user preferences

A 61 años de la Nakba, el desgaste de legitimidad del sionismo se acrecienta.

category bolivia / peru / ecuador / chile | imperialismo / guerra | opinión / análisis author Monday June 15, 2009 08:58author by Horacio Vergara Tello Report this post to the editors

El siguiente escrito nace al calor de los hechos ocurridos en la poca concurrida conmemoración de los 61 años del Estado de Israel, organizada por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y por su jefe de Gobierno, Mauricio Macri, el cual, aparte de confirmar “su pacto de apoyo” y afianzar sus variados negocios con los empresarios sionistas, busca captar el voto de la comunidad Judea Argentina, en estas próximas elecciones legislativas y también proyectando su candidatura presidencial para fines de este año 2009.

La reflexión nace a partir de una serie de sucesos que nos ayudan a pensar en la posibilidad del desgaste del actuar y de las posiciones políticas del Estado de Israel, desgaste que se hace manifiesto en su constante pérdida de legitimidad para con la comunidad Judía internacional y la humanidad en su conjunto.

La constante propaganda del miedo que se práctica dentro del territorio del actual Israel, ya no cumple su rol a cabalidad. La idea de Goebbels, ministro de propaganda nazi: “miente, miente, que algo quedará”. Se desmorona lentamente, todo lo que sube debe bajar, dijeron alguna vez por ahí y la impunidad del sionismo cada vez esta más cerca del suelo, ya que su intención programática de expansión territorial y el genocidio étnico ya no quedaran impunes ni menos serán permitidos. No sólo por el pueblo no judío que se declara antisionista, si no que también por una “parte” significativa de los propios habitantes de Israel y “parte” de la comunidad judía internacional.

nakba61.jpg

Ya van más de seis décadas de tormento y opresión en las que el pueblo palestino, día tras día sufre la humillación por parte de los ocupantes de sus tierras natales. La Catástrofe o Nakba, se traduce de forma concreta en promesas incumplidas, expulsión, tortura, despojo, muerte, encarcelamiento, segregación racial, desocupación, destrucción de su medio ambiente, de su economía basada principalmente en el cultivo de cítricos y tunas y un largo etc.

Pero la pérdida de legitimidad y el desgaste del actuar del Estado de Israel es cada vez mayor. El quiebre o punto de inflexión lo podemos identificar en la segunda invasión al Líbano (operación que denominaron “Justa Recompensa” por el hecho de que Hizbulah secuestrara a 2 soldados israelíes. Sin embargo, más allá de las razones “oficiales”, la operación ya estaba siendo planeada hace un tiempo y se denominó “Salida Limpia” (1)). Así, en julio de 2006, por primera vez la comunidad judía que reside en Israel y la repartida por el resto del mundo, dijo en masa: basta!!!. Iniciando un cuestionamiento a la masacre y los crímenes del Estado sionista, cuestionamiento que más allá de sus limites cuantitativos, debemos dimensionarlo en términos cualitativos. Ahora, si bien es cierto que sólo el repudio de las masas organizadas es lo que genera los grandes cambios, hoy lentamente avanzamos hacia los cambios necesarios por los que lucha el pueblo palestino, cambios que harían un poco más justo este mundo dominado por el capital, por sus aparatos ideológicos de Estado y por sus armas, que sólo les han sido efectivas apuntando y acribillando a los pueblos desarmados, porque en las guerras armadas por el imperialismo, pocos han sido los triunfos que han logrado.

Este año recién pasado, mientras transcurría la masacre iniciada en Gaza el 27 de diciembre de 2008, que acabó con la vida de más de 1400 Palestinos (la mitad niños, mujeres y menores de 18 años) y dejó alrededor de 5300 heridos, muchos de ellos de gravedad, la comunidad judía y no judía internacional, repudió férreamente la violencia con la que actuó la Haganah (2), tras la razón de Estado (los conceptos derecho a la seguridad y derecho a la existencia creados por el sionismo, se traducen en respuesta a lo que ellos denominan una “agresión”) emanada de los actuales ideólogos del sionismo.

La crisis del proyecto sionista y su programa colonial, la debemos entender como la descalcificación de su ideología impuesta al pueblo judío. Su manifestación la encontramos en sus constantes incursiones bélicas, las que ayudan a fortalecer al nuevo ente sagrado (el Estado sionista), a través del patriotismo y la “racionalidad occidental” (del capital y el garrote) que le imponen a los “bárbaros orientales”, y, a su vez, son la clara muestra del desgaste. E ahí la apertura de un posible conflicto bélico con Irán (3) y la instrumentalización de Hamás y Hizbulah para justificar -frente a los ciudadanos y amplios sectores de la población mundial que aún legitiman y creen en sus actos- las operaciones de “defensa”.

