumiera la presidencia[11], eran de antemano las únicas propuestas que serían rechazadas por el equipo de Zelaya[12].

    Por la incapacidad de ceder en este punto, el único punto en el que realmente encontrarían oposición, los Gorilas abortaron la negociación: la segunda y última ronda de negociaciones se realizó en San José los días 18 y 19 de Julio. Esta ronda estaba de antemano condenada al fracaso y Zelaya para entonces ya había lanzado durante la semana más de un ultimátum a los Gorilas[13], diciendo que de no aceptarse su retorno al poder, daría por fracasadas las negociaciones y comenzaría los preparativos para su retorno, a la vez que defendía el derecho del pueblo a la insurrección[14].

    “El Pueblo tiene derecho a la Insurrección”

    Sin lugar a dudas los golpistas pensaron que tendrían más margen y más tiempo para negociar. Pero la presión popular en Honduras se convirtió en lo que en última instancia definió los plazos. Zelaya, aún cuando en las negociaciones estaba dispuesto a hacer concesiones inaceptables para su propia base social de apoyo, debe ceder ante la presión popular, pues habiéndose puesto al margen de los partidos tradicionales, depende exclusivamente de esta base para mantenerse en el poder[15].

    Fracasadas las negociaciones, el único camino que queda abierto al pueblo es el de la confrontación directa a la dictadura. Es así como el 20 de Julio, Zelaya da por fracasadas las negociaciones y anuncia su retorno[16]. Pero ya el 15 de Julio, el liberal Zelaya prevé el fracaso de la negociación y defiende el derecho popular a la insurrección en un lenguaje que hubiera sido impensable hace algunas semanas: "No dejen las calles, que es el único espacio que no nos han quitado, el pueblo tiene derecho a la insurrección, la huelga, las tomas, la manifestación (…) La insurrección es un proceso legítimo que forma parte de los conceptos más elevados del sentido de la democracia"[17].

    Las palabras de Zelaya tuvieron una repercusión inmediata:

  • El Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza, expresó que de no haber un acuerdo en lo relativo al retorno de Zelaya a su cargo, “lo demás” (es decir, proseguir las negociaciones) carecería de sentido[18]. En una entrevista posterior se expresó de manera aún más clara: "Yo no creo que sea un buen camino el de la insurrección y el de la confrontación, pero creo que no lo vamos a evitar si no hay de parte del Gobierno de facto alguna flexibilidad (…) Eso va a ser un asunto complicado y yo espero que lo podamos evitar, pero la verdad es casi imposible evitarlo o hacer llamados a la calma cuando la dictadura pretende a vista y paciencia de toda la gente quedarse en el poder"[19];

  • Arias, por su parte, se limitó a llamar a la paciencia, a la vez que condenaba las posibilidades de confrontación directa a la dictadura, defendiendo así la línea norteamericana de la salida negociada a la medida de los Gorilas: "¿cuál es la alternativa al diálogo? Es decir, el diálogo es el instrumento adecuado y la manera civilizada de dirimir conflictos. El uso de la fuerza militar al cual se acude con mucha frecuencia sin agotar el diálogo tiene que ser el último, último recurso"[20];

  • Goriletti inmediatamente debió acudir a medidas de carácter represivo, imponiendo el toque de queda después de un par de días de haberlo levantado y militarizando aquellas regiones del país en la costa Caribe y en la frontera con Nicaragua. En el plano diplomático, se vio forzado a anunciar su disposición a “renunciar” si eso garantizaba la “paz y la tranquilidad” de Honduras. Su renuncia estaría condicionada, en cualquier caso, a que Zelaya no “volviera” al poder[21]. Este anuncio evidencia el nivel de desesperación de los Golpistas que no saben cómo salir dignamente de esta crisis;

  • La presión internacional se ha incrementado para evitar , con el congelamiento de créditos y ayuda financiera de los EEUU (que cancelaron también ayuda militar), la UE[22], el BID y el Banco Mundial[23], con lo cual aumenta el aislamiento internacional de los Gorilas[24]. Incluso, sectores de la clase dominante de los EEUU han llegado a pedir a Obama sanciones para los individuos detrás del Golpe, cancelándoles las visas y congelando sus cuentas bancarias, así como retirar a su embajador, lo cual constituiría un auténtico golpe de gracia para la oligarquía Gorila[25].

    Como era de esperarse, estas declaraciones hacen que la “comunidad internacional” ansiosa de que esta crisis no se agrave y pueda desembocar en un proceso de confrontación abierta más allá del marco impuesto por el “estado de derecho”, tratarán de buscar los medios para que el Gorilismo ceda y renuncie a esta aventura golpista. Por su parte, no sería extraño que aún cuando el régimen intente mostrar una imagen monolítica, el giro de los eventos haga que la pandilla de Goriletti se quede cada vez más sola y que las fracturas en el seno de la oligarquía hondureña comiencen a aflorar. Como sea, está claro que la dictadura pareciera tener sus días contados.

    Crece la resistencia y amenaza el espectro de la represión

    Dentro de Honduras, las movilizaciones siguen creciendo de manera infatigable, pese a la represión que ya se ha cobrado un número incierto de muertos, torturados y miles de presos políticos. El 17 de Julio, en vísperas de las fracasadas negociaciones de San José, el país era paralizado mediante tomas de carreteras en Tegucigalpa, San Pedro Sula, Santa Rosa de Copán, Olancho, tomas universitarias, paros de la salud y de los profesores[26]. Mientras Zelaya se dispone a volver a Honduras para este fin de semana[27], las organizaciones sindicales y del Frente de Resistencia han llamado a una Huelga General desde mañana 24 de Julio, con lo cual esperan paralizar el país. Este será un momento clave para medir la fuerza que puede tener el pueblo para dar el empujón que tumbe a la dictadura.

    Para contrarrestar a los miles de manifestantes que se oponen a la dictadura, la oligarquía la patronal ha organizado contra-manifestaciones de respaldo a Goriletti, las cuales aparte de un puñado de leales, deben ser infladas con acarreados (sean gente forzada por sus patrones a marchar o gente a la cual se le han pagado entre 300-400 lempiras por asistir -15 a 20 dólares[28]). La diferencia se nota los fines de semana: mientras miles son los que protestan contra la dictadura, los pro-golpistas no logran, ni siquiera con el respaldo de todas las organizaciones religiosas, juntar a más que un centenar de personas[29]. Aunque la prensa internacional de derecha pretenda mostrar una situación de “empate” como una manera de hacer ambiente para la “solución negociada” (favorablemente a los golpistas), lo cierto es que cualquier manifestación de respaldo a los golpistas palidece en comparación con los miles de manifestantes que contra viento y marea se han movilizado todas estas semanas desafiando la represión de los Gorilas.

    Pero el dictador no se ha limitado a la respuesta civilista y ha militarizado también las regiones caribeñas y fronterizas de Colón, Gracias a Dios y Olancho. A juzgar por el asesor presidencial que ha escogido Goriletti, un tal Billy Joya, ex-jefe del grupo paramilitar “Batallón 3-16” implicado en numerosas violaciones y crímenes durante la década de los ‘80s[30], es de esperar que el pie de fuerza se incremente bastante en los próximos días. Y mientras la represión arrecie es perfectamente comprensible que el pueblo prepare su defensa y su respuesta también en un pie de fuerza. Los pueblos latinoamericanos debemos defender el derecho a la resistencia, el cual debe ser reclamado sin necesidad de pedir “permiso” a nuestros “tutores” políticos. No seremos nosotros quienes demos “lecciones” al pueblo de Honduras sobre qué métodos le corresponden para resistir y luchar: y no seremos nosotros quienes condenen las expresiones de resistencia de fuerza del pueblo. Honduras ha demostrado el error de aquellos que, desde posiciones reformistas, se apresuraron a decretar la muerte prematura de los métodos revolucionarios siguiendo las “modas de izquierda” de este siglo.

    El Pueblo debe tomarse la palabra

    Es demasiado lo que está en juego en Honduras: el Golpe de Goriletti inmediatamente produjo una sonajera de sables en Guatemala y si el Golpe se consolida, es probable que la oligarquía arcaica de todo el continente, la que se nutrió a la sombra de regímenes dictatoriales, intente resucitar la era de los Gorilas, al menos, para frenar al movimiento por cambios sociales que, con mayor o menor grado de radicalidad, crece en el continente. Dicen los hermanos haitianos, quienes hoy también padecen el oprobio de un régimen sustentado en la fuerza militar (de ocupación en su caso) que ahí donde se despluma a un pollo, el pavo no se ríe. Esta crisis es una advertencia para todos. De igual manera queda claro que hubo sectores norteamericanos implicados en este Golpe: es sabido que el embajador yanqui en Tegucigalpa, Hugo Llorens, estuvo al tanto y participó de algunas reuniones para maniobrar una salida de Zelaya, a las buenas o a las malas[31]. La derrota a los Gorilas es también una importante derrota política a una tradición de más de medio siglo de intervencionismo imperialista de los EEUU en Latinoamérica.

    Por otra parte, como hemos sostenido, una victoria del pueblo en las calles, mediante su movilización, su lucha y su organización, independientemente de que no cuestione por ahora la esencia del régimen capitalista en el cual vivimos, significará un cambio favorable al pueblo en la correlación de fuerzas en la lucha de clases. Si de esta crisis sale el pueblo como el actor político de peso que les tuerza el brazo a los Gorilas, nada volverá a ser igual en Honduras. Luchando el pueblo aprende, y luchando el pueblo descubre sus capacidades. Un pueblo conciente de sus capacidades es muy difícil que acepte ser humillado y sabrá abrirse camino hacia la conquista de su destino y la construcción de una nueva sociedad. Esto la burguesía liberal lo entiende y para evitar este escenario, tratarán, sin lugar a dudas, de llegar a acuerdos de último minuto para arrebatar la victoria al pueblo y confiscarla en mesas de negociaciones[32].

    El Golpismo, muy a su pesar, ha radicalizado mucho más al pueblo de lo que Zelaya jamás hubiera sido capaz. El proyecto reformista de Zelaya jamás hubiera puesto en entredicho la naturaleza del sistema, como él mismo dijo recientemente en una entrevista, refiriéndose al temor atávico de la oligarquía hondureña al cambio: “Es un temor infundado, porque nadie está atentando contra ellos; sin embargo, ellos creen que el desarrollo democrático les afecta y no aceptan la democracia”[33]. Al dejarse impulsar por ese temor, han abierto las puertas a una crisis política que ha servido de escuela a todo un continente. Y el pueblo de Honduras debe atreverse a cruzar esa puerta y tomarse la palabra[34]. Si lo hace, ellos, junto a todo un continente, habrán dado un paso adelante en sus luchas y habrán abierto nuevas perspectivas para el cambio social, ampliando el margen de lo que creemos es humanamente “posible”...

    José Antonio Gutiérrez D.
    23 de Julio del 2009




    [1] Ver “Golpe de Estado en Honduras, ¿el regreso de los Gorilas o la táctica del desgaste?” http://www.anarkismo.net/article/13596 y “Honduras: negociando la “crisis” de espaldas al pueblo” http://www.anarkismo.net/article/13683
    [2] Ver http://www.anarkismo.net/article/13683
    [3] Ver http://www.latimes.com/news/opinion/editorials/la-ed-ho...story
    [4] Ver http://porhonduraslibre.blogspot.com/2009/07/las-ovejas....html
    [5] Ver http://es.noticias.yahoo.com/11/20090711/twl-amc-gen-ho....html
    [6] Ver http://www.rebelion.org/noticia.php?id=88536
    [7] Ver http://mx.news.yahoo.com/s/ap/090719/latinoamerica/amc_...uesta
    [8] Ver http://porhonduraslibre.blogspot.com/2009/07/carta-abie....html
    [9] Ver http://www.primerahora.com/diario/noticia/mundo/noticia...17249
    [10] Ver http://mx.news.yahoo.com/s/ap/090719/latinoamerica/amc_...uesta
    [11] Ver http://es.noticias.yahoo.com/11/20090711/twl-amc-gen-ho....html El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, afirmó que una de las posibilidades que se barajaban antes de las negociaciones era convocar a elecciones anticipadas, con lo cual los Gorilas pensaron que tal vez su propuesta encontraría un eco en la comunidad internacional, cosa que no ocurrió http://www.el-universal.com.mx/notas/611245.html
    [12] Ver http://www.lavozarizona.com/spanish/latin-america/artic....html
    [13] Ver http://www.telesurtv.net/noticias/secciones/nota/53992-...onal/
    [14] Ver http://www.aeronoticias.com.pe/noticiero/index.php?opti...id=54
    [15] Este no es un fenómeno político que se viva solamente en Honduras: en gran parte de América Latina se vive una crisis de los sistemas de representación política tradicional, lo que lleva a que, por una parte, el movimiento popular busque a tientas elementos de la democracia participativa en sus luchas, mientras que por otro lado, se consoliden liderazgos caudillistas en torno a figuras políticas carismáticas que dependen de una base social de apoyo no alineada con los partidos tradicionales y que reclama reformas sociales –este proceso ha llevado a regímenes populistas en Ecuador, Venezuela, Bolivia, Paraguay, etc.
    [16] Ver http://espanol.news.yahoo.com/s/reuters/090720/latinoam...ter=1
    [17] Ver http://www.lavozarizona.com/spanish/latin-america/artic....html
    [18] Ver http://espanol.news.yahoo.com/s/reuters/090720/latinoam...ter=1
    [19] Ver http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2009/07/20/sube-tens...acion
    [20] Ver http://www.aeronoticias.com.pe/noticiero/index.php?opti...id=54
    [21] Ver http://espanol.news.yahoo.com/s/ap/090716/latinoamerica...dente
    [22] Ver http://www.latribuna.hn/web2.0/?p=19761
    [23] Ver http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2009/07/20/sube-tens...acion
    [24] Ver http://espanol.news.yahoo.com/s/reuters/090720/latinoam...s_149
    [25] Ver http://www.latimes.com/news/opinion/editorials/la-ed-ho...story
    [26] Ver http://www.rel-uita.org/internacional/honduras/se_paral...s.htm
    [27] Ver http://espanol.news.yahoo.com/s/ap/090723/latinoamerica...duras
    [28] Ver http://www.lahaine.org/index.php?p=39188
    [29] Ver http://www.jornada.unam.mx/2009/07/12/index.php?section...n1mun
    [30] Ver http://www.anarkismo.net/article/13720
    [31] Ver http://www.nytimes.com/2009/06/30/world/americas/30hond...?_r=1 Sobre las contradicciones en el seno del Estado norteamericano respecto a Honduras, ver también http://www.guardian.co.uk/commentisfree/cifamerica/2009...inton
    [32] Ver http://espanol.news.yahoo.com/s/ap/090723/latinoamerica...s_oea
    [33] Ver http://www.rel-uita.org/internacional/honduras/con_manu...a.htm
    [34] Aún cuando la siguiente carta está escrita desde una perspectiva diferente a la nuestra, en ella se deja entrever una maduración de la vision del movimiento al calor de la misma lucha, donde el objetivo político se ha instalado más allá de una visión puramente caudillista: “Porque muchas aquí no estamos simplemente por Mel (ed. Zelaya), y ustedes dirigentes del Frente lo saben e incluso lo comparten; estamos aquí para lograr nuevos espacios políticos de participación y necesitamos que sobre esto se aclaren las alianzas con Manuel Zelaya y se logren los acuerdos mínimos políticos que nos den nuevas fuerzas, nuevos alientos y nuevas actitudes ante la lucha. Necesitamos rumbo y consolidar una dirección compartida de este movimiento para que al final no se quede nada más que en el regreso de Mel al gobierno.” http://www.mercosurnoticias.com/index.php?option=com_co...id=30

  • author by AP Noticiaspublication date Sat Jul 25, 2009 04:23Report this post to the editors

    EL PARAISO, Honduras (AP) - El gobierno de facto impuso el viernes a mediodía un toque de queda de 18 horas en las fronteras con Nicaragua y El Salvador y seguidores del presidente derrocado Manuel Zelaya chocaron contra militares y policías que en las carreteras les impedían avanzar a la frontera para encontrarse con su líder.

    Zelaya y su séquito llegaron al punto fronterizo de Las Manos y se pararon justo debajo del cartel que lee "Bienvenido a Nicaragua", a unos 20 metros de la línea divisoria.

    Luego pasó las instalaciones administrativas nicaragüenses y permaneció rodeado por periodistas y unos pocos simpatizantes en la zona intermedia entre los dos países.

    Luis Ricardet, un teniente coronel hondureño a cargo del paso fronterizo, dijo a la AP que tienen ordenes para arrestar a Zelaya y se está preparado para hacerlo.

    El depuesto mandatario intentó dialogar con los militares en la frontera. En determinado momento estuvo distante unos pocos metros de un hombre con uniforme militar y a pasos de cruzar la línea fronteriza.

    "Sería un gran error provocarían la indignación del pueblo", dijo Zelaya a periodistas al llegar a la zona fronteriza. "Sería un gran error provocarían la indignación del pueblo", dijo Zelaya a la cadena CNN en Español desde el lugar.

    En el área hay un ambiente de tensión por la expectativa que el ingreso del mandatario pudiera provocar disturbios.

    "Lo que hay que pedirle a los militares es que no usen la violencia... cómo le tienen miedo a una persona, a aun expatriado, a un exilado. Pero al que le tienen miedo es al pueblo", dijo el mandatario defenestrado, quien también esperaba que su familia llegara a encontrarlo.

    De no poder entrar por la frontera con Nicaragua, Zelaya dijo horas antes que "podemos inmediatamente por los vehículos de transporte que tenemos aquí ir inmediatamente a Guasaule o El Espino (otros dos cruces fronterizos con Nicaragua). O ya se pidió pista (de aterrizaje) para Toncontín, La Ceiba y San Pedro Sula".

    El gobierno de facto emitió el toque de queda a lo largo de sus fronteras y minutos después de estar vigente, la policía dispersó a un grupo de seguidores de Zelaya que manifestaban en un punto de control cercano al puesto fronterizo de Las Manos en la provincia de El Paraíso.

    Daniel Molina, portavoz de la policía, indicó a la AP que "se han lanzado gases, pero no tengo más información de heridos o lastimados... es algo que está ocurriendo en este momento".

    El director del hospital regional del oriente, Edgardo Varela, dijo a la AP que a ese hospital ingresó un herido. "Solo fue rozado (en la oreja) por el proyectil, que ignoramos si era una bala viva o de goma", dijo.

    Según testimonios difundidos por radio Globo desde el lugar, hubo disparos de fusil por parte de la policía y heridos entre los manifestantes.

    Zelaya pidió el viernes a los soldados que ignoren la orden de arresto en su contra y bajar sus armas cuando lo vean.

    Hizo caso omiso a las advertencias de la comunidad internacional de no regresar por sí mismo porque podría provocar violencia. La más reciente del departamento de Estado de Estados Unidos.

    "Le hemos dicho al presidente Zelaya en una cantidad de ocasiones que debe enfocarse en la mediación y que cualquier regreso a Honduras sería prematuro", dijo el vocero del departamento de Estado, J.P. Crowley. Dijo además que lo esperan el martes en Washington para "más discusiones".

    Zelaya llamó a sus simpatizantes a caminar a través de los bloqueos militares en el nombre de la democracia.

    Simpatizantes del presidente depuesto enfilaron el viernes desde Tegucigalpa hacia la frontera a bordo de automóviles y buses.

    Algunos se abrieron paso a pie después de que los choferes de autobuses rehusaron continuar. En otros casos, los soldados bloquearon a los autobuses. Cientos de tropas estaban formadas en las encrucijadas.

    Soldados estaban apostados en docenas de barricadas improvisadas con ramas y tierra a lo largo de las carreteras que conducen a la frontera.

    "Los chequeos son los normales como hacemos en Semana Santa para evitar la portación de armas y actos de violencia", dijo en conferencia de prensa el director de la policía Salomón Escoto.

    "Quisiera hacer un llamado al pueblo hondureño que no se rindan ante la represión porque estaríamos sacrificando nuestro futuro, entregarle el futuro de nuestros hijos a una junta golpista seria fatídica...", dijo Zelaya en una conferencia de prensa en Yalagüina una localidad ubicada a 43 kilómetros de la frontera de Las Manos, a donde pretende ir.

    Zelaya decidió intentar su retorno a Honduras después de que fracasó la mediación del presidente de Costa Rica Oscar Arias para restituirlo.

    El gobierno de facto envió la propuesta de Arias a los demás poderes del estado para su consideración. El congreso hondureño convocó a una sesión el lunes para evaluar la propuesta.

    El derrocado presidente ofreció "seguir actuando en la vía diplomática", aunque señaló que la diplomacia tiene sus límites.

    Los militares hondureños dicen que no se hacen responsables de la seguridad de Zelaya si regresa, respondiendo a las advertencias del presidente defenestrado en las que responsabilizó al comandante militar, general Romeo Vásquez, de cualquier atentado contra su vida.

    El ministro de Defensa Adolfo Sevilla insinuó el jueves que Zelaya podría simular un intento de asesinato contra sí mismo para inculpar a Vásquez y el viernes dio a conocer presuntos "informes de contrainteligencia" según los cuales, el presidente de Venezuela Hugo "Chávez prefiere muerto a Zelaya para convertirlo en mártir de su revolución del siglo XXI, pero nosotros lo queremos vivo".

    Todos los gobiernos del hemisferio occidental han condenado el golpe y exigen la restitución de Zelaya en el poder.

    El gobierno de Washington amenazó con endurecer las sanciones contra Honduras si Zelaya no es reinstalado.

    El secretario general de la Organización de los Estados Americanos José Miguel Insulza dijo que espera todavía una respuesta oficial de las partes sobre la última propuesta que presentó el presidente costarricense en calidad de mediador, que estipula acciones para revertir el golpe y el acompañamiento internacional para que Honduras celebre comicios anticipados en octubre.

    Related Link: http://espanol.news.yahoo.com/s/ap/amc_gen_honduras
    author by AP Noticiaspublication date Sat Jul 25, 2009 23:30Report this post to the editors

    SAN JOSE (AP) - El presidente costarricense Oscar Arias censuró la fugaz incursión que el depuesto gobernante de Honduras al territorio de su país que afortunadamente "fue corta y no tuvo consecuencias de las que tengamos que lamentarnos".

    Arias intentó mediar en el conflicto entre Zelaya y el gobierno de facto presidido por Roberto Micheletti, pero el miércoles dio por concluido su papel cuando entregó a las partes el Acuerdo de San José, un documento que contempla acciones para revertir el golpe de estado y encaminar a Honduras con acompañamiento internacional a unos comicios adelantados en octubre.

    "Si queremos resolver de verdad ese conflicto, tiene que ser a través de un acuerdo y el mejor acuerdo que está en este momento sobre la mesa es el Acuerdo de San José, que ha recibido el apoyo unánime del mundo entero", manifestó Arias la noche del viernes.

    El secretario general de la Organización de los Estados Americanos, José Miguel Insulza, ha dicho que ese organismo espera una respuesta formal de los dos bandos sobre si aceptan o no la propuesta del mandatario costarricense.

    Arias dijo que habló por última vez con Zelaya el martes para comentarle sobre su plan de 11 puntos que presentó al día siguiente a las delegaciones de ambos lados y en el cual se reitera el retorno del gobernante hondureño al poder.

    "No creo que el Acuerdo de San José sea uno de los caminos hacia la solución del conflicto hondureño sino que es la única solución, porque no hay otro sobre la mesa. No es perfecto, se puede cambiar y lo que se requiere es un poquito de voluntad", expresó Arias.

    "Supe por la televisión que el canciller designado Carlos López dijo que el gobierno de Micheletti estaba de acuerdo en un 85% con el Acuerdo de San José y, de parte de Zelaya, él siempre ha manifestado que está a favor, entonces si estamos tan cerca, lo único que se requiere es voluntad para revertir el golpe de estado y solo a través del diálogo se puede eso", agregó.

    Arias dijo que López le remitió una carta en la que decía, trasladó el acuerdo a conocimiento de los otros poderes en Honduras.

    "Me parece que no solo yo estoy esperando una respuesta al acuerdo, sino el mundo entero", resaltó Arias.

    author by AP Noticiaspublication date Sun Jul 26, 2009 17:28Report this post to the editors

    LAS MANOS, Nicaragua (AP) - El derrocado presidente Manuel Zelaya anunció que instalará un campamento para acoger a sus seguidores en un puesto fronterizo nicaragüense a un centenar de metros de Honduras para regresar eventualmente a su país.

    "Vamos a poner un campamento con agua y comida... vamos a permanecer hoy en la tarde, en la noche, mañana en la mañana... esperando a la gente que viene, esperando a mi familia", dijo Zelaya mientras arengaba con un megáfono a un grupo de seguidores en unos metros de la línea divisoria binacional.

    Zelaya llegó al punto de paso fronterizo procedente de El Ocotal, una población cercana a la frontera en el lado nicaragüense.

    Las fuerzas armadas hondureñas, bajo órdenes del gobierno de facto, impiden el avance de hondureños que intentan alcanzar la frontera para encontrar a Zelaya. Las carreteras están infestadas de puestos de control y barricadas. Algunos grupos han vadeado los puestos de control llegar a su destino.

    El viernes, el mandatario depuesto atravesó brevemente el límite internacional y se internó unos pasos a Honduras en un retorno simbólico que desató críticas internacionales. No estuvo claro si intentaría ingresar a Honduras de nuevo.

    Zelaya llegó conduciendo una camioneta agrícola blanca y escoltado por picops con policías nicaragüenses y una caravana de vehículos de prensa.

    En su fugaz incursión del viernes, Zelaya llamó a sus seguidores a resistirse al gobierno de facto instalado en su lugar desde el 28 de junio, cuando militares lo sacaron de su casa y lo enviaron a Costa Rica. La acción del presidente derrocado fue criticada por el secretario general de la Organización de Estados Americanos y la secretaria de Estado estadounidense Hillary Clinton, quien calificó el cruce como un acto "imprudente".

    La presidencia del consejo de la Unión Europea instó a las partes en conflicto a continuar las negociaciones para restaurar la democracia.

    Una multitud de hondureños acudieron el viernes al poblado fronterizo de El Paraiso cerca del sitio donde Zelaya incursionó brevemente, pero militares y policías les impidieron avanzar para encontrarse con su líder lo cual desató refriegas.

    Un hombre, identificado por la policía como Pedro Macdiel Martínez de 24 años, fue hallado muerto el sábado a unos 50 metros de donde ocurrieron las protestas. El cadáver tenía múltiples heridas de arma blanca.

    Seguidores de Zelaya dijeron a la AP que Martínez fue supuestamente muerto por la policía o el ejército pero ninguno de ellos lo presenció. Daniel Molina, vocero de la policía, dijo que "la policía en ningún momento detuvo a ese señor".

    Zelaya exige ser reinstalado en la presidencia y todos los países occidentales han condenado el golpe de estado y lo respaldan, pero el gobierno de facto presidido por Roberto Micheletti se rehusa a reinstalar al líder defenestrado, la condición primordial de la negociacion facilitada por el mandatario costarricense Oscar Arias.

    Micheletti tenía programado reunirse con una delegación de congresistas estadounidenses presidida por el congresista republicano de Florida, Connie Mack, de la comisión para asuntos exteriores para el hemisferio occidental de la Cámara de Representantes, en lo que parece ser la primera señal abierta de apoyo a su gestión de parte de un líder político extranjero.

    El golpe de estado contra Zelaya fue avalado por la Corte Suprema y el Congreso. Mack, representante republicano por Florida, justificó el hecho al considerar que Zelaya "usurpó la ley y violó la Constitución".

    En la zona fronteriza con Nicaragua, se mantuvo un toque de queda para prohibir que haya personas en las calles y carreteras a cualquier hora del día y al menos hasta el domingo a las 6 de la mañana.

    Entre Tegucigalpa y la frontera hay unos 20 puestos de control del ejército y la policía. El tránsito vehícular era prácticamente inexistente.

    La capital hondureña vivía una jornada de tranquilidad. Solo frente a la embajada de Venezuela, unos 20 activistas montaban guardia en respaldo a los diplomáticos de ese país, que han desacatado la expulsión ordenada por el gobierno de facto por considerarla ilegitima.

    Related Link: http://espanol.news.yahoo.com/s/ap/090725/latinoamerica...duras
    author by EFEpublication date Mon Jul 27, 2009 18:05Report this post to the editors

    BRUSELAS.- La UE ha instado hoy a todas las partes implicadas en la crisis que atraviesa Honduras a “continuar las negociaciones pacíficas” y a “evitar provocaciones”, con vistas a restaurar la democracia y el orden constitucional en dicho país.

    Los Veintisiete “condenan cualquier incitación a la violencia, y llaman a todas las partes a mostrar moderación y a evitar provocaciones”, afirmó la presidencia sueca de turno de la UE en un comunicado.

    La Unión Europea “continúa apoyando todos los esfuerzos del presidente de Costa Rica, Óscar Arias, y pide a todas las partes que consideren su propuesta de una forma constructiva”, añadió el Ejecutivo sueco.

    Los Veintisiete podrían tratar la situación de Honduras durante el Consejo de Exteriores que se celebra mañana en Bruselas, aunque en principio el asunto no está en la agenda.

    Por el momento, la Comisión Europea ha decidido congelar el envío de 65,5 millones de euros de ayuda presupuestaria al Ejecutivo hondureño, mientras que, paralelamente, la presidencia sueca de la UE ha anunciado que continuará “restringiendo los contactos políticos” con los representantes del Gobierno hondureño de hecho.

    El depuesto presidente hondureño, Manuel Zelaya, continúa hoy en en territorio nicaragüense por tercer día consecutivo, en espera de su familia y seguidores para intentar regresar a Honduras y tratar de retomar el poder después del golpe de Estado del 28 de junio pasado. EFE

    author by AP Noticiaspublication date Mon Jul 27, 2009 18:25Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (AP) - El ejército hondureño aseguró que respalda el proceso de negociación que se lleva a cabo en Costa Rica, una medida considerada por un analista como una respuesta a las acusaciones del depuesto presidente Manuel Zelaya.

    "Esa declaración es innecesaria toda vez que el ejército está sometido al poder civil, quizá es una respuesta a Zelaya para que entienda que ellos no tienen nada que hablar con él", dijo el domingo a The Associated Press el analista político hondureño Juan Ramón Martínez.

    El comunicado del ejército indica que las fuerzas armadas "como institución, respaldamos una solución a la problemática que atraviesa nuestro país, mediante un proceso de negociación en el marco del Acuerdo de San José".

    El viernes, tras cruzar brevemente la frontera entre Nicaragua y Honduras, el depuesto presidente dijo que el gobierno de facto se sostiene por obra del apoyo de las fuerzas armadas que "han traicionado al pueblo hondureño... sus oficiales tienen que rectificar", dijo a periodistas.

    En su comunicado, el ejército añadió, "reiteramos nuestro apoyo irrestricto a los resultados de la (negociación en Costa Rica), conforme a nuestra Constitución y demás leyes".

    El 28 de junio, un comando de militares irrumpió en casa de Zelaya, le detuvo y lo transportó a Costa Rica.

    El depuesto mandatario pidió el domingo "a los presidentes de Centroamérica y América Latina y a la Secretaria de Estado (Hillary) Clinton que enfrenten a la dictadura y a la represión con fuerza... que dejen de evadir el tema".

    Zelaya declaró fracasado el diálogo la semana pasada tras la negativa del gobierno de facto de reinstalarlo en el puesto. Sin embargo, el viernes aseguró que permanece abierto a una solución diplomática y está previsto que viaje el martes a Washington para entrevistarse con funcionarios del departamento de estado de ese país.

    En tanto que el gobierno del presidente de facto Roberto Micheletti dijo que recibió "con vivo interés" la propuesta de Arias.

    El gobierno de facto asegura que se trata de un relevo constitucional, mientras que la mayor parte de naciones occidentales lo calificó como un golpe de estado.

    Desde entonces han ocurrido una serie de protestas populares, que alcanzaron sus puntos más altos cuando el derrocado presidente intentó ingresar al país. La última vez, el viernes pasado.

    Ese día, la Cruz Roja hondureña reporta que atendió cuatro heridos leves en la zona de la frontera. Además, en un hospital cercano se admitió a una persona con una herida de bala en la oreja.

    Cientos de simpatizantes de Zelaya permanecen en distintos puntos de la carretera entre Tegucigalpa y la frontera desde entonces.

    Zelaya instaló el domingo un campamento de su gobierno exiliado en el poblado nicaragüense de Ocotal, frente a la frontera hondureña. Tras semanas de vuelos entre América Central y Washington, Zelaya dijo que no tenía planes de abandonar la región fronteriza por lo menos en una semana, pese a que un portavoz del Departamento de Estado nortemericano dijo que el presidente derrocado llegaría el martes a la capital estadounidense para reanudar las negociaciones con quienes lo depusieron.

    "Si alguien quiere hablar conmigo que venga aquí a Ocotal, aquí puedo atenderlo", dijo Zelaya, quien atrajo a una multitud de simpatizantes y curiosos de este poblado de 35.000 habitantes, a 25 kilómetros de la frontera.

    Ya tarde la noche del domingo, Zelaya dijo a reporteros y partidarios reunidos en Ocotal que esta semana de su vida es para ocuparse del pueblo hondureño.

    Zelaya citó el comunicado reciente en el sitio de internet del ejército hondureño como evidencia de una división entre las fuerzas armadas y el gobierno de facto.

    El comunicado reafirma la subordinación militar a las autoridades civiles. Pero también manifiesta apoyo a una solución a la crisis política de la nación a través de un acuerdo logrado a través de la mediación internacional que fue rechazado por el gobierno civil, el cual propuso reinstalar a Zelaya a través de un acuerdo para compartir el poder.

    Zelaya dijo que el comunicado del ejército señala claramente que existen dos Estados: un Estado civil y un Estado Militar. Zelaya, quien ha realizado constantes llamados públicos al ejército para que desobedezca al gobierno de facto, agregó que existe una rebelión interna entre ellos.

    Un par de adolescentes en una bicicleta, cafeticultores de edad avanzada, un limpiabotas, una joven madre y muchos niños se reunieron el domingo para ver al político, cuya imagen con sombrero vaquero ha dado la vuelta al mundo.

    Algunos se mostraron encantados por su presencia.

    "Yo lo vi muy guapo... Bien guapísimo, decente", dijo Nimia Salunas Inestrosa, comerciante de 23 años.

    Pero su presencia amenazaba también con dividir aún más a los nicaragüenses. Esta ciudad, donde hay sólo dos semáforos, pasó muchas penurias durante la décad ade 1980, cuando los contras apoyados por Estados Unidos atacaron al gobierno sandinista.

    El Partido Liberal Constitucionalista (PLC), hizo el domingo un llamado a Zelaya, "a la prudencia y a no abusar de la hospitalidad que Nicaragua le ha brindado".

    En un comunicado, el partido opositor al gobierno sandinista consideró que las acciones de Zelaya en territorio nicaragüense "representan una amenaza para la paz, la tranquilidad y los lazos de amistad entre dos pueblos hermanos".

    Por su parte del diputado del PLC, José Pallais, y Presidente de la Comisión de Justicia de la Asamblea Nacional expresó que ha habido "un involucramiento desmedido del presidente (nicaragüense, Daniel) Ortega en la crisis hondureña."

    En tanto, la Cruz Roja Hondureña envió un camión con víveres y agua recolectados por simpatizantes de Zelaya hacia los puntos de bloqueo para aliviar la situación de los manifestantes.

    "Es una acción humanitaria, coordinamos con el ejército, la policía y los manifestantes para llevar la ayuda y nos permitan pasar", dijo a la AP José Castro, de la Cruz Roja Hondureña.

    El domingo fue enterrado un activista muerto entre el viernes y el sábado a pocos metros de donde fueron las protestas cerca de la frontera.

    La familia dice que antes de ser torturado y asesinado, había sido capturado por el ejército. Las fuerzas armadas negaron los hechos.

    Durante el sepelio, simpatizantes de Zelaya identificaron al menos a dos policías encubiertos a quienes detuvieron, golpearon y se llevaron con rumbo desconocido. Posteriormente quemaron el vehículo en que éstos se transportaban.

    Daniel Molina, vocero de la policía, dijo no tener información de inmediato sobre ese hecho.

    author by AP Noticiaspublication date Tue Jul 28, 2009 19:16Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (AP) - El canciller del gobierno de facto hondureño, Carlos López, confió en que Honduras recuperará el reconocimiento internacional después de las elecciones de noviembre y reiteró que no admitirán que regrese al poder el depuesto mandatario Manuel Zelaya.

    "Por supuesto que va a ser reconocida, no tiene sentido hablar de que no se va a reconocer", dijo López en una entrevista exclusiva con The Associated Press en su casa de Tegucigalpa.

    "Una cosa es la OEA... y otra es que cada país puede perfectamente mantener relaciones con Honduras, es lo que hicieron los países con Cuba" cuando ésta fue expulsada de la Organización de los Estados Americanos, agregó. "Sólo que no tenemos que esperar 50 años, solamente vamos a estar seis meses".

    En cuanto a las sanciones económicas que varios países han anunciado contra Honduras, dijo que aunque "han dicho que va a llover fuego sobre Honduras, que las sanciones van a ser abrumadoras, pero el pueblo está unido y está dispuesto a aguantarse los cinco meses que faltan para las elecciones y llegar a la toma de posesión de un nuevo gobierno. Es cuestión de soberanía".

    En un esfuerzo por contar su versión de los hechos, el presidente de facto Roberto Micheletti publicó un artículo en el diario estadounidense Wall Street Journal en que asegura que no se trató de un golpe de Estado, que las sanciones internacionales afectarían a los más pobres y que al momento de ser expulsado del país, Zelaya había sido reprobado por el Congreso, la Corte Suprema de Justicia y líderes religiosos y empresariales.

    Sonriente y relajado, López habló en una de las salas adornada con varias pinturas del héroe nacional Francisco Morazan en su casa ubicada en un barrio de Tegucigalpa, a pocos metros de la Casa Presidencial y los principales hoteles de la capital.

    López preside la comisión enviada por el gobierno de facto en la mediación auspiciada por el mandatario costarricense Oscar Arias para solucionar la crisis desatada por la captura y expulsión de Honduras del presidente Zelaya el 28 de junio por parte de un comando militar.

    Zelaya declaró fracasado el diálogo la semana pasada y se dispuso a cruzar la frontera desde Nicaragua.

    La acción fue calificada como "imprudente" por la secretaria de Estado norteamericana Hillary Clinton. Ian Kelly, portavoz del Departamento de Estado, pidió paciencia a Zelaya

    "Continuamos exhortando al presidente Zelaya a permitir que el proceso político se desenvuelva, pero no le pondremos una fecha límite de forma artificial", dijo el vocero.

    El gobierno interino de Micheletti consultó con los demás poderes del estado sobre la posibilidad de otorgar una amnistía a Zelaya por los delitos políticos que se le imputan, el adelanto de elecciones y la creación de una comisión de la verdad, entre otros temas surgidos del "Acuerdo de San José", propuesto por Arias.

    Sin embargo, López recalcó que a lo más que estaría dispuesto Micheletti sería a dejar el cargo en pos que una tercera persona asuma el poder, pero nunca un retorno de Zelaya al gobierno.

    Y aunque sostiene que el gobierno de Micheletti continúa en la ronda de negociaciones de San José, ya piensa en las elecciones de noviembre.

    "Las elecciones están en marcha y su convocatoria precede a los hechos (del 28 de junio). En cinco meses habrá nuevo presidente, nuevos diputados. Todo comienza de nuevo el 27 de enero del próximo año", aseguró.

    Una vez comience la campaña electoral, dijo, "habrá un contexto totalmente distinto y una vez que la campaña entre en marcha la obsesión con el señor Zelaya va a ir desvaneciéndose".

    También dijo que la "fraternidad de presidentes" de América Latina no debería temer el precedente que se sentaría una vez los países de la región restablezcan relaciones con Honduras.

    "Honduras es tan chiquito y su influencia en el mundo es tan pequeña que (no se puede) decir que el modelo de lo que ha ocurrido va a replicarse en otros países... (además) no lo estamos exportando", añadió.

    López también aseguró que "lo que hay confrontar es ¿cómo hubiera estado Honduras con un presidente 'modelo Hugo Chávez'?".

    author by Esteban Israel - AP Noticiaspublication date Wed Jul 29, 2009 00:21Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (Reuters) - "Prohibido entrar con armas", advierte un cartel en la puerta de un restaurante en la capital de Honduras, un país con altos niveles de delincuencia y armado hasta los dientes donde algunos temen que se desate la violencia tras el golpe militar del mes pasado.

    Si alguien en Honduras quisiera tomar las armas en respuesta al derrocamiento del presidente Manuel Zelaya, no tendría que ir muy lejos. Pero, aún a la policía no le preocupa una guerra civil por la crisis política, según un portavoz.

    "Corremos un riesgo alto porque es muy fácil obtener armas aquí en Honduras", dijo Leyla Díaz, del Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos (CIPRODEH) en Tegucigalpa.

    Y es que en esta empobrecida nación de Centroamérica, así como en otros países de la región como Guatemala o El Salvador, las armas están por todas partes.

    "Es importante que se vean, para intimidar", explicó Carlos Martínez, un guardia de seguridad parado delante de un hotel de Tegucigalpa con un revolver Taurus calibre 38 plateado colgando del cinto al mejor estilo vaquero.

    En la acera de enfrente, otro guardia privado dormitaba apoyado en su escopeta calibre 12, el mismo tipo de arma de alto poder que empuñaba otro hombre delante del restaurante francés a la vuelta de la esquina y otro frente al banco unos metros más allá.

    Y esas son sólo parte de las 280.000 armas registradas.

    "Calculamos que hay otro medio millón de armas de fuego ilegales en el país, aunque bien podrían ser el doble", dijo Díaz, del CIPRODEH.

    "Como consecuencia, tenemos una de las mayores tasas de homicidios per cápita del mundo", dijo la activista a Reuters.

    El índice de homicidios en Honduras fue de 57,9 por 100.000 habitantes en el 2008, según el Observatorio de la Violencia, un proyecto de Naciones Unidas y la Universidad Nacional Autónoma de Honduras.

    Y la violencia parece imparable en un país de siete millones de habitantes donde la televisión muestra cada noche imágenes de cuerpos acribillados. El año pasado hubo 4.473 homicidios, un 25 por ciento más que en el 2007, según el Observatorio.

    ¿GUERRA CIVIL?

    La policía reconoce el problema, pero dice no temer a un baño de sangre a raíz del golpe de Estado, como advirtió el presidente de Costa Rica y mediador en las frustradas negociaciones, Oscar Arias.

    "Es cierto que hay una fuerte cantidad de armas automáticas ilegales, principalmente fusiles de asalto AK-47", dijo a Reuters el portavoz de la policía, inspector Daniel Molina.

    "Es un riesgo, pero no nos preocupa una guerra civil. Aquí no hay grupos guerrilleros que pudiesen darle una utilidad bélica a esas armas", añadió.

    De hecho, no hay señales de que los opositores al golpe estén armados. El único muerto por armas de fuego ha sido hasta ahora un manifestante abatido en un choque con militares cuando Zelaya intentó regresar al país a comienzos de julio.

    El arsenal ilegal de Honduras es la herencia de la década de 1980, cuando el país fue plataforma de la contrarrevolución en la vecina Nicaragua.

    La situación se agravó durante los últimos años, a medida que Honduras se fue convirtiendo en un corredor del tráfico de drogas hacia Estados Unidos y armas hacia América del Sur.

    Muchas de las armas ilegales están en manos de las "maras" o pandillas del crimen organizado, pero cualquiera puede hacerse de un AK-47 por apenas 500 dólares.

    "Si un arma aquí vale 10.000 lempiras (unos 526 dólares), en el mercado negro cuesta 5.000", dijo Oscar Soriano, gerente de una armería en San Pedro Sula, violento corazón industrial de Honduras a 250 kilómetros al noroeste de Tegucigalpa.

    Parte del problema son las facilidades y falta de controles para adquirir legalmente armas de fuego en Honduras, donde sólo comenzaron a registrarse en el 2004.

    "Nuestra legislación es muy permisiva. Cualquier persona mayor de 18 años está facultada a portar hasta cinco armas de fuego", dijo Díaz, la investigadora del CIPRODEH.

    Como recordatorio del riesgo en un país convulsionado por el golpe de Estado, dos jóvenes murieron el domingo en Tegucigalpa en un tiroteo entre hinchas y policías después de un partido entre los equipos de fútbol Olimpia y Motagua.

    "Lo que ocurre es que el país vive un estado de violencia", dijo el presidente de la Liga Nacional de Fútbol, Mario Prieto.

    (Reporte adicional de Mica Rosenberg en San Pedro Sula. Editada por Silene Ramírez)

    author by AP Noticiaspublication date Wed Jul 29, 2009 03:05Report this post to the editors

    WASHINGTON (Reuters) - El Departamento de Estado de Estados Unidos dijo el martes que revocó cuatro visas diplomáticas de miembros del Gobierno de facto de Honduras y que había puesto otras en revisión.

    La decisión fue tomada debido a que Washington no reconoce al Gobierno de facto que encabeza Roberto Micheletti, quien tomó el poder el 28 de junio, el mismo día en que militares dieron un golpe de Estado contra el presidente Manuel Zelaya, dijo el portavoz del Departamento de Estado, Ian Kelly.

    "Esto es parte de nuestra política general hacia el régimen de facto", sostuvo.

    Related Link: http://espanol.news.yahoo.com/s/reuters/latinoamerica_h...visas
    author by Miguel Angel Gutiérrezpublication date Thu Jul 30, 2009 04:06Report this post to the editors

    GUANACASTE, Costa Rica (Reuters) - El presidente costarricense, Oscar Arias, pidió el miércoles ante líderes de Latinoamérica no dejar morir su propuesta de acuerdo para una salida a la crisis política en Honduras, cuando ya pasó un mes del golpe de Estado que destituyó al presidente Manuel Zelaya.

    El Gobierno de facto que asumió tras el golpe estudia desde hace días la última versión del llamado Acuerdo de San José, propuesto por Arias, pero se niega rotundamente a devolver el poder a Zelaya, quien está instalado en la frontera de Nicaragua con Honduras.

    "Hoy les pido que no desistamos en este esfuerzo. No bajemos los brazos en la lucha por lograr una solución pacífica al conflicto hondureño", dijo Arias durante una cumbre de presidentes de Centroamérica, México y Colombia.

    "El Acuerdo de San José sigue vivo (...) es una semilla sin germinar", agregó Arias, cuya propuesta incluye restaurar a Zelaya en el poder, formar un Gobierno de unidad nacional hasta el fin de su mandato en enero y adelantar las elecciones previstas para noviembre, entre otros puntos.

    El Gobierno interino que encabeza Roberto Micheletti dijo que permanece abierto al diálogo, aunque en la práctica no ha cedido un ápice sobre el punto del retorno de Zelaya y sigue firme con la orden de arresto en su contra en caso de que regrese.

    "Yo creo que si hay una nueva invitación, un nuevo llamado, la delegación de Honduras está presta a asistir", dijo el ministro de la presidencia del Gobierno de facto, Rafael Pineda, poco después de las declaraciones del mediador.

    Zelaya, expulsado del país por militares en junio, llegó el viernes a la localidad fronteriza de Las Manos y luego se estableció en la cercana Ocotal como medida de presión sobre el Gobierno interino que encabeza de Micheletti y tras dar por fracasadas las negociaciones con la mediación de Arias.

    Sin embargo, Arístides Mejía, vicepresidente de Zelaya y quien lo representa en la cumbre del balneario de Guanacaste, en Costa Rica, dijo que el mandatario depuesto apoya las gestiones y quiere que se sumen más países de la región.

    "Aparte de la mediación, que es algo que nosotros hemos apoyado y seguimos apoyando, queremos (...) que los países amigos y particularmente países como México, Argentina, Colombia, redoblen los esfuerzos para lograr el objetivo" de restituir a Zelaya, dijo Mejía a periodistas.

    Estados Unidos anunció el martes que revocó cuatro visas diplomáticas a miembros del Gobierno de facto de Honduras y estudia cancelar más, en un gesto de apoyo a Zelaya luego de que el derrocado mandatario pidiera medidas más firmes del presidente Barack Obama contra los "golpistas".

    ELECCIONES ADELANTADAS

    Zelaya fue depuesto bajo el argumento de que su intento por realizar una consulta popular para allanar el camino a una reelección implicaba una violación a la Constitución.

    Las elecciones presidenciales, fijadas inicialmente para el 29 de noviembre, parecen seguir en curso a pesar de que grupos internacionales como la Organización de Estados Americanos (OEA) han dicho que no reconocerían al ganador.

    La propuesta de Arias insta al Tribunal Supremo Electoral a que considere el adelanto de los comicios en un mes.

    Sin ser totalmente tajante, el magistrado del tribunal David Matamoros dijo el miércoles que se emitió una respuesta a los puntos contemplados en la propuesta, asegurando que no es conveniente realizar cambios al cronograma electoral.

    "Nosotros sentimos que no es adecuado y no es correcto adelantar las elecciones, pero este es un punto de todo un acuerdo", dijo Matamoros en declaraciones a la emisora HRN.

    "Lo que estamos pidiendo es que si hay concordancia en los demás puntos, escuchen nuestra opinión y consideren si las implicaciones que tiene adelantar las elecciones valen la pena dentro del contexto", añadió.

    La Corte Suprema y el Congreso están analizando también la propuesta de Arias. Una comisión parlamentaria debe emitir una opinión sobre el Acuerdo de San José a más tardar el jueves.

    author by AP Noticiaspublication date Thu Jul 30, 2009 15:15Report this post to the editors

    OCOTAL, Nicaragua (AP) - El presidente depuesto de Honduras, Manuel Zelaya, aseguró el martes que "en cualquier momento" oficiales del ejército de su país pondrán en orden al jefe de ese cuerpo, general Romeo Vázquez Velázquez.

    "No le quepa la menor duda que en cualquier momento jóvenes oficiales militares afectados por el golpe amarrán a Romeo Vázquez Velázquez, y lo ponen en orden para que retorne al orden constitucional", dijo Zelaya en conferencia de prensa la noche del miércoles.

    Zelaya dijo tener informes de que oficiales y soldados, y hasta de coroneles, "están repudiando la forma en que la cúpula militar está dirigiendo a las fuerzas armadas, que las han llevado a un sacrificio".

    El mandatario, quien se reunió con unos 150 simpatizantes refugiados en un gimnasio de esta ciudad, distante 26 kilómetros de la frontera con Honduras, dijo confiar en un pronto arreglo para regresar a su país y al poder.

    "No hay una fecha determinada; se está haciendo la presión necesaria para lograr el acuerdo (del que no dio detalles), pero es más temprano que tarde, lo que se está realmente hablando a nivel internacional y de Honduras", dijo.

    Agregó que mientras prepara sus milicias populares "de carácter pacifico", las que serán entrenadas en fincas de los alrededores que están siendo localizadas.

    Zelaya agrregó que tanto él como sus compatriotas que han llegado a Nicaragua tienen estatus de huéspedes o refugiados.

    Respecto al estatus de su esposa Xiomara Castro, a la que dijo esperar en cualquier momento, señaló que espera que las fuerzas militares y de la policía "respetarán su integridad física".

    Apuntó que "los golpistas ya saben que van para afuera y lo único que están haciendo es vaciando sus escritorios, arreglando sus maletas y preparándose para que el acuerdo político lo dañe lo menos posible".

    author by AP Noticiaspublication date Fri Jul 31, 2009 04:28Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (AFP) - El régimen de facto de Honduras seguía el jueves sin aceptar el plan de Oscar Arias, aunque su líder Roberto Micheletti pidió recibir a una comisión internacional para la conciliación, mientras el depuesto presidente Manuel Zelaya se reunía con emisarios estadounidenses.

    La reunión de Zelaya y los emisarios de Estados Unidos, entre ellos Hugo Llorens, embajador en Tegucigalpa, tenía lugar en la embajada hondureña en Managua, informaron el canal 4 de televisión y la emisora Nueva Radio Ya, medios nicaragüenses.

    Xiomara Castro, esposa de Zelaya y quien se encuentra varada en la localidad hondureña El Paraíso, dijo a la AFP que su marido viajó a Managua para una reunión, sin detallar con quién, pero expresó su confianza en que el encuentro arroje buenos resultados.

    En los alrededores de la legación hondureña se desplegó un fuerte dispositivo con agentes de seguridad nicaragüenses y estadounidenses, observaron fotógrafos en el lugar.

    Zelaya estab desde el viernes en Ocotal, 200 km al norte de Managua, para organizar lo que llamó una "resistencia pacífica" al golpe de Estado que lo derrocó y expulsó del país el 28 de junio.

    Las actividades de Zelaya en Ocotal, cerca de la frontera con Honduras, fueron desaprobadas por Estados Unidos y por Oscar Arias, e incluso recibieron las primeras críticas del gobierno sandinista nicaragüense, concretamente de su vicepresidente, Jaime Morales.

    Los llamados a la insurrección formulados por Zelaya a sus seguidores "no son apropiados", dijo Morales, y menos en la frontera, que es por naturaleza "explosiva y peligrosa".

    "Yo nunca fumaría cerca de un barril de pólvora, porque cualquier chispa puede encender las cosas voluntaria o involuntariamente", advirtió Morales, aconsejando pragmatismo a Zelaya: "como hombre prágmatico, la situación de hecho contradice a la de derecho, él no es el presidente de Honduras, quien está al mando es el señor Roberto Micheletti", estimó Morales en entrevista a El Nuevo Diario.

    En Tegucigalpa, el Congreso hondureño pospuso de nuevo este viernes pronunciarse sobre el plan Arias, que exige el regreso de Zelaya, aplazando su respuesta desde principios de semana.

    El plan de Arias establece la restitución de Zelaya, su renuncia a reformar la Constitución, un gobierno de unidad nacional y el adelanto en un mes de las elecciones, entre otros puntos.

    El martes el Tribunal Supremo Electoral ya descartó el punto de adelantar los comicios, alegando que sería inconstitucional.

    En ese contexto, Micheletti propuso el miércoles al presidente costarricense Oscar Arias que envíe a Tegucigalpa una comisión para emprender un diálogo interno de reconciliación.

    "Este diálogo, esta comunicación efectiva, debe incluir a todas las partes de la sociedad civil: iglesias, gremios, grupos estudiantiles, asociaciones de empresarios, medios de comunicación, sindicatos, universidades", anotó un comunicado divulgado por la Casa Presidencial.

    Estos llamados al diálogo de Micheletti, buscan "ganar tiempo" para que lleguen las elecciones y asuma un nuevo gobierno en enero, dijo un diplomático extranjero en Tegucigalpa a la AFP.

    La comunidad internacional ha advertido que no reconocerá los próximos comicios si son realizados bajo el gobierno de facto, y los empresarios hondureños estimaron en 105 millones de dólares las pérdidas por un mes de huelgas y bloqueos de carreteras (por parte de militares y de zelayistas).

    El camino a los comicios no sería fácil bajo esta presión. Micheletti podría recibir otro duro golpe este jueves si el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), con sede en Tegucigalpa, acepta la petición de la delegada hondureña Sonia Dubón -nombrada por Zelaya- de que suspenda los desembolsos a Honduras.

    author by AP Noticiaspublication date Fri Jul 31, 2009 18:34Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (AP) - Una persona recibió un balazo en la cabeza, otras 25 resultaron lesionadas y 88 fueron detenidas en un enfrentamiento el jueves entre policías y seguidores del derrocado presidente Manuel Zelaya.

    Mientras tanto el mandatario depuesto se reunió en Managua con el embajador estadounidense en Tegucigalpa Hugo Llorens.

    "Nos reunimos para tratar nuestros esfuerzos para que el orden constitucional regrese a Honduras (porque Washington) apoya el esfuerzo del presidente (costarricense Oscar) Arias para llegar a una solución pacífica", dijo al salir de la entrevista el encargado de negocios de la embajada de Estados Unidos en Nicaragua Richard Sanders.

    Llorens afirmó que "es un placer ver otra vez al presidente Zelaya, a quien reconoce Estados Unidos".

    El depuesto presidente dijo en Managua que acusará ante la Corte Penal Internacional a Micheletti y al jefe del estado mayor conjunto de las fuerzas armadas, general Romeo Vásquez, de delitos de lesa humanidad.

    En Honduras, la policía dispersó con gases lacrimógenos a unos 2.000 manifestantes que bloqueaban una de las carreteras principales de ingreso al norte de esta capital. Lo mismo hizo en otros once puntos del territorio nacional.

    "El herido en Tegucigalpa se llama Roger Vallejo, tiene un disparo en la cabeza", dijo a la AP el vocero de la policía Daniel Molina, quien aclaró que "la bala provino de los protestantes".

    El jefe policial, general Salomón Escoto, informó en rueda de prensa que "ya habíamos advertido a los protestantes que íbamos a actuar en defensa de la economía nacional porque el país está siendo afectada por bloqueos diarios". Según el gobierno, Honduras pierde al menos dos millones de dólares al día a causa de las protestas callejeras.

    Micheletti aseguró lacónicamente a periodistas, "no permitiremos más desórdenes... vamos a poner orden en Honduras", tras conocer reportes de que un autobús escolar de un colegio evangélico fue atacado con piedras y palos por los manifestantes, que también habrían golpeado a tres socorristas y dañaron una ambulancia de la Cruz Roja.

    Arias dijo en Costa Rica que recibió una llamada de Micheletti quien le pidió solicitar al ex presidente del BID Enrique Iglesias ir a Honduras a conocer la situación de primera mano y persuadir a algunos grupos de poder para que acepten una salida negociada al conflicto.

    Arias dijo que si Iglesias acepta tendría que encontrarse con varios sectores, "pero fundamentalmente con empresarios que están apoyando (a Micheletti) y que han sido muy reticentes a considerar la posibilidad de que el presidente Zelaya sea restituido".

    En la jornada, un ex funcionario hondureño dijo que Micheletti ha retirado su rechazo a la posibilidad de que Zelaya vuelva a la presidencia, pero quiere concesiones para tranquilizar a los empresarios reticentes.

    Micheletti dijo a Arias que la puerta estaba abierta para la restitución de Zelaya, informó el ex funcionario, quien solicitó permanecer en el anonimato por no tener autorización para divulgar los detalles de una conversación privada.

    La fuente dijo que habló el miércoles con Micheletti.

    El Congreso hondureño postergó hasta el lunes debatir la amnistía política para Zelaya y el gobierno de facto está intentando convencer a líderes empresariales sobre la posibilidad del retorno del mandatario depuesto.

    "Nos estamos reuniendo con líderes de grupos sociales para lograr un consenso y adoptar en tres días una resolución conjunta sobre el tema (de la amnistía)", según el diputado del opositor Partido Nacional, Antonio Rivera.

    La posibilidad que Zelaya retorne bajo una amnistía y, más aún, que reasuma la presidencia es repudiada por diversos sectores en Honduras.

    Micheletti pidió en un comunicado al gobierno estadounidense que apoye los esfuerzos de mediación emprendidos por Arias y criticó las últimas medidas tomadas por Washington para sancionar a Honduras.

    "Pase lo que pase, lo peor que puede hacer Estados Unidos es imponer sanciones comerciales que afectarían a los más pobres", añadió.

    En los días posteriores al golpe, Estados Unidos anunció que suspendería unos 180 millones de dólares en programas de ayuda, mientras que la Unión Europea suspendió 93 millones de dólares en asistencia. Una parte importante de esa ayuda está dedicada directamente a financiar el presupuesto del gobierno.

    El departamento de estado estadounidense aumentó la presión el martes al revocar las visas diplomáticas que gozaban el ministro de Defensa, el comisionado de derechos humanos, el presidente del congreso y el magistrado de la Corte Suprema de Justicia que firmó el 26 de junio la orden de arresto para Zelaya.

    Para impedir la entrada de Zelaya por Nicaragua, el gobierno de facto anunció por cadena de radio y televisión que mantiene el toque de queda en la provincia fronteriza de El Paraíso desde las 6 de la tarde del jueves hasta las 6 de mañana del viernes. En el resto del país, la disposición está vigente por tres horas y media en la madrugada del viernes, de la 1:00 a las 4:30 am.

    Xiomara Castro, esposa del depuesto presidente, anunció su regreso a Tegucigalpa tras una estancia de tres días en El Paraíso junto a unos once familiares, entre ellos dos hijos, su suegra Hortensia Rosales y unos 60 amigos que la protegen.

    Castro dijo a periodistas: "Continuaré con la estrategia (que no especificó) que el presidente quiere". Advirtió que volverá a El Paraíso en un nuevo intento por llegar hasta el punto fronterizo de Las Manos, adonde los militares no le permitieron el acceso.

    author by AP Noticiaspublication date Sat Aug 01, 2009 03:05Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (AP) - El designado presidente Roberto Micheletti dijo que no permitirá el retorno del depuesto gobernante Manuel Zelaya y criticó al embajador estadounidense en Tegucigalpa por reunirse con el mandatario derrocado en Managua.

    "Repito con claridad que si hay una solución que contemple mi retiro (del cargo), lo haré con todo gusto, pero tampoco Zelaya regresará a Honduras como gobernante... y él puede venir a los tribunales, que lo esperan, pero bajo ninguna circunstancia lo dejaremos tomar posesión del gobierno", dijo el mandatario designado la noche del jueves.

    "El embajador (Hugo Llorens) cometió un grave error... y ese es un acto de intromisión (en los asuntos internos hondureños)", señaló.

    Un enfrentamiento entre seguidores de Zelaya y la policía dejó el jueves 26 lesionados y 88 detenidos. El gobernante fue depuesto por un golpe militar el 28 de junio y el congreso designó a Micheletti.

    Sin embargo, el viernes miles de seguidores de Zelaya marcharon pacíficamente por las principales calles de Tegucigalpa y de otras cuatro ciudades del país escribiendo a su paso leyendas a favor del gobernante depuesto en paredes de edificios y casas.

    César Ham, candidato presidencial del izquierdista Partido Unificación Democrática y líder de los manifestantes, dijo en el evento de la capital que "en las calles estamos y aquí estaremos hasta que regrese Zelaya y caiga la dictadura golpista".

    El portavoz de las fuerzas armadas, coronel Ramiro Archaga, afirmó a la AP que "las instrucciones del señor presidente son claras: no se permitirá que pequeños grupos antisociales alteren el orden".

    Señaló que "en nuestra misión de apoyar la policía a mantener el orden interno, no usamos armas de fuego", como lo han denunciado algunos protestantes. "Ellos son los que nos lanzan piedras y palos".

    Un ex funcionario hondureño dijo el jueves que Micheletti ha retirado su rechazo a la posibilidad de que Zelaya vuelva a la presidencia, pero quiere concesiones para tranquilizar a los empresarios reticentes.

    La fuente, quien solicitó permanecer en el anonimato por no tener autorización para divulgar los detalles de una conversación privada, dijo a la AP que el jefe del gobierno de facto le comunicó al mediador, el presidente costarricense Oscar Arias, que la puerta estaba abierta para la restitución de Zelaya.

    Micheletti, sin embargo, negó el jueves por la noche, haber manifestado a Arias estar dispuesto a entregar el poder a Zelaya. "En ningún momento he dado esas declaraciones ni las voy a dar (porque) soy un hombre de carácter que mantiene su posición", subrayó.

    Admitió que pidió a Arias enviar una misión a Honduras a conocer la situación de primera mano y a persuadir a algunos grupos de poder, especialmente empresarios, para que acepten una salida negociada al conflicto.

    Advirtió que "si en un momento determinado (Zelaya) se sale de esa montaña (de Nicaragua, donde anunció que se prepara para reasumir el poder) donde hace de guerrillero, y no sigue pensando en la presidencia, buscaría una tercería para que no haya más problemas porque quiero paz y tranquilidad en mi país".

    La tercería sería el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Jorge Rivera, que es el único titular de un poder estatal reconocido por la comunidad internacional, la que ha dejado por fuera al Congreso y a otros organismos y funcionarios públicos importantes por participar en el derrocamiento de Zelaya el 28 de junio.

    Para impedir la entrada de Zelaya por Nicaragua, el gobierno de facto mantiene un toque de queda en la provincia fronteriza de El Paraíso.

    author by AP Noticiaspublication date Sun Aug 02, 2009 04:02Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (AP) - El presidente interino Roberto Micheletti afirmó el sábado que Honduras resiste "con orgullo" el aislamiento de la comunidad internacional y reiteró su fe en la mediación del presidente costarricense Oscar Arias en la crisis política en tanto se informó de la muerte de un segundo partidario del destituido mandatario Manuel Zelaya.

    Micheletti reafirmó su disposición de revocar la visa a los diplomáticos estadounidenses acreditados en Tegucigalpa en reciprocidad a que Washington quitó ese documento a cuatro funcionarios hondureños, entre ellos el ministro de Defensa, Adolfo Sevilla; y el presidente del Congreso, Alfredo Saavedra.

    "Ese es un derecho que tenemos porque esta es nuestra tierra... y no es posible que nadie, por muy poderoso que sea, venga a indicarnos lo que tenemos que hacer o venga a humillarnos", subrayó.

    Sobre la decisión de la Organización de los Estados Americanos, OEA, de expulsar de su seno a Honduras por el derrocamiento del Zelaya el 28 de junio, el gobernante interino afirmó a la cadena local de radio HRN: "nos sacaron de la OEA para doblegarnos, pero nadie nos doblegará porque contra Dios no hay nadie ni país poderoso, tampoco contra la voluntad de un pueblo que defiende su Constitución".

    En cuanto al diálogo emprendido hace tres semanas por Arias, Micheletti lo calificó de "esperanzador" y anunció tener "mucha fe" en el proceso y en un elogio a Arias dijo que "seguimos creyendo que él es un hombre correcto y justo, que actúa con imparcialidad en este caso".

    Micheletti solicitó a Arias enviar una comisión a Honduras a constatar lo que ocurre en el país, la cual podrían formar el secretario Iberoamericano, el uruguayo Enrique Iglesias y representantes de Panamá, Colombia, El Salvador y Guatemala.

    Micheletti suspendió el viernes el toque de queda en casi todo el país que mantuvo por 33 días, a excepción de la zona fronteriza con Nicaragua.

    "Esa situación solo está vigente a lo largo de la frontera con Nicaragua, que vigila la policía y el ejército y donde Zelaya pretende formar una guerrilla para recuperar el poder", dijo.

    La policía desalojó con gases lacrimógenos las manifestaciones callejeras de los dos últimos días de partidarios de Zelaya en Tegucigalpa y tres importantes ciudades del país. Arrestó a más de 100 de ellos.

    Uno de los manifestantes murió el sábado en un hospital público de Teguciogalpa, según dijo en rueda de prensa el dirigente magisterial Sergio Rivera. Dijo que fue un educador herido a bala el jueves en una acción de apoyo a Zelaya.

    Es el segundo manifestante fallecido en circunstancias similares.

    El presidente de facto criticó al presidente venezolano Hugo Chávez.

    "Honduras dijo adiós a las actitudes pro comunistas que intentaron llevar al país al caos y al comunismo del siglo XXI, que protagoniza Chávez con los dólares que son del pueblo de Venezuela y no de él", acotó.

    Entretanto la presidenta del Parlamento centroamericano, la hondureña Gloria Oquelí, dijo a periodistas que "los golpistas ya están desesperados porque hay un pueblo que los derrotará sin machetes, ni pistolas ni ninguna arma".

    Oquelí es seguidora de Zelaya, quien designó a Carlos Eduardo Reina "comandante" de un "ejército popular" que anuncio formará en Nicaragua.

    En Managua, el ex embajador nicaragüense en Washington, Carlos Tunnermann, en declaraciones a la AP el sábado criticó las actividades de Zelaya.

    "Zelaya abusa de la hospitalidad nicaragüense...porque está poniendo en riesgo la paz y genera condiciones para que Nicaragua se vea envuelta en una conflagración", agregó Tunnermann, disidente del sandinismo.

    Se informó en Managua que Zelaya, regresó la noche del viernes a Ocotal, en el norte de Nicaragua, donde sus mandos organizan "Milicias Populares Pacíficas".

    author by AP Noticiaspublication date Tue Aug 04, 2009 01:11Report this post to the editors

    (AP) - Estados Unidos desea que la crisis política en Honduras se solucione de forma que Manuel Zelaya pueda terminar su período, indicó el presidente Barack Obama, aunque considera que los recientes cruces fronterizos del derrocado mandatario hondureño no ayudan a superar el problema.

    "Queremos que esta situación se solucione de forma que el presidente Zelaya pueda volver, concluir su período y que haya elecciones legales que sean reconocidas, que sean congruentes con la Constitución. Debe haber alguna manera de solucionar esto de forma que no genere violencia pero tampoco un mal precedente", afirmó Obama en una entrevista con María Elena Salinas en la cadena Univisión, la cual fue grabada el miércoles en Raleigh, Carolina del Norte, y difundida el domingo.

    Obama dijo que con frecuencia Zelaya ha criticado a Estados Unidos, pero a pesar de ello Washington cree que no es correcto retirar a un mandatario del puesto a la mitad de su período o cerca del fin de éste. Además, dada la historia de golpes militares en diversos países latinoamericanos, deben seguirse alentando los enormes avances que se han logrado en materia democrática.

    "Lo que hemos dicho, y creo que la secretaria (de Estado Hillary) Clinton y yo indicamos que no creemos que sea útil cruzar la frontera en la forma en que lo hemos visto en el último par de días. No pensamos que ayude el hecho de efectuar acciones fuera de las negociaciones que se están llevando a cabo en Costa Rica", agregó, refiriéndose a papel de mediador que ha desempeñado el presidente costarricense Oscar Arias.

    Zelaya fue sujeto de un golpe de Estado el 28 de junio y obligado a exiliarse en Costa Rica. Desde entonces ha visitado varias ciudades, incluida Washington, en busca de apoyo, y recientemente estuvo en la frontera de Honduras y Nicaragua, desde donde cruzó brevemente la línea fronteriza y habló con sus partidarios.

    El presidente de facto es Roberto Micheletti, quien el sábado afirmó que Honduras resiste "con orgullo" el aislamiento que la comunidad internacional le ha impuesto a su gobierno, al tiempo que Zelaya abandonó inesperadamente el hotel donde se alojaba en una localidad nicaragüense y partió con rumbo desconocido.

    author by Marxpublication date Tue Aug 04, 2009 13:31Report this post to the editors

    "En general, las colisiones de la vieja sociedad favorecen de diversas maneras el proceso de desarrollo del proletariado. La burguesía vive en lucha permanente: al principio, contra la aristocracia; después, contra aquellas fracciones de la misma burguesía cuyos intereses entran en contradicción con los progresos de la industria, y siempre, en fin, contra la burguesía de todos los demás países. En todas estas luchas se ve forzada a apelar ala proletariado, a reclamar su ayuda y arrastrarle al movimiento político. De tal manera, la burguesía proporciona a los proletarios los elementos de su propia educación, es decir, armas contra ella misma."

    (El Manifiesto Comunista, 1848)

    author by Ana Baron - Clarínpublication date Tue Aug 04, 2009 19:46Report this post to the editors

    Pese a los esfuerzos que está haciendo Barack Obama para no convertirse en el arbitro del conflicto hondureño, Washington se ha transformado en un verdadero campo de batalla entre las fuerzas del golpista Roberto Micheletti y del presidente derrocado Manuel Zelaya.

    Ayer mientras que un grupo de hondureños procedentes de Miami marcharon frente a la Casa Blanca para reclamar que se reconozca al gobierno de Roberto Micheletti al grito de "democracia si, comunismo no", esta corresponsal pudo confirmar que el borrador del comunicado que emitió el Ejército hondureño en apoyo a la propuesta del mediador Oscar Arias, fue redactado aquí, en las oficinas de un senador demócrata después de días de discusiones entre sus asesores y dos coroneles jóvenes hondureños.

    "El nombre del senador debe quedar en el anonimato", explicó a Clarín una fuente del Senado "pero le confirmo que el borrador fue discutido aquí. Tenemos mucho interés en que el conflicto se solucione porque pensamos que si el golpe triunfa, otros países en América Latina seguirán el mismo camino".

    La fuente no pudo decir si los asesores del senador actuaron solos o en coordinación con la Casa Blanca y/o el Departamento de Estado. Llamó la atención que justo ayer Mary Anastasia O'Grady, la editorialista ultraconservadora de The Wall Street Journal especializada en la región, criticara duramente la política de Obama hacia nuestros países, y muy especialmente, la instrumentada en Honduras. O'Grady sugirió que detrás del acercamiento a los llamados "enemigos de EEUU" como Chávez, Ortega y ahora Zelaya, esta Gregg Craig, el actual Consejero Legal de la Casa Blanca que durante la Guerra en América Central trabajaba en la oficina del Senador Ted Kennedy y seguía los esfuerzos diplomáticos realizados por el Grupo Contadora.