El ocupar la religión o lo sagrado para justificar su coloniaje, ya no es sentido de credibilidad, al contrario tenemos todos claro que el sionismo como sinónimo de fanatismo y fundamentalismo, es parte de la vanguardia de la metástasis (élite burguesa hegemónica) que pretende desde una perspectiva estratégica geopolítica dominar el mundo y sus principales actuales matrices energéticas e hídricas. Además, ya es bien sabido que los dirigentes e ideólogos actuales en su mayoría son ateos bíblicos que sólo pretenden justificar la limpieza étnica en sus antepasados y en escrituras sagradas como la Torá.

La gran pregunta que nos planteamos es ¿quién salvará a Israel del sionismo?. pero esto también es homologable a ¿quien nos salvará del capitalismo?, la respuesta ya la conocemos en nuestra propia experiencia práctica organizativa, es decir, las grandes masas organizadas a través de la acción directa y proponiendo el Federalismo, en oposición al Estado, como forma posible y viable de organizar la sociedad libre de explotación.

Si bien es cierto que aún existe mucho miedo para enfrentar al temido aparato que descalifica, persigue y mata a sus detractores, hoy las voces críticas y de rechazo se multiplican lentamente. Los ejemplos a citar son bastantes, uno de ellos son los más de 300 soldados israelíes que han rechazado órdenes de sus superiores y han ido a parar a la cárcel por su insumisión (4). Otro ejemplo de ello es la comunidad Judeo-Argentina, en la cual también está germinando la ilegitimidad del sionismo, ya que en el aniversario de los 61 años de creación del Estado de Israel (que en lo concreto es la muerte y expulsión sistemática de los palestinos de la tierra en que vivían), organizado por el gobierno de la ciudad de Buenos Aires, participaron un número muy reducido de personas y más que el acto en sí, se terminó destacando la acción de distintos compañeros de organizaciones de intención revolucionaria que repudiaron el acto. Acciones que la AMIA y la prensa burguesa en su complicidad y hermetismo ideológico, las tildó de antisemitismo, toda una táctica que busca desviar la atención de la poca concurrencia al acto de celebración de los 61 años del Estado de Israel(5).

La comunidad Judeo-Argentina es la más grande de Latinoamérica y está ubicada como la sexta más grande del mundo fuera de Israel, por tanto, es en ella (la más cercana para nosotros desde el punto de vista geográfico) donde debemos impulsar las consignas de libertad para el pueblo palestino, de no violencia, de derecho a la existencia y al territorio para desarrollar su vida y cultura propia, y, también develar la dominación totalitaria que intenta ejercer sobre ellas el Estado sionista y su aparato internacional.

Todo esto sumado a la “incertidumbre de la política yanqui para con Oriente Próximo” (6), nos lleva a pensar que una nueva ofensiva bélica por parte de Israel, será muy bien pensada antes de llevarse a cabo. Esta tarea se les dificulta, no por ausencia de capacidad militar para lograr sus objetivos(7), sino por el factor político, lo que se traduce en la escasa legitimidad social de sus actos y posicionamientos políticos, pilar estratégico para lograr objetivos en la sociedad contemporánea al momento de intentar construir políticamente. O mejor dicho es la clave del éxito para lograr las conquistas de cualquier tipo, ya que es la lucha ideológica y política el campo de batalla principal por exelencia.

Pensar en los 61 años de la fundación del Estado sionista es arbitrario desde el punto de vista de la Nakba, la cual se inició desde principios del siglo XX. Por lo mismo es que repetimos con todas las fuerzas y más allá del cansancio: Palestina libre, carajo!!!

Horacio Vergara Tello
Junio de 2009




(1) Ver: El Líbano: Nueva Masacre del Fascismo Israelí y la Crisis del Imperialismo. José Gutiérrez, Revista Hombre y Sociedad, Segunda Época, Nº 20, Fin de año 2006.

(2) Traducida del hebreo es “Defensa”. La Haganah tiene sus orígenes como organización paramilitar de la corriente principal que se asentó en Palestina desde los inicios del conflicto. Posteriormente se convirtió en el ejercito regular del Estado sionista.