    Analistas consultados por Clarín creen que los militares hondureños están divididos, entre la nueva generación que no vivió la Guerra de América Central y que ahora quieren despegarse del golpe y la vieja generación que apoyó la destitución de Zelaya.

    "Los coroneles hondureños que vinieron a Washington son muy profesionales, no quieren mezclarse con la política. Están enojados porque EE.UU. les ha cortado la ayuda militar, lo que significa menos entrenamiento, menos recursos", explicó a Clarín, Vicky Gass, de la Oficina Latinoamericana en Washington. "Yo no creo que el comunicado de los militares hondureños refleje lo que piensa la cúpula militar", coincidió Michael Shifter de Diálogo Interamericano.

    Gass contó a Clarín que los representantes del Partido Republicano que viajaron a Tegucigalpa liderados por el diputado Connie Mack de la Florida para apoyar a Micheletti, se reunieron el domingo en la embajada de EE.UU. en Tegucigalpa con miembros de la sociedad civil hondureña. "Mack informó luego que los presentes están convencidos que Micheletti aceptaría abandonar la presidencia, pero no que Zelaya regrese para instalarse en ella. Entonces una posibilidad es que Micheletti se retira, Zelaya regresa. Gobierna por una semana o dos. Y nombra un presidente interino hasta las elecciones que podrían tener lugar en octubre", dijo Gass.

    El Departamento de Estado volvió a calificar ayer las incursiones de Zelaya en el territorio hondureño de "irresponsables". No hay peor escenario para EEUU que Zelaya regrese a Tegucigalpa sin un acuerdo político. La posibilidad de que lo arresten y lo transformen en un mártir es muy alta.

    "Seguimos urgiendo al presidente Zelaya que permita que se agote este proceso político", dijo el vocero de la Cancillería Ian Kelly. Y agregó que su país sigue considerando necesaria la restitución de Zelaya pero muchos coinciden en Washington con Michael Shifter cuando dice que "el peor enemigo de Zelaya en este momento es el propio Zelaya, por sus movimientos imprevisibles en la frontera

    Related Link: http://www.clarin.com/diario/2009/07/28/um/m-01966733.htm
    author by Bartolo Fuentes - Honduras Laboralpublication date Tue Aug 04, 2009 19:52Report this post to the editors

    Rebanadas de Realidad - Tegucigalpa, 27/07/09.- Una foto publicada en la pagina 52 del diario La Tribuna que se edita en Tegucigalpa muestra al militar que arrastra con su mano izquierda a Magdiel, viste uniforme verde de camuflaje y casco militar. Un detalle importante es el fusil que porta en su mano derecha el cual es similar al M16 pero más pequeño. Este tipo de fusil es únicamente utilizado por los oficiales de las Fuerzas Armadas, específicamente del ejército.

    Los parientes en Tegucigalpa identificaron plenamente a Magdiel al ver la foto de La Tribuna cuando lo están capturando, por su vestimenta y por su rostro. Al mismo tiempo estaban conociendo por la radio del muerto aparecido en El Paraíso y por las descripciones hechas supieron de inmediato que se trataba de su familiar.

    La policía de El Paraíso pretendió confundir al informar de dos jóvenes que fueron capturados cuando fumaban marihuana, estuvieron en las celdas y luego los liberaron. Pero esos detenidos no tienen ninguna relación con Pedro Magdiel, quien fue llevado de la salida de la ciudad de El Paraíso hacia la aduana de Las Manos donde participaba activamente en las protestas, tal como lo prueban muchas fotografías y videos.

    El oficial del ejército deberá aclarar a quien entregó el detenido y de esa manera determinar quienes lo torturaron y asesinaron. Magdiel presentaba por lo menos 47 heridas de poca profundidad en la espalda y varios de sus dedos fracturados, golpes en sus brazos, una herida en la cabeza y una herida en el cuello.

    Según el médico que hizo el levantamiento debió morir como a las dos de la madrugada, es decir unas diez horas después de su detención. La pregunta obligada es ¿Dónde lo mantuvieron? si aceptamos como cierta la versión de la Policía de que nunca ingresó a las celdas policiales.

    Sin embargo el aviso de que se había encontrado un cadáver lo dio la policía de El Paraíso a las 6 y 45 de la mañana, declaró la Jefa de la Dirección Nacional de Investigación Criminal de la zona.

    En varias ocasiones los voceros policiales han negado la detención de personas.

    El mismo día que apareció muerto Magdiel negaban la detención de unas cuarenta personas que la prensa internacional logró comprobar que estaban en las celdas de la Jefatura Departamental de la Policía Nacional del departamento de El Paraíso. Eso provocó agresiones contra varios periodistas, pero permitió que acudieran defensores de los derechos humanos y lograran a las seis de la tarde la libertad de todas las personas entre las cuales había unos 10 menores de edad, incluyendo un niño de once años.

    Las preguntas deberán responderlas el Comandante de la 110 brigada de Infantería Coronel Alcides Flores García, el Teniente Coronel de Infantería Edilberto Recarte Ocampo, Comandante del Sexto Batallón y el Coronel de Infantería Arcadio Castillo Martinez, Comandante del Noveno Batallón de Infantería. Esas son las principales unidades militares en la región de El Paraíso y a una de ellas pertenece seguramente el oficial que aparece en la foto deteniendo a Pedro Magdiel.

    Lo que está claro es que la muerte del joven capitalino no tiene nada que ver con delincuencia común como ha declarado el jefe de las Fuerzas Armadas Romeo Vásquez Velásquez y fue uno de sus subalternos el responsable por lo menos de capturarlo. Son las Fuerzas Armadas entonces las llamadas a aclarar esta situación.

    Related Link: http://www.honduraslaboral.org
    author by Movimiento de Oficiales Superiores y Subalternos de las FFAA - MOSUSUpublication date Tue Aug 04, 2009 20:43Report this post to the editors

    Nosotros, un Grupo de Oficiales Superiores y Subalternos(no damos nombres por razones obvias y no por cobardía) ante la situación en que los políticos en contubernio con la junta de comandantes han involucrado a las Fuerzas Armadas y que han deteriorado la buena imagen que teníamos ante el pueblo hondureño nos pronunciamos y denunciamos lo siguiente:

    • El Señor Jefe del Estado Mayor Conjunto Gral. Vásquez politizó la institución, contraviniendo el mandato constitucional de ser apolíticas.
    • El Gral. Vásquez comprometió a las F.F.A.A. en un principio por apoyar al Sr. Mel Zelaya y después cambió de ámbito político en vez de retirar sus tropas a sus respectivos cuarteles y mantenerlos al margen de los políticos que sólo las están usando.
    • Se menciona que un grupo de empresarios reunió 30 millones de Lempiras y los repartió a la junta de comandantes, algo que va en contra del decoro y principios del militar, así como también declaramos que las F.F.A.A. no son gendarmes de ningún grupo económico elite, sino que estamos con el pueblo porque la mayoría de sus miembros tanto oficiales como tropa venimos de las entrañas del pueblo, no somos un ejército de casta.
    • El General Vásquez hace dos años debe estar de baja, pero el Señor Mel Zelaya lo dejó, infringiendo las leyes vigentes, en aquella ocasión dijo “entendido acepto Sr. Presidente” y ahora porque no le dijo también entendido, infringiendo la Ley como hace dos años, se vendió al mejor postor. Falta de principios como persona, hay algo de traición en su accionar, ha perjudicado a dos promociones en la sucesión de mando.
    • Hace dos años cuando el Sr. Zelaya lo reeligió; removió unas semanas antes a varios comandantes que no estaban de acuerdo con el continuismo y cuando Don Mel reunió en Casa Presidencial a todos los Comandantes Militares, el General mandó a misión fuera de Tegucigalpa a unos oficiales que presentía le iban a cuestionar la decisión al Sr. Mel Zelaya.
    • El Gral. Vásquez ha desnaturalizado el grado de General ascendiendo a ese grado a oficiales que han tenido una trayectoria negra en la vida militar pero han sido sus aduladores sin ninguna capacidad operativa.

    Ejemplo:

    • Ascendió a un compañero, al Gral. Retirado Gerónimo Pérez, un oficial que en estado de ebriedad deshizo dos carros militares y no se le dedujeron responsabilidades, embarazó a una estudiante alférez de la Academia Militar y él influyó para que la graduaran así, ahora el Gral. Vásquez lo tiene trabajando por contrato en Colegio de Defensa ganando Lps. 30,000.00 mensuales.
    • El Gral. Fuentes Gonzales, es un Oficial cleptómano que en una ocasión siendo Comandantes del Batallón los Militares Norteamericanos, haciendo una acción cívica en el occidente del país, dejaron en calidad de depósito una madera y materiales de construcción y cuando regresaron a traerla él ya la había vendido, los norteamericanos recomendaron baja deshonrosa y ahora es un flamante General.
    • El General Cuéllar, excelente persona pero como oficial nunca conoció un batallón de frontera, no sabe lo que es patrullar una frontera, sólo ha sido oficinista cosa inaudita, pero es todo un general y no ha sudado fatiga.
    • General Padget, un oficial problema desde que es subalterno, se graduó en México y allá dejó mal record, con su faltas al decoro(mejor indaguen ustedes).
    • General Cervantes, Prince y contra-Almirante Rodríguez, sin comentarios negativos sobre su vida militar y particular, pero no han tenido carácter como militares para aclarar las cosas con el Sr. Jefe del Estado Mayor Conjunto.

    Sr. General Vásquez, cuando usted le dijo al Sr. Mel Zelaya que no le cumpliría la orden de la cuarta, allí le hubiera presentado su renuncia, no que cambió de bando político, como si las F.F.A.A. estuvieran para servir a grupos políticos. Mejor renuncie, está a tiempo, recuerde que también en 1993 conoció las celdas de la P.C.

    author by Esteban Meléndez Cpublication date Tue Aug 04, 2009 22:54Report this post to the editors

    Tegucigalpa. - (Jueves, 30 de julio de 2009. Hora: 22:10) Hace unos minutos se ha confirmado información que indica que las fuerzas militares del Ejercito y la Naval de Honduras, en unión con elementos de la Policía Nacional, se preparan para desalojar violentamente a los campesinos de la comunidad "Guadalupe Carney" que mantienen tomada la carretera que comunica las ciudades de Trujillo y Tocoa.

    Los militares del XV Batallón de Fuerzas Especiales con sede la Río Claro, Trujillo, departamento de Colón, y de la Base Naval de Puerto Castilla, han empezado a tomar posiciones desde las primeras horas de la noche de hoy con la intención de actuar violentamente contra los campesinos en horas tempranas del día de mañana viernes.

    La carretera que se mantiene tomada en apoyo al paro general contra el golpe de estado es la usada por las rastras que transportan contenedores con productos de la transnacional estadounidense "Standard Fruit Company".

    El desalojo violento planificado en los cuarteles militares es para seguir evitándole a la transnacional bananera las graves pérdidas económicas que está teniendo al no poder exportar por el Puerto de Castilla. El gobierno de facto de Roberto Micheletti empezó a recibir desde está mañana fuertes presiones para que despeje esta vía en la costa norte de Honduras.

    El Décimo Quinto Batallón de Fuerzas Especiales fue fundado e l 1º de Julio de 1985, al clausurar actividades el Centro Regional de Entrenamiento Militar (CREM) que servias para entrenar tropas militares extranjeras en el marco de la guerra fría.

    Inicialmente esta unidad de infantería ligera anti-subversivo funcionó en los alrededores de la aldea de Silín, Trujillo, Departamento de Colón, en la tierra que actualmente ocupan las Empresas Asociativas Campesinas de la comunidad Guadalupe Carney.

    El XV Batallón orgánicamente funciona bajo el mando del Comandante de la 115 Brigada de Infantería, con sede en Juticalpa, Olancho, pero suele coordinar sus actividades represivas contra los campesinos del departamento de Colón, con los miembros de la Base Naval que tienen su sede en Puerto Castilla. (EMC)

    author by Fabián Cambero - AP Noticiaspublication date Thu Aug 06, 2009 04:44Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (Reuters) - Estudiantes hondureños y la policía chocaron el miércoles en una universidad de Tegucigalpa, enfrentándose con piedras, palos y gases lacrimógenos tras un mitin en reclamo del retorno del depuesto presidente Manuel Zelaya.

    Los universitarios cerraron al mediodía (1800 GMT) las calles aledañas al campus de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras como señal de protesta y, cuando la policía comenzó a reprimirlos para liberar la zona, se replegaron al interior de la casa de estudios.

    Los estudiantes exigían el inmediato retorno al país de Zelaya, derrocado en el golpe de Estado del 28 de junio.

    Las autoridades universitarias que se acercaron a mediar con las fuerzas policiales fueron agredidas con palos, incluyendo la rectora, Julieta Castellanos.

    "Esto es condenable, es un acto de barbarie inaceptable y que viola la autonomía universitaria. No podemos permitir que repriman a los universitarios de esta forma", afirmó la rectora, afectada por los gases lacrimógenos, en declaraciones a una radio local.

    "Fui tirada al piso y caí sobre uno de los compañeros. No podemos dejar a los estudiantes indefensos ante el atropello de la universidad. Vamos a demandar a la policía por estos actos violentos, ellos no tienen atribuciones para entrar al campus", añadió.

    La policía también uso carros lanza agua contra los manifestantes, que no cesaban de lanzar piedras contra las fuerzas policiales.

    Según autoridades universitarias, entre 15 y 20 personas estaban siendo atendidas en el campus con heridas de pedradas y dos habían sido trasladadas a un hospital, todas con lesiones leves.

    Los manifestantes quemaron un automóvil en la entrada de la Universidad y encapuchados hicieron destrozos en comercios cercanos de cadenas estadounidenses de comida.

    "Han sido sobrepasadas nuestras capacidades de responder frente a estas acciones violentas. Hay una política de Estado orientada a provocar esta represión", dijo Andrés Pabón, uno de los manifestantes refugiado dentro de la universidad.

    Desde el golpe de Estado se han registrado protestas periódicas en apoyo a Zelaya y también en respaldo al Gobierno interino de Roberto Micheletti, la mayoría de ellas pacíficas.

    Sin embargo, dos manifestantes han muerto en protestas separadas de apoyo a Zelaya.

    Otras dos personas fallecieron apuñaladas en hechos que los partidarios de Zelaya atribuyeron a violencia política, pero que aún no fueron aclarados.

    Paralelamente a la protesta del miércoles en la capital, de distintos puntos de Honduras se iniciaron caminatas de simpatizantes de Zelaya que confluirían el martes próximo en Tegucigalpa y en la ciudad industrial de San Pedro Sula.

    author by AP Noticiaspublication date Thu Aug 06, 2009 04:46Report this post to the editors

    MÉXICO (AFP) - El depuesto presidente hondureño Manuel Zelaya denunció el miércoles en México que el golpe que lo derrocó en junio fue financiado por un grupo apoyado por "los halcones de Washington", pero deslindó al presidente Barack Obama, a quien volvió a pedirle acciones más duras contra el régimen de facto.

    "Hay un grupo financista en el golpe y apoyado por los halcones de Washington, no por el gobierno de Obama, sino por grupos de altísimos conservadores en Washington", afirmó Zelaya sin identificar a ese sector, tras recibir las llaves de la Ciudad de México que le entregó el alcalde izquierdista, Marcelo Ebrard.

    Los integrantes de este grupo conservador en Estados Unidos "hablan de democracia en el interior de Washington y para fuera promueven dictaduras o actividades casi terroristas, porque un golpe es una actividad terrorista", indicó.

    Por segunda vez en menos de 24 horas, el mandatario depuesto el 28 de junio pasado reclamó el miércoles al gobierno de Estados Unidos que adopte medidas más enérgicas contra el régimen de facto de Roberto Micheletti en Honduras.

    "Estados Unidos ha tomado medidas, pero todavía faltan suficientes acciones para revertir el golpe en Honduras", dijo Zelaya, cuatro días antes de que Obama participe en México en una cumbre norteamericana junto a su colega anfitrión, Felipe Calderón, y el primer ministro de Canadá, Stephen Harper.

    Estados Unidos reconoce como único gobierno de Honduras al de Zelaya y como medida de presión el departamento de Estado canceló la semana pasada las visas de varios integrantes del gobierno de facto.

    Según la canciller del gobierno depuesto, Patricia Rodas, Calderón se comprometió el martes ante Zelaya a pedir a Estados Unidos que suspenda toda la ayuda que envía al régimen golpista del país centroamericano.

    "Contamos con el apoyo del presidente Calderón para que, frente al presidente Obama, plantee al gobierno norteamericano la necesidad de cortar la ayuda militar, financiera o cualquier tipo de oxígeno que pueda estar dando respiro al régimen golpista", dijo Rodas en declaraciones a la AFP.

    México, que le brindó un fuerte apoyo al mandatario depuesto, puede ser un canal de doble vía para la ofensiva de Zelaya, ya que Calderón se reunirá el fin de semana con Obama y a la vez ejerce la presidencia pro témpore del Grupo Río, integrado por 23 países latinoamericanos.

    Tras su estadía de dos días en México, donde fue recibido con honores protocolares de Estado, Zelaya retornará este miércoles a Nicaragua para luego trasladarse a Brasil, donde se reunirá con el presidente Luiz Inacio Lula da Silva.

    Con el reclamo a Estados Unidos y las visitas a México y Brasil, dos países de gran peso en América Latina, Zelaya busca reforzar su ofensiva a nivel internacional contra el régimen de facto, cuando la mediación encabezada por el presidente de Costa Rica, Oscar Arias, entra en una etapa definitoria.

    En sus últimas actividades en México, Zelaya asistirá a una encuentro con la comisión permanente del Senado y a una reunión con un grupo de apoyo a su mandato.

    author by AP Noticiaspublication date Thu Aug 06, 2009 15:43Report this post to the editors

    México, 5 ago (EFE).- El depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, acusó hoy al mandatario costarricense, Óscar Arias, de ser "suave" en su mediación con los golpistas hondureños, y puso prácticamente en manos del Gobierno de Estados Unidos la vuelta a la normalidad democrática en su país.

    Zelaya cumplió hoy el segundo día de una visita a México, en atención a una invitación que le hizo el mandatario mexicano, Felipe Calderón, como parte de su campaña internacional para exigir la restitución en el cargo, y aseguró que se le está "acabando la paciencia".

    "Independiente de la buena fe de Óscar Arias, que se ganó el Premio Nobel de la Paz, creo que ha tratado con mano suave y mano blanca a los golpistas, y que ya llegó el momento en que empiece a apretar", señaló.

    Zelaya hizo esta afirmación durante un evento de solidaridad con su causa, promovido en el Teatro Ciudad de México por una serie de organizaciones sociales mexicanas, y al que asistieron unas quinientas personas.

    El gobernante, quien dijo "reconocer el esfuerzo de la comunidad internacional", explicó que cuando la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, le propuso a Óscar Arias como mediador lo aceptó, "porque quería que Estados Unidos tomara un papel protagónico".

    "Muchos de los actores fundamentales del golpe de Estado en Honduras no surgieron del Gobierno de Barack Obama, pero sí de los halcones en Washington que lo promovieron", denunció.

    Se trata de "grupos de altísimos conservadores en Washington que hablan de democracia al interior y para fuera promueven dictaduras y actividades casi terroristas", dijo.

    A su juicio, los golpistas "están derrotando a los presidentes de América Latina, que no han podido revertir el golpe, y a Estados Unidos, al que, aunque ha tomado medidas, todavía le falta suficiente acción".

    El gobernante depuesto aseveró que su derrocamiento ha revelado la "debilidad de la comunidad internacional", aunque destacó el hecho de que la situación de Honduras haya sido condenada por los 192 países miembros de la Asamblea General de Naciones Unidas.

    Durante la mañana, el mandatario hondureño fue reconocido como huésped distinguido de Ciudad de México, y recibió las llaves de la urbe de manos del alcalde del Distrito Federal, Marcelo Ebrard.

    Además del homenaje que le brindaron las organizaciones sociales, en la tarde asistió a una sesión de la Comisión Permanente del Senado mexicano, donde defendió que los golpes de estado sean considerados delitos de lesa humanidad.

    Sin embargo, Zelaya dio a entender que la solución del golpe en Honduras depende del presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

    Si "realmente" Obama quisiera, "en forma sincera, revertir ese golpe, esos golpistas tardarían cinco minutos porque la economía de Honduras, todas nuestras actividades militares comerciales y de migración, dependen de Estados Unidos", dijo.

    "Vamos a ver hasta dónde es la sinceridad, la fuerza y la convicción democrática que tiene" el presidente estadounidense, insistió el político, quien dijo estar viviendo de la caridad de otros Gobiernos.

    En este sentido, Zelaya consideró que será importante la reunión que sostendrá Calderón con Obama en el marco de la cumbre anual de la Alianza para la Seguridad y la Prosperidad de América del Norte (ASPAN), que se celebrará en Guadalajara entre el 9 y el 10 de agosto.

    De ese encuentro "dependerá la fuerza que Estados Unidos tome para hacer decisiones efectivas en contra del golpe", señaló.

    "Si el golpe de Estado se revierte vamos a aplaudirlo (Obama); sino, vamos a señalarlo y a denunciarlo porque estamos perdiendo un derecho que no estamos dispuestos a depositarlo en manos de quienes se oponen al cambio en nuestros países", agregó Zelaya.

    Asimismo, subrayó que está dispuesto a mantener una "lucha cívica, pacífica, con tolerancia" para buscar su restitución en el cargo, aunque aseguró que se le está "acabando la paciencia".

    "O reivindican la democracia en Honduras vía pacífica ó tenemos nosotros derecho también a buscar lo que canta nuestra Constitución, que es un derecho a resistir la opresión con todas las armas que nos dan nuestro sistema pacífico y democrático, pero con la insurrección como el primer campo del desarrollo para la defensa de nuestros derechos", concluyó Zelaya.

    author by AP Noticiaspublication date Sat Aug 08, 2009 02:52Report this post to the editors

    Tegucigalpa, 7 ago (EFE).- El conflicto interno que vive Honduras en torno al depuesto presidente Manuel Zelaya ha dividido al país en dos sectores que han resucitado a algunos fantasmas característicos de la izquierda y la derecha de la década de los años 80, del momento álgido de la Guerra Fría en Centroamérica.

    Analistas consultados por Efe coincidieron en que "una de las situaciones que ha surgido con motivo de la crisis que abate a Honduras es un cierto resurgimiento del discurso propio de los años 80", en palabras del catedrático de Filosofía de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) Matías Funes.

    La confrontación social "ha tenido esa característica de desempolvar viejos argumentos, viejos conceptos y algún elemento de la década de los 80 sin percibir que estamos viviendo una época totalmente diferente", sostuvo por su parte el sociólogo Pablo Carías.

    Esta semana, la alta cúpula militar hondureña se jactaba de que su país había frenado la "amenaza del comunismo disfrazado de democracia".

    Sólo que esta vez, esa amenaza no llega de la Unión Soviética como en los años de la Guerra Fría, sino de Venezuela.

    El presidente de ese país, Hugo Chávez, se ha convertido, de hecho, en el argumento ideal de los defensores del golpe de Estado contra Zelaya para justificar lo que ellos denominan "sucesión constitucional".

    Las televisiones favorables al nuevo Gobierno, que son la inmensa mayoría, pasan frecuentemente en forma de cuñas publicitarias discursos de Chávez lanzando insultos e improperios a sus oponentes políticos y los comentaristas no pierden ocasión de demonizarlo.

    "Hay un ataque sistemático a las ideas consideradas socialistas, en el entendido que el ex presidente Zelaya estaba impulsando esto que se llama el Socialismo del Siglo XXI", como dicen quienes se oponen al mandatario depuesto, observó Funes.

    Para Carías, este discurso, destinado a generar temor, daba en el pasado "muy buenos dividendos" por el bajo nivel educativo de la gente, pero hoy "cada día son menos" los que creen en él.

    Este sociólogo ve un "congelamiento" en algunos sectores de la derecha, "que creen que se puede doblegar la democracia en las mismas condiciones de cuando estaba la Guerra Fría, sin darse cuenta de que los escenarios han cambiado dramáticamente".

    Por su parte, los opositores al golpe ha advertido de que el nuevo Gobierno de Roberto Micheletti, al que el Parlamento nombró en sustitución de Zelaya tras la expulsión de éste del país por el Ejército, está reactivando los infaustos "escuadrones de la muerte" en Honduras.

    Este país centroamericano no vivió en los años 80 una guerra civil como sus tres vecinos (Nicaragua, El Salvador y Guatemala), pero fue usado por Estados Unidos como base militar y para cobijar a la "contra" nicaragüense, y no se vio libre de las violaciones de los derechos humanos cometidos en la zona por los militares.

    En las concentraciones de los seguidores de Zelaya y en los pocos medios afines a él se lanzan constantes alusiones a "desapariciones" y "masacres", lo que ha hecho que el jefe de las Fuerzas Armadas, Romeo Vásquez, les acusase de recurrir a estrategias de los 80.

    "Se han magnificado de parte de esos sectores algunas de las cosas que han ocurrido. Ha habido detención de algunos manifestantes pero por pocas horas y que yo sepa no hay desaparecidos", admitió Funes, un hombre de conocida trayectoria izquierdista.

    Además, hasta ahora, en las manifestaciones contra el golpe se han producido tres muertes, mientras que otro simpatizante de Zelaya fue encontrado apuñalado y con signos de tortura.

    En esas marchas se venden además como rosquillas discos con canciones de artistas combativos de izquierda de hace al menos tres décadas como Facundo Cabral o Violeta Parra interpretadas por Mercedes Sosa y los Guaraguao.

    Funes sí aprecia estos días algunos elementos propios de la Guerra Fría como la "actividad cívico-militar" de los militares de ganarse a la población, en forma de campañas de atención médica y reparto de ropa entre los más necesitados.

    Pero también advierte algunos cambios radicales: "Por ejemplo, en los años 80 era la izquierda la que levantaba la bandera de la autodeterminación pidiendo que Estados Unidos no interviniese en la vida nacional y la derecha era la que propiciaba ese intervencionismo".

    "Hoy vemos que sectores conservadores levantan la bandera de la autodeterminación diciendo que Chávez ha tenido una injerencia muy descarada en los asuntos" de Honduras mientras que los que "se manifestaban frente a la embajada norteamericana" hoy felicitan a Estados Unidos por su rechazo al golpe.

    author by AP Noticiaspublication date Fri Aug 14, 2009 01:45Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (AP) - La policía arrestó el miércoles a 40 personas al allanar la Universidad Pedagógica de Tegucigalpa, utilizada como albergue por cientos de simpatizantes del presidente derrocado Manuel Zelaya que llegaron desde el interior del país para protestar contra el gobierno golpista.

    Otros 55 manifestantes fueron capturados en el centro de la ciudad en donde se registró un enfrentamiento entre los seguidores del líder depuesto y la policía, que utilizó gases para dispersar una protesta cuando comenzaron a registrarse incidentes, como la agresión contra un político y actos de vandalismo.

    En el allanamiento a la Universidad Pedagógica en donde duermen y comen cientos de simpatizantes de Zelaya fueron retenidas 40 personas dijo el portavoz de la policía, comisario Orlin Cerrato. Unidades policiales y del ejército entraron a Universidad y se mantuvieron en la casa de estudios.

    El diputado de izquierda Marvin Ponce, del Partido Unificación Democrática, resultó herido en los disturbios.

    "Confirmamos que Ponce recibió dos impactos de bala y ha sido ingresado al (estatal) Hospital Escuela de Tegucigalpa", dijo en un comunicado el Comité de Familiares de Desaparecidos. Esa versión no pudo ser confirmada de inmediato por la AP por no estar disponibles las autoridades policiales.

    El dirigente del Frente de Resistencia contra el Golpe, Juan Barahona censuró la violación del recinto universitario y dijo que las personas ya no podrán pernoctar en el sitio.

    "Condenamos y repudiamos la actitud de la Policía de entrar y sacar a compañeros lanzándoles gases a gente que estaba allí descansando, no podemos tolerar esto. Esto es represión", enfatizó.

    Honduras vive una profunda crisis política, desde el 28 de junio cuando Zelaya fue derrocado por los militares. Y Roberto Micheletti, quien presidía el Congreso, fue designado presidente.

    En cadena nacional, el presidente de facto Roberto Micheletti calificó las acciones de los manifestantes de "violentas y terroristas". Dijo que buscan "interrumpir el proceso electoral" programado para fines de noviembre.

    Pidió que la población denuncie "movilizaciones sospechosas de extranjeros infiltrados" en las protestas. Asimismo, aseguró que su gobierno garantizará el orden público y dijo que las detenciones se han hecho cumpliendo el debido proceso.

    El Ministerio Público investiga la responsabilidad de los dirigentes del movimiento antigolpistas en los disturbios, dijo la policía en un comunicado. Se "darán trámites a las investigaciones de las personas, que según la teoría de la participación, se catalogan como actores, co-actores, autor intelectual, cómplices e instigadores", señaló el documento.

    Barahona dijo que "he escuchado que quieren capturar a la dirigencia (de la resistencia) para poder quebrar al movimiento". "Pero eso es difícil, no se podrá porque este movimiento ya tomó fuerza".

    En la manifestación en el centro de Tegucigalpa, los manifestantes lanzaron piedras y otros objetos a la policía y rayaron con grafitis los locales en el Parque Central de Tegucigalpa donde se registraron los enfrentamientos. En su trayecto se encontraron con el vicepresidente del legislativo, Ramón Velázquez, que salía de sus oficinas y lo agredieron.

    "Estoy bien", dijo a la AP Velásquez, poco después de la agresión.

    En El Progreso, a unos 180 kilómetros de la capital, hondureños se concentraron para apoyar a Micheletti y lanzaron globos al aire, como un "acto de amor a la paz", dijo el alcalde local, Alejandro López.

    En la víspera 43 personas fueron detenidas en otra manifestación a favor de Zelaya, tras violentos disturbios que dejaron un restaurante de comida rápida y un autobús incendiados.

    Los partidarios de Zelaya que se manifiestan a diario han advertido que desconocerán los resultados de las elecciones programadas para finales de noviembre si su líder no retorna al poder.

    author by Daniel Valencia - Aditalpublication date Tue Aug 18, 2009 20:37Report this post to the editors

    En el parque central de San Pedro Sula nadie en la multitud pudo cantar completa "La marcha de la unidad" porque no se saben la letra. Entonces, disimulados, este martes 11 tararearon a la espera de la algarabía, que tronaría segundos más tarde con la línea más conocida de esa canción. Y cuando llegó el turno de cantar, muchos mostraron que no se pueden muy bien la parafernalia de izquierdas y se equivocaron al levantar el puño derecho en lugar del izquierdo.

    En ese mitin, en la tarima, sin levantar los puños pero sosteniendo con fuerza un micrófono, con ambas manos, un anciano de 81 años, hondureño de raíces españolas, alto, piel blanca curtida por el sol y vestido con sotana blanca con una estola rosada, gritaba a todo pulmón el estribillo sin ningún complejo. "¡El pueblo, unido, jamás será vencido!"

    Viniendo de un sacerdote y no de un político de cepa, cobra más relevancia. Por lo menos así lo creen los más de 10 mil manifestantes que acompañaron al padre Fausto Milla -"el pastor de los pobres", le llaman acá sus seguidores- en la toma del centro de la segunda ciudad más importante de Honduras, San Pedro Sula. La concentración se produjo en el parque, frente a la catedral de esta ciudad.

    Ese tipo de conductas son las que sus seguidores aprecian, y así se lo hicieron saber. "Aquí está nuestro arzobispo, arzobispo de los pobres y no de los ricos. ¡Fuera Rodríguez Maradiaga, fuera los golpistas!", gritó un hombre desde el centro de la 3a. Avenida, la vía que separa al parque central de la catedral, custodiada por unos 100 "chepos" (policías antimotines) a los que les temblaba la vista al ver aquel muro de gente frente a ellos.

    El hombre ponía como figuras antagónicas a Milla y al cardenal hondureño Óscar Rodríguez Maradiaga, a quien casi inmediatamente después del golpe los partidarios del depuesto presidente Manuel Zelaya tildaron de golpista. Ante la multitud enardecida, entonces, para calmar los ánimos -el gentío ya estaba recibiendo las primeras noticias de los disturbios ocurridos en Tegucigalpa, en donde simpatizantes de la Resistencia incendiaron un restaurante Popeyes y un autobús, en la Avenida Juan Pablo Segundo-, Milla alzó la voz y dijo: "Hermanos, hagamos la paz y no la violencia. Represión solo se combate y se vence con paz. Aquí enfrente no tenemos a las familias opresoras, no tenemos a ningún apellido de renombre. Estos policías son hermanos nuestros, son López, son Ramos, son Pérez", les dijo, antes de iniciar una misa al aire libre, dado que la catedral fue cerrada y custodiada por la policía.

    Milla, junto a un nutrido grupo de gente apareció marchando por la 3a. Avenida a las 4 de la tarde. El padre caminó desde Santa Rosa de Copán, de donde es párroco, y en el camino se juntó con las marchas que venían a la ciudad desde las localidades de Yoro, Colón, Atlántida, Ocotepeque, Lempira, Santa Bárbara y Cortez.

    Antes que ellos, a la plaza central de la ciudad llegaron los sampedranos aliados a la Resistencia, que esperaron con comida, agua y alimentos a los manifestantes que también marcharon desde Progreso, Lima y Ceiba.

    El sacerdote revolucionario Fausto Milla ha estado escondido, según dicen algunos simpatizantes de la Resistencia. El padre, sin embargo, aunque confiesa que ha recibido muchas amenazas, siempre ha estado donde lo pueden encontrar: en su iglesia, en su territorio rico en cultura indígena, de campesinos.

    Desde el golpe de Estado, Milla ha sido de los principales religiosos católicos que ha criticado -y condenado- "los atropellos" en las regiones del interior del país y que públicamente han contrariado la posición del máximo jerarca de la Iglesia Católica, el cardenal Rodríguez Maradiaga.

    Y la postura de Milla no nace en esta coyuntura. Durante los setentas y ochentas, defendiendo los derechos de los indígenas campesinos, Milla aguantó la persecución del ejército hondureño en su parroquia de Corquín, en Santa Rosa de Copán.

    En su hoja de vida elaborada por la ONG Comunicación Comunitaria se lee que él fue de los primeros sacerdotes en denunciar al mundo la masacre del río Sumpul, ocurrida en El Salvador el 14 de mayo de 1980. Según Milla, en esa masacre participaron tanto el ejército salvadoreño como el hondureño. Como ayer, hoy Milla insiste en que la verdadera iglesia está en el pueblo, y no en los templos ni en las catedrales, y por eso él, asegura, defiende al pueblo. Un pueblo que merece que se le regrese la soberanía robada. "Tengo 81 años como hondureño. Y he vivido y visto muchas cosas, pero nunca nada comparable con lo que estamos viendo todos este día", dijo Milla, al iniciar su mensaje.

    "Cuando hay desigualdad no existe libertad", añadió. "Y este pueblo ya no está luchando una guerra fratricida entre dos simpatizantes de dos partidos políticos. Este pueblo está luchando por alcanzar esa igualdad, generada por esos opresores que ahora nos han robado aquello que más tenemos derecho a tener: la soberanía. Ellos son los criminales, y no lo digo yo, lo dicen los artículos 2 y 3 de la Constitución: ¡el pueblo es el soberano, quien robe esa soberanía es un traidor de la patria, es un criminal!"

    Luego, alzando más la voz, el sacerdote lanzó el mensaje que recibió ovaciones de los manifestantes: "Me han dicho algunos que participaron de la redacción de esa Constitución que ahora se arrepienten de haber escrito el artículo 3, ¡porque el artículo 3 llama a la insurrección, hermanos, para retornar esa soberanía al pueblo que en Honduras ha sido robada!" Unos 30 minutos más duró el acto, porque una torrencial lluvia cayó sobre la ciudad. Y como la ciudad no tiene drenajes, justo en el centro, en los alrededores de la plaza, el río de gente en San Pedro Sula tuvo que enfrentarse a un río de agua.

    author by AP Noticiaspublication date Thu Aug 20, 2009 18:46Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (AP) - La organización de derechos humanos Amnistía Internacional presentó un informe en el que detalla casos de abusos policiales contra opositores al gobierno de facto cometidos en protestas para exigir la restitución del depuesto presidente hondureño Manuel Zelaya.

    "Amnistía Internacional presenta este resumen de hallazgos para subrayar su preocupación sobre la situación de derechos humanos, que debe ser abordada de manera urgente. Preocupaciones que incluyen el uso de excesivo y desproporcionado de fuerza por parte de la policía y los militares", dijo la organización en un reporte publicado el miércoles en su pagina de internet.

    Entretanto, Micheletti puso como plazo el viernes para que el personal diplomático de Argentina en Tegucigalpa abandone el país, como una medida reciproca, luego de que Buenos Aires pidiera la salida de los representantes hondureños en .

    La cancillería dijo en un comunicado que canalizará las relaciones diplomáticas con Argentina a través del consulado en Israel.

    Argentina ha dicho que no reconoce al gobierno interino de Micheletti, únicamente el de Zelaya.

    La publicación de Amnistía Internacional (AI), basada en fotografías y declaraciones de testigos, llega en momentos que una Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) está en el país verificando la situación de derechos humanos. La comisión informará de sus hallazgos al final de esta semana.

    El reporte indica que la policía ha golpeado y detenido a cientos de personas, en particular durante las manifestaciones de la semana pasada. Entre los agredidos, dice el reporte, hay periodistas y defensores de los derechos humanos.

    Desde la semana pasada, la policía incrementó el uso de la fuerza contra los manifestantes luego que el presidente de facto Roberto Micheletti advirtió que no toleraría que las protestas bloqueen carreteras, actividades vandálicas o alteraciones del orden público.

    Los manifestantes han protestado de forma ininterrumpida desde el 28 de junio cuando un comando militar sacó a Zelaya a punta de pistola de su hogar y lo enviaron en avión a Costa Rica.

    El miércoles unas 2.000 personas se congregaron frente a la embajada de Estados Unidos en Tegucigalpa para exigir que el gobierno de ese país asuma una postura más firme contra el mando golpista. Por la tarde, una caravana de unos 1.000 vehículos recorrió las principales avenidas de esta capital mientras hacían sonar sus bocinas y coreaban consignas en favor del depuesto mandatario.

    El vocero de la policía, Orlin Cerrato, indicó al ser consultado sobre el informe, que en el país "ha habido manifestaciones pacíficas", pero para justificar las acciones de las fuerzas de seguridad añadió que "hubo otras que fueron violentas, quemaron buses y negocios, rompieron vidrios y tiraron piedras. Hubo claras agresiones a la policía".

    AI dijo además que la policía se ha ensañado contra las mujeres, a quienes somete a tratos humillantes tras golpearlas.

    Según Cerrato, "hemos usado los niveles de fuerza establecidos en la carta de las Naciones Unidas y siempre hemos respondido de forma proporcional".

    Agregó que en algunas de las manifestaciones se han cometido actos de "terrorismo, sedición, manifestación ilícita".

    Los líderes del Frente Nacional de Resistencia al Golpe de Estado han negado tener cualquier responsabilidad en la violencia surgida generalmente después de algunas protestas y la han atribuido a elementos infiltrados en sus manifestaciones.

    El informe de la organización humanitaria contiene varias fotografías en las que aparecen personas con evidentes contusiones y magulladuras en el cuerpo, presuntamente causadas por golpes de elementos de las fuerzas de seguridad.

    Amnistía Internacional es una organización no lucrativa que cuenta con 2,2 millones de seguidores en 150 países y cuya principal misión es velar por los derechos humanos a través de investigaciones y activismo.

    author by AP Noticiaspublication date Thu Sep 03, 2009 02:15Report this post to the editors

    WASHINGTON (AFP) - El mandatario depuesto de Honduras, Manuel Zelaya, afirmó este miércoles que espera de Estados Unidos una condena con contundencia al golpe de Estado y a las violaciones de los derechos humanos en Honduras, un día antes de reunirse con la secretaria de Estado Hillary Clinton.

    "Esperamos que en las próximas horas no sólo la declaratoria de golpe de Estado del Departamento de Estado, sino (que también la condena) contra la violacion de los derechos humanos sean totalmente contundentes y evidentes", indicó Zelaya en un evento en la Universidad George Washington en la capital estadounidense.

    Estados Unidos ha señalado que se mantiene estudiando cuidadosamente si califica de golpe de Estado militar al derrocamiento y exilio de Zelaya, ya que eso acarrearía la toma de decisiones diplomáticas, como la suspensión de toda ayuda.

    Zelaya insistió en que en el gobierno del presidente Barack Obama puede hacer "otras cosas" para presionar al régimen de facto en Honduras.

    También le planteará la situación "inaudita" de la violación de derechos humanos en Honduras, que recordó ha sido denunciada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y Amnistía Internacional, entre otros grupos.

    Washington ya tomó medidas como la cancelación de la entrega de visas en Honduras para los no inmigrantes y la ayuda militar, pero mantiene la ayuda civil, que supera los 100 millones de dólares.

    Estados Unidos busca que el régimen de facto acepte el llamado Acuerdo de San José producto de un proceso de mediación del presidente de Costa Rica, Oscar Arias, que prevé el retorno al poder de Zelaya, entre otros puntos.

    "Hay un reto para la administración Obama, (ya que) su propuesta de mediación y el documento para buscar una solución" no es aceptado por "el pequeño grupo de insurrectos golpistas en Honduras (...) y se burla de la comunidad internacional y de la propia administración de Estados Unidos", dijo Zelaya.

    El mandatario derrocado afirmó que "hasta este momento el 90% de los países (del continente) se ha manifestado de la siguiente manera: no van a reconocer un gobierno surgido de unas elecciones (previstas para noviembre) dirigidas por un golpe de Estado".

    Zelaya, que llegó por quinta vez a Washington el lunes desde que fue derrocado, señaló el martes tras asistir a una sesión de la Organización de Estados Americanos (OEA), que recibió garantías de los países miembro de que no reconocerán las elecciones.

    author by Normapublication date Thu Sep 03, 2009 15:57Report this post to the editors

    La Habana- El embajador de Honduras Juan Ramón Elvir denunció hoy el incremento de la represión en su país y la hostilidad de régimen golpista contra los pocos medios nacionales que se atreven a transmitir información objetiva sobre la tragedia que enfrenta el pueblo hondureño.

    Elvir, quien representa al gobierno constitucional del presidente Manuel Zelaya en Cuba, visitó la Organización de Solidaridad de los Pueblos de África, Asia y América Latina (OSPAAAL) y brindó una conferencia sobre la situación actual de Honduras a representantes de partidos y organizaciones políticas acreditadas en la isla.

    “El jefe del régimen de facto Roberto Micheletti cada día se parece más a lo que es: un gorila”, afirmó el diplomático tras destacar la brutalidad de las fuerzas golpistas en sus esfuerzos por acallar las protestas de las amplias capas de sociedad que reclaman el retorno a la constitucionalidad.

    Denunció que las fuerzas represivas golpean sin piedad a los manifestantes y en ocasiones usan sus armas de fuego, en un incremento de la represión que ha provocado ya un número indeterminado de muertos y desparecidos, así como cientos de heridos en la capital y otras ciudades del país.

    Acusó también a los golpistas de reprimir y perseguir a los periodistas que se atreven a denunciar sus crímenes y de implantar una recia censura contra los medios nacionales de comunicación que transmiten información objetiva sobre lo que está sucediendo en el país.

    Desde el golpe de Estado del pasado 28 de junio, el pueblo hondureño solo ha contado con muy pocos medios de comunicación que han estado informando verazmente lo que ha estado ocurriendo en el país.

    “Sobre ellos, y muy especialmente Radio Globo (en la capital), Radio Progreso (zona norte) y el canal 36 (Cholusat sur), se ha centrado la persecución”, apuntó.

    Luego de subrayar “el extraordinario espíritu de lucha” demostrado por el pueblo hondureño –y de modo particular las mujeres y los jóvenes-, dijo que ya no se trata sólo de reclamar el retorno del presidente Zelaya, sino que se cumplan los proyectos políticos y sociales que estaban en marcha al momento del golpe militar.

    “El pueblo hizo suyos esos proyectos y eso no puede ser traicionado ahora por los líderes políticos”, enfatizó el diplomático tras enfatizar que fue precisamente “el pánico” de la oligarquía y los militares a los cambios sociales que estaban en marcha lo que los impulsó a dar el golpe militar.

    Al insistir en el carácter fascista del régimen de Micheletti, Elvir subrayó que los golpistas tienen ahora un problema adicional. “No sólo el repudio de la población y la comunidad internacional, sino también de algunos representantes de la propia oligarquía que ya comienzan a sentir las consecuencias del golpe”, precisó.

    Estos sectores –apuntó- rechazan la intransigencia mostrada por Micheletti para aceptar un arreglo negociado al conflicto, como quedó demostrado en la reciente visita de un grupo de cancilleres de la OEA que fueron a Honduras a promover un acuerdo que permitiera el retorno del presidente Zelaya.

    Dijo que con el rechazo a la propuesta y su insistencia a organizar las elecciones de noviembre próximo a pesar de la advertencia de la comunidad internacional de que no reconocerá a ninguna autoridad que salga de esos comicios, Micheletti lo que busca es perpetuarse en el poder con el apoyo de los militares.

    “Si no hay elecciones o no son reconocidas por la comunidad de naciones él seguiría por tiempo indefinido como jefe del régimen de facto”, puntualizó el diplomático, quien llamó a la solidaridad de todos los pueblos del mundo con la heroica lucha del pueblo hondureño para impedir que ello ocurra.

    author by AP Noticiaspublication date Fri Sep 04, 2009 03:49Report this post to the editors

    Washington, 3 sep (EFE).- Estados Unidos anunció hoy el fin de una "amplia gama" de ayudas a Honduras y la futura revocación de los visados de miembros del nuevo Gobierno, al tiempo que dijo que no reconocerá a quien gane las próximas elecciones presidenciales.

    El Departamento de Estado informó del endurecimiento de las sanciones contra Honduras poco después de la reunión que mantuvieron su titular, Hillary Clinton, y el presidente depuesto de ese país, Manuel Zelaya.

    El Departamento de Estado evitó, sin embargo, determinar formalmente si la acción del 28 de junio fue un "golpe militar", lo que tendría implicaciones jurídicas y económicas.

    Ian Kelly, portavoz de esa agencia, señaló en un comunicado el fin de una "amplia gama" de ayudas a Honduras debido al golpe de Estado llevado a cabo en ese país, las cuales solo se restablecerán cuando haya "un Gobierno democrático y constitucional" en el país.

    El Departamento de Estado no precisó el monto de la asistencia que se verá afectada, aunque en los últimos días se ha hablado de unos 200 millones de dólares.

    Clinton ya suspendió programas de ayuda poco después del golpe de estado, recordó Kelly.

    El portavoz explicó que la decisión se debe a la resistencia del Gobierno de facto a aceptar el Acuerdo de San José, que contempla la vuelta de Zelaya al poder, entre otros puntos, y el no restablecimiento del orden "constitucional y democrático" en Honduras.

    El Departamento de Estado ha reconocido en los últimos días estar sopesando si declarar que el derrocamiento de Zelaya fue un "golpe militar".

    Si bien hoy no se pronunció al respecto, Kelly dijo que en la expulsión de Zelaya de Honduras participaron "tanto los poderes legislativos y judiciales como las fuerzas armadas".

    No obstante, Kelly en todo momento habló de los hechos como un "golpe de estado".

    El Departamento de Estado también anunció que no reconocerá al ganador de los comicios presidenciales que tendrán lugar en noviembre en Honduras.

    "En este momento, no podríamos respaldar el resultado de las elecciones que están convocadas", dijo Kelly, quien pidió que el proceso negociador que coordina el presidente de Costa Rica, Óscar Arias, establezca el marco "de unas elecciones legítimas".

    "Las elecciones deben realizarse de forma libre, justa y transparente. No deben llevarse a cabo bajo la sombra de la duda y deben estar abiertas a todos los hondureños", afirmó el portavoz.

    Por último, el Departamento de Estado anunció que ha iniciado el proceso de revocación de los visados para entrar en Estados Unidos de miembros del nuevo Gobierno y sus aliados.

    Washington ya había suspendido la emisión de visados para la mayoría de los hondureños, como medida de presión.

    author by AP Noticiaspublication date Wed Sep 16, 2009 00:10Report this post to the editors

    GINEBRA (Reuters) - El Consejo de Derechos Humanos de la ONU impidió el martes al embajador de Honduras en Ginebra asistir a sus sesiones, tras determinar que representa a un Gobierno golpista que pocos países reconocen como legítimo.

    Por su parte, la Unión Europea amenazó con más sanciones si no encuentra una solución pacífica a la crisis provocada por el golpe de Estado contra el mandatario Manuel Zelaya, días después de que Estados Unidos revocara visas a decenas de funcionarios, incluyendo el presidente de facto, Roberto Micheletti.

    El embajador de Honduras para la ONU en Ginebra, José Delmer Urbizo, recibió la orden de dejar el auditorio de Naciones Unidas el lunes luego que estados latinoamericanos dijeron que representaba a un régimen "ilegal" y no al Gobierno de Zelaya, derrocado por el Ejército en junio.

    Alex Van Meeuwen, el presidente belga del Consejo de Derechos Humanos de 47 miembros, dijo a las delegaciones presentes el martes que el embajador hondureño no podrá regresar a las sesiones.

    "Recibí una carta ayer por la tarde, fechada el 20 de agosto, indicando que el representante permanente de Honduras en Ginebra no es el representante acreditado del Gobierno del presidente Zelaya", dijo Van Meeuwen.

    "Informé y consulté a las partes involucradas (...) y se tomaron las medidas apropiadas sobre el tema", agregó.

    Pero el Gobierno de facto de Honduras sigue firme en su posición de no aceptar un regreso de Zelaya y apuesta a que con las elecciones del 29 de noviembre se aliviarán las tensiones internacionales derivadas del golpe.

    "Sólo que vengan aquí a invadirnos (se revertiría la situación), es la única forma", dijo desafiante Micheletti al llegar a las celebraciones por el día de la independencia de Honduras, cuando partidarios del Gobierno de facto y de Zelaya marcharán por las calles de Tegucigalpa.

    "Por lo demás, pueden hacer lo que quieran, nosotros estamos firmes en nuestras posiciones y tenemos fe en Dios que esto después del 29 de noviembre se acaba", agregó.

    EUROPA PRESIONA

    La alta comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Navi Pillay, pronunció el discurso de apertura de las tres semanas de sesiones del Consejo en Ginebra un día más tarde por la disputa y la confusión en torno al tema de Honduras.

    Los ministros de Relaciones Exteriores de la UE reunidos en Bruselas dijeron en un comunicado que el bloque de 27 naciones seguirá restringiendo los contactos políticos con el Gobierno de facto.

    "Hasta que se encuentre un acuerdo pacífico, la UE seguirá lista para tomar más medidas restrictivas, inclusive centrándonos en aquellos miembros del Gobierno de facto que creamos que bloquean el progreso de una solución negociada", afirmó.

    Delmer Urbizo dijo el lunes que él y sus colegas de la misión hondureña en Ginebra iban a regresar después de las elecciones previstas para noviembre. Honduras no tiene poder de voto en el Consejo de Derechos Humanos pero aspira a ser observador de sus sesiones, como hacen muchos otros países.

    La Asamblea General de la ONU instó a sus miembros a no reconocer al Gobierno de facto de Honduras presidido por Roberto Micheletti.

    Estados Unidos ha recortado más de 30 millones de dólares de ayuda al empobrecido país centroamericano y revocado visas, pero Zelaya la exige mayores sanciones para lograr su restauración.

    author by AP Noticiaspublication date Wed Sep 16, 2009 01:25Report this post to the editors

    SAN JOSE (AP) - El presidente Oscar Arias, quien actúa como mediador en la crisis política de Honduras, dijo el lunes que conversará "francamente" con los candidatos presidenciales hondureños que son aguardados para el miércoles en la capital costarricense.

    Arias explicó en rueda de prensa que hasta el momento han confirmado su participación cuatro de los seis candidatos: Porfirio Lobo Sosa, del partido Nacional; Elvin Santos, del Liberal, Bernard Martínez, de Innovación y Unidad, así como Felícito Avila, del Partido Demócrata Cristiano.

    Está pendiente la respuesta de César Ham, del izquierdista Partido Unificación Democrática, y Carlos Reyes, candidato presidencial independiente de izquierda, aunque Arias manifestó que "es posible que confirmen en los próximos días" su viaje a Costa Rica.

    "La idea es conversar con ellos francamente en qué sentido tiene para un aspirante a la presidencia en Honduras ganar las elecciones si su futuro gobierno no va a ser reconocido por la comunidad internacional y continuarán las sanciones o incluso aumentar", como ocurre con el actual presidente de facto Roberto Micheletti.

    "Ellos son los más interesados en que el Acuerdo de San José se pueda implementar y poner en práctica porque eso legitimaría el proceso electoral y al triunfador y ese es el mensaje que yo les quiero transmitir", añadió al comentar que Honduras podría convertirse "en la Albania centroamericana, aislada del resto del mundo y no quisiera eso".

    En Tegucigalpa, Avila dijo que la reunión con Arias "tiene el propósito de afianzar la posición de quienes aspiramos a la presidencia en Honduras porque uno de los seis ganará las elecciones generales del 29 de noviembre... y el nuevo líder deberá resolver los problemas que nos aquejan".

    Arias reiteró que el presidente derrocado Manuel Zelaya debería estar en Honduras para cuando se realicen las elecciones con el fin de darles legitimidad, tema que trató durante una reunión con Craig Kelly, subsecretario adjunto de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental.

    "Vine para expresar el compromiso fuerte de parte de nuestro gobierno y la secretaria de Estado (Hillary) Clinton a la implementación del Acuerdo. Vemos como muy importante su rápida implementación para asegurar a la región el regreso al orden constitucional del país", expresó Kelly durante la conferencia.

    Apuntó que "apoyamos la iniciativa de Arias de reunirse con los candidatos porque pensamos que la mejor forma para lograr una elección reconocida internacionalmente es bajo el Acuerdo de San José, por eso estamos a favor de cualquier acción que pueda lograr los objetivos de ese acuerdo".

    Detalló que la región debe coordinar, por lo que el martes estará en Panamá para hablar del mismo tema, mientras otra funcionaria del Departamento de Estado también visita otras naciones. "La coordinación con nuestros amigos de Centroamérica es muy importante para implementar ese acuerdo".

    Arias también destacó que las medidas de presión se mantienen, mencionado especialmente el retiro de visas por parte de Estados Unidos y adelantó que la Unión Europea aplicaría acciones similares "en los próximos días".

    "A pesar de todas estas sanciones no se ha movido el gobierno de facto... vamos a explorar con quién habrá de suceder al presidente Zelaya, porque ellos son los más interesados en qué le sigue al futuro presidente", culminó Arias.

    author by AP Noticiaspublication date Tue Sep 22, 2009 22:21Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (AP) - El presidente hondureño derrocado Manuel Zelaya llegó a Tegucigalpa sigilosamente y cuando nadie lo esperaba, generando una nueva etapa en la crisis política de esa nación centroamericana.

    El lunes anunció su disposición a negociar con los golpistas que lo sacaron en pijamas el 28 de junio y lo expulsaron a Costa Rica, pero la respuesta del presidente de facto Roberto Micheletti fue pedir al gobierno de Brasil, en cuya embajada se encuentra Zelaya, que lo entreguen para someterlo a la justicia.

    Poco después de imponer un toque de queda de 15 horas vigente desde las 4 de la tarde del lunes, Micheletti ofreció en cadena de radio y televisión, acompañado de sus ministros, líderes empresariales y jefes militares y de policía, "respetar los derechos del señor Zelaya al debido proceso".

    Después amplió el estado de emergencia por once horas, de las 7 de la mañana a las 6 de la tarde del martes, y responsabilizó a Zelaya por los disturbios que su presencia cause en Honduras. En total serán 26 horas consecutivas de toque de queda.

    Micheletti dijo al canal 5 de televisión que daba por concluida la mediación del presidente costarricense Oscar Arias, la cual apoya Estados Unidos.

    "Al entrar a Honduras sin el acuerdo nuestro, Zelaya hizo fracasar el Acuerdo de San José... y Arias no tiene absolutamente nada que hacer en este conflicto", subrayó.

    Informó que Zelaya ingresó a Tegucigalpa "en un automóvil blindado de un amigo, procedente de Guatemala".

    El presidente salvadoreño Mauricio Funes dijo en rueda de prensa que Zelaya llegó el domingo al aeropuerto internacional de San Salvador para realizar una "escala técnica", pero que en ningún momento sostuvo un encuentro con él.

    Micheletti advirtió que el presidente destituido "debe pagar sus delitos. No hay otra salida... y la justicia dirá la última palabra". La fiscalía encausó a Zelaya por cuatro delitos.

    Dijo que el martes pedirá "respetuosamente" a Brasil que otorgue asilo a Zelaya o lo entregue a las autoridades hondureñas "porque ese señor le ha hecho mucho daño al pueblo al tratar de reelegirse y convertirse en dictador".

    Señaló que si Brasil "no le concede asilo (a Zelaya), no quiero hablar del futuro, de lo que vendrá. Si lo hace, entonces le deseamos a Zelaya un buen viaje (a Brasil) y que Dios lo bendiga".

    La cancillería de facto protestó previamente ante Brasil por recibir en su sede al mandatario derrocado.

    El canciller brasileño Celso Amorín dijo en Washington que su país no tuvo ninguna participación en la llegada de Zelaya a Honduras y que llegó a la embajada desarmado y junto a su esposa y advirtió que "si algo le pasa al presidente Zelaya o a nuestra embajada será una violación al derecho internacional".

    Zelaya dijo que intenta contactar al gobierno interino. "A partir de ahora empezamos a buscar el diálogo... hago un llamado a las fuerzas armadas para que no derramen sangre inocente", dijo en una entrevista telefónica con la AP.

    "Es hora de que bajen los fusiles", afirmó.

    Una declaración aprobada en reunión extraordinaria de la Organización de los Estados Americanos (OEA) exigió "a las autoridades de facto plenas garantías para asegurar la vida e integridad física del presidente Zelaya y un trato consecuente con su alta investidura, así como el retorno a la presidencia de la República".

    La secretaria estadounidense de Estado Hillary Clinton declaró que "es imperativo que el diálogo inicie, que haya un canal de comunicación entre el presidente Zelaya y el régimen de facto en Honduras".

    "También es imperativo que el retorno del presidente Zelaya no conduzca a ningún conflicto o violencia y que todos actúen de manera pacífica para intentar encontrar un espacio de coincidencias", añadió.

    Miles de partidarios de Zelaya hacían vigilia la noche del lunes afuera de la sede diplomática brasileña.

    El mandatario dijo a periodistas que el secretario general de la OEA José Miguel Insulza arribará el martes a Tegucigalpa para buscar una salida pacífica al conflicto.

    El ministro de Defensa de facto, Lionel Sevilla, anunció en rueda de prensa que los vuelos a Tegucigalpa quedaron suspendidos por tiempo indefinido en un aparente intento por evitar el ingreso de Insulza y de partidarios de Zelaya.

    Informó que Zelaya ingresó a Honduras, presuntamente procedente de Nicaragua, en un automóvil de una nación sudamericana, que especificó "no es Venezuela".

    Asimismo, se registraron cortes selectivos de la electricidad por varias horas específicamente en las zonas capitalinas donde operan el canal 36 de televisión y Radio Globo, que respaldan a Zelaya.

    Zelaya dijo a la AP que durante 15 horas utilizó varios transportes que lo llevaron por varias regiones del país, aunque evitó dar detalles, porque aseguró que recibió colaboración de distintas personas que de ser identificadas podrían ser dañadas.

    En una entrevista a canal 36 de televisión local, Zelaya instó a sus simpatizantes a congregarse el martes en Tegucigalpa "para rescatar al país".

    Pero el viceministro de Seguridad de facto, Mario Perdomo, dijo a la AP que "evitaremos cualquier movilización hacia Tegucigalpa porque hay controles en las carreteras a fin de no permitir el ingreso de gente que venga a crear problemas a la capital".

    author by AP Noticiaspublication date Tue Sep 22, 2009 22:24Report this post to the editors

    NUEVA YORK (AP) - Horas después de que el derrocado presidente hondureño Manuel Zelaya regresara a su país y fuera acogido por la embajada brasileña en Tegucigalpa, el presidente brasileño condenó el golpe de Estado en Honduras y habló en defensa de la democracia durante una cena en su honor en Nueva York.

    "No podemos aceptar más golpes de Estado", dijo Luiz Inacio Lula da Silva tras recibir el premio Woodrow Wilson al Servicio Público, en el hotel Waldorf-Astoria, en Manhattan.

    Lula dijo a los presentes durante una cena que no se puede reemplazar a un líder democrático por otro que ha orquestado un golpe de Estado, y defendió la consolidación de la democracia en Latinoamérica. Lula dijo muy brevemente a los periodistas que le recibieron en la cena que hablaría sobre el regreso de Zelaya el martes.

    El lunes Zelaya anunció su disposición a negociar con los golpistas que lo sacaron en pijamas el 28 de junio y lo expulsaron a Costa Rica, pero la respuesta del presidente de facto Roberto Micheletti fue pedir al gobierno de Brasil que entregue al líder depuesto para someterlo a la justicia.

    Lula señaló durante su discurso que Brasil "tiene una gran responsibilidad en Latinoamérica", al igual que Estados Unidos la tiene en Norteamérica.

    "Brasil tiene muchos vecinos en peor situación que nosotros", explicó. "No es bueno para nosotros el crecer sin nuestros vecinos".

    Lula también expresó la necesidad de más colaboración con Estados Unidos.

    "Llamé a Obama para decirle que podemos construir cosas juntos. Muy a menudo me parece que nuestros países se tienen cierta desconfianza mutua", dijo.

    El presidente brasileño ganó el premio por sus esfuerzos para erradicar la pobreza en su país y promover el desarrollo y la democracia. En un video mostrado a los presentes durante la cena, la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, destacó la "gran dosis de humanidad y sencillez" de Lula y el hecho de que América Latina es hoy mejor gracias a su gestión como presidente.

    El mandatario brasileño dijo que en su país se ha conseguido "lo que muchos consideraban imposible antes".

    "Los brasileños no se consideraban ciudadanos, no tenían autoestima", dijo Lula, refiriéndose al Brasil de hace décadas. "Hoy me enorgullezco de poder decir que de una vez por todas Brasil se ha convertido en un país con instituciones fuertes y democráticas".

    Lula describió este momento en la historia como "mágico" y aseguró que "nuestro país nunca volverá a los tiempos del descontrol, cuando dominaba la inflación".

    El presidente dijo que la crisis financiera global no se cebó con Brasil al igual que con otros países debido a que la nación ya había hecho grandes inversiones y se había preparado para los malos tiempos. El año que viene será aun más "prometedor" para Brasil, señaló Lula.

    El mandatario _ que viajó a Nueva York con motivo de la Asamblea General de las Naciones Unidas _ destacó la importancia de la educación y habló de crear un fondo que invertirá en la educación de los brasileños.

    Lula también describió su proyecto de ley para impedir el cultivo de caña de azúcar en la Amazonia y el Pantanal, dos grandes ecosistemas brasileños, como algo innovador a lo que se podrían sumar otros países.

    Esta fue la primera vez que el premio Woodrow Wilson al Servicio Público, entregado por el Woodrow Wilson International Center for Scholars, fue otorgado a un político.

    author by AP Noticiaspublication date Tue Sep 22, 2009 22:26Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (Reuters) - El depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, denunció el martes ataques de policías con bombas lacrimógenas a la embajada de Brasil en Tegucigalpa, donde se refugió tras volver sorpresivamente al país luego de casi tres meses del golpe que lo sacó del poder.

    Un testigo de Reuters dijo que efectivos policiales desalojaron por la madrugada a cientos de personas que manifestaban a favor de Zelaya en las afueras de la sede diplomática con bombas lacrimógenas, aunque no se conocen reportes de heridos.

    En Tegucigalpa hay toque desde el lunes y estará vigente hasta el martes por la tarde.

    "Están atacando la embajada de Brasil, con sonidos estridentes para enloquecer a la gente que está aquí, están atacando con bombas la embajada de Brasil", dijo Zelaya en declaraciones a Telesur.

    "Vine pacíficamente y desarmado, como usted lo ha visto, y hemos sido recibidos prácticamente a balazos, los he invitado al diálogo y nos contestan con metralletas, nos contestan tirando gas a la embajada para dispersar al pueblo, afectando, hiriendo con disparos", agregó.

    Dos bombas lacrimógenas cayeron dentro de la sede diplomática, de acuerdo con el testigo de Reuters.

    El retorno clandestino de Zelaya, a quien el Gobierno de facto pidió a Brasil entregarlo para apresarlo, agitó el fantasma de violentas protestas callejeras.

    Zelaya convocó a sus seguidores a acudir a la sede de la embajada de Brasil en la capital hondureña para manifestar e hizo un llamado a las fuerzas armadas de su país a respetar al pueblo.

    "La embajada está rodeada de policías y militares (...) prevengo actos de mayor agresión y violencia, que van a ser capaces de invadir hasta la embajada de Brasil", sostuvo Zelaya.

    El Gobierno de facto en una carta diplomática criticó el lunes por la noche a Brasil y responsabilizó al país sudamericano de eventuales hechos de violencia.

    author by marta - golpe de estado en Honduraspublication date Wed Sep 23, 2009 13:16author email carlita2157 at yahoo dot comauthor address tegucigalpa, hondurasauthor phone 99642479Report this post to the editors

    soy de tegucigalpa, la capital de Honduras y quiero denunciar a nivel mundial que la represion en nuestro pais esta haciendo estragos, los policias arremeten a punta de arma a el pueblo les estan disparando, pork estamos protegiendo nuestro derecho el articulo 3 de la constitucion dice que no debemos obediencia a un gobierno usurpador y que a llegado al poder por el poder de las armas, hoy, la policia entro a las casas de muchas personas, golpiandolas y haciendo daños, han matado muchas personas en las colonias, el pueblo esta saliendo a las calles y la ppolicia junto con las fuerzas armadas quitaron la energia electrica en la embajada de brasil, en la colonia palmira, a tres cuadras de la embajada norteamericana, nuestro presidente esta en la embajada de brasil y hay comentarios que ivan a quitar la luz para asesinar a nuestro presidente y decir que el se suicido, esto es en estos minutos, estoy escribendo lo que estoy escuchando en la radio , esto es una noticia de ultima hora, porfavor ayudennos estamos cumpliendo tres dias de toque de queda, la gente no puede salir de sus casas, pero salimos porque no debemos obediencia a esta gobierno.
    nuestro presidente tiene que estar protegido.
    espero la paz para mi amado pais.
    VIVA HONDURAS!

    author by AP Noticiaspublication date Fri Sep 25, 2009 05:07Report this post to the editors

    Tegucigalpa, 24 sep (EFE).- Al menos dos personas han muerto en Honduras en incidentes registrados después del regreso del depuesto presidente hondureño, Manuel Zelaya, confirmó hoy a Efe el portavoz del Ministerio Público, Melvin Duarte.

    Una de las víctimas es un hombre de 65 años que falleció "en un fuego cruzado" entre la Policía y seguidores de Zelaya en Tegucigalpa, y el otro un joven que murió de un balazo disparado por un policía por no atender la orden de detenerse en un retén en San Pedro Sula, 243 kilómetros al norte de la capital, indicó Duarte.

    Agregó que el Ministerio Público ya incoó la denuncia contra el policía en un tribunal de justicia de San Pedro Sula.

    "Fuera de estos dos", afirmó el portavoz, "no tenemos ningún otro caso, pese a lo que se dice", de que la cifra de muertos es superior e incluso podrían alcanzar los diez, según Zelaya.

    El anciano muerto en Tegucigalpa fue identificado como Francisco Alvarado, y el joven de San Pedro Sula como José Jacobo Perdomo, de 18 años, según fuentes policiales y judiciales.

    Perdomo murió ayer de un balazo del policía Denis Montoya, quien le disparó por no obedecer su orden de detenerse en un retén en la populosa colonia Rivera Hernández de San Pedro Sula, dijo a la prensa el jefe del Ministerio Público en esa ciudad, Rafael Fletes.

    Después del hecho, el agente entregó su pistola en la comisaría y se dio a la fuga, pero ya ha sido denunciado por homicidio, añadió el fiscal.

    El joven se trasladaba en una bicicleta y llevaba colgados al hombro unos zapatos de jugar al fútbol, según medios locales.

    En Tegucigalpa, Francisco Alvarado murió ayer a causa de una herida de bala que recibió en el abdomen el martes por la noche en medio de un enfrentamiento entre policías y seguidores de Zelaya en la colonia (barrio) Flor del Campo, en el oeste de la ciudad.

    Un hermano de la víctima, Wilfredo Alvarado, relató a la prensa que Francisco "estaba descansando en su casa y salió a tomar un refresco a una pulpería", pero "allí se armó la tirazón entre la Policía contra los manifestantes de la Flor del Campo".

    El anciano fue trasladado herido por la Policía al estatal Hospital Escuela, donde murió, según dijo a la prensa el portavoz policial, Orlin Cerrato.

    Al ser interrogado por los periodistas sobre si la familia sabe quién disparó contra Francisco Alvarado, su hermano respondió: "No".

    Cerrato aseguró que "son mentiras, son falsedades" que haya habido diez muertos durante los disturbios registrados en Tegucigalpa después del regreso de Zelaya al país, como afirmó ayer el depuesto presidente hondureño.

    "Es lamentable que se viertan este tipo de informaciones", añadió el portavoz policial.

    "Tengo información de más de diez personas que fueron asesinadas ayer", dijo Zelaya en declaraciones por teléfono a medios de comunicación, sin que hasta el momento sus seguidores ni las autoridades hayan confirmado esos decesos.

    Desde el regreso de Zelaya el lunes pasado, quien se encuentra en la embajada de Brasil en Tegucigalpa, sus seguidores han protagonizado disturbios y saqueos de negocios en algunos barrios y colonias de la capital, después de que policías y militares los desalojaran de los alrededores de la sede diplomática.

    Las autoridades locales registran al menos una veintena de heridos y decenas de detenidos por los disturbios y también por violar el toque de queda establecido desde el lunes y que fue levantado hoy.

    Zelaya fue detenido y expulsado del país por militares el pasado 28 de junio, y horas más tarde el Congreso nombró en su reemplazo a Roberto Micheletti, hasta entonces presidente del Legislativo.

    Related Link: http://espanol.news.yahoo.com/s/24092009/54/n-latam-hon....html
    author by Marcos Alemán - AP Noticiaspublication date Tue Sep 29, 2009 18:49Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (AP) - El gobierno de facto de Roberto Micheletti lanzó el lunes una invitación a un grupo de cancilleres latinoamericanos de la Organización de los Estados Americanos (OEA) para que llegue a Honduras el 7 de octubre a fin de impulsar una solución a la crisis política que agobia al país tras el derrocamiento del presidente Manuel Zelaya.

    El gobierno de facto también anunció durante el día que estudia la posibilidad de levantar las restricciones a las libertades individuales impuestas el domingo.

    En un comunicado, la cancillería de Micheletti afirmó que "se complace en invitar a la comisión de (avanzada) de funcionarios de la OEA para venir a partir del próximo viernes", con el objetivo que prepare la gira de los cancilleres.

    Lamentó asimismo lo que describió como "distorsiones" tras la medida de no permitir el ingreso de funcionarios de la OEA el domingo.

    Justificó esa disposición al señalar que "la Cancillería les solicitó que se abstuvieran de viajar a Honduras mientras estaban en marcha conversaciones entre actores políticos, empresariales y religiosos locales en la búsqueda de acuerdos que superen las diferencias en la forma que tradicionalmente lo han hecho los hondureños, sin interferencias foráneas".

    Poco antes el inspector chileno de la OEA, John Biehl, dijo a la AP que la misión de cancilleres llegaría entre miércoles y jueves, y que con ello se "facilitaría el diálogo entre las partes involucradas en el conflicto".

    "No se puede estar permanentemente con este odio... y hay una disposición de los líderes políticos de este país (que no identificó) para que el diálogo entre los hondureños fructifique muy pronto con resultados concretos", agregó.

    Luego de sostener prolongadas reuniones, el funcionario de la OEA dijo a la AP que "ha sido muy positiva toda la gente con la hemos conversado, ha sido extremadamente constructivo, están en ánimo de buscar una solución, quieren revertir esta situación en que está Honduras de estar excluido".

    Reveló que se reunió con Zelaya, "hablé con él y... (se mostró) extremadamente cariñoso, está muy contento de las rectificaciones que ha hecho la cancillería en relación a la misión de la Organización de Estados Americanos".

    Biehl fue el único funcionario de la OEA al que el gobierno de facto permitió ingresar el domingo a Honduras.