(3) Ver: Israel se prepara para un posible ataque en su mayor ejercicio de defensa civil. http://es.noticias.yahoo.com/9/20090602/twl-israel-se-p....html

(4) Ver: http://www.antimilitaristas.org/spip.php?article4044

(5) Distintos periódicos publicados en Argentina trataron el tema. Pero recomiendo ver las declaraciones de Roberto Ahuad, vicepresidente de la Federación de Entidades Argentino-Árabes, respecto al tema: http://infobae.com/contenidos/449174-100898-0-La-comuni...emita

(6) Si bien es sabido por todos, que la propuesta de la partición del territorio en dos Estados es la que menciona Obama de forma pública -tema muy serio porque imaginen lo que serían dos Estados puros o de una sola etnia-, al hablar de incertidumbre, nos referimos a como enfrentará el gobierno de Obama de forma táctica a Oriente en general y al conflicto palestino-israelí en particular. Decimos táctico, porque estratégicamente esta clara la férrea unidad imperial de EE.UU e Israel, por tanto ninguno se hará daño por más declaraciones de buena voluntad de parte de Obama. Las declaraciones en las que dice que son los países árabes en conjunto con EE.UU, quienes deben enfrentar "al extremismo violento en todas sus formas", son claras evidencias de que “la nueva política”, buscará las mismas tácticas del pasado, es decir: será la búsqueda de mayor enfrentamiento y discordia entre los países árabes, entre quienes son aliados de Washington (o se unen en santa alianza) y los que declaran su máximo repudio hacia sus políticas. En palabras simples buscaran “que se caguen a tiros entre ellos”. Una antigua práctica muy conocida por nosotros los Latino Americanos y por nuestros pueblos originarios, ya que fue la misma habilidad política que usaron los piratas españoles con nuestros conflictos internos, al utilizar el odio de los pueblos sometidos al dominio imperial de los Incas y los Aztecas.

(7) La Haganah no sólo cuenta con el presupuesto de “defensa” del Estado de Israel, sino que también recibe apoyo financiero anual directo de EE.UU que según Richard Crowley, se traduce en U$2.000.000.000. ver: “Rockets Flying Low and Fast”. The Village Magazine, 20-26 de Julio de 2006.


Adjunto también la declaración de los compañeros de “No en nuestro nombre”, por los hechos ocurridos en el Aniversario de los 61 años del Estado de Israel.

Declaración contra la criminalización del antisionismo y la protesta social

Ante los sucesos del Domingo 17 es un error realizar un análisis simplista. Y sin embargo es simple y primordial señalar que establecer los actos o declaraciones antisionistas como hechos de antisemitismo per se no puede tener otro objeto que acallar y perseguir las protestas sociales y repudios a la política Israelí, y de ninguna manera constituye una estrategia en la lucha contra una perversión ideológica, el antisemitismo, sino la criminalización estratégica de una legitima posición política, el antisionismo. Por eso, desde No En Nuestro Nombre exigimos la liberación de los militantes que fueron detenidos en el marco de la judicialización de los repudios al accionar del Estado de Israel y la persecución y silenciamiento de la protesta social.

Israel vive de un capital simbólico, el del judío, y en ese capital simbólico se funda toda la estrategia de exculpación de su política de opresión en Palestina y de manipulación en sus relaciones internacionales. Ese capital no le pertenece. La verba de esta política trata de borrar la distinción entre el ser judío y el ser israelí para aglutinar voluntades. Es mediante este artilugio que se persigue todo cuestionamiento político e intelectual a su accionar estatal como si fuera un acto anti-judío. Debe comprenderse que esa confusión entre judaísmo e Israel esta cargada políticamente y es promovida por el estado de Israel y la dirigencia judía pero puede y ha sido utilizada por el antisemitismo. La judeofobia no es responsabilidad del Estado de Israel, pero tampoco es él inocente.

Si agencias como la DAIA y la prensa argentina estuviesen realmente preocupados por evitar actos antisemitas y su raigambre en la sociedad argentina, deberían realizar lo opuesto a lo que efectivamente hacen. Deberían producir la crítica a la falsa igualación de Judaísmo y Sionismo, analizar la ligazón que hubiese, dejar de utilizar y confundir antisionismo y antisemitismo como si fueran sinónimos y diferenciar judaísmo e Israel para desmarcar al primero de las brutales políticas del segundo. Deberían señalar que los Judíos no justifican lo que Israel hace, hay judíos que sí, judíos que no, evangelistas sionistas que sí, otros que no, espectros de la derecha que sí, occidentales cruzados contra el Islam que también, en lugar de ponernos el mote de cómplices a todos los circuncisos al señalar que el desprecio ante las acciones de Israel es un desprecio hacia los judíos.