    Zelaya, refugiado desde hace una semana en la embajada de Brasil, denunció un clima de represión en Honduras después que el gobierno de facto suspendiera algunas libertades civiles y allanara una radio y una estación de televisión.

    Dijo que la policía "asaltó" la madrugada del lunes dos medios de comunicación afines, Radio Globo y canal 36 de televisión, y arrestó a su personal.

    En declaraciones telefónicas a la AP desde el interior de la embajada de Brasil, Zelaya dijo que "hay una represión brutal contra el pueblo".

    El ministro de facto de Información René Zepeda aseguró a la AP que "esos medios fueron sacados temporalmente del aire por hacer llamados al desorden". Agregó que no hubo arrestos.

    Alejandro Villatoro, dueño de Radio Globo y ministro sin cartera de Zelaya, afirmó a periodistas que "los soldados entraron por la fuerza (al local) y se llevaron todo el equipo. Esta es la muerte de la emisora y un atentado contra la libertad de expresión". Las oficinas de los dos medios están resguardadas por los militares.

    En la embajada brasileña se observó un reforzamiento de la seguridad con puestos de barricadas de cemento y más cantidad de militares y policías para "proteger la vida de la gente que está aquí, afuera y dentro de la embajada", según el jefe policial Danilo Orellana.

    El ministro de Defensa de Brasil descartó el envío de soldados de su país para proteger la sede diplomática.

    Micheletti suspendió el domingo por 45 días libertades individuales que permiten a las autoridades prohibir cualquier reunión pública, arrestar a la gente sin necesidad de una orden judicial y cerrar temporalmente los medios noticiosos que alteren "la paz y el orden".

    Pero el lunes anunció en rueda de prensa que estudia la posibilidad de levantar las restricciones luego que una comisión legislativa lo visitó para formularle una petición en torno al asunto.

    "Pido disculpas al pueblo por lo que ha ocurrido, pero eso se dio porque Zelaya insiste en llamar a la violencia al país... y no lo permitiremos", añadió.

    Indicó que solicitará el "consejo oportuno" de los otros poderes del Estado "para facilitar el diálogo nacional y que haya paz en Honduras".

    La policía impidió que miles de seguidores de Zelaya protestaran el lunes en Tegucigalpa al apostarse con camiones en ambos extremos de la calle donde se concentraron al sur de la ciudad.

    "Esto ocurrió en todo el país", dijo a la AP el líder campesino Rafael Alegría. "Por primera vez en tres meses nuestra gente no ha podido manifestarse, pero continuamos la lucha".

    Muchos manifestantes lucieron la boca tapada con cinta adhesiva en aparente alusión al cierre de canal 36 y Radio Globo.

    Pese a ello, decenas de zelayistas de la capital acudieron al entierro de su activista Wendy Elizabeth Avila, de 24 años, que murió hace dos días a causa de una crisis asmática causada supuestamente por los gases lacrimógenos que inhaló durante el desalojo el martes de los zelayistas en las afueras de la embajada brasileña.

    El movimiento a favor de Zelaya espera que la solución la crisis esté en manos de la OEA y del mediador, el presidente costarricense Oscar Arias.

    author by AP Noticiaspublication date Fri Oct 02, 2009 04:18Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (AP) - Las grietas entre los partidarios del gobierno golpista de Honduras parecían ahondarse el miércoles, cuando algunos líderes empresariales ablandaron su oposición a que se reintegre al depuesto presidente Manuel Zelaya, y ciertos legisladores amenazaron con revocar un decreto de emergencia que limita los derechos civiles

    Zelaya dijo el martes por la noche que estaba alentado por un plan propuesto por una influyente cámara empresarial de reintegrarlo en su cargo y acabar con la crisis.

    El plan incluye traer tropas extranjeras a Honduras para asegurar que si Zelaya regresa a la presidencia, cumplirá su parte de la propuesta de un mediador internacional para que se limiten estrictamente sus poderes.

    Los legisladores, entretanto, dejaron en claro que el Congreso revocará el decreto de seguridad de emergencia si el gobierno interino no lo hace, afirmó el martes Rigoberto Chang, un congresista del conservador Partido Nacional. El Congreso tiene el poder de suspender o modificar el decreto.

    La elite política y empresarial del país ha estado exhortando esta semana a Micheletti para que se reúna cara a cara con Zelaya, después de volverse cada vez más cansada con la turbulencia que ha paralizado Honduras. El líder izquierdista también ha indicado que está listo para romper el estancamiento.

    El presidente de facto Roberto Micheletti ha dicho que está de acuerdo en dar pasos atrás en relación con el decreto, a solicitud de los líderes del Congreso, pero no ha habido indicios claros en esa dirección.

    El miércoles, las fuerzas de seguridad desalojaron y detuvieron a 54 campesinos simpatizantes de Zelaya que habían tomado una oficina gubernamental en el centro de la capital desde el golpe de Estado del 28 de junio. Zelaya fue expulsado del país tras una disputa nacional por sus intentos de modificar la constitución.

    El gobierno interino ha estado cada vez más a la defensiva desde que Zelaya regresó furtivamente al país el 21 de septiembre y se refugió en la embajada brasileña.

    Micheletti insistió inicialmente en aplicar el decreto de emergencia para aplacar lo que calificó como llamados a la insurrección por parte de los partidarios del líder depuesto.

    Los políticos conservadores, sin embargo, han expresado su temor de que el decreto ponga en peligro la elección presidencial del 29 de noviembre, que ven como la mejor esperanza para que Honduras recupere el reconocimiento internacional. Las votaciones fueron programadas antes del golpe contra Zelaya, cuyo mandato presidencial vence en enero.

    Chang dijo que los principales legisladores conservadores ni siquiera fueron consultados sobre las medidas de represión.

    "Nos tomó por sorpresa", afirmó. "Nos asustó porque ellos no nos tomaron en cuenta en absoluto".

    Chang criticó el cierre el lunes, al amparo del decreto, de dos medios electrónicos de comunicación masiva que apoyaban a Zelaya, diciendo que tales decisiones podrían animar a los manifestantes, que han sido principalmente pacíficos, a volverse violentos.

    Adolfo Facussé, presidente de la Asociación Nacional de Industriales (ANDI), propuso durante el fin de semana que 3.000 soldados de naciones conservadoras sean enviados a Honduras si Zelaya es restaurado en su cargo. El martes dijo que esas tropas sean fuerzas de pacificación de Naciones Unidas.

    "Zelaya tendrían varios límites a su autoridad", afirmó Facussé, cuya asociación empresarial apoyó abiertamente el derrocamiento de Zelaya.

    A pesar de la disputa, no ha habido ninguna oleada de apoyo entre los legisladores para permitir que Zelaya regrese al poder, como han estado exigiendo gobiernos en todo el mundo.

    Facussé ha dicho que analizó partes del plan con Micheletti, incluyendo una propuesta para hacer que el presidente interino sea designado congresista vitalicio.

    Chang afirmó que los legisladores estaban abiertos a analizar cualquier propuesta para resolver el punto muerto político, sin importar cuán improbable pueda parecer. Opinó que no hay ninguna necesidad de tener tropas extranjeras en Honduras.

    Hasta ahora Micheletti se ha opuesto herméticamente a volver a poner Zelaya en la presidencia.

    author by AP Noticiaspublication date Tue Oct 06, 2009 02:32Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (AFP) - El depuesto Manuel Zelaya propuso este lunes al gobierno de facto hondureño firmar "de manera inmediata" el plan del mandatario costarricense Oscar Arias que establece su restitución a la presidencia, a fin de superar la crisis que sacude al país desde hace 100 días.

    Zelaya propuso "suscribir de manera inmediata el Acta de San José en el marco jurídico nacional e internacional con los otros poderes del Estado, con los testigos de honor de los cancilleres de la OEA", según un comunicado dado a conocer a la AFP por teléfono desde la embajada de Brasil.

    La embajada "proporciona el marco de seguridad nacional e internacional para la suscripción de estos acuerdos por ambas partes, donde se va a garantizar la transparencia y el respeto a la integridad física, los derechos constitucionales y la vida del presidente" depuesto, agregó.

    El gobernante de facto Roberto Micheletti admitió este lunes por primera vez la posibilidad de una restitución de Zelaya para destrabar la crisis política, luego de las elecciones del 29 de noviembre.

    Zelaya se refugia en la embajada de Brasil en Tegucigapla desde el 21 de setiembre, cuando regresó subrepticiamente a Honduras, de donde había sido expulsado por un golpe el 28 de junio.

    El comunicado de Zelaya coincidió con declaraciones de Micheletti en las que, por primera vez, admite la posibilidad de una restitución, en medio de un nuevo esfuerzo de la Organización de Estados Americanos (OEA).

    "Creemos que hay una razón para sentarse a dialogar que es la patria primero, la restitución es una aspiración del señor Zelaya que habría que escucharla ya con mejores planteamientos, con planteamientos legales", afirmó Micheletti en el canal 5.

    Sin embargo "esa decisión tendría que tomarla la Corte Suprema de Justicia", porque "no se puede restituir a un señor que tiene problemas legales", dijo Micheletti, refiriéndose a causas penales entabladas contra Zelaya por la fiscalía.

    author by AP Noticiaspublication date Tue Oct 06, 2009 02:44Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (AFP) - El gobernante de facto de Honduras, Roberto Micheletti, admitió el lunes por primera vez la posibilidad de una restitución del presidente Manuel Zelaya y anunció el inminente restablecimiento de las libertades civiles, en vísperas de un diálogo para superar la crisis.

    "Hay una razón para sentarse a dialogar, que es la patria primero; la restitución es una aspiración del señor Zelaya que habría que escucharla ya con mejores planteamientos, con planteamientos legales", afirmó en una entrevista con la televisión local.

    La negociación, que aún no contempla un cara a cara, comenzará formalmente esta semana -fecha aún no precisada-, bajo verificación de la Organización de Estados Americanos (OEA), con el fin de superar la crisis que provocó el golpe de Estado que hace 100 días derrocó Zelaya.

    En la embajada de Brasil en Tegucigalpa, su refugio desde que dejó el exilio y entró en secreto a Honduras hace dos semanas, Zelaya propuso este lunes a Micheletti firmar "de manera inmediata" en la sede diplomática el plan del presidente costarricense Oscar Arias, cuyo punto central es su retorno al poder.

    Micheletti había rechazado tajantemente hasta ahora la restitución, pero este lunes barajó esa opción siempre y cuando ocurra luego de las elecciones del 29 de noviembre, con lo quedaría cerrada la puerta a que Zelaya pretenda, como temen sus detractores, modificar la Constitución para mantenerse en el poder.

    "Si se dieran las elecciones en el país, transparentes, y elegimos al nuevo presidente, de ahí para allá se puede hablar de cualquier escenario, de cualquier solución", dijo el mandatario de facto.

    Zelaya y el Frente de Resistencia contra el Golpe de Estado, que lo respalda, habrían desistido de que una Asamblea Constituyente figure en un acuerdo -tema álgido en la disputa que llevó al derrocamiento-, y que se posponga para el próximo año.

    Según el depuesto presidente, la firma del acuerdo se realizaría "en el marco jurídico nacional e internacional con los otros poderes del Estado, con los testigos de honor" de la OEA.

    Cinco cancilleres, tres vicecancilleres y el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, llegarán el miércoles con la esperanza de que esta vez se resuelva la crisis política, tras varios intentos de encontrar una salida pacífica. quien

    Para abrir la negociación, el depuesto presidente había pedido al gobierno de facto que levante el estado de excepción y el cerco militar a la embajada de Brasil.

    "Es mi decisión derogar el decreto, pero la decisión la tomaremos con el Consejo de Ministros el día de hoy. Voy a solicitar (lo) respetuosamente", dijo Micheletti, quien accedió tras demandas de empresarios y políticos, y ante la condena de la comunidad internacional.

    El decreto restringió las libertades de movimiento, reunión y prensa, y bajo su amparo Micheletti sacó del aire a Radio Globo y al Canal 36, afines a Zelaya, así como también prohibió y reprimió manifestaciones masivas.

    Desafiando el decreto, los opositores al gobierno de facto, aglutinados en un frente nacional de resistencia, cumplieron este lunes 100 días de ininterrumpida lucha callejera, desde que Zelaya fue sacado por los militares del poder y del país el 28 de junio.

    Mientras tanto, la presión internacional continúa y este lunes el gobierno de Zelaya obtuvo el compromiso del FMI de respaldar la recuperación de la economía del empobrecido país centroamericano cuando vuelva la normalidad demócratica, según anunció en Estambul el exiliado gobernador del Banco Central, Edwin Araque.

    Como parte de las medidas de presión para el restablecimiento del orden constitucional, tanto países y bloques de países como Estados Unidos y la Unión Europea y organismos financieros internacionales, como el Fondo Monetario y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), congelaron a Honduras millonarios préstamos y ayudas.

    Pero Micheletti celebra de su lado, como muestra de apoyo, la visita de cuatro congresistas estadounidenses y la de este lunes de los republicanos Ileana Ros-Lehtinen, Lincoln Díaz Balart y Mario Díaz Balart, para apoyar la realización de elecciones en el convulsionado país.

    author by AP Noticiaspublication date Wed Oct 07, 2009 00:03Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (AP) - El gobierno de facto derogó el lunes el decreto que limitó los derechos civiles en Honduras y que impuso bajo el argumento de que el presidente derrocado Manuel Zelaya hacía llamados a una rebelión desde la embajada de Brasil, donde permanece recluido desde el 21 de septiembre.

    El presidente designado Roberto Micheletti afirmó durante una rueda de prensa, en la que participó la congresista norteamericana republicana de Estados Unidos, Ileana Ros-Lehtinen, que el decreto "queda derogado completamente".

    El decreto prohibió las reuniones de más de 20 personas, cerró medios de comunicación como Radio Globo y Canal 36, críticos a la gestión del gobierno de facto y permitió a las autoridades a mantener detenidos por más de 24 horas a los que consideraba generaban acciones terroristas y de sedición.

    Al preguntársele si esos medios recobraban de inmediato su frecuencia, Micheletti dijo que ahora ellos "tendrán que acudir a los tribunales para rescatar su derecho de estar en el aire".

    Al hacer un balance sobre los cien días de gobierno, Micheletti dijo que el país ha seguido adelante a pesar del conflicto. Y acusó al presidente de Venezuela Hugo Chávez de haber planificado una campaña en contra de su gobierno.

    "Ha sido difícil por la lucha montada de Hugo Chávez, lo señalo como de los hombres que ha tenido aquí montada una campaña de odio, una campaña de pleito entre los mismo hondureños", planteó. "Jamás habíamos visto actuaciones de quemar buses de quemar negocios como sucedió en días anteriores".

    Dijo que la decisión de ordenar el decreto, el 26 de septiembre, fue precisamente "porque teníamos conocimiento de que estaban planificando más de este tipo de conductas y no lo íbamos a permitir".

    La derogación del decreto entrará en vigencia el martes, cuando sea publicada en el diario oficial La Gaceta.

    Bajo ese decreto, medio centenar de campesinos fueron desalojados de una entidad agraria estatal la semana pasada que habían ocupado desde hacía tres meses. La policía mantenía bajo arresto a casi cuarenta de ellos.

    "Ahora suspenden el decreto, vamos a ver si liberan a los campesinos y si termina la represión del pueblo; si no se hace eso, es otro engaño mas", dijo Zelaya a Telesur al reaccionar sobre el decreto. "Si se restituye el radio y se libera a los campesinos, se abre Canal 36 y Radio Globo, entonces yo voy a creer que es una señal positiva", agregó.

    La congresista republicana Ros-Lehtinen, expresó su respaldo a Micheletti a quien llamó un hombre "honrado" y el "legítimo presidente" de Honduras y calificó las elecciones presidenciales del 29 de noviembre como una "oportunidad genuina" para resolver el conflicto. Y para que el gobierno del presidente Barack Obama "rectifique" su posición en torno al conflicto.

    Obama y muchos mandatarios mundiales se niegan a reconocer a Micheletti.

    Zelaya, derrocado por un golpe militar el 28 de junio, propuso el lunes a Micheletti firmar "de inmediato" el Acuerdo de San José que impulsa el presidente costarricense Oscar Arias.

    Señaló en un comunicado que la suscripción sería ratificada por los representantes de los otros dos poderes del Estado y como testigos de honor los cancilleres de la OEA (Organización de los Estados Americanos)".

    Dijo que la embajada de Brasil es "el marco de seguridad nacional e internacional para la suscripción de este acuerdo por ambas partes y garantiza transparencia e imparcialidad, lo mismo que respeto a la integridad física".

    El gobierno de facto se ha referido aún a la propuesta del mandatario derrocado.

    La OEA informó desde Washington que la delegación que llegará el miércoles estará integrada por el secretario general, los cancilleres de Costa Rica (presidente del SICA), Ecuador (presidente de la UNASUR), El Salvador, México y Panamá; los ministros de Estado para Relaciones Exteriores de Canadá y Jamaica (CARICOM); el viceministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, y los representantes permanentes ante la OEA de Argentina y Brasil.

    Además, acompañará a la Delegación el Secretario de Estado para Iberoamérica de España y un representante del Secretario General de la ONU.

    author by Ignacio Badal y Miguel Angel Gutiérrez - Reuterspublication date Wed Oct 07, 2009 00:06Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (Reuters) - El depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, dijo el lunes que desconfía del diálogo con el Gobierno de facto para una salida a la crisis y pidió que se abra la embajada brasileña, donde se encuentra recluido, para recibir tanto a partidarios como a opositores.

    Funcionarios del Gobierno de facto afirmaron que el miércoles -cuando arribe al país una misión de cancilleres de la Organización de Estados Americanos (OEA)- será instalado un diálogo nacional para buscar superar el conflicto, sin ofrecer mayores detalles de las delegaciones que participarían.

    "El diálogo al que ellos han convocado no le tengo ninguna confianza ni credibilidad, me parece que es un juego más al que la comunidad internacional no se debe prestar", dijo Zelaya en una entrevista telefónica con Reuters desde la representación de Brasil en Tegucigalpa.

    "Para que este diálogo sea efectivo (...) necesito hablar con mis opositores para encontrar el camino de la solución", agregó.

    Zelaya fue expulsado de Honduras hace 100 días en un golpe militar detonado por sus intenciones de cambiar la Constitución para permitir la reelección presidencial, igual que hizo antes su aliado el presidente venezolano, Hugo Chávez.

    El derrocado líder, atrincherado en la embajada brasileña desde que volvió clandestinamente a Honduras hace dos semanas para reclamar el poder, afirmó que su deseo es estar el menor tiempo posible dentro de la sede diplomática, donde también se encuentran su esposa y decenas de simpatizantes.

    "UNA BURLA", EL DECRETO

    El presidente de facto, Roberto Micheletti, dio marcha atrás el lunes a un controvertido decreto que restringía las libertades civiles, lo que elevó las expectativas respecto a un posible diálogo con Zelaya para acabar con la peor crisis que sacude a Centroamérica en décadas.

    Con el apoyo del decreto, cuya derogación se hará efectiva cuando se publique en los próximos días en el diario oficial, el Gobierno de facto cerró dos medios de comunicación aliados al presidente depuesto y disolvió manifestaciones.

    Zelaya calificó el lunes como una burla de Micheletti el anuncio de levantar la suspensión de libertades.

    "El decreto fue una trampa nada más para cancelar a los medios de comunicación que son opositores al régimen (...) No van a abrir esos medios de comunicación", agregó desde la legación brasileña, rodeada por un cerco militar que espera arrestar a Zelaya por acusaciones de violar la Constitución y de corrupción.

    Micheletti ha dicho que una posible salida a la crisis en el país podría alcanzarse con la renuncia de ambos a la presidencia y nombrando a un mandatario interino, lo que fue rechazado por Zelaya.

    "El que decide quién es el presidente de un país es la mayoría del pueblo, el señor Micheletti con qué propiedad habla en nombre del pueblo cuando fue una cúpula militar el que lo puso", dijo el derrocado presidente.

    Zelaya reiteró su propuesta de que sea firmado por las partes en pugna el "Acuerdo de San José", que plantea su restitución a la presidencia y la conformación de un Gobierno de unidad.

    El líder destituido incluso puso como condición suscribir este plan, propuesto por el presidente de Costa Rica, Oscar Arias, en la misma embajada brasileña, donde dijo que se siente a salvo de las amenazas de muerte que habría recibido.

    "Mi ánimo es alto y fuerte, a pesar de los riesgos que corro. Mi posición es estar el menor tiempo posible (en la embajada). Mis planes son tener una lucha abierta y democrática, y revertir esto en el menor tiempo posible", acotó.

    author by AFPpublication date Wed Oct 07, 2009 04:34Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (AFP) - Una misión de cancilleres de la OEA llegará el miércoles a Honduras para abrir un diálogo con el que se intentará superar la crisis política, en medio de incertidumbre y pese a la desconfianza entre el presidente depuesto, Manuel Zelaya, y el gobierno de facto.

    Seis cancilleres de la región, tres vicecancilleres y el secretario general de la la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, tendrán el reto de conciliar posiciones antagónicas en el punto medular: el retorno al poder de Zelaya, depuesto en un golpe de Estado el 28 de junio.

    Refugiado en la embajada de Brasil en Tegucigalpa desde hace dos semanas, Zelaya pide la firma del Acuerdo de San José, que establece su restitución, mientras el presidente de facto, Roberto Micheletti, busca un camino que la evite y trata de ganar reconocimiento internacional para las elecciones del 29 de noviembre.

    Zelaya afirmó este martes en un comunicado que desconfía de un diálogo con el gobierno de facto y añadió que "la gran obstinación de no entregar el poder al legítimo presidente pone en peligro" las elecciones y profundizará la crisis política.

    Pero el mandatario de facto admitió el lunes por primera vez la posibilidad de una restitución después de las elecciones, a fin de asegurarse que Zelaya no intentará -como teme- cambiar la Constitución para mantenerse en el poder.

    Cediendo a la presión internacional y a las demandas internas -incluso de sus aliados-, Micheletti derogó el lunes el decreto con el que restringió el 27 de septiembre las libertades de reunión, asociación y prensa, al amparo del cual sacó del aire a Radio Globo y Canal 36, críticos del gobierno de facto.

    Pero Zelaya y sus seguidores interpretaron la decisión como una "burla" porque continúan cerrados los dos medios, se mantienen en prisión decenas de opositores al golpe y la represión de las manifestaciones.

    "Esperemos que el diálogo sea mañana, no piensen que lo estamos evitando. Para nada. (...) pero es necesario que haya condiciones", comentó el asesor de Zelaya, Carlos Reina, al demandar también el levantamiento del cerco militar a la embajada.

    El cruce de mensajes, un día conciliatorios y otro inflexibles, creó un clima de gran incertidumbre sobre el desenlace de 100 días de crisis por el golpe, la peor en décadas en la convulsa Centroamérica y que mantiene dividido a este empobrecido país de más de siete millones de habitantes.

    En víspera de la llegada de los cancilleres se agilizaron este martes las reuniones de funcionarios de la OEA, empresarios, dirigentes de la resistencia al golpe y candidatos políticos.

    "Hay una gran apertura de las partes, el ambiente es mucho más positivo. La OEA lo que hará será respaldar un acuerdo entre hondureños. No viene a imponer nada", afirmó el asesor de Insulza, John Biehl, quien bajo hermetismo lleva a cabo este martes encuentros con diversos sectores.

    Aunque aún no está previsto un encuentro directo entre Micheletti y Zelaya, sus representantes negociarían una agenda basada en el Acuerdo de San José, el plan del presidente costarricense Oscar Arias, que apoya la OEA y la comunidad internacional.

    "Estamos trabajando muy duro para alcanzar un acuerdo en Honduras que permita llevar adelante las elecciones", dijo este martes la secretaria de Estado, Hillary Clinton, al reiterar el apoyo de Washington al plan de Arias.

    Desde Estocolmo, el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula Da Silva, insistió el martes en que la solución al conflicto pasa porque Micheletti deje el poder y permita el retorno de Zelaya.

    Parlamentarios europeos que se reunieron el lunes con candidatos a la presidencia les manifestaron la necesidad de la restitución de Zelaya para que las elecciones se desarrollaran con normalidad, lo que molestó a varios políticos.

    author by AP Noticiaspublication date Thu Oct 08, 2009 17:08Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (AP) - Delegados del presidente de facto Roberto Micheletti y del depuesto mandatario Manuel Zelaya acordaron revisar el acuerdo de San José como primer punto de una agenda que seguirán desarrollando el jueves, al término de una primera reunión instalada bajo el respaldo de la OEA en busca de una salida a la crisis política que agobia a Honduras.

    El acuerdo de San José fue impulsado por Costa Rica e incluye en su primer punto la restitución de Zelaya.

    "La agenda gira alrededor de la revisión del acuerdo de San José", dijo a la AP Vilma Morales, ex magistrada de la Corte Suprema de Justicia y uno de los tres representantes de Micheletti en la mesa de diálogo instalada el miércoles, la cual contó con la presencia del secretario general de la Organización de los Estados Americanos, así como de cancilleres del hemisferio y funcionarios del gobierno de Estados Unidos y de las Naciones Unidas.

    La mesa de diálogo está conformada por tres representantes tanto de Zelaya como de Micheletti. Al término de la primera reunión las partes acordaron una agenda simple de tres puntos: La aprobación del acuerdo de San José, el nombramiento de una comisión para la adecuación de las reformas propuestas, y propuestas y procedimientos para un nuevo pacto social y político en Honduras, explicó a la AP Juan Barahona, quien representa al Frente de Resistencia contra el Golpe de Estado, el cual demanda la restitución de Zelaya.

    Barahona explicó que el jueves las pláticas se centraran en el acuerdo de San José.

    "Para la discusión de mañana (jueves) se centrará en el punto uno del acuerdo, que es la restitución de Zelaya. Ellos (los delegados de Micheletti) quieren discutir al acuerdo de atrás hacia adelante, nosotros insistimos en discutirlo en orden", apuntó.

    Aparte de la agenda, los negociadores acordaron la metodología de las negociaciones en la que quedó establecido "llevar un proceso totalmente democrático de diálogo, que permita que la sesión sea moderada, coordinada, alternadamente entre los miembros", dijo por su parte Morales.

    Durante la instalación de la mesa de diálogo, el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, pidió que en las conversaciones se consideraran los puntos del acuerdo de San José, planteado hace dos meses en Costa Rica.

    Y destacó del acuerdo cinco puntos principales para el diálogo. Así, instó a los negociadores a buscar un consenso sobre el restablecimiento de Zelaya en el cargo y que pueda completar normalmente su periodo de cuatro años el 27 de enero a fin de entregar el mando al vencedor de las elecciones generales del 29 de noviembre.

    Los otro cuatros restantes son la formación de un gobierno de unidad, garantías de que Zelaya no exigirá iniciativas para reformar la constitución, amnistía por delitos políticos y los mecanismos de supervisión internacional.

    Luego de la instalación de la mesa de diálogo, la misión de la OEA se trasladó a la casa presidencial, donde se reunió con Micheletti. Posteriormente se desplazaron a la embajada de Brasil, donde se encuentra refugiado Zelaya desde que llegó inesperadamente a Honduras el 21 de septiembre.

    Micheletti le reclamó a la OEA el haberlo condenado, apresuradamente, según dijo, y le suplicó que reconozca las próximas elecciones y suspenda las sanciones contra Honduras, poco después que se iniciara un diálogo entre sus delegados y los de Zelaya en busca de una salida a la crisis.

    "Por favor, les suplico, no sean malos y (no) dejen a nuestro país sin reconocerle las elecciones... este es un país noble, bueno, que no merece que ustedes hayan cerrado las ayudas financieras a Honduras", dijo Micheletti en una efusiva declaración ante Inzulsa y la delegación de cancilleres.

    En la presidencia Micheletti le dijo a los diplomáticos: "ustedes no saben la verdad o no quieren saberla... no quieren saber lo que pasó antes del 28 de junio".

    El presidente de facto aseguró a la misión de la OEA que "las elecciones se realizarán y la única forma de detenerlas es que nos invadan, que nos ataquen (del exterior)... y si soy obstáculo (para el diálogo) me hago a un lado, pero exijo que este señor (Zelaya) también se haga a un lado".

    Mientras se instalaba la mesa de negociación, la policía antimotines lanzaba gases lacrimógenos a unos 200 manifestantes que protestaban en la embajada de Guatemala, donde un grupo de indígenas hondureños busca asilarse por aducir que son perseguidos por las autoridades.

    La crisis en Honduras estalló el 28 de junio cuando Zelaya fue derrocado por los militares que lo expulsaron del país tras intentar modificar la constitución. El Congreso nombro a Micheletti como gobernante, quien sostiene que no hubo golpe de Estado sino una sucesión presidencial.

    author by Frank Jack Daniel - Reuterspublication date Tue Oct 13, 2009 22:51Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (Reuters) - Muertes sospechosas. Palizas. Disparos policiales al azar.

    La vida bajo el Gobierno de facto de Honduras a veces parece un espejo del oscuro pasado de regímenes militares de América Latina.

    En los tres meses desde que militares sacaron del poder al presidente izquierdista Manuel Zelaya y lo expulsaron de Honduras en pijamas, grupos de derechos humanos internacionales y locales dicen que las fuerzas de seguridad han perpetrado una sucesión de abusos.

    Esos grupos han relacionado al menos 10 muertes con el régimen de facto que encabeza Roberto Micheletti, quien asumió la presidencia tras el golpe de Estado del 28 de junio.

    El Gobierno de Micheletti admite que tres personas han muerto en protestas.

    El grupo de derechos humanos Amnistía Internacional dijo el mes pasado que crece el riesgo de que Honduras se convierta en un Estado sin ley, donde la policía y los militares actúan sin importarle los derechos humanos.

    La represión a las protestas contra el golpe aumentó luego de que Zelaya retornó al país el 21 de septiembre y se refugió en la embajada de Brasil en Tegucigalpa, tras llamar a sus seguidores a que tomen las calles.

    El grupos de derechos humanos Comité de Familiares de Detenidos y Desaparecidos en Honduras (Cofadeh) dijo que hay varios informes de policías disparando armas en áreas pobres de la capital.

    Algunos disparos ocurrieron durante los toques de queda nocturnos que aplicó el gobierno de Micheletti.

    Cuando el desempleado Angel Manuel Osorio violó el toque de queda para salir y pedir prestado dinero para un tratamiento médico que necesitaba su mujer embarazada, su hijo de 13 años, Angel David, fue herido en la espalda porque un policía disparó desde una motocicleta.

    "Cuando veníamos para la casa venía una patrulla haciendo disparos, una bala le impacto a él", dijo Osorto. "Gracias a Dios que está vivo", afirmó.

    Angel David estuvo en coma por tres días.

    Esa misma noche, un seguidor de Zelaya murió por disparos. Otros cinco fueron hospitalizados por heridas de bala.

    El toque de queda fue levantado en Honduras, pero Micheletti ha dispuesto un decreto de emergencia que permite que la policía y el Ejército repriman las protestas. Lo que hacen sin dudar, lanzando gases lacrimógenos en cualquier demostración pequeña.

    El jefe de la policía de Tegucigalpa, Leandro Osorio, negó que haya habido abusos y dijo que los grupos de derechos humanos con inclinaciones izquierdistas están parcializados a favor de Zelaya.

    "Ellos van a decir que hay un montón de heridos en el hospital, pero no es cierto", dijo a Reuters.

    ATAQUE CON GAS LACRIMOGENO

    Honduras no sufrió el mismo nivel de violencia patrocinada por el Estado que otras naciones de Sudamérica que estaban bajo régimen militar, o como sus vecinos Guatemala y El Salvador durante las guerras civiles de la década de 1980.

    Pero la experimentada activista de derechos humanos Bertha Oliva dijo que en algunos casos la situación está peor ahora.

    "Antes escondían a los muertos, ahora el Ejército es más impune que nunca. Lo hacen en público, están desafiando todos los principios de los derechos humanos", dijo Oliva, quien junto con su esposo fundó el grupo de derechos Cofadeh.

    Dos días después del regreso de Zelaya, la policía disparó gas lacrimógeno dentro de las instalaciones del comité, en donde unas 150 personas estaban reunidas para reportar agresiones de militares y la policía al dispersar a manifestantes en las calles de la capital hondureña.

    La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, con sede en Washington, condenó el ataque, pero también dijo que hubo algunos casos de violencia de los manifestantes en contra tanto de personas como de propiedades.

    "La situación de derechos humanos en Honduras ha empeorado sustancialmente en la medida en que los controles y las medidas de represión de la protesta aumentaron de manera exponencial", dijo a Reuters la presidenta de la comisión, Luz Patricia Mejía.

    Una estudiante de medicina de 22 años, quien declinó ser nombrada, dijo que ella y otros miembros de su grupo izquierdista pro zelayista han recibido amenazas por mensaje de texto vía teléfono celular. Uno de los mensajes decía: "El mejor comunista es el comunista muerto".

    La estudiante dijo la semana pasada que hombres armados y enmascarados trataron de obligarla a subir a un auto negro, con vidrios oscurecidos. Ella escapó, pero se rompió un ligamento del brazo al forcejear por soltarse.

    "La idea fue torturarme para conseguir toda la información sobre la organización, de esto estoy segura", dijo la estudiante, aún con el brazo escayolado y con grandes ojeras.

    author by AFPpublication date Fri Oct 16, 2009 03:34Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (AFP) - Negociadores del derrocado presidente de Honduras, Manuel Zelaya, y del gobernante de facto Roberto Micheletti intentaban llegar a un acuerdo este jueves cuando vence el plazo dado por el mandatario depuesto para resolver su retorno al poder.

    Ambas partes definían si corresponde al Congreso o a la Corte Suprema decidir si habrá restitución, tras haber rechazado Micheletti el documento consensuado por los negociadores la víspera que dejaba, por iniciativa de Zelaya, esa potestad al Legislativo, revelaron a AFP fuentes cercanas a la negociación.

    "Están pidiendo que sea el Congreso el que determine si él puede regresar o no, pero éste es un asunto legal, definitivamente es la Corte Suprema de Justicia", dijo el miércoles Micheletti.

    En el golpe de Estado del 28 de junio, la Corte Suprema ordenó el arresto de Zelaya bajo acusación de 18 delitos -incluidos abuso de autoridad y corrupción- y el Congreso, presidido por Micheletti, nombró al gobernante de facto.

    Las fuentes dijeron a AFP que los delegados habían convenido que se acataría el mandato del Congreso, donde habría habido una recomposición de fuerzas que motivó la iniciativa de Zelaya y el rechazo de Micheletti.

    Sin querer entrar en detalles, Zelaya afirmó a AFP que "si hay cambio en el texto se vuelve a la mesa y se vuelve a discutir", pero no reveló lo que hará si se cumple el plazo (a las 06H00 GMT del viernes) que impuso para terminar la negociación sin resolver el conflicto.

    "Reitero mi disposición al diálogo y mi desconfianza en el régimen de facto", dijo Zelaya en la embajada de Brasil, donde está refugiado desde que volvió del exilio al país sorpresivamente el 21 de septiembre.

    Hasta ahora, el presidente de facto se ha negado a devolver el poder a Zelaya, como reclama la comunidad internacional, que ha presionado congelando créditos y cooperación económica, y aislando diplomáticamente a este país de 7,6 millones de habitantes, el tercero más pobre del continente.

    Zelaya, de 57 años, exige ser restituido en la presidencia antes de las elecciones del 29 de noviembre para cumplir su mandato que concluye el 27 de enero.

    Las negociaciones reiniciaron en un ambiente de hermetismo y palpable tensión en el hotel sede del diálogo, en cuyas afueras comenzaron a agruparse los seguidores de Zelaya para presionar la restitución como una salida a la crisis política.

    La restitución de Zelaya es el tema central del Acuerdo de San José, propuesto por el presidente costarricense y Premio Nobel de la Paz, Óscar Arias, que sirvió de base a las negociaciones, supervisadas por una misión de la Organización de Estados Americanos (OEA).

    Los delegados acordaron hasta el momento un gobierno de unidad, la renuncia de Zelaya a convocar una Asamblea Constituyente, la comisión verificadora del pacto y no adelantar las elecciones ni aplicar amnistía.

    Además, acordaron traspasar el mando de los militares al tribunal electoral previo a los comicios y pedir revocatoria de las sanciones que impuso la comunidad internacional tras el golpe.

    Los seguidores de Zelaya están pesimistas y acusan a Micheletti, en tanto que una alianza de organizaciones civiles que apoyan al gobernante de facto insisten en que la restitución "está fuera de orden, fuera de la Constitución y las leyes", afirmó su portavoz, la esposa del ministro de Exteriores del gobierno de facto, Carlos López.

    Los militares, que expulsaron del país a Zelaya, estimaron que la crisis estaba llegando a su final, pero están evaluando los riesgos de las propuestas de arreglo, afirmó el miércoles el máximo jefe militar del país, general Romeo Vásquez.

    Las negociaciones se llevan a cabo en día feriado debido a la clasificación de Honduras el miércoles al Mundial Sudáfrica 2010, un bálsamo para su población, agotada de la crisis.

    Esta es la segunda vez que Honduras acudirá a una cita mundialista, después de su participación en España-1982, y las celebraciones llegaron hasta la madrugada de este jueves, decretado feriado nacional por Micheletti por el pase a Sudáfrica.

    author by Adriana Barrera e Inés Guzmán - Reuterspublication date Tue Oct 20, 2009 22:42Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (Reuters) - Las negociaciones para tratar de zanjar la crisis política en Honduras entraron en un punto muerto, en medio de acusaciones cruzadas entre el Gobierno de facto y el equipo del depuesto presidente Manuel Zelaya de entorpecer el diálogo.

    El estancamiento se produjo después de que los delegados de Zelaya rechazaran una propuesta del Gobierno de facto del presidente Roberto Micheletti de que sean los negociadores quienes decidan sobre la restitución del depuesto mandatario considerando informes de la Corte Suprema y el Congreso.

    Así, la búsqueda de una salida negociada a la crisis desatada por el golpe de Estado de finales de junio a través de una mesa de diálogo que se había puesto en marcha a inicios de este mes quedó seriamente comprometida.

    "El diálogo está en estado de relativo estancamiento. Micheletti no ha demostrado voluntad política. Usa el diálogo como mecanismo de distracción para ganar tiempo. Pone en práctica maniobras dilatorias, propuestas inadmisibles y en algunos casos provocadoras y hasta insultantes", afirmó en conferencia de prensa Víctor Meza, negociador de Zelaya.

    El diálogo se reanudó poco después de la visita de una misión de cancilleres de la Organización de Estados Americanos (OEA) a inicios de mes sobre una propuesta del presidente de Costa Rica, Oscar Arias, que tiene a la restitución al poder de Zelaya como parte medular.

    Más temprano el lunes, el Gobierno de facto acusó a Zelaya de "insurrección" por haber pedido el fin de semana a la OEA endurecer las medidas contra el régimen, mientras que líderes izquierdistas de Latinoamérica y el Caribe agrupados en la ALBA pidieron más sanciones económicas contra Micheletti.

    "Esta conducta, es a todas luces incongruente dentro del contexto de lo acordado en la mesa de diálogo y contradice la petición de la OEA como facilitador del mismo", dijo el Gobierno de facto en un comunicado.

    Con el reloj corriendo para los comicios presidenciales de noviembre, ambas partes habían logrado avances sustanciales en las negociaciones, pero no lograron superar sus diferencias sobre el crucial punto de la restitución de Zelaya.

    SIN MAS REUNIONES

    Meza dijo que no se volverían a sentar a la mesa con los delegados de Micheletti a menos que tengan una propuesta "seria y constructiva", y solicitó un nuevo pronunciamiento de la OEA en su reunión de esta semana.

    Zelaya lamentó el estancamiento de las negociaciones, al tiempo que llamó a sus seguidores a no bajar la guardia destacando que no abandonaría el diálogo.

    Consultado por Reuters acerca de qué rumbo tomará tras el revés en las conversaciones, Zelaya dijo que no abandonaría la embajada de Brasil en Tegucigalpa, en la que se encuentra desde que regresó sorpresivamente al país hace casi un mes.

    "Yo salgo de una habitación y llego a otra habitación hasta que lógicamente logremos establecer algún mecanismo para lo cual he venido aquí a la embajada", señaló el depuesto mandatario, quien sería detenido en caso de salir de la sede diplomática pues enfrenta una serie de acusaciones.

    Micheletti ha dicho que Zelaya debe rendir cuentas ante la justicia por violar la Constitución con un intento de allanar el camino para la reelección presidencial.

    En un gesto de mayor flexibilidad, el Gobierno de facto publicó el lunes temprano un decreto que revoca restricciones a las libertades de prensa, asociación y circulación, una decisión que ya había sido anunciada a principios de octubre pero no había sido concretada.

    En medio de este escenario sin resolver, se acercan las cruciales elecciones presidenciales del 29 de noviembre, convocadas antes del golpe de Estado y a las que Micheletti apuesta para dejar atrás la crisis.

    Pero casi toda la comunidad internacional ha dicho que no reconocerá al ganador de la contienda mientras Zelaya no sea restituido.

    Tras la destitución de Zelaya, la OEA y organismos financieros internacionales cancelaron ayuda económica importante para la nación centroamericana, una de las más pobres de la región.

    A unos pocos metros del hotel donde los negociadores intentaron acercar sus posiciones, unos 50 partidarios de Zelaya se reunieron para insistir en la restitución de su líder, bajo la mirada de policías desde la acera de enfrente.

    "Yo creo que hay que tener esperanzas pero pienso que Micheletti sólo quiere ganar tiempo", afirmó el médico Arnaldo Pagoada, un seguidor de Zelaya que participó de la protesta.

    author by AFPpublication date Wed Oct 21, 2009 02:46Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (AFP) - A casi cuatro meses del golpe de Estado en Honduras, el diálogo para superar la crisis política entró en un impasse que acorta al régimen de facto el camino a las elecciones, ante lo que el derrocado Manuel Zelaya pidió más auxilio internacional.

    Zelaya espera un pronunciamiento del Consejo Permanente de la OEA, que se reúne el miércoles en Washington, sobre el "estado de obstrucción" y "estancamiento" de 13 días de pláticas con un gobierno de facto que se niega a toda costa a reinstalarlo en el poder.

    Sus negociadores rechazaron por estimarla "insultante" la última de varias propuestas del régimen de Roberto Micheletti según la cual la mesa de diálogo decidirá la restitución tras consultar a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y el Congreso.

    "Es una manipulación, un juego, una nueva bofetada del régimen al mundo", dijo a la AFP el mandatario, quien señalo que aceptar las ofertas del gobierno de facto equivale a negar que hubo un golpe de Estado el 28 de junio.

    Zelaya, que anunció permanecerá en la Embajada de Brasil donde se refugia desde que volvió en secreto del exilio hace cuatro semanas, sostiene que su restitución para acabar su mandato el 27 de enero es asunto político por lo que la decisión corresponde al Congreso.

    No obstante, Vilma Morales, negociadora de Micheletti, opinó que "antes de tomar una decisión" es necesario consultar a la CSJ, que acusa a Zelaya de 18 delitos como traición a la patria por intentar cambiar la Constitución con el supuesto fin de reelegirse.

    Los delegados de Micheletti se declararon a la espera de un nuevo llamado de la contraparte a las pláticas supervisadas por la OEA, pero Víctor Meza, negociador de Zelaya, asegura que no volverán mientras no haya una propuesta "seria".

    El régimen gana tiempo en su apuesta por las elecciones del 29 de noviembre como solución a la crisis, tras varios diálogos frustrados promovidos por la OEA y el presidente costarricense Oscar Arias, gestor del 'Acuerdo de San José' en que se basa el diálogo.

    Apoyado por los empresarios, los militares y los partidos Liberal y Nacional, que se alternan el poder, Micheletti resiste al aislamiento y la presión internacional.

    Estados Unidos, mercado del 50% de las exportaciones hondureñas, suspendió visas al régimen y, al igual que la Unión Europea y organismos mulilaterales, congeló créditos.

    La comunidad internacional se niega a avalar los comicios bajo un gobierno de facto, pero Micheletti, político liberal de larga data y empresario del transporte de 66 años, está convencido de que acabará reconociéndolos.

    "Dejamos la ventana abieta al diálogo pero alertamos al mundo del fraude electoral que se avecina", dijo Zelaya, maderero y ganadero liberal de 57 años, que en su gobierno se alineó con países latinoamericanos de izquierda reunidos en el ALBA, como Venezuela, Nicaragua, Cuba y Bolivia.

    Mientras la solución negociada parece más lejana, el gobierno de facto y sus aliados agitan el fantasma de la violencia, aprovechando la reciente afirmación del presidente nicaragüense Daniel Ortega, de que el movimiento de resistencia al golpe se está "armando".

    En un comunicado, el régimen acusó a Zelaya de promover la "insurrección" y rechazó las "amenazas" de los mandatarios del ALBA que acordaron en una cumbre en Bolivia sanciones económicas y comerciales.

    "Seguiremos en las calles exigiendo pacíficamente el retorno de Zelaya y el cambio de la Constitución. Sin restitución, no hay elecciones. Vamos a luchar para que no se realicen porque sería aceptar el golpe", anunció Juan Barahona, líder de la resistencia.

    Honduras, que ostenta el triste récord de 125 golpes en 150 años de independencia y el tercer puesto entre los más pobres de América (más de 60% de sus 7,6 millones de habitantes), sufre una profunda fractura de su sociedad tras la crisis.

    Y aunque el régimen levantó el lunes de hecho restricciones a las libertades civiles y reanudaron transmisiones dos medios opositores, la violación a los derechos humanos es tema de fuerte preocupación dentro y fuera del país.

    author by AP Noticiaspublication date Thu Oct 22, 2009 05:35Report this post to the editors

    WASHINGTON (AP) - Estados Unidos revocó las visas personales de un número no revelado de autoridades del gobierno de facto de Honduras, informó el miércoles el Departamento de Estado.

    La portavoz Gini Staab se negó a informar los nombres de los funcionarios cuyas visas fueron anuladas ni cuántos fueron.

    Fue la tercera ronda de visas canceladas desde que un golpe de Estado a fines de junio derrocó al presidente electo Manuel Zelaya para reemplazarlo por Roberto Micheletti. La primera ronda involucró visas especiales sólo para funcionarios, pero Staab dijo que las dos más recientes fueron visas personales.

    Zelaya está refugiado actualmente en la embajada de Brasil en Tegucigalpa, mientras representantes de los dos hombres negocian una forma de salir del atolladero político.

    Zelaya fue depuesto y mandado al exilio en Costa Rica el 28 de junio, después que desafió una orden de la Corte Suprema para que cancelara sus planes de un referéndum encaminado a modificar la Constitución a fin de que permitiera la reelección presidencial. El mandatario derrocado regresó furtivamente a Honduras el 21 de septiembre y halló refugio en la embajada brasileña.

    El gobierno del presidente Barack Obama quiere que Micheletti deje el poder y restaure el gobierno constitucional.

    Mientras el Departamento de Estado actuaba el miércoles, los miembros del Supremo Tribunal Electoral de Honduras acudieron al Capitolio estadounidense para exhortar a Estados Unidos a que apoye las elecciones programadas para el mes próximo, como un medio para acabar con la crisis política.

    Tres miembros del tribunal se reunieron con legisladores estadounidenses.

    El magistrado David Matamoros Batson dijo que el tribunal, no el gobierno, está a cargo de las elecciones. Dijo que las autoridades electorales son independientes y responsables de organizar comicios libres y justos.

    author by AFPpublication date Sat Oct 24, 2009 02:12Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (AFP) - La delegación del gobierno de facto de Honduras propuso nuevamente este viernes al presidente depuesto Manuel Zelaya que si renuncia a sus aspiraciones de volver a la Presidencia, también dejará el cargo Roberto Micheletti, dijo a la prensa la negociadora Vilma Morales.

    "Expresamos la aceptación del presidente Roberto Micheletti de retirarse de la presidencia de la República si el señor José Manuel Zelaya desiste de sus pretensiones, dando paso así a un gobierno de transición y reconciliación nacional", dijo Morales en rueda de prensa.

    Esta propuesta llega después de que Zelaya diera por cerrado el diálogo en la medianoche del jueves tras la negativa del gobierno de facto a restituirlo en el poder para poner fin a la crisis desatada por el golpe de Estado del 28 de junio.

    author by Reuterspublication date Sat Oct 24, 2009 02:15Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (Reuters) - Las posibilidades de que el derrocado presidente de Honduras Manuel Zelaya vuelva al poder quedaron el viernes casi sepultadas, luego de que sus negociadores abandonaron la mesa acusando al Gobierno de facto de no tener intenciones de llegar a un acuerdo.

    Las negociaciones naufragaron después de que los delegados de Zelaya dieron un ultimátum para que el presidente de facto, Roberto Micheletti, accediera a un acuerdo antes de la medianoche para devolver el poder al derrocado mandatario.

    "Me parece un insulto continuar perdiendo el tiempo. No existe la mínima voluntad política (del Gobierno de facto) para arreglar el problema", dijo Zelaya a la local Radio Globo el viernes temprano desde la embajada de Brasil, donde permanece refugiado desde hace un mes tras su furtivo regreso al país.

    La comisión de Micheletti había rechazado el ultimátum y citó a sus contrapartes a un nuevo encuentro el viernes por la mañana para continuar en la mesa del diálogo, pese a la negativa de los delegados del destituido mandatario.

    "Cuando usted percibe que su interlocutor no tiene la menor intención de llegar a ese fin (su vuelta al poder) ni está actuando de buena fe (...) creemos innecesario continuar con esa estrategia", agregó Zelaya.

    El retorno de Zelaya, que fue sacado del poder a punta de pistola y llevado a Costa Rica la madrugada del 28 de junio, ha sido el punto de conflicto entre ambas partes, que habían alcanzado consensos tras días de estar sentados a la mesa.

    La negociadora del depuesto presidente Mayra Mejía dijo que ella y los otros representantes se reunirán con Zelaya en el transcurso del viernes para decidir cuáles serán los próximos pasos a tomar.

    NO HAY CONDICIONES PARA ELECCIONES

    Las negociaciones habían sido retomadas hace tres semanas, bajo el auspicio de la Organización de Estados Americanos (OEA), pero observadores y opositores creen que Micheletti alargaba el diálogo para ganar tiempo pensando en los comicios de noviembre, con los que espera cerrar la crisis política.

    "El diálogo nos permitió tener ya casi la convicción de que no hay voluntad política de que se restablezca el orden constitucional", subrayó Mejía.

    Delegados de Zelaya habían insistido en que fuera el Congreso el que decidiera sobre la vuelta al poder del depuesto mandatario, mientras que los del Gobierno de facto pugnaban porque esa decisión recayera sobre la Corte Suprema.

    El miércoles, la OEA expresó preocupación por el estancamiento de las negociaciones, que se retomaron sobre la base del Acuerdo de San José, logrado con la mediación del presidente de Costa Rica, Oscar Arias, y que incluye como punto crucial la vuelta de Zelaya al poder.

    Las elecciones presidenciales del 29 de noviembre fueron fijadas antes del golpe de Estado. Micheletti insiste en su realización y los principales candidatos están en campaña, pero Zelaya dice que el Gobierno de facto cocina un fraude.

    "Creemos en el proceso de las elecciones, pero si las condiciones siguen de esta forma, sin libertad de expresión, con una censura fuerte (...) creemos que no son las condiciones idóneas para que el pueblo se sienta satisfecho con el proceso", dijo Mejía.

    La comunidad internacional ha condenado el golpe y Honduras ha sido suspendido de la OEA, además de que Estados Unidos, su principal socio comercial, ha recortado ayuda, cancelado visas, y organismos financieros le han cerrado la llave al crédito.

    author by AFPpublication date Sat Oct 24, 2009 09:19Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (AFP) - El depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, dio por concluido este viernes el diálogo con el gobierno de facto de Roberto Micheletti y rechazó de plano la propuesta de éste de que ambos renuncien a la presidencia y crear un "gobierno de transición".

    Varias horas después que Zelaya, Micheletti también dio por concluido el diálogo, denunciando "intolerancia" de parte de su rival.

    "Sería indecoroso, indecente para el pueblo hondureño que yo fuera a negociar el puesto por el que el pueblo me eligió. No valdría la pena ni la lucha que estamos haciendo ni valdría la pena el acuerdo", dijo Zelaya a la AFP tras oír de la delegación de la Organización de Estados Americanos (OEA) los términos de la propuesta de Micheletti.

    Zelaya considera que esta propuesta se "sale del marco" del Plan de San José, propuesto por el mediador en la crisis, el presidente costarricense, Oscar Arias, y de los mandatos de la OEA y de Naciones Unidas.

    Después de dar por cerrado el diálogo, Zelaya aseguró que por el momento no volverá a sentarse a negociar con el gobierno de facto. "No hay ninguna propuesta que lo amerita", advirtió. "Las propuestas que estamos recibiendo son indecentes, indecorosas y antiestéticas", sostuvo.

    El viernes en la noche el régimen de facto también dio por cerrado el diálogo, según señaló en una declaración leída por su negociadora Vilma Morales.

    "No podemos menos que expresar nuestro apesarado sentimiento de no haber podido concluir satisfactoriamente las conversaciones por la intransigencia e intolerancia de nuestra contraparte", dijo Morales.

    Más temprano, Micheletti había propuesto que tanto él como Zelaya renunciaran a la presidencia para dar paso a "un gobierno de transición y reconciliación nacional".

    El presidente depuesto siempre ha acusado a la contraparte de estar "manipulando y dilatando" el diálogo para ganar tiempo hasta que lleguen las elecciones programadas para el 29 de noviembre y así dar vuelta la página.

    Ante la ruptura del diálogo, el portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Ian Kelly, instó a las partes que lleguen a un acuerdo rápido.

    "Usaría las palabras 'sentido de urgencia'. Creo que hay una necesidad real de que las dos partes alcancen un acuerdo y lo implementen expeditamente", dijo Kelly a periodistas.

    Zelaya advirtió desde la embajada de Brasil, adonde llegó el 21 de septiembre tras entrar clandestinamente en el país, que en estas circunstancias se mantendrá la resistencia contra el régimen y contra la convocatoria electoral.

    "Continuamos en nuestra misma posición", dijo el mandatario derrocado y advirtió que de proseguir el status quo habrá un amplio boicot a la elección del 29 de noviembre.

    Cada vez son más las voces que se alzan para recordar que el clima actual es poco propicio para realizar los comicios.

    El portavoz de la secretaria de Estado, Hillary Clinton, también recordó que "actualmente no hay condiciones para elecciones transparentes" en Honduras.

    Igual piensa el Centro Carter. "Si no hay un acuerdo político, una salida política, no podrá haber un clima válido para las elecciones", dijo a Radio Globo Marcelo Varela-Eracheva, director del Programa Adjunto de las Américas de dicho centro.

    El delegado de la OEA en Honduras, John Biehl, que ayudó en este nuevo intento del infructuoso diálogo iniciado el 7 de octubre, preparaba sus maletas para abandonar el país y viajar a Washington "de hoy a mañana", dijo a la prensa tras reunirse con Zelaya.

    author by AFPpublication date Wed Oct 28, 2009 04:04Report this post to the editors

    WASHINGTON (AFP) - Estados Unidos enviará el miércoles una comisión a Honduras de alto nivel para presionar por una solución a la crisis, desatada tras el golpe de Estado del 28 de junio.

    La misión estará conformada por el subsecretario de Estado para América Latina, Thomas Shannon, el secretario adjunto de Estado, Craig Kelly, y el asesor de la Casa Blanca para América Latina, Dan Restrepo, informó el portavoz del Departamento de Estado, Ian Kelly.

    La decisión de enviar la misión la tomó la secretaria de Estado, Hillary Clinton, tras el fracaso de las negociaciones entre el gobierno de facto y el presidente derrocado Manuel Zelaya para alcanzar un acuerdo, a poco más de un mes para las elecciones previstas el 29 de noviembre, dijo Kelly.

    "La delegación se reunirá con los representantes de ambas partes para discutir estrategias para hacer avanzar el proceso" del Acuerdo de San José, indicó Kelly en rueda de prensa.

    Dicho acuerdo prevé como punto central la vuelta al poder de Zelaya antes de las elecciones, a lo que se ha opuesto vehementemente el gobierno de facto de Roberto Micheletti.

    Los delegados instarán a ambas partes a "mostrar flexibilidad y redoblar sus esfuerzos para acabar con la crisis", dijo Kelly.

    La misión llegará el miércoles y se quedará "por unos días", señaló.

    Zelaya, refugiado desde hace más de un mes en la embajada de Brasil en Tegucigalpa, dio por finalizado el domingo el diálogo que mantenía con el régimen de facto para buscar una salida a la crisis.

    Micheletti reiteró el lunes su ofrecimiento de dimitir si Zelaya también lo hace, una propuesta que ya el mandatario derrocado había rechazado anteriormente.

    "Las dos partes siguen conversando y Estados Unidos se mantiene en contacto con ellas", señaló Kelly. "Hubo algunos avances anoche y esta mañana", afirmó.

    El portavoz informó que Hillary Clinton habló telefónicamente el fin de semana tanto con Zelaya como con Micheletti, para urgirlos a alcanzar una solución, luego de que el viernes las negociaciones naufragaran.

    "La secretaria decidió enviar esta delegación de peso para involucrarse más directamente en el proceso", destacó.

    Kelly reiteró que Washington desea que se alcance un acuerdo para que las elecciones que se realizarán el 29 de noviembre tengan legitimidad.

    "El reloj sigue corriendo. Para que sea visto como legítimo y las autoridades conduzcan un proceso electoral transparente se necesita tiempo. Por eso precisamente es que vemos esto con urgencia", agregó Kelly.

    El gobierno de Barack Obama ha dicho que las condiciones no están dadas para que las elecciones se produzcan en libertad.

    La ONU retiró la ayuda electoral a Honduras y varios países latinoamericanos han sostenido que no reconocerán las autoridades emanadas de los comicios si antes no se ha restaurado el orden constitucional.

    El jefe de la misión de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Honduras, el chileno John Biehl, afirmó el lunes que "está muy cercano" un acuerdo, que podría alcanzarse incluso esta semana.

    La OEA, que suspendió a Honduras tras el golpe, supervisó el diálogo entre Micheletti y Zelaya, que no ha logrado ponerle fin a la crisis que ya se ha prolongado por cuatro meses.

    author by AP Noticiaspublication date Wed Oct 28, 2009 18:00Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (AP) - El presidente de facto Roberto Micheletti dijo el martes que cualquier solución a la crisis política mediante el diálogo tendrá que esperar hasta después de las elecciones del 29 de noviembre.

    "Yo creo que todo debe ir de aquí en adelante (en torno) al tema de las elecciones", manifestó en declaraciones a la prensa local. "No vamos a arreglar absolutamente nada, ni el diálogo, ni nada si no es posterior a las elecciones. Ya estamos a 33 días y no podemos estar jugando con ese tema, que es tan importante y que nos va a traer con la mayor seguridad más tranquilidad y paz".

    Micheletti formuló sus comentarios en momentos en que se apresta a llegar al país una delegación de tres diplomáticos de Estados Unidos que buscarán impulsar las frustradas negociaciones para resolver el conflicto derivado del derrocamiento del presidente Manuel Zelaya el 28 de junio.

    El gobernante de facto no especificó si el diálogo con los negociadores de Zelaya quedará suspendido hasta la realización de las elecciones, pero sí reiteró que no cederá en la posición de permitir la restitución del líder defenestrado.

    Las declaraciones indican que el mandatario de facto permanecería al menos durante el proceso previo a los comicios presidenciales.

    Poco antes, una de las negociadoras del gobierno de facto, Vilma Morales, expresó su optimismo de que el diálogo con la contraparte del presidente depuesto se reanude y se logre resolver la crisis esta semana.

    Las palabras de Micheletti mandan al traste cierto optimismo surgido en la jornada por las manifestaciones de Morales, quien había dicho que "todo se han centrado en un punto, en la restitución, (pero) lo demás puntos son fundamentales, son la vida total integral del acuerdo".

    "Por lo tanto, (con un) 95% (de acuerdos) y tener ese punto pendiente y estando una propuesta sobre la mesa, nosotros desde este escenario les decimos a nuestros compatriotas retomemos la mesa del diálogo", añadió.

    Las negociaciones quedaron trabadas porque Zelaya insiste que sea el Congreso el que lo restituya, ya que ese organismo hizo el decreto que le destituyó del cargo, mientras que Micheletti propone que sea la Corte Suprema de Justicia, que emitió una orden de captura contra el líder expulsado y ha opinado que éste no debe volver al poder.

    El mandatario de facto reiteró el martes que "nosotros estamos claros. No hay restitución. Nosotros podemos hablar del tema de una tercería, de una sustitución constitucional, de la apertura para todos los temas. Ellos desistieron con el asunto de la amnistía, que nos agrada sobremanera".

    El martes arribó a esta capital el secretario de Asuntos Políticos de la Organización de Estados Americanos (OEA), Víctor Rico para "continuar acompañando y apoyando el diálogo entre hondureños" que inició el 7 de octubre, declaró. A pesar de "las dificultades, podemos mantener la esperanza de que se alcance un acuerdo".

    Dijo que los delegados de ambas partes han conversado informalmente estos días y que buscará que "hagan el esfuerzo final que hace falta", a fin de que se puedan desarrollar las elecciones con normalidad.

    Estados Unidos enviará esta semana a Tegucigalpa a tres diplomáticos que tienen "previsto reunirse con representantes de ambas partes para discutir las estrategias para impulsar hacia delante el proceso Guaymuras", expresó la sede diplomática.

    Esa misión estadounidense incluirá al secretario Adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental Tomas Shannon, el subsecretario Adjunto Principal para el Hemisferio Occidental Craig Kelly y el Asistente Especial del Presidente y Director Principal para Asuntos del Hemisferio Occidental, Dan Restrepo.

    Víctor Meza, uno de los negociadores por el lado de Zelaya, dijo el martes por teléfono a la AP que "estamos a la espera de cualquiera otra propuesta que amerite relanzar el diálogo", aunque él y uno de los líderes de la resistencia al golpe, el sindicalista Juan Barahona, coinciden en que el presidente derrocado debe regresar y culminar su periodo de cuatro años, el 27 de enero.

    La Resistencia al Golpe ha advertido que saboteará los comicios por considerar que fueron convocados por autoridades sin legitimidad en el país.

    author by AFPpublication date Wed Oct 28, 2009 22:43Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (AFP) - El movimiento de resistencia contra el golpe de Estado de Honduras amenazó con boicotear las elecciones del 29 de noviembre si el presidente Manuel Zelaya no es restituido en el poder, mientras el gobierno de facto avanza en los preparativos para los comicios.

    "Si no hay restitución se va a boicotear el proceso electoral, vamos a luchar en las calles" contra los comicios, dijo a la AFP Juan Barahona, coordinador del Frente de Resistencia contra el Golpe de Estado del 28 de junio que derrocó a Zelaya y puso en la presidencia a Roberto Micheletti.

    Una vez finalizada la impresión de las papeletas electorales, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) avanza en los preparativos de los comicios que se elegirán a las autoridades que asumirán el 27 de enero.

    El gobierno de facto anunció que todo está pronto para los comicios. "Nosotros estamos listos para ir a las elecciones, nuestro ejército, nuestra policía en los próximos días se va a poner a disposición del Tribunal Supremo Electoral para garantizar la tranquilidad en la paz en las mesa electorales", advirtió.

    Tras el estancamiento del diálogo y a pocos días de las polémicas elecciones, Washington anunció que Estados Unidos enviará este miércoles una comisión a Honduras, encabezada por el encargado de América Latina en el Departamento de Estado, Thomas Shannon.

    "La delegación se reunirá con los representantes de ambas partes para discutir estrategias para hacer avanzar el proceso" del Acuerdo de San José, indicó el portavoz del Departamento de Estado, Ian Kelly.

    Dicho acuerdo prevé como punto central la vuelta al poder de Zelaya antes de las elecciones, a lo que se ha opuesto vehementemente el gobierno de facto de Micheletti.

    "Nosotros estamos claros: no hay restitución, nosotros podemos hablar del tema de una tercería, de una sustitución constitucional, es lo que hemos platicado", afirmó Micheletti este martes en rueda de prensa.

    Shannon, quien estará acompañado por el secretario adjunto de Estado Craig Kelly y por el asesor de la Casa Blanca para América Latina, Dan Restrepo, instarán tanto al gobierno de facto como al presidente derrocado a "mostrar flexibilidad y redoblar sus esfuerzos para acabar con la crisis", dijo Kelly.

    Zelaya espera que las nuevas gestiones de Estados Unidos pueden conducir a la restauración del Estado de Derecho.

    "Es necesario una rectificación para la reconciliación, no hay otra manera, no hay otro otro camino para este país, la tercera economía más pobre de América Latina, enfretando a todas las naciones del mundo", advirtió.

    Zelaya, refugiado desde hace más de un mes en la embajada de Brasil en Tegucigalpa, dio por finalizado el jueves el diálogo que mantenía con el régimen de facto para buscar una salida a la crisis.

    Después de semanas de negociaciones, los equipos negociadores no lograron el consenso en un punto central: la restitución en el poder de Zelaya, medida que exige la comunidad internacional.

    Y a medida que se acercan los comicios, un sondeo divulgó que un 75% de los hondureños cree que éstos resolverán la crisis política surgida del golpe de Estado. Asimismo, el 73% de los encuestados cree que la crisis se agudizará si no hay elecciones, según los resultados de la encuesta de Cid-Gallup publicados en el diario La Prensa.

    En medio de la incertidumbre por el futuro político de Honduras, la violencia se ha ensañado en los últimos días con personas allegadas al gobierno de facto.

    El empresario Alfredo Jalil, padre del viceministro de Defensa del gobierno de facto, Gabo Jalil, fue secuestrado por dos personas este martes cuando salía de su casa en compañía de su esposa.

    Enzo Micheletti, de 25 años, sobrino del actual presidente, fue hallado muerto el domingo en la región norte del país y no se descarta que fuera asesinado por razones políticas.

    Asimismo, desconocidos mataron a tiros, la noche del domingo, al coronel Concepción Jiménez, gerente de la Industria Militar (Indumil), frente a su casa.

    author by Javier López de Lérida y Gustavo Palencia - Reuterspublication date Fri Oct 30, 2009 00:57Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (Reuters) - Negociadores del depuesto presidente de Honduras Manuel Zelaya y del Gobierno de facto se sentaron el jueves nuevamente a dialogar, en otro intento por acordar una salida a su crisis política pero ahora con la ayuda de un representante estadounidense de alto nivel.

    Presionados por una delegación de funcionarios de Estados Unidos, principal socio comercial de Honduras, las dos partes rivales retomaron las negociaciones en un hotel de Tegucigalpa, después de que fracasaron intentos anteriores.

    En las conversaciones, que pueden ser la última oportunidad de un acuerdo antes de las elecciones presidenciales del 29 de noviembre, participó el secretario adjunto para asuntos del Hemisferio Occidental, Thomas Shannon, que encabeza la delegación del país norteamericano.

    Shannon dijo a periodistas a su salida del hotel, donde permaneció cerca de un hora, que los grupos están trabajando y que tenía esperanzas sobre las negociaciones.

    Honduras está sumergida en una crisis política desde que militares sacaron a Zelaya del Gobierno a fines de junio a punta de pistola y lo expulsaron del país, acusándolo de violar la Constitución. Desde entonces, ha intentado volver a la presidencia con el apoyo de la comunidad internacional.

    Pero el Gobierno interino que preside Roberto Micheletti se niega a restituirlo, algo que ha hecho naufragar las rondas anteriores de conversaciones y hasta el miércoles mantenía estancadas las negociaciones.

    "Hemos venido para recibir una propuesta", dijo Víctor Meza, delegado de Zelaya a periodistas cuando ingresaba al hotel donde se llevan a cabo las negociaciones.

    Meza agregó que acudían a petición de la delegación que encabeza Shannon y de la Organización de Estados Americanos (OEA).

    Micheletti apuesta a las elecciones de noviembre -convocadas antes del golpe de Estado- para dar una vuelta de página a la crisis, pese a que la comunidad internacional amenaza con no reconocer al ganador de la contienda.

    Shannon ofrecerá el jueves una rueda de prensa en la embajada estadounidense en Tegucigalpa tras haberse reunido en la víspera con los negociadores de ambas partes, además de con Micheletti y con Zelaya, refugiado en la embajada de Brasil en Tegucigalpa desde que regresó al país hace más de un mes.

    author by AFPpublication date Fri Oct 30, 2009 04:43Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (AFP) - La comisión del gobierno de facto de Roberto Michelleti aceptó este jueves la petición del depuesto Manuel Zelaya de que el Congreso decida sobre su restitución, allanando el camino para una solución de la crisis política, informó un miembro del equipo.

    "Sólo nos falta suscribirlo (el acuerdo) porque nosotros simple y llanamente hemos aceptado que es en el Congreso Nacional (donde se decida la restitución). O sea, la propia propuesta de la comision Zelaya", dijo Arturo Corrales, miembro del equipo de Micheletti.

    "Entonces ¿por qué no firmarlo si hemos aceptado la propia propuesta del señor Zelaya", se preguntó.

    El diálogo entre las dos partes en conflicto se había suspendido hace ocho días porque la delegación de Micheletti proponía que la Corte Suprema de Justicia (CSJ) decidiera si Zelaya era restituido.

    En cambio, Zelaya quería que fuera el Congreso, tras consultar a la CSJ, que lo acusa de 18 delitos, incluyendo el de traición a la patria por pretender convocar --contra la opinión de los demás poderes-- a una Asamblea Constituyente para redactar una nueva Constitución que permitiera la reelección presidencial.

    "Ya no hay problema porque hemos decidido que si procede o no (la restitución) lo debe decidir una institución competente del país; nosostros decíamos la Corte, ellos el Congreso; ahora le aceptamos: bien, vamos al Congreso", manifestó Corrales.

    No obstante, las instituciones del Estado, incluida la Corte, harán sus informes previos al Congreso, precisó.

    author by AP Noticiaspublication date Fri Oct 30, 2009 07:47Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (AP) - El secretario adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos Thomas Shannon advirtió a los hondureños que se acaba el tiempo para lograr un acuerdo y que la comunidad internacional espera una pronta solución a la crisis provocada por el golpe de Estado del 28 de junio.

    "No estamos aquí para imponer nada. Esta crisis hondureña requiere una solución hondureña, y estamos para dar garantías", dijo Shannon el jueves en una rueda de prensa después de participar como testigo de honor en la reanudación del diálogo entre las partes en conflicto.

    Afirmó que "la solución está en la mesa. No es cuestión de redacción, de propuestas, es cuestión de voluntad política, y nosotros estamos para mostrar que hay una expectativa en la comunidad internacional".

    La delegación estadounidense llegó la víspera y se reunió con el depuesto mandatario Manuel Zelaya y con el presidente de facto Roberto Micheletti por separado.

    Tras los encuentros, en los que estuvieron incluidas las comisiones negociadoras de ambas partes, los delegados de Zelaya y Micheletti reanudaron el jueves el proceso de conversaciones.

    El jefe de la delegación de Zelaya, Víctor Meza, declaró antes de ingresar a la reunión que "estamos aquí por invitación de la Organización de los Estados Americanos y la misión norteamericana que encabeza el señor Shannon... veremos si hay resultados concretos", señaló.

    Shannon advirtió que "ya se está acabando el tiempo... sólo tenemos un mes para las elecciones, entonces, desde el punto de vista de los Estados Unidos y de la comunidad internacional, necesitamos un acuerdo lo más rápido posible", expresó. Informó que permanecerá en el país el jueves y la mañana del viernes.

    Señaló que existen criterios diferentes en la comunidad internacional sobre las elecciones hondureñas del 29 de noviembre, pero aseguró que "en nuestras consultas en la región es obvio y evidente que el acuerdo nacional abre un gran espacio para un apoyo contundente a Honduras en este momento".

    Además, sería el "primer paso para la reintegración de Honduras a la OEA y (le) abre de nuevo las puertas de las instituciones financieras internacionales", agregó. "Sin acuerdo es mucho más complicado".

    Por la tarde, la policía dispersó con gases lacrimógenos una marcha de unos 1.000 simpatizantes de Zelaya cuando se acercaba al hotel donde se desarrollan las negociaciones con la presencia de los diplomáticos estadounidenses.

    El delegado del mandatario depuesto, Rodil Rivera, dijo previamente a la estación local HRN que "procederemos a firmar los acuerdos a los que hemos llegado, particularmente en lo referente a que el Congreso decida si restituye o no a Zelaya".

    La representante de Micheletti, Vilma Morales, aseguró que ambas partes en conflicto "coincidían" en que el tema tiene un "componente político y jurídico", es decir, que debía elevarse al Congreso para que decidiese el retorno. También dejar la puerta abierta para consultas previas ante la Corte Suprema de Justicia.