Una verdadera posición contra-antisemita debe alzarse ante esta estrategia si se quiere evitar el desarrollo de nuevas formas de judeofobia y luchar contra la existente. Si se considera que actos de antisemitismo pueden camuflarse en discursos antisionistas, entonces habrá que condenar lo antisemita oculto, no al antisionismo que es una expresión política y ética más que legítima y aún legal ante el accionar ilegítimo, injusto y brutamente criminal del Estado Israelí. El racismo es hijo de las simplificaciones y nunca de la indagación concienzuda.

La defensa política de Israel vocifera consignas y alza su dedo acusador ante la falta de argumentos veraces, y el frente que se levanta contra la injusticia acá y en Palestina no puede quedarse igualmente a ese nivel sino que debe darse un contenido transformador. Por la complejidad de la batalla política y de ideas que se debe dar, entendemos también que el accionar de las agrupaciones políticas el pasado domingo 17 debería ser pasible de análisis y crítica. Luchar contra la judicialización no debería evitar la introspección y la autocrítica por parte de los que reivindicamos la política que se hace desde la calle, el barrio o la universidad.

Han circulado felizmente muchas y diversas solicitadas y declaraciones, de Svampa, Kohan, Bayer, Esquivel, IJAN, En nuestro nombre no, Juventud x Palestina, y otros., que rubricamos. Sin embargo, no queríamos dejar pasar la oportunidad de alzar otra voz más, una perspectiva más, ante la criminalización de la protesta y la tergiversación de Antisionismo y Antisemitismo.

-Rechazamos que se caratule los hechos del Domingo 17 como actos antisemitas o terroristas.

- Por la libertad inmediata a los presos políticos

- Contra la judicialización de los reclamos sociales.

- Contra la igualación conceptual y judicial de Antisemitismo y Antisionismo

-Por más voces que digan “no en nuestro nombre” y cuestionen la utilización de lo judío para justificar y exculpar la barbárica política israelí

NO EN NUESTRO NOMBRE

No en Nuestro Nombre
Por la Justicia en Palestina

This page can be viewed in
English Italiano Deutsch
Revolutionary Trade Unionism: The Road to Workers’ Freedom

Latest News

Bolivia / Peru / Ecuador / Chile | Imperialismo / Guerra | es

Fri 25 Apr, 03:57

browse text browse image

portadaluchalibertaria.jpeg image¡Alto a la masacre contra el pueblo palestino! 01:20 Thu 29 Nov by Unión Socialista Libertaria 0 comments

foto.jpg image¡Alto a la Masacre! ¡Tod@s Somos Palestina! 03:29 Wed 28 Nov by CSCA La Comuna 0 comments

Logo FCL imageNuestra opinión sobre el actual momento internacional (a propósito de la visita de Obama) 04:44 Fri 25 Mar by Secretariado de Publicaciones 0 comments

mirchilepoderpopularej4.jpg image6 de Diciembre, un día que recuerda que solo la lucha nos garantiza el mañana 15:10 Wed 09 Dec by Convergencia Juvenil Clasista "Hijos del Pueblo" 0 comments

haiti3a.gif imageSolidaridad con el pueblo de Haití 07:44 Sun 25 Feb by Grupo Qhispikay Llaqta 1 comments

textSobre la insurrección ecuatoriana 20:01 Mon 16 May by Alianza Comunista Libertaria 0 comments

Opinion and Analysis

imageUn aporte a la batalla por el cobre Oct 23 by Gabriel Rivas Castro 0 comments

imageRepresión y autodefensa (Paralelos en Perú y Colombia) Feb 23 by Josafat 0 comments

imageDeclaración del Frente de Estudiantes Libertarios ante la arremetida del Estado de Israel Jan 18 by FEL 0 comments

imagePronunciamiento contra el APEC y el capitalismo mundial Nov 23 by USL 0 comments

image¡Solidaridad con el pueblo boliviano! Sep 17 by Federação Anarquista Gaúcha - Fórum do Anarquismo Organizado 2 comments

more >>
© 2005-2014 Anarkismo.net. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by Anarkismo.net. [ Disclaimer | Privacy ]