    "La restitución ha sido un tema central en todo este debate", dijo Shannon. "La cuestión que han estado enfrentando los negociadores en este momento es cómo se resuelve este problema. Lo que los dos lados han señalado en diferentes ocasiones es la importancia de involucrar las instituciones democráticas y constitucionales. Creo que esto es inteligente de parte de los negociadores".

    author by AP Noticiaspublication date Fri Oct 30, 2009 18:18Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (AP) - Las comisiones negociadoras de la crisis política en Honduras alcanzaron un acuerdo la noche del jueves que abre las puertas para el retorno al poder del derrocado mandatario Manuel Zelaya, aunque la restitución quedará en manos del Congreso y la Corte Suprema de Justicia.

    "Después de todo el vía crucis que hemos seguido, estamos optimistas porque seré restituido en la presidencia", declaró Zelaya desde la embajada de Brasil, donde se refugió hace más de un mes.

    El representante de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Víctor Rico, anunció que las partes en conflicto finalmente rubricaron el acuerdo, de ocho puntos, producto de las negociaciones iniciadas el 7 de octubre. Esto se dio luego que Micheletti declaró a la prensa que había ordenado a sus negociadores firmar el documento.

    "El diálogo ha llegado a una feliz conclusión. Hace apenas unos minutos las delegaciones han suscrito el acta y los textos", expresó Rico, acompañado del secretario adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Thomas Shannon, quien llegó el miércoles junto a otros dos diplomáticos enviados por la secretaria estadounidense de Estado, Hillary Rodham Clinton, para empujar una solución a la crisis que cumplió cuatro meses.

    "Este es un acuerdo beneficioso para Honduras y la democracia hondureña", agregó.

    "Ellos (los negociadores) son héroes de la democracia hondureña", manifestó Shannon. "Estados Unidos acompañará a Honduras en las elecciones" del 29 de noviembre, anticipó.

    Poco antes, Micheletti leyó una declaración en la casa de gobierno ordenando a sus negociadores firmar un acuerdo para impulsar un gobierno de reconciliación que disponía el retorno de Zelaya.

    "Mi gobierno ha decidido apoyar una propuesta que permite un voto en el Congreso Nacional, con una previa opinión de la Corte Suprema, para retrotraer todo el poder ejecutivo de nuestra nación previo al 28 de junio", dijo Micheletti en referencia a la fecha del golpe militar a Zelaya.

    "Cabe señalar, que el aceptar esta propuesta representa una concesión significante por parte de nuestro gobierno", agregó. "No podemos poner el interés personal sobre el bienestar colectivo de esta gran nación".

    Un centenar de simpatizantes de Zelaya se congregó en las primeras horas de la madrugada en un sector cercano a una de las entradas de la embajada brasileña para celebrar el acuerdo.

    "Estoy feliz porque volverá nuestro presidente, el verdadero", dijo a la AP el taxista Abener Buezo Ulloa, de 25 años. "Ahora sí los hondureños vamos a unirnos".

    Sandra Tercero, de 42 y que llegó con otros familiares en un automóvil, dijo que "esta es la primera parte de todo un proceso, y le agradecemos a todos los organismos internacionales y países amigos que nos han ayudado".

    "Las elecciones no nos resuelven los problemas", añadió la mujer, que portaba una bandera grande roja y blanco del Partido Liberal, de Zelaya. Tercero abogó por la convocatoria a una asamblea constituyente.

    El diálogo, que se había dado por concluido sin éxito el viernes pasado, estuvo trabado en el tema de la reinstalación de Zelaya debido a las divergencias sobre a qué órganos del Estado se debía acudir para validar ese paso.

    Micheletti había propuesto a la Corte Suprema, pero Zelaya se opuso. Los negociadores de Zelaya propusieron que el Congreso decidiera la restitución.

    "El solo hecho de reconocer (Micheletti) la necesidad de retrotraer los poderes del Estado al 28 de junio, significa un triunfo para la democracia hondureña", afirmó Zelaya. "Estamos optimistas porque los hondureños podemos llegar a acuerdos que se cumplan ... y significa que los gobiernos de facto serán una experiencia que no se repetirá en Honduras".

    "Espero mi retorno al poder en los próximos días y la paz para Honduras", agregó el mandatario depuesto, quien de momento tendrá que seguir refugiado en la embajada brasileña.

    "Zelaya aceptará la decisión del Congreso", aseguró el principal negociador del presidente derrocado, Víctor Meza.

    Otros dos puntos del acuerdo contemplan la formación de una Comisión de la Verdad para investigar los sucesos antes, durante y después de la deposición y expulsión de Zelaya del país, así como una Comisión de Verificación sobre el cumplimiento de los aspectos del acuerdo, manifestó Micheletti.

    El convenio dispone también el "reconocimiento de las elecciones presidenciales del 29 de noviembre" y "solicitarle a la comunidad internacional derogar todas las sanciones contra Honduras y enviar observadores a las elecciones", agregó el presidente de facto.

    No se determinaron de momento plazos y fechas sobre el tema de la restitución de Zelaya. El Congreso está en receso, pero se prevé que con el acuerdo entre en sesiones extraordinarias.

    Los negociadores reanudaron el diálogo la mañana del jueves, luego del arribo de los tres altos diplomáticos estadounidenses enviados por el Departamento de Estado, quienes se reunieron con todos los actores del conflicto.

    Micheletti, quien pasó de líder del Congreso a la presidencia tras la expulsión de Zelaya por lo militares, dijo que accedió al acuerdo, entre otros motivos, para el desarrollo de un "exitoso proceso electoral ... que sea reconocido por la comunidad internacional".

    También se buscó que el acuerdo "cumpla con los requisitos establecidos por nuestra Constitución", añadió Micheletti, quien proclamó con fuerza y varias veces "¡Viva Honduras!".

    Shannon advirtió temprano a los hondureños que se acababa el tiempo para lograr un acuerdo y que la comunidad internacional esperaba una pronta solución a la crisis provocada por el golpe de Estado.

    Dijo que un acuerdo sería el "primer paso para la reintegración de Honduras a la OEA y (le) abre de nuevo las puertas de las instituciones financieras internacionales", agregó. "Sin acuerdo es mucho más complicado".

    Por la tarde, la policía dispersó con gases lacrimógenos una marcha de unos 1.000 simpatizantes de Zelaya cuando se acercaba al hotel donde se desarrollan las negociaciones con la presencia de los diplomáticos estadounidenses.

    Clinton dijo que el acuerdo representaba el final del conflicto en el país centroamericano.

    Al margen de una visita en Pakistán, Clinton expresó a periodistas que siguen adelante las elecciones presidenciales y que Estados Unidos trabajará con Honduras para el desarrollo ordenado de los comicios.

    El acuerdo en Honduras es un gran paso adelante para América Latina, dijo.

    author by AP Noticiaspublication date Sat Oct 31, 2009 05:43Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (AP) - El acuerdo para restituir en el cargo a Manuel Zelaya fue presentando el viernes ante el Congreso, que deberá convocar a sesiones para decidir la suerte del mandatario derrocado por un golpe militar hace cuatro meses.

    Los negociadores en la crisis presentaron el documento del llamado pacto Tegucigalpa-San José a la secretaría del órgano legislativo, que como ente soberano decidirá la fecha para votar por el retorno del líder depuesto.

    El representante de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Víctor Rico, anunció antes esa gestión, luego que las partes firmaron oficialmente el acuerdo con su cronograma y aplicaciones para resolver la crisis política.

    Señaló que como parte del acuerdo en una semana se debe conformar el gabinete de unidad nacional, independientemente de que Zelaya ya esté nuevamente en posesión de la presidencia. Además, se integrará la Comisión de Verificación de los acuerdos que coordinará la OEA.

    "Naturalmente estoy seguro que los congresistas tendrán plena comprensión de la importancia y urgencia política de estas determinaciones, y espero que lo hagan en el menor plazo posible", agregó . El Congreso está en receso.

    El acuerdo puede interpretarse como un triunfo del gobierno del presidente estadounidense Barack Obama, ya que Washington envió los últimos días para apuntalar las estancadas negociaciones a tres altos diplomáticos, incluyendo el secretario adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Thomas Shannon.

    Los negociadores "reconocieron que Honduras tiene que ir a sus elecciones con el apoyo de la comunidad internacional", manifestó el viernes Shannon, quien dijo que permanecerá en Tegucigalpa mientras las partes negocian los detalles del acuerdo.

    Según el acuerdo, un gobierno de unidad nacional será responsable de supervisar las elecciones del 29 de noviembre y de la transición hasta que el candidato que resulte electo tome posesión el 27 de enero. Ni Zelaya ni Micheletti están en la disputa presidencial.

    Zelaya expresó satisfacción por lo que calificó como "pronta restauración de la democracia", pero el viernes aún permanecía en la embajada brasileña. "No me voy a ningún lado", dijo el viernes a la AP.

    Agregó que espera que espera que una decisión del Congreso "en una semana, más o menos". Exhortó a sus seguidores no incitar a la violencia.

    Rico explicó que el gabinete de unidad nacional y el eventual retorno de Zelaya tienen "escenarios y aplicaciones distintas".

    Pero "esperamos que todo esto se materialice en un plazo razonablemente corto", subrayó.

    Alrededor de un millar de simpatizantes de Zelaya se congregaron en una plaza frente al Congreso, que está resguardado por militares y la policía. "¡Urge Mel (Zelaya)!", coreaban.

    Micheletti, en declaraciones el viernes a la estación HRN, pidió al Congreso "a tomar una decisión basada en la verdad y dentro de la ley".

    La canciller de Zelaya, Patricia Rodas, dijo el viernes en Panamá que exigirán saber "quienes son los operadores de justicia y que tuvieron que ver con el golpe de Estado y eso sin ningún tipo de investigación extraña".

    "Sólo queremos saber quienes firmaron el golpe de estado. Y esas personas que firmaron un golpe de estado no están calificadas para juzgar a nadie, a ningún ciudadano hombre o mujer en Honduras", señaló.

    author by AP Noticiaspublication date Mon Nov 02, 2009 06:54Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (AP) - El derrocado presidente Manuel Zelaya espera que el Congreso lo restituya en el poder antes del jueves, fecha en que se instalará un gobierno de reconciliación surgido de los acuerdos para solucionar la crisis política hondureña, pero la OEA negó que haya un plazo convenido.

    "Para el jueves deberá estar organizado e instalado el gobierno de unidad nacional. Para ese día se tiene que tener resuelto el punto cinco (referente a la restitución)", planteó Zelaya durante una mesa redonda realizada el sábado con sus asesores en la embajada brasileña, que transmitió la emisora local Radio Globo.

    "Este acuerdo sólo tiene un propósito: revertir el golpe de Estado colocando al presidente destituido en el cargo que corresponde", expuso. "Ese día será un día de fiesta o un día de luto si no se logra la reconciliación nacional".

    Sin embargo, el secretario de Asuntos Políticos de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Víctor Rico, afirmó tajantemente a The Associated Press que "no hay ningún límite para restituir a Zelaya en el poder".

    Indicó que "de acuerdo a lo concertado en las negociaciones para solucionar la crisis política hondureña, no hay ningún plazo para que Zelaya vuela al cargo porque el Congreso es la única institución estatal hondureña facultada a adoptar esa determinación"

    Subrayó que "el Congreso es soberano y ni la OEA ni nadie, menos alguien de afuera de Honduras, puede imponer un plazo a los diputados, que analizarán y evaluarán el asunto cuando ellos lo dispongan porque eso no lo establece el propio Acuerdo de Tegucigalpa-San José".

    Alcanzado el jueves con el fuerte impulso de Estados Unidos, el acuerdo le deja al Congreso la decisión de reinstalar o no a Zelaya, quien fue derrocado por los militares el 28 de junio y expulsado en pijamas al extranjero. Se convino en la formación e instalación de un gobierno de unidad a más tardar el 5 de noviembre y éste debe respetar las elecciones del 29 de noviembre y entregar el poder el 27 de enero al candidato presidencial triunfador.

    Una comisión de cuatro miembros, coordinada por la OEA, verificará los acuerdos, que no incluyen amnistía por delitos políticos ni de otra índole. El pacto no contempla fechas para la convocatoria del Congreso, el cual es soberano, y fue el que decretó la destitución de Zelaya.

    El secretario del legislativo Ramón Velásquez informó que el martes presentará a la presidencia de ese órgano el acuerdo que solicita el voto por la restitución o no de Zelaya.

    "Será hasta el martes porque estoy en plena campaña por mi reelección como congresista y este fin de semana visito a mis simpatizantes de varias comunidades", dijo en una entrevista Velásquez, del minoritario Partido Demócrata Cristiano y secretario del legislativo. "El lunes es Día de Difuntos y debo atender compromisos en mi pueblo".

    Velásquez debe trasladar el documento con el punto polémico del retorno de Zelaya al presidente del Congreso, José Alfredo Saavedra, quien aseguró que "pronto" convocaría a los legisladores a debate.

    Los negociadores de Zelaya y del presidente de facto Roberto Micheletti elevaron el viernes el polémico tema a la secretaría del Congreso, como paso establecido en el acuerdo.

    "Es importante que al Congreso se le dé el espacio y sin presiones poder tomar la mejor de las decisiones", planteó el sábado el diputado del opositor Partido Nacional, Juan Orlando Hernández.

    Micheletti reiteró el sábado su llamado al Congreso para que "la decisión que tomen sea la legal, que no se permita influencias de ninguna naturaleza, de nadie".

    Se espera que los legisladores hondureños debatan pronto el punto de la restitución, pero ellos están de vacaciones y muchos ocupados en proselitismo con miras a los comicios del 29 de noviembre.

    El Congreso tiene 128 curules, 65 del Partido Liberal de Zelaya y Micheletti y 55 del Nacional. El resto corresponde a colectivos minoritarios.
    Estados Unidos prometió apoyar las elecciones hondureñas, tras alcanzarse el acuerdo, mientras que la OEA consideró el envío de observadores a los comicios.

    Zelaya mencionó el punto del acuerdo sobre que el Congreso puede consultar a la Corte Suprema de Justicia sobre su restitución.

    "Me han levantado como 24 procesos (en la corte). Yo voy a enfrentarlos uno por uno con mis abogados para desvirtuar todas esas falsas acusaciones, pero así quiero también que la corte le dé trámite a todos los procesos que se han presentado en contra de los que dieron el golpe, de los que han reprimido al pueblo en forma violenta, de los que cancelaron los medios ilegalmente, de los que han declarado estado sitio; los que derrocaron y asaltaron mi casa para expulsarme a Costa Rica", dijo.

    "De esa forma la corte demostraría que tiene altísimo nivel para administrar la justicia", añadió.

    author by Reuterspublication date Tue Nov 03, 2009 04:53Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (Reuters) - Diputados partidarios del depuesto presidente de Honduras Manuel Zelaya presionaban el lunes para que el Congreso se reuniera rápidamente y decida sobre la restitución del líder, punto principal de un acuerdo para cerrar la crisis originada tras el golpe de Estado.

    Delegados de Zelaya y del Gobierno de facto presidido por Roberto Micheletti llegaron el viernes a un acuerdo que dispone que el Congreso debe votar si restituye al líder, luego que parte del cuerpo legislativo apoyó su derrocamiento el 28 de junio por considerar que violó la Constitución para buscar su reelección.

    Ahora, la disyuntiva está en cuándo será tomada la decisión en vista de que el Congreso unicameral de Honduras de 128 diputados se encuentra en receso mientras los legisladores hacen campaña para las elecciones presidenciales del 29 de noviembre.

    Diputados afines a Zelaya dicen que si no hay convocatoria este lunes, llamarán a una sesión extraordinaria de acuerdo a lo considerado en facultades del reglamento legislativo.

    Mientras que partidarios de Micheletti creen que la votación debe aplazarse hasta después de las elecciones.

    El diputado liberal zelayista Javier Hall dijo que los legisladores del Partido Liberal -con 62 diputados en el parlamento- se reunirán el lunes para forzar una convocatoria a la sesión de restitución, si es que la directiva del Congreso no lo hace antes.

    Rasel Tomé, asesor político de Zelaya, dijo a Radio Globo que tenía información de que el procedimiento de convocatoria está en marcha y que el martes puede haber una sesión.

    No obstante, el jefe de bancada del opositor Partido Nacional, Antonio Rivera, comentó a Reuters que hasta ahora no hay información de una convocatoria y que si la hubiese lo sabría.

    El acuerdo, que los negociadores de Zelaya y Micheletti llaman por nombres distintos, ha suscitado fuertes diferencias de interpretación.

    Zelaya sostiene que sólo hay acuerdo si es restituido en el cargo y que debe cumplirse esta semana, mientras que los partidarios de Micheletti dicen que sólo debe votarse la restitución y que el acuerdo se cumple incluso si el resultado no favorece al mandatario depuesto.

    El acuerdo de Tegucigalpa, como lo llaman los partidarios de Zelaya, o de Guaymuras, como le dice el Gobierno de facto, tendrá su primera prueba el jueves, cuando debe estar conformado un Gobierno de unidad con secretarios y subsecretarios de distintos grupos políticos y sociales.

    Para el martes está prevista la conformación de una comisión de verificación de los acuerdos, con la llegada de los representantes designados por la Organización de Estados Americanos (OEA): Hilda Solis, secretaria del Trabajo de Estados Unidos y el ex presidente chileno, Ricardo Lagos.

    author by Mario Naranjo - Reuterspublication date Wed Nov 04, 2009 01:36Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (Reuters) - Los líderes del Congreso hondureño se reunirán el martes para discutir si convocan a una sesión extraordinaria para tratar la restitución del derrocado presidente Manuel Zelaya, en un intento por sacar al país de su peor crisis política en décadas.

    La posibilidad del regreso al poder del líder destituido por el golpe de Estado de fines de junio es uno de los puntos del acuerdo cerrado la semana pasada entre los negociadores de Zelaya y del Gobierno de facto, bajo la mediación de Washington.

    El encuentro de la Junta Directiva del Congreso busca analizar el pacto y establecer los mecanismos para implementarlo, pero tendrá un camino complicado debido a la división del oficialista Partido Liberal y la no definición del Partido Nacional, las principales fuerzas políticas del país.

    Para el derrocado mandatario y sus seguidores, la reunión de los líderes parlamentarios significa el inicio del camino para retomar el poder.

    Pero, el Gobierno de facto considera que el pacto no garantiza la restitución de Zelaya, refugiado desde hace más de dos meses en la embajada de Brasil en Tegucigalpa tras su retorno clandestino al país, y sostiene que no fija plazos para que el Congreso vote sobre esa iniciativa.

    La reunión de los líderes del Congreso unicameral de 128 diputados, convocada para las 09.30 hora local (1530 GMT), se dará a pocas horas de que llegue al país una comisión de la OEA liderada por el ex presidente chileno Ricardo Lagos para supervisar el cumplimiento del acuerdo.

    Lagos dijo a una radio chilena que cree que el camino para salir de la crisis es "restablecer al presidente Zelaya por el escaso tiempo que le queda en la presidencia".

    Pero admitió que el Congreso se tomará su tiempo: "No creo que (la votación) sea hoy día (martes). Lo ideal para mí sería que lo hicieran ya".

    ZELAYA, CON APOYO DIVIDIDO

    Partidarios de Zelaya advirtieron que manifestarán ante el Congreso para presionar a que se convoque a una sesión para votar sobre la restitución de Zelaya. Los parlamentarios están en receso por la campaña electoral para las elecciones presidenciales del 29 de noviembre.

    Zelaya dijo que, si no es restaurado en el poder para el jueves, la comunidad internacional mantendrá su postura de no reconocer esos comicios y mantendrá el aislamiento financiero y diplomático al que tiene sometido al empobrecido país.

    Pero el apoyo político a Zelaya se ha debilitado y sus mismos diputados dudan de que el Congreso vote rápidamente sobre su retorno al poder.

    "Los diputados han dicho que van a escuchar dictámenes de la fiscalía, procuraduría y de la Corte Suprema y que, a partir de esos dictámenes, van a tener una votación en función de los intereses de Honduras", dijo el legislador liberal Marlon Lara a su arribo a Tegucigalpa para participar en la reunión.

    El oficialista Partido Liberal tiene 62 diputados, pero está dividido entre los que apoyan al Gobierno de facto y el grupo que respalda a Zelaya. El opositor Partido Nacional, que puede definir la restitución y que según sondeo triunfaría en los comicios generales, no ha fijado aún una posición oficial.

    Cecilio Cruz, dirigente liberal, reconoció que no hay consenso en su tienda política. "El partido está desecho", sentenció.

    La destitución de Zelaya por supuestamente violar la Constitución al querer habilitar la reelección presidencial disparó la peor crisis política en América Central en décadas y se convirtió en el primer desafío diplomático en la región para la administración del presidente estadounidense Barack Obama.

    author by Mario Naranjopublication date Thu Nov 05, 2009 02:07Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (Reuters) - El destituido presidente de Honduras Manuel Zelaya pidió el miércoles a Washington definir si apoya su vuelta al poder o si está con el Gobierno de facto que lo derrocó, un día después de que en el Congreso se postergó una sesión clave para votar sobre su futuro.

    La semana pasada, y bajo la observación de Estados Unidos, Zelaya firmó un acuerdo con el Gobierno de facto que lo separó del poder a fines de junio con el que se buscaba poner fin a la peor crisis política en varias décadas del pobre país cafetero.

    En sus puntos cruciales, la iniciativa pone en manos del Congreso el estudio del retorno de Zelaya al poder, fija una fecha para la conformación de un Gobierno de unidad nacional y allana el camino para que las elecciones presidenciales del 29 de noviembre sean reconocidas por la comunidad internacional.

    Sin embargo Zelaya, en una carta abierta a la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, acusó a Washington de no respetar el acuerdo al "reconocer las elecciones sin revertir el golpe de estado ni resolver la profunda crisis que afronta nuestro país".

    En la misiva, leída por su asesor Rasel Tomé en las afueras de la sede diplomática de Brasil donde está refugiado Zelaya, se pide además a Clinton que "aclare al pueblo hondureño si la posición de su país ha sido modificada o ha cambiado sobre la condena al golpe de estado en Honduras".

    La misiva fue dada a conocer después de que la comisión de verificación de la OEA, que llegó el martes a la capital hondureña, se reunió con Zelaya.

    El mandatario fue derrocado el 28 de junio, cuando fue obligado a abandonar Honduras a punta de pistola por militares. Tras recoger el apoyo internacional durante su exilio forzado, volvió clandestinamente al país a finales de septiembre.

    DESACUERDO POR APLICACION ACUERDO

    Horas antes de difundir la carta, Zelaya aceptó la decisión del martes de la Junta Directiva del Congreso de pedir la opinión de los poderes judicial y ciudadano antes de votar la posibilidad de restituirlo.

    Pese a que la resolución posterga la convocatoria a una sesión clave para debatir su futuro, el aún popular líder aliado del venezolano Hugo Chávez, dijo que el Congreso tenía derecho a ilustrarse y que la medida estaba incluida en el pacto.

    Lo que no aceptó, y hasta consideró una ofensa, fue la convocatoria del Gobierno de facto para cumplir con el punto del acuerdo que fija al 5 de noviembre como plazo para instalar un Gobierno de unidad nacional.

    El Gobierno de facto pidió a las diferentes fuerzas políticas, incluso a Zelaya, que le envíen sugerencias de nombres para integrar el Gobierno de unidad nacional.

    Zelaya dijo que el acuerdo no establecía este mecanismo ya que el Gobierno de unidad nacional debía tener un presidente legítimo.

    La comisión de verificación de la OEA lucha contra corriente para restituir a Zelaya y garantizar las elecciones y su posterior reconocimiento internacional, como lo expresó José Miguel Insulza, presidente del organismo.

    Zelaya ha advertido de que en caso de no ser restituido esta semana la comunidad internacional desconocería las elecciones, que ya estaban convocadas desde antes de que fuera derrocado y que han sido tomadas como punta de lanza del Gobierno de facto como vía para poner fin a la crisis.

    Como medida de presión dijo que dos candidatos presidenciales y varios candidatos seccionales, junto a organizaciones campesinas y populares, resolvieron no participar en las elecciones

    author by AFPpublication date Fri Nov 06, 2009 04:03Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (AFP) - El presidente depuesto de Honduras, Manuel Zelaya, instó a sus seguidores a que salgan a las calles para presionar al Congreso a que lo restituya en el poder este jueves cuando se cumple el plazo previsto en el acuerdo alcanzado con el gobierno de facto de Roberto Micheletti para formar un gobierno de unidad nacional.

    Zelaya instó desde radio Globo a que "todos los habitantes, aun los de la Unión Cívica Democrática, y otros líderes de la resistencia que han ofrecido hasta su sangre por la democracia" que se manifiesten este jueves para que "el Congreso no sea el causante de que no se cumpla este acuerdo".

    El miércoles por la noche, los miembros de la Resistencia contra el Golpe ya se apostaron frente al Congreso para gritar "¡Mel (Manuel Zelaya) aguanta, el pueblo se levanta".

    El acuerdo Tegucigalpa/San José Diálogo de Guyamuras, suscrito por las delegaciones negociadoras de Zelaya y Micheletti hace una semana, deja en manos del Congreso la responsabilidad de restituirlo, aunque no determina un plazo para ello ni qué pasaría en caso de que la mayoría de los 128 diputados rechazaran su restitución.

    Tras el golpe de Estado que depuso a Zelaya el 28 de junio, una mayoría aplastante de diputados votó a favor de su destitución, a la que denominaron "sucesión constitucional".

    De momento, la directiva del Congreso ha decidido oír el parecer de la Corte Suprema de Justicia y de otras tres instituciones antes de convocar al plenario.

    Mientras tanto, la Comisión de Verificación del cumplimiento del acuerdo, en la que se sientan dos extranjeros -el ex presidente chileno Ricardo Lagos y la secretaria de Trabajo estadounidense Hilda Solís- y los representantes de Zelaya y Micheletti -Jorge Arturo Reina y Arturo Corrales, respectivamente- tenía de plazo hasta este jueves para formar un gobierno de unificación y reconciliación nacional.

    "La creación de este gobierno de unidad y reconciliación es un paso importante para empezar a sanar las divisiones en nuestro país. Nuestro gobierno se mueve aceleradamente hacia su implementación para asegurar el cumplimiento del acuerdo", dijo Micheletti.

    "Ya hay nombres" para la configuración del nuevo gobierno de unidad, anunció Corrales. Se trata de "personas de nuestro país muy connotadas, que no han participado en situaciones políticas recientes, y que tienen un amplio currículum y voluntad por su país", precisó.

    De cumplirse los plazos previstos en el acuerdo, parece muy probable que sea Micheletti el que presida dicho gobierno de unidad y no Zelaya.

    Ante las diferentes lecturas que ha suscitado la vaguedad del acuerdo, Zelaya llegó incluso a pedir a la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton que aclarara su posición.

    "Estamos comprometidos con el acuerdo, con su implementación", dijo el portavoz de la jefa de la diplomacia estadounidense, Ian Kelly.

    Esta respuesta, que no aclara su principal inquietud -si Washington reconocerá o no las elecciones del 29 de noviembre- satisfizo a Zelaya, quien agradeció "a la secretaria Hillary Clinton y a todo el Departamento de Estado, al presidente (Barack) Obama porque la declaración era necesaria", según dijo a radio Globo en Tegucigalpa.

    Algunos aliados de Zelaya, como Brasil, Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua han empezado a presionar también a la OEA para que no se reconozcan las elecciones del 29 de noviembre en caso de que el presidente depuesto no sea restituido antes.

    Mientras tanto, Zelaya continúa refugiado en la embajada de Brasil, adonde llegó el pasado 21 de septiembre tras entrar clandestinamente en el país.

    author by Reuterspublication date Fri Nov 06, 2009 04:17Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (Reuters) - Diputados afines al derrocado presidente de Honduras Manuel Zelaya buscaban el jueves convocar a una sesión extraordinaria del Congreso para tratar la restitución del líder, mientras cientos de manifestantes llegaban a la capital del país para apoyarlo.

    La jugada de los legisladores zelayistas, que intentan lograr una mayoría simple para hacer la convocatoria, se da un día después de que una misión de la Organización de Estados Americanos (OEA) pidió acelerar la conformación de un gobierno de unidad nacional contemplado en un acuerdo firmado por representantes de Zelaya y el Gobierno de facto.

    "Faltan pocas horas, no se ha reunido el Congreso y no vemos en el horizonte ningún indicio de que tengan interés o voluntad política de cumplir estos acuerdos", dijo Zelaya a la cadena Telesur, desde la embajada de Brasil en Tegucigalpa, donde se encuentra refugiado.

    Zelaya fue derrocado el 28 de junio y expulsado de Honduras a punta de pistola por militares. Tras el golpe, un Gobierno de facto encabezado por el empresario Roberto Micheletti fue designado por el Congreso, agudizando la peor crisis política de Centroamérica en dos décadas y dejando dividido al país.

    Después de meses de negociaciones para volver al poder con el apoyo de la comunidad internacional, Zelaya y el Gobierno de facto acordaron la semana pasada formar un gobierno de unidad nacional y que el Congreso decidiera si el depuesto mandatario debe retornar a la presidencia.

    Aunque el plazo para conformar el gobierno de unidad nacional vence el jueves 5 de noviembre, el ex presidente chileno Ricardo Lagos, jefe de la misión de la OEA, reconoció que podría tomar un poco más de tiempo cumplir este punto del compromiso.

    "Ojalá pueda haber un entendimiento en ese sentido, configurar un gobierno de unidad nacional y de esa manera comenzar a tener un avance concreto en este conflicto que lleva ya tanto tiempo", dijo Lagos a su retorno a Chile.

    Las negociaciones políticas ocurrían mientras cientos de simpatizantes zelayistas se dirigían, incluso desde otras ciudades, al centro de Tegucigalpa para presionar por la restitución del depuesto gobernante.

    Francisco Games, un campesino con un sombrero vaquero parecido al que usa el depuesto mandatario, llegó a Tegucigalpa desde San Francisco, un poblado pobre en el norte del país, y dijo que no se irá hasta que Zelaya vuelva al poder. "El es nuestro legítimo presidente", sostuvo.

    Los zelayistas dijeron que desconocerán las elecciones y amenazaron con iniciar cortes de carreteras si el jueves a medianoche no es reinstalado Zelaya en el poder.

    EXPLOSIONES EN TEGUCIGALPA

    En el centro de Tegucigalpa, a unos 200 metros de donde se reunían los simpatizantes de Zelaya explotó una bomba de bajo poder, sin dejar heridos, según reportes iniciales de la policía.

    En la madrugada, una granada estalló en una radio que apoya al Gobierno de facto, causando heridas leves a un operador y daños materiales.

    Mientras tanto, el Congreso espera la opinión de la Corte Suprema -que había ordenado destituir a Zelaya por su supuesta violación a la Constitución con intentos de allanar camino para la reelección-, de la fiscalía general y del Ministerio Público antes de decidir sobre la restitución del mandatario.

    Pese a que la Junta Directiva del Congreso no convocó a la sesión especial, el diputado zelayista Javier Hall dijo a una radio local que buscaban conformar una mayoría simple para llamar a plenario y votar de una vez por la restitución de Zelaya.

    "Somos 36 liberales y seis de la unión democrática, establecimos contactos con otros, incluidos los nacionales", dijo Hall a una radio local.

    Un dirigente del ala liberal afín a Zelaya dijo que siguen trabajando en una alianza, "y no pararemos ni a medianoche".

    El Partido Liberal tiene 62 diputados, pero está dividido entre los que apoyan al Gobierno de facto y el grupo que respalda a Zelaya. El opositor Partido Nacional, que puede definir la restitución, no ha fijado aún una posición oficial.

    Zelaya acusó al Partido Nacional de dilatar su restitución porque consideró que es vital para formar el gobierno de unidad, ya que "no puede haber un Gobierno sin presidente".

    En Washington, Ian Kelly, portavoz del departamento de Estado de Estados Unidos, insistió en que la solución de la crisis política, incluida la restitución de Zelaya, está ahora en manos de los hondureños.

    Zelaya ha advertido de que en caso de no ser restituido esta semana, la comunidad internacional desconocería las elecciones, que ya estaban convocadas desde antes de que fuera derrocado y que han sido tomadas como punta de lanza del Gobierno de facto como vía para poner fin a la crisis.

    author by Mario Naranjo - Reuterspublication date Sat Nov 07, 2009 02:39Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (Reuters) - El derrocado presidente de Honduras Manuel Zelaya dijo el viernes que el acuerdo que firmó la semana pasada es "letra muerta", luego de que el jefe del Gobierno de facto, Roberto Micheletti, formó un gobierno de unidad nacional sin incluir al destituido mandatario.

    Tras meses de negociaciones para volver al poder con el apoyo de la comunidad internacional, Zelaya acordó la semana pasada con la administración interina formar un gobierno de unidad nacional y que el Congreso decidiera si él debía retornar a la presidencia del país.

    Según al cronograma acordado por negociadores de Zelaya y del Gobierno de facto, el gabinete de unidad debía quedar conformado el jueves. El depuesto líder aseguraba que primero debía ser restituido antes de que se designara a los funcionarios que integrarían ese gobierno de reconciliación.

    A última hora del jueves, Micheletti instaló un gobierno de unidad nacional y aseguró que la puerta estaba abierta si el derrocado mandatario quería sumarse y cumplir el acuerdo que buscaba poner fin a la crisis del tercer país más pobre de América Central.

    Horas antes, el mandatario de facto pidió la renuncia a sus ministros para que sus cargos sean ocupados por funcionarios escogidos de las listas enviadas por partidos políticos.

    "No se puede dialogar con un gobierno golpista, está evidentemente señalado, no son honestas las pláticas, no se sostiene el honor de la palabra", dijo Zelaya a una radio Chilena.

    Por su parte, Micheletti se jactó de haber "finalizado el proceso de conformación del gobierno de unidad y reconciliación dentro del límite establecido".

    En cadena de televisión, Micheletti dijo que el gobierno de unidad representa al "amplio espectro ideológico y político del país (...) a pesar de que el señor Zelaya no envió la lista de representantes".

    El presidente de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, criticó la interrupción del proceso de cumplimiento del acuerdo y pidió a las partes atender los compromisos "sin subterfugios" para "restablecer la democracia, la legitimidad institucional y la convivencia entre los hondureños".

    Insulza dijo que mantendrá el diálogo con las dos partes.

    Zelaya reveló que desiste de buscar un arreglo interno "ya que no tiene sentido" y cualquier salida a la crisis la trabajará con la OEA.

    Washington, que hace una semana se jactó de haber alcanzado el acuerdo, ahora fallido, dijo que no había una fecha límite para que el Congreso vote sobre el retorno de Zelaya.

    "El único plazo era para la formación del gobierno de unidad nacional, lo que fue hecho", sostuvo un portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos.

    Durante la semana, y de manera insistente, Washington señaló

    que la solución del problema, incluido el retorno de Zelaya, estaba en manos de los hondureños.

    DESCONOCE ELECCIONES

    El derrocado mandatario vio el anuncio de Micheletti -transmitido por canales de televisión- en la embajada de Brasil, en la que está refugiado desde que volvió clandestinamente a Tegucigalpa a fines de septiembre. La tristeza y el desconsuelo reinaban entre sus colaboradores.

    La sede diplomática amaneció rodeada de decenas de policías y militares, más del doble que otros días, además de vehículos antimotines, ambulancias y camiones militares.

    Zelaya fue derrocado el 28 de junio y expulsado de Honduras a punta de pistola por militares. Tras el golpe, un gobierno de facto encabezado por Micheletti fue designado por el Congreso, agudizando la peor crisis política en Centroamérica en dos décadas y dividiendo al país.

    El portavoz de Zelaya, Jorge Reina, leyó un comunicado en el que se anunció el "total desconocimiento" a las elecciones presidenciales del 29 de noviembre y a sus resultados, debido a que las votaciones "bajo dictadura son un fraude para el pueblo".

    En medio del conflicto, un artefacto explosivo de bajo poder detonó el viernes por la madrugada en la capital del país sin provocar daños ni dejar heridos.

    Es el tercer día de estallidos de artefactos de bajo poder. El miércoles una granada fue lanzada en el edificio de una operadora celular en una zona comercial de Tegucigalpa, provocando daños materiales.

    Otro artefacto casero explotó el miércoles al mediodía en un baño público del centro de la ciudad y una granada había estallado en una radio afín al Gobierno de facto en un hecho que dejó un herido leve.

    Pese a los anuncios de los zelayistas, que se mantenían en vigilia, no se reportaron manifestaciones ni incidentes tras la instalación del gobierno de unidad y el fracaso del acuerdo.

    author by AFPpublication date Sun Nov 08, 2009 05:20Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (AFP) - El gobierno hondureño de facto de Roberto Micheletti pidió al presidente depuesto, Manuel Zelaya, que vuelva a la mesa de negociación después de que éste diera el viernes por "totalmente fracasado" el acuerdo que iba a poner fin a la crisis política que dura ya más de cuatro meses.

    Según el ministro de Comunicación del gobierno de facto, René Zepeda, Micheletti está comprometido a cumplir el Acuerdo Tegucigalpa-San José, suscrito el pasado 30 de octubre entre las comisiones negociadoras de los protagonistas de la crisis.

    El gobierno de facto ratificó su disponibilidad de reconocer que es importante "un compás de espera durante el fin de semana para lograr concretar el Gobierno de Unidad y Reconciliación".

    Y es que, según el comunicado, "Micheletti ha expresado que no tiene interés en quedarse un día más de lo debido en la Presidencia de la República".

    Asimismo, Casa Presidencial hizo un llamado de "manera respetuosa" al Congreso Nacional "a continuar con sus consultas y seguir adelante en su decisión sobre el punto 5 del Poder Ejecutivo del referido Acuerdo, sobre si se se restituye o no al señor Zelaya", reza un comunicado divulgado la noche del viernes.

    Zelaya dio por roto el diálogo después de que el jueves concluyera el plazo contemplado en el acuerdo, suscrito bajo presión de Estados Unidos, para formar un gobierno de unidad nacional sin haber sido restituido en la presidencia.

    La gota que rebasó el vaso de la paciencia fue el anuncio por Micheletti minutos antes de que venciera el plazo, de la formación de un gobierno de unidad nacional sin ningún miembro del presidente depuesto y presidido por el propio mandatario de facto.

    "Lamentablemente, a pesar de la insistencia de nuestro Gobierno, de representantes de la OEA y del Departamento de Estado de Estados Unidos, el señor Manuel Zelaya rehusó proveer la lista de candidatos que podrían formar parte del Gobierno de Unidad", le ha espetado el gobierno de facto.

    Según contempla el acuerdo, la restitución de Zelaya en el cargo del que fue despojado en el golpe de Estado del 28 de junio, depende del Congreso, aunque para ello no hay fecha.

    El Congreso también ha pedido el parecer de cuatro instituciones, entre ellas la Corte de Justicia, antes de convocar a los 128 diputados en una sesión extraordinaria para pronunciarse sobre la restitución del presidente constitucional.

    Teniendo en cuenta que la mayoría aplastante de los diputados sancionaron el pasado 28 de junio el golpe de Estado perpetrado por los militares, al que consideraron una "sucesión constitucional" pocos son los que entienden por qué Zelaya ha aceptado esas cláusulas.

    La comunidad internacional espera que la restitución se produzca antes del 29 de noviembre, fecha de las elecciones presidenciales, para legitimarlas, aunque Estados Unidos, que se ha declarado "decepcionado" por la ruptura anunciada por Zelaya del diálogo y ha instado a las partes a que lo reanuden, todavía no ha manifestado claramente si reconocerá los resultados de los comicios.

    Esa ambigüedad es a la que se aferra el gobierno de facto para seguir dilatando el proceso, según los analistas, mientras los candidatos presidenciales proseguían con sus mítines electorales.

    Mientras tanto, Zelaya sigue refugiado en la embajada de Brasil, adonde llegó el pasado 21 de septiembre. Parte de los periodistas y seguidores que permanecieron con él desde esa fecha, empezaron a abandonar el encierro este fin de semana.

    author by AP Noticiaspublication date Tue Nov 10, 2009 07:28Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (AP) - El candidato presidencial independiente Carlos H. Reyes se retiró el lunes de las elecciones de noviembre porque no desea legitimar el derrocamiento de Manuel Zelaya, mientras sigue en vilo el acuerdo para resolver la crisis política hondureña.

    La negociadora del gobierno de facto Vilma Morales, por su parte, hizo un llamado vehemente al Congreso para que "tome una decisión importante para la salud de Honduras", respecto a la posible reinstalación de Zelaya a la presidencia, el gran punto de discordia.

    Reyes, un veterano líder sindical y miembro del Bloque de Resistencia contra el Golpe de Estado, se presentó ante el Tribunal Supremo Electoral para formalizar el retiro de su nómina para las elecciones presidenciales del 29 de noviembre.

    "No vamos a legitimar el golpe de estado, ni el fraude que prepara el señor (presidente de facto Roberto) Micheletti", señaló Reyes, de 68 años y quien figuraba como el principal abanderado de izquierda en el torneo electoral. A esa decisión se sumó el Bloque de Resistencia, que determinó no participar y desconocer los resultados de la contienda.

    De acuerdo con una reciente encuesta de CID/Gallup, Reyes figuraba en tercer lugar con el 6% de las intenciones de voto, bien rezagado de los candidatos de los dos partidos tradicionales, Porfirio Lobo, del Nacional (37%), y Elvin Santos, del Liberal en el gobierno (21%). En los comicios corren otros tres candidatos de partidos minoritarios.

    Zelaya aplaudió la decisión de Reyes y del Bloque de Resistencia, diciendo que "las elecciones de todos los países del mundo son procesos que apoyamos los demócratas y no los golpistas", aludiendo al gobierno de facto de Micheletti.

    Reyes optó por no acudir a las elecciones después que Zelaya dijo que decretaba como fracasado el acuerdo firmado entre las partes el 30 de octubre y rechazara el gobierno de reconciliación nacional armado el 5 de noviembre por Micheletti. El mandatario depuesto se negó a proponer candidatos.

    Para Zelaya, los comicios no serán reconocidos en el mundo si no se revierte el golpe de estado.

    Morales, en una carta que envió este lunes al secretario de la OEA, José Miguel Insulza, le planteó que el acuerdo no faculta a ninguna de las partes a interrumpir unilateralmente su cumplimiento, y que el pacto engloba tres puntos cruciales: respaldo a las elecciones, traspaso del poder el 27 de enero y normalización de las relaciones de Honduras con la comunidad internacional.

    En ese sentido pidió a la OEA que mantenga su compromiso de enviar observadores a los comicios.

    Micheletti ha argumentado que actuó ceñido al acuerdo que estipulaba la integración de un gobierno con la participación de representantes de los partidos políticos y la sociedad civil para esa fecha, y que su postura es que mientras el Congreso no decida si restituye o no a Zelaya a la presidencia, él seguirá llevando los hilos del país.

    Pero Zelaya insiste en su interpretación que el acuerdo se incumplió al no convocarse a los legisladores expeditamente para que finiquitara su regreso y encabezar el gabinete de unidad.

    Morales urgió al legislativo a pronunciarse, pero este órgano aún espera recibir respuestas de las consultas que elevó a varias instituciones judiciales y de derechos humanos sobre la situación del mandatario derrocado, para luego convocar a sesiones extraordinarias.

    El presidente del legislativo José Alfredo Saavedra dijo el lunes que desconoce si esa decisión se tomará antes o después de las elecciones, pero aseguró que "no vamos a evadir la responsabilidad que Dios sabe por qué ha recaído en el Congreso".

    Zelaya fue derrocado el 28 de junio, y desde el 21 de septiembre permanece alojado en la embajada de Brasil.

    author by EFEpublication date Wed Nov 11, 2009 02:27Report this post to the editors

    Washington, 10 nov (EFE).- El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, consideró hoy difícil que las partes retomen el diálogo en Honduras, y aseguró que bajo este contexto no contempla el envío de una misión electoral para los próximos comicios.

    En una sesión extraordinaria del Consejo Permanente, convocado para evaluar la situación en Honduras tras la interrupción del proceso de implementación del Acuerdo Tegucigalpa-San José, el titular de la Organización de Estados Americanos (OEA), afirmó que baraja la posibilidad de pedir a la Comisión de Verificación que emita su opinión sobre lo ocurrido en los últimos días.

    El Acuerdo Tegucigalpa-San José, suscrito el 30 de octubre, fue declarado roto por el depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya la semana pasada, después de que el Gobierno de facto anunciara la conformación de un Ejecutivo de Unidad sin representantes suyos y bajo la dirección del mandatario de facto, Roberto Micheletti.

    El Gobierno de facto culpa a Zelaya de haber roto el acuerdo al haberse negado a entregar la lista con los nombres de las personas que quería que integraran el Ejecutivo de Unidad y Reconciliación Nacional, que debía haberse constituido el pasado día 5.

    Insulza defendió al depuesto mandatario al afirmar que Zelaya no envió los nombres, porque en la misiva enviada a él el día 3 por el presidente de facto, quedó claro que iba a formar un Gobierno de manera unilateral y encabezado por él.

    "La realidad es que cuando la Comisión de Verificación se instaló en Tegucigalpa -ese mismo día- ya estaba en marcha una acción para constituir un Gobierno de Unidad y Reconciliación formado por Roberto Micheletti mediante una propuesta de un conjunto de personas, pero sin disposición de fijar una fecha para considerar la restitución" de Zelaya, señaló Insulza.

    Por tanto, la comisión, en la que participan como miembros internacionales el ex presidente chileno Ricardo Lagos y la secretaria de Trabajo de EE.UU., Hilda Solís, ya se encontró con los primeros problemas a su llegada a Honduras, dijo.

    Tras el fracaso del acuerdo, los asesores de Insulza, a quien representan en Honduras actualmente el argentino José Octavio Bordón y el chileno Enrique Correa, con el fin de acompañar los trabajos de la Comisión, conversaron con Zelaya.

    El depuesto mandatario transmitió a Insulza que su "frustración había llegado al límite y que no estaba dispuesto hacerle el juego a la dictadura" de Micheletti.

    "Piensa que no se cumplió el acuerdo porque se pretendió (crear) un Gobierno de forma unilateral, no se ha resuelto el tema de la restitución y que esto constituye un intento del Gobierno de facto de ir a por la propuesta de la tercería", explicó Insulza.

    Según el acuerdo, es la Comisión de Verificación la que puede declarar por fracasado o incumplido el pacto alcanzado el pasado día 30 en Tegucigalpa, recordó Insulza.

    Por tanto, "no descarto pedir a los miembros internacionales de la Comisión que emitan su opinión sobre lo ocurrido".

    En este contexto, Insulza, quien reiteró que debe ser Zelaya quien encabece cualquier Gobierno de unidad, consideró que la situación actual en la crisis política hondureña es que "no se ve como muy posible retomar un diálogo".

    El titular de la OEA dijo que para que pueda haber una solución, Micheletti debe presentar su renuncia para que el Congreso pueda pronunciarse sobre la restitución de Zelaya, y allanar el camino a la creación de un Gobierno de Unidad y la celebración de las elecciones del próximo 29 de noviembre.

    El Gobierno de facto ha pedido a la OEA que envíe una misión de observadores para esos comicios, pero Insulza aseguró hoy que esa posibilidad "no se podría ni siquiera considerar" bajo las actuales circunstancias políticas en Honduras, ni tampoco sin que se haya levantado la suspensión a ese país. EFE

    author by Reuterspublication date Fri Nov 13, 2009 03:09Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (Reuters) - El Gobierno de facto de Honduras redobló las medidas de seguridad en el país, principalmente en torno a los candidatos presidenciales, ante un aumento de episodios de violencia mientras la crisis política derivada del golpe de Estado sigue sin resolverse.

    En los últimos días se sucedieron asesinatos a plena luz del día, así como ataques con granadas y bombas caseras, algo que no había sucedido ni siquiera en las primeras tensas semanas que siguieron al derrocamiento del presidente Manuel Zelaya, el 28 de junio.

    "Tenemos un plan de protección para los principales líderes políticos del país, especialmente para los candidatos presidenciales y otros políticos que lo han pedido", dijo a Reuters el jefe policial Danilo Orellana.

    "Este esquema se ha estrechado debido a la escalada de atentados y crímenes de los últimos días con fuerzas y aparatos de inteligencia para detectar y neutralizar grupos o personas que pretendan realizar actos de violencia", explicó.

    La violencia no es nueva en el empobrecido país centroamericano, asolado años atrás por las temibles "maras" o pandillas juveniles y donde en el pasado han habido atentados y secuestros contra funcionarios y sus familiares y operan poderosos cárteles del narcotráfico.

    Aunque las autoridades no vinculan directamente el aumento de delitos en las últimas semanas con la crisis política, hay quienes reconocen que la división que generó en el país avivó la violencia.

    "Es una situación difícil que en parte es exacerbada por la crisis política. Pero es un problema que no es nuevo", dijo a Reuters Orlín Cerrato, portavoz del ministerio de Seguridad.

    La semana pasada, Washington emitió una alerta de viaje a Honduras que avisa a sus ciudadanos de la incertidumbre política y de seguridad, y pide evitar traslados innecesarios al país exportador de café. La advertencia tiene vigencia hasta el 20 de diciembre.

    TIROS Y EXPLOSIONES

    En un barrio marginal de Tegucigalpa fue asesinado el martes a tiros el hermano del ex presidente Rafael Callejas (1990-1994), por motivos que aún no están claros. Algunos medios locales, citando a la policía, dijeron que era buscado por la justicia por denuncias de estafa.

    Su hermano respaldó el golpe contra Zelaya.

    El crimen se sumó a la muerte a balazos el lunes de un candidato a alcalde en el interior del país y a un ataque el sábado con armas de fuego contra el fiscal general, que salió ileso. El fiscal tiene la responsabilidad de emitir una opinión para el Congreso sobre el posible regreso de Zelaya al poder.

    En ambos casos no eran claras las razones del ataque.

    "Me siento realmente preocupado, porque son personas conocidas las atacadas, no como los crímenes anteriores", dijo a Reuters el empresario Alejandro Alvarez, vicepresidente de la Cámara de Construcción, que también respalda al presidente de facto, Roberto Micheletti.

    Además, los estallidos de artefactos explosivos se están convirtiendo en cosa común en el país, de casi 8 millones de habitantes de los cuales un 70 por ciento vive en la pobreza.

    La crisis dividió a los hondureños entre los que apoyan el retorno de Zelaya al poder y los que respaldan al Gobierno de facto, que acusa al depuesto líder de violar la Constitución con su intento de hacer un referéndum para allanar el camino a la reelección presidencial.

    Zelaya está refugiado en la embajada de Brasil desde el 21 de septiembre, cuando volvió clandestinamente al país. Un acuerdo firmado a finales de octubre entre las partes en conflicto quedó sin efecto por desacuerdos en torno a la conformación de un Gobierno de unidad nacional.

    author by AP Noticiaspublication date Fri Nov 13, 2009 04:00Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (AP) - La congresista demócrata estadounidense Jan Schakowsky dijo el miércoles que Honduras ha vivido una escalada de abusos a los derechos humanos tras el golpe de estado que sacó del poder al presidente Manuel Zelaya en junio.

    Schakowsky, que concluye el jueves una visita de tres días a Honduras, afirmó que "el presidente electo debe ser restituido y el Congreso debe tomar acciones", dijo la congresista en una rueda de prensa poco antes de concluir su visita.

    Los 128 diputados deben votar si restituyen o no a Zelaya, de acuerdo a lo establecido en el acuerdo Tegucigalpa San José.

    Durante su estancia en Honduras, Schakowsky se entrevistó con el mandatario derrocado por los militares en la sede de la embajada de Brasil, donde se encuentra refugiado desde el 21 de septiembre.

    También se reunió con organismos de derechos humanos y familiares de víctimas. Así como con sectores empresariales y el canal 36 de televisión, un medio a fin a Zelaya y que fue temporalmente cerrado por el gobierno de facto.

    La congresista visitó Honduras con el objetivo de constatar por si misma la situación de los derechos humanos y evaluar las condiciones para la celebración de las elecciones del 29 de noviembre.

    Las reuniones con familiares de víctimas "fueron muy dolorosas", dijo al narrar que se entrevistó con madres que han hablado de sus hijos fallecidos. Mencionó que sostuvo una reunión con el padre de un obrero que murió el cinco de julio durante una protesta contra el golpe de estado celebrada en los predios del aeropuerto.

    También conversó con el esposo de Wendy Avila, una mujer que sufría de asma y que murió en una manifestación donde fueron lanzados gases lacrimógenos a comienzos de octubre. La mujer "murió por la nube de gases que tuvo que inhalar", dijo.

    Asimismo, mencionó que conoció un informe que elaboró la Comisión de Familiares de Detenidos y Desaparecidos sobre "muchas personas que habían sido detenidas sin procedimientos legales".

    "La conclusión es que desde el 28 (de junio) ha habido una escalada de los abusos de los derechos humanos", dijo la congresista a la AP. "Y es una cosa que esos grupos pensaban que no se iba a volver a ese tipo de abuso. Y están muy tristes por eso".

    El Frente Nacional de Resistencia Contra el Golpe de Estado sostiene que más de un centenar de personas han muerto desde el golpe. "Luchamos por la constituyente y esta lucha la vamos a ganar se oponga quien se oponga, porque la sangre de más de 126 muertos no se olvida", dijo el Frente en un comunicado reciente.

    Oficialmente la cifra de muertes vinculadas a las manifestaciones tras el golpe de estado es de tres y las autoridades aún mantienen abiertas las investigaciones de esos casos.

    La visita de la Congresista tiene lugar en momentos en que el acuerdo Tegucigalpa-San José, firmado el 30 de octubre por Zelaya y el presidente de facto Roberto Micheletti, para poner fin a la crisis política, se encuentra en suspenso.

    El derrocado mandatario rechazó que el gobierno de reconciliación que plantea el documento fuese encabezado por Micheletti.

    Zelaya ha dicho que si no es restituido no reconocerá las elecciones y ha instado a la comunidad internacional a que tampoco lo haga.

    author by AP Noticiaspublication date Sun Nov 15, 2009 21:21Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (AP) - El derrocado mandatario Manuel Zelaya, en una carta dirigida al presidente Barack Obama, le comunica que no aceptará ningún acuerdo de retorno a la presidencia y que impugnará las elecciones del 29 de noviembre, comicios que según dijo estarán legitimando el golpe de estado.

    Desde la embajada de Brasil donde se encuentra refugiado, Zelaya leyó el sábado en la emisora de radio Globo una nota con fecha del 14 de noviembre dirigida a Obama en la que le informa que impugnará las elecciones presidenciales y sostiene que Washington "alteró" su posición inicial sobre las elecciones presidenciales de Honduras.

    "En mi condición de presidente electo del pueblo hondureño reafirmo mi posición que a partir de esta fecha cualquiera que fuera el caso yo no acepto ningún acuerdo de retorno a la presidencia de la república para encubrir este golpe de estado", dijo Zelaya al leer la misiva.

    "El futuro que hoy nos muestran al alterar su posición en el caso de Honduras y favorecer así la intervención abusiva de las castas militares en la vida cívica de nuestro Estado, (causa histórica del atraso y estancamiento de nuestros países en el siglo XX). No es mas que el ocaso de la libertad y un desprecio a la dignidad humana, es una nueva guerra contra los procesos de reformas sociales y democráticas tan necesarios en Honduras", dijo.

    Hace tres días y luego de una visita del subsecretario estadounidense adjunto para el Hemisferio Occidental, Craig Kelly, Zelaya acusó a Estados Unidos de que había cambiado su posición a última hora al manifestar "que va a esperar el proceso electoral".

    La visita de Kelly quien se reunió con Zelaya y con el presidente de facto Roberto Micheletti en un esfuerzo por salvar el acuerdo Tegucigalpa-San José, resultó entanto "esperanzadora" para el gobernante golpista en el sentido de que reconocería los comicios.

    Zelaya que fue derrocado el 28 de junio en un golpe de estado militar, concluye la misiva, planteando a Obama que cada "vez que se derroca un gobierno legítimamente electo en América la violencia y el terrorismo nos gana una batalla y la democracia sufre una derrota".

    Todavía "nos resistimos a creer que este golpe de estado militar en ejecución en Honduras, es ya el nuevo, terrorismo de estado del siglo XXI".

    En su carta hace un recuento de los hechos desde el pasado 8 de julio cuando, según narró, la secretaria de Estado Hillary Clinton dejó claro "ante mi y ante el mundo" la posición de la administración Obama de condenar el golpe de estado, desconocer sus autoridades y exigir el retorno del estado de derecho con la restitución.

    Asimismo dijo que recientemente le sorprendieron las declaraciones de funcionarios del Departamento de Estado estadounidense cuando "modifican e interpretan el acuerdo (San José Tegucigalpa) unilateralmente con las declaraciones siguientes: '...las elecciones serían reconocidas por Estados Unidos con o sin restitución...".

    El régimen de facto celebró "este cambio y utilizaron estas declaraciones para sus objetivos, e inmediatamente terminaron por incumplir y violar el Acuerdo", sostuvo.

    Se refería a declaraciones formuladas cuando, tras la firma del acuerdo de Tegucigalpa-San José, se instalaba en Tegucigalpa una comisión de verificación.

    Zelaya enfatizó en que la nueva posición de los funcionarios estadounidenses se esquiva el objetivo inicial del diálogo, relegándolo a un segundo plano. Y según dijo tratando de trasladar este acuerdo hacia un nuevo proceso electoral sin importar las condiciones en que se desarrolle.

    Impulsado por Estados Unidos, el acuerdo Tegucigalpa-San José fue firmado el 30 de octubre. No obstante, cinco días después fue considerado como un "fracaso" por el mandatario derrocado al rechazar que la conformación de un gobierno de reconciliación _uno de los puntos que estableció el consenso_ fuese encabezada por Micheletti.

    Además del gobierno de reconciliación integrado por representantes de diversos partidos políticos y de la sociedad civil, el acuerdo también incluye el reconocimiento de ambas partes a las elecciones presidenciales y que el Congreso, tras consultar con otras instancias, se exprese en torno a la restitución de Zelaya.

    Zelaya anotó que las elecciones se están llevando a cabo con recursos públicos autorizados por funcionarios no reconocidos.

    Advirtió que bajo esas condiciones los resultados del proceso "serán sujetos de impugnación y no reconocimiento; lo cual pone en grave riesgo la estabilidad futura de las relaciones entre Honduras y el resto de naciones que reconozcan sus resultados".

    El gobierno de facto ve en las elecciones una salida a la profunda crisis política en que se sumergió este país desde que Zelaya fue derrocado por militares el 28 de junio. Aseguran que el proceso electoral avanza sin contratiempos y refuerzan el llamado a la población a que vaya a votar el domingo 29 de noviembre.

    Los candidatos presidenciales con posibilidades de triunfo son Porfirio Lobo, del Partido Nacional, y Elvin Santos, por el Partido Liberal, el mismo colectivo de Zelaya y del presidente de facto Roberto Micheletti. En la recta final los candidatos han intensificado sus campañas políticas a lo largo del territorio nacional.

    author by AFPpublication date Tue Nov 17, 2009 05:21Report this post to the editors

    TEGUCIGALPA (AFP) - Con una concentración frente al Congreso, el Frente de Resistencia contra el Golpe de Estado en Honduras mantenía este lunes la lucha por la restitución del depuesto presidente Manuel Zelaya, aunque éste haya desistido de esas pretensiones.

    "La resistencia es una lucha permanente (...) es una lucha en contra de la represión, en contra de los golpistas", expresó Juan Barahona, uno de los coordinadores del Frente que se reunía en el Parque la Merced, frente al edificio del Congreso, en el centro de la capital.

    El Frente de Resistencia también mantiene su posición de boicotear las elecciones del 29 de noviembre, que el régimen de facto espera sirvan para pasar página a esta crisis desatada por el golpe de Estado del 28 de junio.

    "Este 29 de noviembre para la Resistencia no hay elecciones porque ningún compañero de la Resistencia va a ir a votar (...) porque en estas elecciones no tiene candidatos", proclamó el dirigente.

    Pese a la decisión de Zelaya de renunciar a su restitución, el Congreso tiene que tomar una decisión al respecto, anunció este lunes el vicepresidente de la institución, Ramón Velásquez Nazar, en declaraciones a la estación de radio HRN.

    "Ahora que Zelaya dice que ya no le interesa, que ya no quiere (...) esto no cambia, no varía la situación del Congreso, hay que ver que se trata de un poder del Estado que no puede estar actuando irresponsablemente o en línea a lo que puede estar opinando cualquier hondureño", expresó el diputado de la Democracia Cristiana (DC).

    Según el acuerdo San José/Tegucigalpa suscrito el 30 de agosto por los dos protagonistas de la crisis, bajo la presión de Estados Unidos, el gobierno de facto de Roberto Micheletti dejó en manos de los 128 diputados la potestad de restituir a Zelaya en el poder.

    Sin embargo, el acuerdo no prevé una fecha límite para hacerlo, aunque Zelaya esperaba que fuera antes del 5 de noviembre, cuando debía quedar constituido el gobierno de unidad nacional previsto en los acuerdos.

    El trámite se ha dilatado también porque el Congreso decidió consultar a la Corte Suprema de Justicia, el Ministerio Público, el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) y al gubernamental Comisionado de Derechos Humanos. Solo este último ha entregado su informe.

    "Se nos ha informado que esta semana el Congreso va a convocar a sesión del pleno (...) pero esos diputados no quieren reunirse porque no quieren discutir la restitución", aseguró Barahona.

    Zalaya anunció el sábado, en una carta enviada al presidente estadounidense Barack Obama, que ya no acepta "ningún acuerdo de retorno a la presidencia para encubrir el golpe de Estado".

    Para el presidente depuesto, refugiado en la embajada de Brasil desde el 21 de septiembre, tras entrar clandestinamente en el país, el acuerdo "queda sin valor ni efecto por incumplimiento unilateral del gobierno de facto".

    El presidente depuesto culpa a Washington también de haber bajado la presión contra el gobierno de facto después de que admitió que reconocería las elecciones presidenciales, independientemente de que se le restituya o no.

    Micheletti espera que una vez que el vencedor de los comicios asuma el poder el 27 de enero, el nuevo gobierno sea reconocido por la comunidad internacional y se ponga fin a las sanciones internacionales y al aislamiento del país.

    Number of comments per page
      
     

    This page has not been translated into Polski yet.

    This page can be viewed in
    English Italiano Deutsch

    América Central / Caribe | Imperialismo / Guerra | es

    Sat 22 Nov, 03:30

    browse text browse image

    img_0001wb_1.jpg imageMovilización del 19 de octubre en contra de la MINUSTAH 15:51 Fri 21 Oct by Batay Ouvriye 0 comments

    A partir del llamado del Colectivo para la idemnización de las víctimas del cólera donde participamos, alrededor de cuatrocientas personas se movilizaron el 19 de octubre pasado para protestar otra vez contra la presencia de la MINUSTAH en el país.

    72a2d82c4bd14e14f80e6a7067000da2_1.jpg imageYa Basta: Todos a Exigir el Fin de la Ocupación Militar de la ONU en Haití (29 de Febrero, 2012) 15:34 Wed 19 Oct by Varios Autores 0 comments

    Hay mil razones para que las tropas de ocupación de la ONU en Haití (MINUSTAH) se vayan. No hay una sola razón legítima para que se queden. [English] [Kreyòl Ayisyen] [Français]

    textComunicado Sindical Costarricense: movilizarse contra la ocupación yanqui 05:28 Fri 09 Jul by CGT-SINDEU 0 comments

    Reproducimos el siguiente comunicado de la CGT y del SINDEU de Costa Rica llamando a la movilización contra la ocupación militar yanqui "autorizada" por el gobierno de Chinchilla. Enviamos desde ya toda nuestra solidaridad al pueblo de Costa Rica.

    460_0___30_0_0_0_0_0_pwen_6_1.jpg imageHaití: los trabajadores se toman el Día de la Bandera (18 de Mayo) 22:28 Sat 12 Jun by Batay Ouvriye 0 comments

    18 de mayo 2010, ¡conmemoración del día de la bandera! Pero: ¿Cuál de las banderas? ¿La americana, la francesa, canadiense, chilena, brasilera, argentina, boliviana, ecuatoriana, paraguaya…? O ¿será la de Jordania, de Nepal, de Congo, Senegal, China, Israel, Sri Lanka…? O tal vez ¿la de los médicos sin fronteras, de los funcionarios de Oxfam…?

    demokrasi_popile.jpg image¡Solidaridad con el pueblo haitiano! ¡Militarización, no! 06:02 Wed 24 Feb by Comité Democrático Haitiano en Argentina 0 comments

    El terremoto que sacudió a Haití el 12 de Enero, sacudió también las conciencias y los corazones de los pueblos de todo el mundo, ante los cuales Haití volvió a existir. También sacudió la memoria, pues en medio de las notas de prensa sobre la catástrofe natural se han colado las catástrofes "sociales" que por dos siglos han castigado al pueblo haitiano y que jamás se han enseñado en las escuelas. Ocupaciones militares de Estados Unidos y de la ONU, dictaduras sangrientas respaldadas por el Pentágono, embargos y sanciones impuestas por los imperialistas norteamericanos o franceses, todas las cuales han sido tan devastadoras como este terremoto. [Français] [English] [Italiano]

    t_21_01_2010.gif imageHaití: ¡No es ayuda humanitaria, es ocupación militar! 04:54 Fri 22 Jan by Unión Socialista Libertaria 2 comments

    La toma por parte del ejército yanqui del Aeropuerto de Puerto Príncipe (capital de Haití), el toque de queda desde las ocho de la noche, y las medidas limitativas a la labor de periodistas extranjeros a cuyos gobiernos se les advierte que no se responsabilizará n de lo que les ocurra y que incluso podrían ser arrestados; son una muestra del cariz cada vez más reaccionario que evidencia esta ocupación militar. Además, esta situación extrema ha demostrado también que los cascos azules de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), son un simple destacamento de avanzada del ejército imperialista de invasión internacional de las naciones oprimidas.

    honduras.jpg image¡A combatir el golpe militar en Honduras con movilización popular! 20:31 Sat 04 Jul by Anarquismo Revolucionario “Hijos del Pueblo” 0 comments

    Declaración de la organización anarco-comunista ecuatoriana "Hijos del Pueblo"

    Organización Comunista Libertaria de Chile imageLa Organización Comunista Libertaria de Chile frente al golpe militar en Honduras 08:57 Tue 30 Jun by Organización Comunista Libertaria de Chile 33 comments

    Pronunciamiento de la Organización Comunista Libertaria de Chile ante el Golpe militar en Honduras.

    ayitimayday16.jpg imageEl Comité Democrático Haitiano en Argentina se pronuncia ante el 1o de Mayo 15:09 Sat 09 May by Comité Democrático Haitiano en Argentina 0 comments

    El Comité Democrático Haitiano en Argentina quiere -mediante esta presente- hacer llegar su total repudio a la represión ejercida por la Policía haitiana en contra de la movilización organizada por varias organizaciones populares haitianas acompañadas de sindicalistas hermanos de otros países de América Latina para conmemorar el 1º de mayo último pasado.

    decesare01.jpg imageRespuesta al Sr. Juan Emilio Cheyre ante su apología de la ocupación de Haití 18:53 Sun 18 Jan by Isabel Ledesma 0 comments

    Respuesta del Comité Democrático Haitiano en Argentina al artículo de Juan Emilia Cheyre, apologista chileno de la ocupación de Ayití...

    more >>

    imageReflexiones filosóficas sobre el anarquismo y las luchas nacionales en un país colonial Jan 11 by Damián Hernández Marrero 4 comments

    El siguiente artículo de Damián Hernández, militante de la organización puertorriqueña La Acción Libertaria, entrega un valioso aporte para la reflexión de cara a la participación anarquista en las luchas de liberación nacional, en Puerto Rico y en todos los países sometidos al yugo imperialista.

    imageEl retorno de Baby Doc a Ayití: se cierra el círculo de la restauración duvalierista Jan 18 by José Antonio Gutiérrez D. 6 comments

    Con la llegada de Baby Doc de vuelta a Ayití, podemos decir que se cierra el ciclo abierto por las luchas populares en 1986 de manera extraordinariamente trágica. La estrategia de restauración del duvalierismo ha triunfado, al menos en lo inmediato. La “comunidad internacional” que, mientras se llena la boca con palabras piadosas de ayuda humanitaria y mientras enjugan sus ojos con lágrimas de cocodrilo ante la miseria que ellos mismos han creado, no ha escatimado esfuerzos para asistir a los neoduvalieristas en esta tarea de restauración. [English]

    imageGolpe de Estado en Honduras, algunas reflexiones. Jul 16 by Esteban Ferreira Urrea 0 comments

    El siguiente escrito posee fragmentos de un primer documento de breve extensión, realizado para la revista Hombre y Sociedad publicada en invierno de 2009. El presente fue extendido y actualizado con nuevas reflexiones, con sucesos actuales y con nuevas perspectivas táctico-estratégicas sobre el conflicto.
    Nuestra intención al presentar esta propuesta, es contribuir a generar visiones de los conflictos sociales desde la óptica de nuestro pensamiento, el cual tiene como horizonte la emancipación social, la socialización económica y de la práctica política. Además pretendemos sugerir, si es que se nos permite, posibilidades viables de construcción para los sectores en resistencia y para el pueblo hondureño. Pero por sobre todo, buscamos enviar fuerzas para la lucha y un mensaje solidario al Frente para la Resistencia de Honduras, espacio de convergencia de las distintas fuerzas sociales y corrientes político-ideológicas.

    imageAhora Costa Rica… EEUU y la militarización del Caribe Jul 09 by José Antonio Gutiérrez D. 1 comments

    ¿Cómo debemos entender entonces la presencia yanqui en Costa Rica? En realidad, EEUU está en un proceso de militarización del área Caribe, la cual es fundamental dentro de su proceso de recomposición de la hegemonía norteamericana desgastada en Latinoamérica –lo cual había sido uno de los objetivos políticos primordiales del gobierno de Obama. [English]

    imageLa reunión de los “amigos” de Haití en Canadá… así, ¿quién necesita enemigos? Jan 28 by José Antonio Gutiérrez D. 0 comments

    ¿Qué es lo que ofrecen los “amigos” de Haití? Más militarización, más deuda, más del “desarrollo” económico de las maquilas, nuevos barrios miseria y más marginalidad social. [English]

    more >>

    imageYa Basta: Todos a Exigir el Fin de la Ocupación Militar de la ONU en Haití (29 de Febrero, 2012) Oct 19 0 comments

    Hay mil razones para que las tropas de ocupación de la ONU en Haití (MINUSTAH) se vayan. No hay una sola razón legítima para que se queden. [English] [Kreyòl Ayisyen] [Français]

    textComunicado Sindical Costarricense: movilizarse contra la ocupación yanqui Jul 09 0 comments

    Reproducimos el siguiente comunicado de la CGT y del SINDEU de Costa Rica llamando a la movilización contra la ocupación militar yanqui "autorizada" por el gobierno de Chinchilla. Enviamos desde ya toda nuestra solidaridad al pueblo de Costa Rica.

    image¡Solidaridad con el pueblo haitiano! ¡Militarización, no! Feb 24 0 comments

    El terremoto que sacudió a Haití el 12 de Enero, sacudió también las conciencias y los corazones de los pueblos de todo el mundo, ante los cuales Haití volvió a existir. También sacudió la memoria, pues en medio de las notas de prensa sobre la catástrofe natural se han colado las catástrofes "sociales" que por dos siglos han castigado al pueblo haitiano y que jamás se han enseñado en las escuelas. Ocupaciones militares de Estados Unidos y de la ONU, dictaduras sangrientas respaldadas por el Pentágono, embargos y sanciones impuestas por los imperialistas norteamericanos o franceses, todas las cuales han sido tan devastadoras como este terremoto. [Français] [English] [Italiano]

    imageHaití: ¡No es ayuda humanitaria, es ocupación militar! Jan 22 USL 2 comments

    La toma por parte del ejército yanqui del Aeropuerto de Puerto Príncipe (capital de Haití), el toque de queda desde las ocho de la noche, y las medidas limitativas a la labor de periodistas extranjeros a cuyos gobiernos se les advierte que no se responsabilizará n de lo que les ocurra y que incluso podrían ser arrestados; son una muestra del cariz cada vez más reaccionario que evidencia esta ocupación militar. Además, esta situación extrema ha demostrado también que los cascos azules de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), son un simple destacamento de avanzada del ejército imperialista de invasión internacional de las naciones oprimidas.

    image¡A combatir el golpe militar en Honduras con movilización popular! Jul 04 Anarquismo Revolucionario “Hijos del Pueblo” 0 comments

    Declaración de la organización anarco-comunista ecuatoriana "Hijos del Pueblo"

    more >>
    © 2005-2014 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]